Enroque de jueces de forma unilateral; se inconforman

Foto: Ramón T. Blanco Villalón.- Juez Lourdes Medina Morales
Edición Impresa and lunes, 7 febrero, 2022 12:00 PM

El Tribunal Superior de Justicia del Estado determinó cambiar de adscripción a ocho jueces, y, por ende, otros siete más fueron enviados a otros Juzgados, contemplando poca especialización y experiencia en la materia. El magistrado presidente Alejandro Isaac Fragozo López, anunció que se busca “romper” con viejos vicios en algunos Juzgados y anunció que en próximos días habrá movimientos en las diversas secretarías. Jueces no fueron considerados y estiman que cambios sin contemplar especialización afectará impartición de justicia. Jueza del Décimo Civil Mercantil promovió amparo

Un enroque masivo de jueces que integran el Poder Judicial de Baja California, fue ordenado ayer jueves 3 de febrero por los magistrados que conforman el Tribunal Superior de Justicia del Estado (TSJE) en el cual -incluso- algunos jueces especializados serán enviado a otras áreas para atender nuevos asuntos en materia civil.

Lo anterior se concretó en el pasado pleno extraordinario del TSJE, además de la evaluación de nueve jueces del Poder Judicial, de los cuales uno fue removido por faltas graves cometidas durante su última gestión.

En lo que fue una serie de plenos extraordinarios realizados el mismo día, se presentaron las evaluaciones de nueve juzgadores en materia civil, familiar y penal, de los distintos partidos judiciales de Baja California, de los cuales sólo Flavio Herrera Robles, Juez Tercero en materia penal de Tijuana, no obtuvo una evaluación aceptable, toda vez que se exhibió una serie de irregularidades cometidas, como no firmar diligencias importantes ordenadas por el Juzgado e incluso no responder a la petición de la apelación de un expediente durante un periodo de 10 años.

Los jueces que aprobaron la evaluación y fueron ratificados por un periodo de tres años, son José Luis Castañeda Carrillo, Ramiro Ferré Rodríguez, Juan Carlos Constantino Ortega Veiga, Josefina Magaña Castillo, Gustavo Adolfo Villarespe Muñoz, Gloria Elena Ptacnik, Carmen Alicia López Galindo y Eva Angélica Villaseñor Moreno, quienes forman parte de la camada de juristas designados previo a la reforma de 2007, en la que el Congreso estableció un periodo de 15 años como plazo máximo para ejercer su función jurisdiccional. Sin embargo, tras la última reforma publicada el 25 de enero de 2022, esta restricción se dejó sin efecto para ellos y podrán continuar con su labor hasta cumplir los 70 años de edad.

De manera inmediata, en otro pleno extraordinario, magistrados votaron por unanimidad una serie de modificaciones de titulares dentro del Poder Judicial, donde prácticamente se cambió de adscripción a la mayoría de los recién ratificados.

Archivo juzgado Décimo Mercantil

Los cambios ordenados por el TSJE se identificaron de la siguiente manera:

Tijuana

Norma Angélica Nila González, del Juzgado Octavo al Séptimo Civil.

Eva Angélica Villaseñor Moreno, del Séptimo al Noveno Civil.

Juan Carlos Constantino Vega, del Noveno al Décimo Civil.

Josefina Magaña Castillo, del Tercero al Segundo Familiar.

Gustavo Adolfo Villarespe Muñoz, del Segundo al Tercero Familiar.

Pedro Galaf Hernández García, del Primero al Octavo Civil.

María de Lourdes Molina Morales, del Décimo Civil Mercantil, al Primero Civil de Mexicali.

Carmen Alicia López Galindo, del Tercero Familiar al Primero Familiar.

Víctor Manuel Fernández Ruiz de Chávez, del Primero al Tercero Familiar.

Ramiro Ferré Rodríguez.

 

Ensenada

Gloria Elena Ptacnik Preciado, del Primero al Segundo Familiar.

Sergio Hiram Ibarra Macedo, del Segundo Familiar de Ensenada, al Segundo Familiar de Mexicali.

Efraín Islas Reyna, del Tercero Civil al Mixto de Guadalupe Victoria en Mexicali.

 

HAY VICIOS DENTRO DE JUZGADOS: PRESIDENTE DEL TRIBUNAL

En entrevista para ZETA, el magistrado presidente Alejandro Isaac Fragozo López, aseveró que el ajuste realizado por el Congreso fue acertado, pues dio certidumbre a un gran número de jueces con amplia experiencia, además de evitar una serie de recursos legales por parte de los jueces a los que no les aplica la reforma de 2007 y, por ende, se evitó un golpe al erario por 40 millones de pesos –aproximadamente- en salarios caídos, en un juicio que tenían muchas posibilidades de ganar.

Fragozo López refirió que el motivo de la readscripción de jueces fue acompañado de la ratificación de los mismos, pues a su consideración, existen algunos “vicios” dentro de los Juzgados, los cuales no son necesariamente malos, pero necesitan “romperlos” para dar una oxigenación al Poder Judicial y así dar mejores resultados a la ciudadanía.

Respecto a si hubo una evaluación previa y si se respetó a los Juzgados especializados, el magistrado presidente aseveró que sólo hubo un cambio en materia mercantil y en el resto se trató de respetar la experiencia en los casos.

Agregó que históricamente, los primeros Juzgados tienen una mayor carga de trabajo que los últimos, independientemente del área especializada.

Cuestionado por el análisis de cada cambio de Juzgado y respecto a si se hizo un estudio sobre el trabajo de los mismos, indicó que se llevó a cabo, pero en ese momento no tenía la información detallada, aunque se revisó la estadística de cada uno de los Juzgados, ya sea por la cantidad de expedientes o por el dinamismo en que se llevan a cabo las audiencias. No obstante, aclaró que la prioridad era renovar los Juzgados, pues había algunos con hasta 18 años con el mismo personal, e incluso en algunos casos se tiene a todo el personal de base y en otros ninguno, por lo que buscan equilibrar las responsabilidades y herramientas entre cada Juzgado.

Durante la sesión de Pleno, el magistrado Jorge Armando Vásquez cuestionó los motivos por los que se llevarían a cabo modificaciones en un Juzgado en materia civil mercantil, cuando se supone -aseveró-, se trata de Juzgados especializados.

Como respuesta directa, los magistrados Salvador Ortiz y Nelson Alonso Kim Salas, comentaron que aunque se trata de Juzgados especializados, los jueces no han dejado de pertenecer al ramo civil. Es decir, si bien el Juzgado es especializado, el juez no entra en esa consideración, por lo que no había afectaciones al ser adscrito a otro Juzgado.

Fragozo López remató afirmando que, a partir de hoy viernes 4 de febrero, comenzaría el cambio de adscripción de secretarios de Acuerdos y de varios funcionarios jurisdiccionales de mediano nivel.

 

INCONFORMIDAD ENTRE JUECES

Jueces consultados por ZETA catalogaron el reacomodo como una “ocurrencia” del Consejo de la Judicatura del Tribunal Superior, ya que lejos de mejorar las prácticas y avanzar en la modernización de la procuración de justicia, se estaría dando un paso atrás.

Por ejemplo, María de Lourdes Molina Morales, titular del Juzgado Décimo de lo Civil Especializado en Materia Mercantil, señaló que dichas acciones entorpecen el avance en cuanto a la especialización de los jueces y sus Juzgados como parte de la mejora en la impartición de justicia.

“Cómo es posible que jueces que tienen años despachando en una materia en específico, ahora de un día para otro, sin fundar y motivar el acto, como todo lo que se hace en el Poder Judicial, porque todo es en base a puras ocurrencias, nada fundado y motivado, todo sólo porque se les ocurrió. Es una práctica que jamás se había hecho”, declaró.

Otro ejemplo es la titular del Juzgado Tercero de lo Familiar, Josefina Magaña, quien tiene más de 30 años litigando y sería removida al Juzgado Segundo Civil, completamente distinto a su área de especialización, provocando que si ya existiese un rezago al Juzgado al que se dirige, este aumente en el proceso de adaptación y estudio de los expedientes pendientes.

“Si se hiciera en pro de mejorar la impartición de justicia, estaría de acuerdo con el movimiento, a través de decisiones razonadas y lógicas. Debieron hacer un estudio serio que beneficie a la función. Imagínese cómo le hará un juez que nunca ha hecho audiencias orales en un Juzgado como el mío, estoy llena de juicios orales”, explicó Molina Morales.

Ante la decisión del Consejo de la Judicatura del Tribunal Superior de Justicia, la jueza promovió un amparo ante un juez federal para que se evitará el cambio a otro Juzgado ajeno a su especialización; además, solicitó la presencia de un notario para que diera fe de las condiciones en que dejaría el Décimo Mercantil y en las que recibiría el otro Juzgado.

“Estoy enterada que una funcionaria dijo que estos cambios se hicieron porque así tenían que ser y que el juez que estuviera en contra es porque tiene intereses de por medio en su Juzgado, pero yo difiero, porque estoy especializada. Toda mi preparación desde hace diez años es en materia mercantil, me parece ilógico que me manden a una materia que no ejerzo desde 2016”, estimó.

A Lourdes Molina le preocupa que estaría dejando la sala que ha encabezado desde 2011 sin muchos pendientes; por ejemplo, dejaría 19 sentencias definitivas, 16 interlocutorias y una sentencia de adjudicación pendientes, además de una última audiencia agendada para el 15 de marzo, de acuerdo con el Sistema de Registro Judicial del Poder Judicial de Estado de Baja California.

“Ahí están los números del Juzgado, de hecho, este jueves solicité y asistió un notario para que diera fe del trabajo pendiente que dejaría en mi Juzgado, no tenemos rezago, lo único en trámite en lo que va de este mes y las últimas semanas de enero, si acaso. A las pruebas me remito”, aseveró.

ZETA revisó la relación de los inicios de expedientes recibidos por año y se pudo constatar que, en el transcurso de 2022, hasta el 3 de febrero se han mocionado 160 expedientes en el Juzgado Décimo Especializado en Materia Mercantil del Partido Judicial de Tijuana.

También se pudo constatar el orden que hay en los archiveros y la forma de trabajo del Juzgado, donde laboran ocho personas, dos por cada secretaría. Sin expedientes por todos los pasillos, sólo en los anaqueles, a diferencia de otros a los cuales también accedió este Semanario.

“Ahora me pregunto: ¿Cómo voy a recibir el Juzgado al que me quieren mover? No creo que esta reasignación sea justa, porque yo estaría entregando un Juzgado con cero rezagos y me van a adscribir a un Juzgado donde probablemente habrá muchísimo trabajo”, lamentó.

Otra de las preocupaciones externadas por la litigante, es que en el Décimo Mercantil se tratan casos donde hay dinero de por medio y se debe tener mucho cuidado con quien esté a cargo, ya que podrían presentarse casos de corrupción, por lo que quien llegue, debe estar capacitado y ser una persona intachable.

“El Juzgado donde estoy es delicado, la gente que esté al frente debe ser muy seria, muy profesional, donde haya cero indicios de corrupción, porque es un lugar donde se tramitan puros asuntos de dinero. Cada asunto que se tramite se puede convertir en un negocio, debe estar capacitado quién a quién coloquen”, reiteró.

Por último, aseguró que el Consejo de la Judicatura ha fallado: “Deja mucho que desear, desde su creación sólo ha entorpecido la labor de los jueces, lejos de dar herramientas y mejoras. Para esto es para lo que funciona el Consejo de la Judicatura, nada más para faltarnos al respeto. A nosotros no se nos imparte justicia”.

Respecto al movimiento de jueces, reiteró que no se ha hecho público cuáles son las justificaciones para dichos reacomodos, “no existe reglamentación o protocolo, no nos han enterado las bases”.

Además, se encuentra en proceso de ratificación, por lo que, si es reubicada de Juzgado, el proceso se vería entorpecido, ya que no podrían evaluarla si no se encuentra donde ha laborado desde 2011.

“No es posible que nos esforzamos por tener todo en orden y mejorar las prácticas de impartición de justicia, y luego, de buenas a primeras, me cambien a otro lugar donde haya muchos pendientes”, concluyó.

Comentarios

Tipo de Cambio