Universidad Mixteca sigue bajo la informalidad de Bonilla

Fotos: Especial Zeta Ángel Anguiano
Edición Impresa lunes, 10 enero, 2022 12:00 PM

La planta docente comenzó actividades en agosto de 2021 sin un registro oficial educativo ni RFC para recibir los recursos económicos; esperan la buena voluntad de la gobernadora en turno para subsanar los problemas económicos 

La administración del ex gobernador Jaime Bonilla Valdez avaló el inicio de operaciones de la Universidad Intercultural en San Quintín, sin Reconocimiento de Validez Oficial de Estudios Superiores (RVOE) ni Registro Federal de Contribuyentes (RFC), y ahora el Estado adeuda al menos 4 millones de pesos a los empleados.

Se trata de un proyecto educativo de nivel superior para la comunidad mixteca y migrante del municipio de San Quintín y sus delegaciones, el cual arrancó bajo la informalidad en agosto de 2021, con 196 alumnos.

En un inicio, 79 alumnos se inscribieron en la carrera de Ingeniería en Innovación Tecnológica Agroalimentaria y 120 en la maestría en Educación Intercultural y Enfermería, aunque se registró una disminución de la matrícula ante la incertidumbre legal alrededor del proyecto.

El actual secretario general de Gobierno, Catalino Zavala Márquez, entonces secretario de Educación, autorizó que anticiparon actividades sin tener el mínimo necesario para recibir recursos, lo que ha dejado a 14 docentes y 12 empleados administrativos, incluyendo al rector Ramón Guzmán, sin recibir un sueldo.

Las plataformas de la Subsecretaría de Educación a nivel federal no reconocen a la institución en San Quintín, sólo tiene validez la de Chiapas, Guerrero, Hidalgo, dos en Estado de México, Michoacán, Puebla, Quintana Roo, San Luis Potosí y Tabasco.

Mientras que a nivel estatal, el RVOE sólo reconoce en San Quintín al Centro Educativo California, Instituto Universitario Altum Verum Campus San Quintín, CUT, CEUX y Universidad de Ensenada.

Profesores de la Universidad Intercultural, quienes pidieron anonimato por temor a que los despidan sin que les paguen el adeudo atrasado, compartieron lo difícil que ha sido seguir laborando, a distancia, sin tener un sueldo: “Estamos viviendo de adquirir deudas y nos estamos dedicando a otras actividades para tener ingresos, pero esperamos que este panorama cambie”.

La mayoría tenía esperanza de que antes de terminar el año les depositaran sus horas trabajadas, sin embargo, en diciembre fueron advertidos de las irregularidades que se cometieron.

“Lo delicado es que este semestre, volvieron a lanzar la convocatoria, a pesar de que no hay un RVOE y, de acuerdo con la Ley eso es ilegal, se necesita tener validez oficial”, describieron.

Aunque confían en la buena voluntad de la gobernadora Marina del Pilar Olmedo, quien en algún momento tendrá que dar indicaciones para subsanar esta situación y enderezar el camino.

La Universidad opera en modalidad semipresencial en las instalaciones de la Escuela Primaria Bilingüe “El Niño Artillero”, en la comunidad de Vicente Guerrero, en el Valle de San Quintín.

 

TODO ESTÁ EN TRÁMITE: SECRETARIO DE GOBIERNO

El 16 de julio de 2021, Ramón Guzmán Rojas, de origen mixteco, fue nombrado primer rector de la Universidad Intercultural de Baja California.

Catalino Zavala, actual secretario de Gobierno, dijo en esa sesión que se trataba de un proyecto vanguardista, adecuado y enfocado a las necesidades culturales de la región, concretado gracias a la intervención del Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, a quien desde 2012, en un recorrido por el Valle de San Quintín, el Comité Indígena de la Comunidad le planteó el proyecto de creación de esta Universidad.

Zavala fue cuestionado sobre la incertidumbre financiera en que se encuentran quienes conforman la plantilla laboral de la Universidad y respondió que todo está en trámite.

Añadió que sí están los recursos aprobados y presupuestados para cubrir los pagos, sin embargo, se encuentran en una etapa de trámites, registros y apertura de cuentas bancarias.

Aunque pidió la intervención del actual secretario de Educación, Gerardo Arturo Solís Benavides.

ZETA consultó a Solís para conocer el estatus en que se encuentra la institución, pero optó por no dar información.

 

SIN FECHA DE PAGO

Alejandro Ruiz Uribe, delegado único federal en Baja California, compartió un oficio con información actualizada sobre la situación de la Universidad Intercultural, bajo el número SEMSSI/991/2021.

La primera etapa de cimentación contó con una inversión de más de 40 millones de pesos provenientes del fondo de aportaciones múltiples (FAM).

Sobre los pagos, Juan Gabriel Aro Beltrán, encargado de despacho de la Subsecretaría de Educación en Baja California, respondió que las rutas de los pagos al rector y docentes están en proceso y justo celebraron una reunión de planeación.

Aseguró que el jueves 6 de enero enviaron a una persona a Ciudad de México para agilizar las cuentas bancarias y así otorgar el poder que el rector necesita para recibir el recurso correspondiente a 2022.

Respecto a la deuda en nóminas que tienen por 4 millones de pesos del periodo 2021, contestó que están tratando de recuperar ese dinero y que hay “buena voluntad”, e hizo un llamado al resto de los alumnos que desertaron de las carreras para que confíen en el proyecto, el cual ahora tendrá autonomía.

 

“LA TRANSICIÓN NOS AFECTÓ”

“Para recibir dinero nos falta el registro y unos poderes, los cuales se adquieren con una serie de pasos a seguir, sin duda es un proceso que se tiene que llevar a cabo con anterioridad, pero la transición nos afectó como universidad naciente”, enmarcó el rector.

 

Respondió que los profesores están trabajando desde el 2 de agosto en la conformación de las cartas descriptivas y oferta educativa, a pesar de que las clases formales iniciaron el 20 de septiembre.

Recalcó que se trata de un proyecto que se solicitó desde 2012, en la administración federal de Vicente Fox Quesada, pero en 2019 tuvieron el primer acercamiento con la Secretaría de Educación Pública (SEP).

Las autoridades estatales y federales consideraron que se trataba de un proyecto factible e iniciaron con el trabajo el estudio de factibilidad, así como encuentros con personal de educación media superior e investigación, y, en enero de 2021, se publicó el decreto de creación y factibilidad.

“En ese momento no estaba madura esa parte, por lo que se trabajó en la construcción y elaboración de plan de estudios de inmediato”, agregó el rector, Ramón Guzmán Rojas.

El 17 de julio fue cuando lo designaron primer rector, pero no tenían un presupuesto para iniciar porque salieron en la glosa de 2020, pero no había documento para tal partida de sueldos y salarios.

“Consideramos que era factible abrir, porque era una necesidad prioritaria para San Quintín. El modelo vendría a atender está parte de la población que más requería”, recordó el catedrático.

Fue así como la parte académica y la administrativa comenzaron a trabajar a marchas forzadas con especialistas.

Con pleno conocimiento de que la Federación no ofrece la Partida 1000, que son sueldos y salarios -ya que esa parte le corresponde al Estado-, aceptaron la responsabilidad.

La planta laboral trabaja para recibir un pago a cambio, y el rector lamentó no poder corresponder con dinero para que puedan pagar sus servicios, rentas y otros gastos.

En un inicio se habló de 74 millones de pesos, y al final se modificó el presupuesto para la infraestructura a 40 millones. La licitación fue obtenida por la empresa California Inmobiliaria a través de la Secretaría de Infraestructura de Desarrollo Urbano y Reordenamiento Territorial (SIDURT).

“Ha sido un proyecto hermoso y necesario para el Valle de San Quintín, les pido que sólo intentemos quienes tuvimos la necesidad de migrar para estudiar alguna profesión”, suplicó, y a su planta laboral, pidió seguir trabajando, que van a empujar fuertemente “porque podemos seguir realizando más logros, y como equipo lo han entendido muy bien”, dijo motivado.

Ramón Guzmán Rojas es egresado de la licenciatura en Gastronomía y cuenta con maestría en Educación, además, es integrante del grupo promotor de la Universidad Intercultural de Baja California (UIBC) con experiencia en trabajo intercultural y educativo.

Los miembros que conformarán el Comité de Seguimiento de la UIBC estará integrado por los siguientes miembros de la comunidad indígena de San Quintín: Esther Ramírez, Ángel García Hernández, Gloria Gracida Martínez, Aidé Hernández Vega y Amayeli Bautista Tenorio.

A San Quintín viajaron el subsecretario de Educación Media Superior y Superior, Gerardo Solís Benavides, y la directora de Educación Superior, Ana Claudia Coutiño Ramírez

Comentarios

Tipo de Cambio