Trabajadores de GM en Silao votan por suprimir contrato colectivo; EU recurrió a mecanismo del T-MEC

Foto: Secretaría del Trabajo y Previsión Social
Destacados jueves, 19 agosto, 2021 7:44 AM

La mayoría de los trabajadores de una planta de la automotriz estadounidense General Motors (GM), ubicada en Silao, Guanajuato, votaron por el ‘No’ en la legitimación del contrato colectivo de trabajo, con lo que el mismo se dará por terminado, ello luego de que Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) llevó a cabo una consulta, en coordinación con el Instituto Nacional Electoral (INE) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

La votación -que duró 34 horas y en las que participaron 5 mil 876 trabajadores de un total de 6 mil 494- se llevó a cabo en cinco casillas instaladas lejos de las oficinas administrativas y sindicales de la planta automotriz de GM en Silao. Al finalizar la jornada dos mil 623 sufragaron por el ‘Sí’ y 3 mil 214 por el ‘No’.

Además, según la STPS -en la consulta que inició las 22:00 horas de ayer miércoles 18 de agosto y que culminó cerca de las 04:00 horas del día jueves 19 de este mismo mes- se contabilizaron 39 votos nulos. Ahora el Sindicato “Miguel Trujillo López” -adherido a la Confederación de Trabajadores de México (CTM)- tendrá que publicar los resultados.

La STPS del Gobierno Federal aseguró que todos los empleados de la planta automotriz de GM en Silao conservarán las mismas prestaciones y condiciones laborales. La consulta “contribuirá al desarrollo de futuros procesos de democracia sindical en el país”, afirmó la institución en un comunicado.

La STPS cuenta con un plazo de 20 días hábiles para analizar los informes del personal verificador y de las instituciones observadoras, así como de las quejas que en su caso se presenten, a fin de emitir la resolución sobre la consulta.

La Legitimación del Contrato Colectivo de Trabajo es un nuevo recurso contemplado en la Reforma Laboral y en el Capítulo Laboral del T-MEC (el tratado de libre comercio entre México, EU y Canadá), con la intención de fomentar la democracia al interior de los sindicatos en México, y todas las empresas tienen que hacerlo antes del 2 de mayo del 2023.

Tanto la CTM, como Sindicato Miguel Trujillo López, denunciaron la supuesta injerencia del Gobierno Federal en el proceso de votación y la participación de organizaciones afines al líder sindical Napoleón Gómez Urrutia y al abogado Arturo Alcalde Justiniani, padre de Luisa María Alcalde Luján, titular de la STPS, quienes presuntamente están interesados en tener bajo su control dicho contrato colectivo de trabajo.

EU PIDE A MÉXICO INVESTIGAR VIOLACIONES A DERECHOS LABORALES DE GM EN GUANAJUATO

El pasado 12 de mayo, el Gobierno de Estados Unidos recurrió por primera vez, al Mecanismo Laboral de Respuesta Rápida (MLRR) del Tratado T-MEC, para solicitar a su homólogo de México, que revisara si se habían violado derechos laborales de los trabajadores de una planta de la automotriz estadounidense General Motors (GM), ubicada en Silao, Guanajuato.

La Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos (USTR, por sus siglas en inglés) y el Departamento de Trabajo estadounidense, recibieron información sobre presuntas graves violaciones a los derechos de trabajadores en Silao, relacionadas a una votación organizada por el Sindicato “Miguel Trujillo López” -adherido a la Confederación de Trabajadores de México (CTM)- para aprobar su convenio colectivo.

Según lo indica el artículo 31-A.4.3 del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá, el Departamento del Tesoro estadounidense suspendería la liquidación final de las cuentas aduaneras relacionadas con las entradas de mercancías de la planta de GM en Silao, misma que se reanudaría una vez que las partes acordaran que no había violación de derechos laborales.

A través de un comunicado, Katherine Tai, titular de la Oficina de Representante Comercial de EE.UU. (USTR, por sus siglas en inglés), agradeció al Gobierno de México por detener la votación del Sindicato de la planta de General Motors en Silao, en cuanto tuvo conocimiento de las presuntas irregularidades.

“La acción de hoy complementará los esfuerzos de México para garantizar que estos trabajadores puedan ejercer plenamente sus derechos de negociación colectiva”, indicó Tai, quien también recordó que el T-MEC ayuda a proteger la libertad de asociación y los derechos de negociación colectiva en México, así como en Estados Unidos y Canadá, países firmantes del tratado.

“La acción de hoy muestra el serio compromiso de la Administración Biden-Harris con los trabajadores y una política comercial centrada en los trabajadores”, dijo la titular de la USTR, en un comunicado de la Casa Blanca.

Por su parte, Marty Walsh, secretario de Trabajo de EE.UU., destacó el compromiso de trabajar con sus homólogos de México para apoyar el cumplimiento de los compromisos laborales del T-MEC y la negociación colectiva legítima apoyada por los trabajadores.

“Al solicitar esta revisión, Estados Unidos envía claramente el mensaje de que se deben respetar los derechos de los trabajadores”, apuntó secretario de Trabajo de EE.UU., citado en el comunicado difundido por el Gobierno encabezado por el presidente Joseph Biden.

GENERAL MOTORS DEBE RESPETAR DERECHOS LABORALES EN MÉXICO: COMITÉ DEL CONGRESO DE EU

Miembros de un comité del Congreso de EE.UU, pidieron, el pasado 11 de mayo, a Mary Teresa Barra, presidenta ejecutiva de la automotriz General Motors, que debe respetar los derechos laborales en México.

Ello tras informes “inquietantes” de violaciones en su planta en Silao, que inició operaciones en 1995, y se compone de plantas de estampado, ensamble, motores y transmisiones para los modelos de camionetas Cheyenne, Silverado y GMC Sierra.

Más tarde, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social mexicana reconoció que encontró “irregularidades graves” en una votación sindical en Silao, por lo que ordenó al Sindicato local de la automotriz, volver a realizar el sufragio en un plazo máximo de 30 días.

Según la agencia británica Reuters, funcionarios mexicanos habían dicho que algunas papeletas fueron destruidas durante la votación realizada en abril, en la que los trabajadores ratificarían su contrato colectivo.

Una condición necesaria debido a la reforma laboral del 2019, para garantizar que los trabajadores no estén sujetos a los llamados contratos de protección, que se firman a espaldas de los trabajadores y priorizan los intereses de la empresa.

Ante ello, la STPS dijo en un comunicado difundido el pasado 11 de mayo, citado por Reuters, que las irregularidades de la votación “vulneraron los principios de seguridad y certeza que deben regir a todo proceso democrático”.

General Motors -que cuenta con plantas en Guanajuato, Coahuila, Estado de México y San Luis Potosí-, es el principal productor de automóviles en México, con más de 728 mil vehículos ensamblados en 2020, lo que representa alrededor de una cuarta parte de la producción total del país.

SINDICATOS DE EU PRESENTAN DENUNCIA LABORAL CONTRA MÉXICO, POR INCUMPLIR EL T-MEC

El pasado 10 de mayo, la Federación Estadounidense del Trabajo y Congreso de Organizaciones Industriales (AFL-CIO, por sus siglas en inglés), la central obrera más grande de Estados Unidos, entregó al Gobierno de EE.UU., una solicitud para que la Administración encabezada por Joseph Biden presente una denuncia laboral contra México, bajo el nuevo acuerdo comercial de Norteamérica, T-MEC.

La solicitud fue acompañada por el Sindicato Nacional Independiente de Trabajadores de Industrias y Servicios (SNITIS), encabezado por la abogada Susana Prieto Terrazas; así como el Sindicato Internacional de Empleados de Servicios (SEIU, por sus siglas en inglés), en EE.UU.; y Public Citizen, un grupo estadounidense sin fines de lucro, que se define como progresista y de defensa de los derechos del consumidor.

La petición establece que a los trabajadores de la planta de autopartes Tridonex, ubicada en Matamoros, Tamaulipas, se les negó representación sindical independiente, en violación del nuevo tratado comercial de Norteamérica, mismo que sustituyó al TLCAN el año pasado y que se encontraba en vigor desde 1994.

Prieto Terrazas dijo que alrededor de 600 trabajadores sindicalizados fueron despedidos el año pasado de la planta de autopartes, como una supuesta represalia por sus esfuerzos para cambiar de sindicato. La empresa matriz de Tridonex es Cardone Industries, con sede en Filadelfia, EE.UU., pero controlada por la canadiense Brookfield Asset Management.

Bajo el “Mecanismo Laboral de Respuesta Rápida” del T-MEC, las empresas en México y Estados Unidos pueden enfrentar aranceles y otras sanciones por no garantizar los derechos de los trabajadores, como la libertad de asociación. Asimismo, la petición de la AFL-CIO sienta un precedente, debido a que es la primera vez que es puesto en práctica para hacer valer las condiciones laborales dentro del nuevo Tratado comercial.

“Esto sienta un precedente. Va a ser una prueba para este nuevo sistema”, dijo -citada por la agencia británica Reuters-, Catherine Feingold, directora del departamento internacional de la AFL-CIO, Federación estadounidense que presionó por mejores disposiciones sobre los derechos laborales en el T-MEC.

La AFL-CIO envió su petición a la Oficina de Comercio y Asuntos Laborales, del Departamento de Trabajo de EE.UU., que tenía 30 días para revisar el reclamo y determinar si debía llevar el caso al Gobierno mexicano para una revisión adicional. Todo el proceso, incluida una etapa final para determinar posibles sanciones y multas, debía resolverse en un plazo no mayor a cinco meses.

“La mayor parte de esto podría solucionarse con bastante rapidez si existe la voluntad política”, dijo Benjamín Davis, director de asuntos internacionales del sindicato United Steelworkers, parte de AFL-CIO, también citado por Reuters.

Comentarios

Tipo de Cambio