De Mexicali, arma usada para quitarle la vida a Joaquín Aviña

Fotos: Cortesía
Destacados viernes, 12 noviembre, 2021 7:53 AM

La tarde del 8 de noviembre, el empresario y político Joaquín Aviña Sánchez fue asesinado a balazos por tres hombres en el restaurante de carnes Tapanco, ubicado en el número 735 del Bulevar Popotla en Rosarito, Baja California.

Personal del local sustrajo las imágenes de las cámaras de video vigilancia interna, negándose a compartirlas con las autoridades y obstaculizando el trabajo de las policías en la huida de los criminales.

“Se llevaron el sistema, se están solicitando con orden judicial porque nos están dando largas”, refirió uno de los investigadores.

En Rosarito, el sector empresarial respaldó a los propietarios identificados como una familia que se ha dedicado a la gastronomía por muchos años. En enero 2014, el restaurante ya había sido escenario de un crimen similar, cuando Francisco Manzo Morán “El Negro” y/o “El Billy”, ex ministerial y ex integrante del Cártel Arellano Félix, fue acribillado mientras desayunaba.

A las 19:08 horas del lunes, los números de emergencia recibieron el reporte de que tres sujetos entraron al restaurante Tapanco, ubicado en Calle Caleta y Bulevar Popotla, Kilómetro 31 de la colonia Cuenca Díaz, “con arma de fuego y le dispararon a un cliente en la cabeza”.

Policías municipales llegaron cinco minutos después y confirmaron que la víctima era Joaquín Aviña Sánchez, de 52 años de edad y ex presidente de la Asociación de Gasolineros, En 2015 fue diputado por el VIII Distrito Tijuana-Rosarito por Movimiento Ciudadano.

Aviña Sánchez se había citado esa tarde para cenar con el licenciado Jesús A.L, de 58 años, quien en 2008 se desempeñaba como superintendente de la Terminal de Almacenamiento y Distribución de Pemex en Rosarito, quien en medio de la conmoción fue incapaz de identificar a los atacantes: tres personas del sexo masculino, de los cuales no recuerdan vestimenta, sólo que “se levantan y realizan detonaciones de arma de fuego en la cabeza” de la víctima “en varias ocasiones”, para después huir corriendo.

Las primeras indagatorias arrojaron una coincidencia balística. El arma calibre 9 milímetros usada en contra de Aviña, fue detonada el 15 de julio de 2021 en Mexicali.

El reporte de ese primer homicidio se recibió a las 22:41 horas de ese jueves, cuando César Beltrán, de 50 años, fue acribillado en el estacionamiento al salir del gimnasio RR, ubicado en Calzada Vicente Lombardo Toledano y Calle Boxeadores, Fraccionamiento Juventud 2000.

Le dispararon en la cabeza cuando estaba a abordo de su vehículo KIA Río blanco, con placas de California. Fue identificado como comerciante de la zona, a la que acudía a diario al gimnasio.

Los sicarios fueron descritos como hombres encapuchados que huyeron a bordo de una camioneta tipo Toyota 4Runner blanca y un auto VW Jetta oscuro, el cual fue abandonado en la calle Laguna Viesca del mismo fraccionamiento.

Foto: cortesía

La carpeta del homicidio de Mexicali no tiene avances y la investigación sigue dos hipótesis: la pasional y el crimen organizado.

En la carpeta de Aviña, saben que no hubo amenazas previas y, hasta el cierre de esta edición, jueves 11 de noviembre, aún solicitaban los videos de vigilancia.

Joaquín Aviña Sánchez fue delegado municipal en La Mesa y coordinador de delegaciones en el XXIII Ayuntamiento de Tijuana. Actualmente era socio junto con otras cuatro personas, de dos empresas registradas en Mexicali: Baja Petroleum y Arrendadora JRS, ambas sociedades cooperativas con derecho a participar en todo tipo de licitaciones y concursos de los gobiernos. Una para producir todo tipo de espectáculos, cursos y seminarios; y la otra para adquirir, distribuir y comercializar todo tipo de bienes e insumos de servicio y consumo familiar.

 

 

 

 

 

 

Comentarios

Tipo de Cambio