Pese a mayor presupuesto, sigue  cierre de Profepa

Destacados viernes, 8 octubre, 2021 7:42 AM

 

Para el año 2022 se ha programado un monto de 776 millones de pesos, 34. 3 millones de pesos más que en este 2021

 

A pesar de programarse un aumento en el presupuesto 2022 de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, persiste el cierre de las oficinas en Tijuana y Ensenada, por lo que el diputado federal Fausto Gallardo presentó un exhorto para reconsiderar la determinación.

El legislador presentó el punto de acuerdo ante la Cámara de Diputados, ante la importancia de las oficinas para el cumplimiento de la ley ambiental y la preservación de la flora y fauna nativas del Estado de Baja California.

Gallardo explicó que para el ejercicio fiscal 2022 se ha programado un monto de 776 millones de pesos para la operación de la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente (Profepa), monto superior en 34.3 millones de pesos comparado con el ejercicio 2021.

El acuerdo de la Semarnat, expuso, resulta poco claro y con un sustento endeble, además de que el propio acuerdo de austeridad refiere como causal de excepción el hecho de que las oficinas que atiendan de manera directa al público y sean esenciales para el bienestar del pueblo no serán afectadas, excepción por demás aplicable a esas oficinas de la Profepa.

Gallardo García mencionó que el cierre de dichas oficinas ha causado molestia e indignación entre la población, y que organizaciones, colegios, científicos y ciudadanos ya se han manifestado por la reapertura de las delegaciones, para que la actuación de la autoridad sea oportuna y se continúe la protección de especies animales como la vaquita marina, la ballena gris, el cóndor americano, el berrendo y el borrego cimarrón, entre otras de especial valor endémico para el Estado de Baja California.

A mediados de julio, personal de la Profepa en Ensenada alertó del cierre de las oficinas ubicadas en el complejo Pronaf, a partir del 30 de julio, orden girada desde la Ciudad de México.

La oficina de Profepa en Ensenada se encargaba de los asuntos propios de la dependencia en una superficie de casi 52 mil kilómetros, antigua extensión territorial de Ensenada, considerando el sur profundo, ahora convertido en el municipio de San Quintín.

De tres años a la fecha, la oficina comenzó a sufrir recortes presupuestales en gasolina, oficina, carros, viáticos y otros, hasta quedar con solamente cuatro empleados para atender problemáticas y contingencias ambientales, inspeccionar y vigilar ocho Áreas Naturales Protegidas, como Islas del Pacífico de la Península de Baja California, los parques nacional Constitución de 1857, Sierra San Pedro Mártir, Valle de los Cirios; así como Islas del Golfo de California, Bahía de los Ángeles, Canales de Ballenas y de Salsipuedes, Zona Marina archipiélago de San Lorenzo e Isla Guadalupe.

Comentarios

Tipo de Cambio