AMLO lamenta fallecimiento de Baillères; “nos teníamos confianza”, dice

Foto: Cuartoscuro
Destacados viernes, 4 febrero, 2022 7:50 AM

El presidente Andrés Manuel López Obrador lamentó el fallecimiento del empresario Alberto Baillères González, presidente de Grupo Bal -un conglomerado que incluye negocios en los sectores de comercio, minería, metalurgia, seguros y finanzas, entre otros-, quien murió ayer jueves 3 de febrero, a los 90 años de edad.

“El día de ayer por la noche nos comunicamos con sus familiares, con su hijo Alejandro [Baillères Gual], les enviamos a todos ellos nuestro abrazo, a María Teresa Gual, a Tere, su esposa de don Alberto Baillères, a todos su familiares”, indicó el político tabasqueño.

“Conocí a don Alberto Baillères desde hace más de 20 años, desde que me desempeñé como Jefe de Gobierno. Siempre platicábamos, convivíamos, me invitaba a comer a su casa, hablábamos de la situación del país, no siempre coincidíamos, pero durante todo el tiempo mantuvimos una relación de respeto”, abundó el presidente.

“Estoy seguro que Alejandro va a seguir administrando con responsabilidad, eficiencia, sus empresas, de que va a seguir invirtiendo en México en todos sus negocios, en la minería, en el comercio, en todas sus empresas”, dijo el mandatario nacional.

Durante su conferencia de prensa matutina, llevada a cabo desde Tlaxcala, el titular del Poder Ejecutivo Federal expresó, además, que, pese a las diferencias que mantenía con el empresario, su relación con él siempre fue de cordialidad.

“Decidió informarme, antes que a otras personas, su decisión de empezar a entregar sus empresas, los negocios de su corporativo, a su hijo Alejandro. Me informó que iba a comenzar a llevar a cabo esa entrega a los consejos de administración de las empresas y que quería que habláramos él, Alejandro y su esposa”, relató López Obrador.

“Estuve con él en su casa hace como seis meses, ocho meses, comiendo, ya estaba enfermo, y hace muy poco, el 9 de diciembre, se conectó mediante un sistema de comunicación remota al Consejo Mexicano de Negocios, donde se llevó acabo una comida, participé, estuvimos con los integrantes de este Consejo Mexicano de Negocios y él estuvo también participando, se le hizo un homenaje”, agregó el mandatario nacional.

El magnate mexicano era el principal accionista de Grupo Peñoles -la segunda empresa minera más grande de México y una de las mineras de plata más grandes del mundo-, además de la cadena de tiendas por departamento Palacio de Hierro, la aseguradora Grupo Nacional Provincial (GNP).

Así como la administradora de fondos de pensiones Grupo Profuturo, la casa de bolsa ValMex y la empresa Espectáculos Taurinos de México (dueña de la mayoría de las plazas del país). También de Fresnillo plc, TANE, Grupo Nacional Provincial, Grupo de Agro-negocios BAL, y, de más reciente creación: PetroBal, Energía Eléctrica Bal y EnerAB.

Además, Baillères González se desempeñó como presidente de la Junta de Gobierno del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), su alma mater, de la que se graduó, con ‘Magna Cum Laude’ en el año 1957.

Según la última información difundida por Forbes, la fortuna del magnate mexicano ascendía a los 9.2 miles de millones de dólares, por lo que la figuraba en el número 255 del ránking de los multimillonarios que elabora la revista estadounidense.

Baillères González es heredero del empresario Raúl Baillères Chávez (1895-1967), quien dejó a su hijo una quincena de empresas, entre las que destacaban la cervecería Cuauhtémoc Moctezuma -que posteriormente fue adquirida por la mexicana FEMSA y finalmente a la holandesa Heineken-, y la minera Peñoles, que conforma alrededor del 80 por ciento de sus ganancias.

En 2015, en Sesión Solemne, el Senado de la República le entregó a Baillères González, en el antiguo recinto de Xicoténcatl, la Medalla Belisario Domínguez. El testigo de honor fue el entonces presidente Enrique Peña Nieto. “Admito que el único mérito para recibirla es mi amor a México, que me ha movido siempre”, dijo el empresario al recibir la presea.

A finales de abril del 2021, el empresario mexicano decidió jubilarse a los 89 años de edad, después de 54 años al frente de Grupo Bal. El magnate Baillères González era entonces el cuarto hombre más rico de México y el 255 del mundo.

Las principales compañías que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) dieron a conocer a los inversionistas la decisión de Baillères González de dejar los consejos administrativos y permanecer bajo la figura de “presidente honorario vitalicio”.

“Una buena noticia, se terminó el proceso de entrega del mando administrativo y empresarial en el Grupo Bal, después de 54 años de presidencia de Alberto Baillères entrega la estafeta a su hijo a Alejandro Baillères”, dijo, el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien hizo hincapié en los 75 mil empleos directos que otorgan las empresas de Grupo Bal en México.

Según el político tabasqueño, la noticia de su relevo le habría sido comunicada un mes antes. “Es una buena noticia, porque significa más inversión, más empleo”, destacó, en ese entonces, el titular del Poder Ejecutivo Federal.

Antes, en el año 2018, Baillères González se sumó al grupo de empresarios que se opusieron a la llegada del político tabasqueño a la Presidencia de la República, bajo el argumento de que pondría en riesgo el sistema económico y por tanto, la creación de empleos para Grupo Bal.

Al finado empresario le sobreviven siete hijos (seis hombres y una mujer): Alberto, Alejandro, Raúl, Juan Pablo, Xavier, Mauricio, y, Teresa Baillères Gual. Sin embargo, solo el segundo decidió incorporarse activamente a los negocios de su padre.

Comentarios

Tipo de Cambio