Infraestructura deficiente deja daños por lluvias

Fotos: Ramón T. Blanco Villalón
Ezenario lunes, 20 diciembre, 2021 12:00 PM

En tan solo cuatros horas de lluvia la ciudad de Tijuana se colapsó, tres personas perdieron la vida, Bomberos atendió 53 reportes, y el 25% de la población se quedó sin energía eléctrica. Alcaldesa reconoce que pluviales y desarenadores no han sido limpiados, y la CFE no mantuvo comunicación con autoridades locales al momento de las fallas

La alcaldesa Montserrat Caballero está consciente que los daños, incluso fatales, arrojados por la lluvia invernal del martes 14 de diciembre en Tijuana, seguirán ocurriendo. Reconoce la falta de trabajos en pluviales:

“Nos van a seguir afectando, ya que Tijuana tiene muchas problemáticas; ha tenido muchas problemáticas a lo largo de los años, por la cuestión de pluviales, por la cuestión de los desarenadores que no están limpios. Sin embargo, nosotros tenemos que tomar las riendas del asunto y seguir adelante con lo que tenemos”.

Efectivamente, una lluvia considerada “normal” colapsó la ciudad en cuatro horas, provocando inundaciones, encharcamientos, accidentes, cortes en el servicio de energía eléctrica, en la distribución del agua, y tres muertes.

 

Rafael Carrillo Venegas, director de Bomberos de Tijuana, informó a ZETA que la primera tormenta invernal arribó alrededor de las 10 a.m. y tuvo una duración de aproximadamente cuatro horas. En ese lapso, atendieron 53 servicios.

30 accidentes de tránsito, 5 rescates de personas dentro de vehículos que quedaron varadas dentro de un encharcamiento, y 9 transformadores de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) fueron averiados, por lo que el 25 por ciento de Tijuana se quedó sin luz. Asimismo, se reportaron 6 incendios en casas, de los cuales 4 se originaron por cortos circuitos, ya que el agua tuvo contacto con instalaciones eléctricas expuestas.

 

Dos hombres y una mujer fallecieron durante la tormenta

A las 2:15 p.m. se reportó que una parte del techo de la Plaza Otay se desplomó, provocándole la muerte a un hombre y lesionando a cinco personas.

Un minuto más tarde se informó que una mujer, de aproximadamente 45 años, había sido arrastrada por una corriente de agua en la colonia Chapultepec; al poco tiempo se localizó su cuerpo sin vida.

“[El agua] tuvo la fuerza suficiente para poderla tumbar y arrastrarla hacia la boca de tormenta, lamentablemente esa boca de tormenta se va sobre un canal pluvial; llega a un colector que desemboca en lo que es el Campestre y se recupera el cuerpo”, dijo el director de Bomberos.

Para las 3:08 p.m. se dio a conocer que un hombre, de entre 50 a 60 años de edad, fue arrastrado por el agua en la colonia Mariano Matamoros Centro, y cayó dentro de un desarenador.

“Sale de su vivienda -el hoy occiso- en el Mariano Matamoros; lo que hace él, retira la basura que se colecta, o que arrastra la misma lluvia y se lo lleva la corriente; desemboca en un desarenador en el Mariano Mataros”, añadió.

El experimentado bombero comentó: “Sí me había tocado ver más hechos en una lluvia, pero no en una lluvia normal, o típica de temporada (aunque se pronosticaba fuerte, más fuerte de lo que cayó por los vientos); sin embargo, esas cuatro horas de lluvia sí nos afectaron bastante. Ni siquiera tenemos ahora sí que una precipitación de lluvia anormal o atípica, y pues ya tuvimos estragos y fatalidades”.

“No podemos decir que fue un saldo blanco, creo que es por la falta de escuchar las medidas de prevención o recomendaciones que lanza Protección Civil, Bomberos y Seguridad Pública”.

Bernardo Villegas, director de Protección Civil Municipal, durante su participación en Despierta la Esperanza, transmitido el miércoles 15 de diciembre por Facebook, encabezado por la alcaldesa de Tijuana Montserrat Caballero Ramírez, mencionó que también atendieron varios reportes.

Un total de 74 reportes, como postes caídos, cables tendidos, espectaculares derribados, y fallas eléctricas, 2 de bardas caídas, así como 46 de inundaciones y encharcamientos. Hubo 7 deslizamientos de tierra sobre vías de tránsito, además trasladaron a un total de 47 personas hacia albergues temporales.

“Estamos monitoreando los desarenadores, el día de ayer [14 de diciembre] en los recorridos no dimos cuenta que algunos ya tienen su capacidad al más del 70 por ciento entonces sí va ser necesario tomar cartas en el asunto”, afirmó el director de Protección Civil Municipal.

En la misma transmisión, la presidenta Municipal mencionó que lamentaba los decesos de las personas y a pesar que Tijuana siempre tendrá problemas por su topografía, aseguró que tomará las riendas del asunto.

“Nos van a seguir afectando, ya que Tijuana tiene muchas problemáticas; ha tenido muchas problemáticas a lo largo de los años, por la cuestión de pluviales, por la cuestión de los desarenadores que no están limpios. Sin embargo, nosotros tenemos que tomar las riendas del asunto y seguir adelante con lo que tenemos”, afirmó la alcaldesa de Tijuana.

 

Con respecto al servicio de electricidad, hasta la mañana del miércoles 15 de diciembre la CFE informó que se logró restablecer el 99 por ciento, de los 161 mil 959 usuarios afectados tras los efectos

de la tormenta invernal. En Tijuana hubo fraccionamientos que permanecieron sin el servicio de luz desde las 1 p.m. del martes 14 hasta el miércoles 15.

La paraestatal refirió que para la atención de las afectaciones se desplegó un equipo integrado por 124 trabajadores electricistas, 32 vehículos y 24 grúas.

Además, la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tijuana (Cespt) informó a través de sus redes sociales que las condiciones meteorológicas que se presentaron el martes en Tijuana y Rosarito, causaron el colapso de la subestación eléctrica de 500 kva (kilovoltiamperios) del sistema de bombeo en pórticos de San Agustín, quedando fuera de operación.

El incidente dejó sin agua, desde la tarde de martes, a casi 70 colonias de Tijuana y Rosarito.

De acuerdo a la paraestatal, ya se iniciaron los trabajos de valoración de los daños y logística para determinar el tiempo que se requiere para la reparación y restablecimiento de los equipos de bombeo y del servicio de agua.

“Creo que eso -las afectaciones- demuestra que la ciudad no está hecha para las lluvias, cómo voy a creer que unas horas de lluvias hizo tantos destrozos; aparte que no se limpian correctamente las alcantarillas por parte de la Autoridad”.

“Pues espero que con lo ocurrido -durante la tormenta del martes 14 de diciembre- ayude para que todos se fijen antes de salir cuando llueve y a que las autoridades se pongan las pilas”, indicó Ramón Canto, un ciudadano afectado por las lluvias.

Comentarios

Tipo de Cambio