Gerardo Esquivel, subgobernador del BANXICO, “ya se volvió ultra tecnócrata”, asegura AMLO

Foto: Cuartoscuro
Destacados miércoles, 18 agosto, 2021 9:30 AM

El presidente Andrés Manuel López Obrador criticó, este miércoles 18 de agosto, que Gerardo Esquivel Hernández, subgobernador del Banco de México (BANXICO), propuesto por él para ocupar dicho cargo, “ya se volvió un ultra tecnócrata”, ello tras responder a su propuesta sobre pago de deuda externa con activos del Fondo Monetario Internacional (FMI).

El pasado 11 de agosto, el subgobernador del Banco central aclaró al mandatario nacional, que por ley, en México no se pueden utilizar activos de reserva internacional del FMI para pagar la deuda del país, tal como el titular del Poder Ejecutivo Federal lo sugirió.

“Los derechos especiales de giro (DEGs) no son una moneda, son un activo de reserva internacional. En México, por mandato de ley, los activos de reserva internacional no se pueden usar para pagar deuda”, escribió Esquivel Hernández, en su cuenta de la red social Twitter.

El presidente de la República sostuvo que el préstamo por 12 mil millones de dólares que hará el FMI, se puede destinar al pago de deuda externa, toda vez que su puesta en circulación en el mercado financiero sólo genera una retribución del 1 por ciento de intereses.

“Estaba viendo a Gerardo Esquivel, que ya se volvió ultra tecnócrata. No se puede porque no se quiere, porque con todo respeto, son muy cuadrados, que se utilice ese dinero para pagar deuda. Se va a hacer el planteamiento formal a BANXICO, para que se beneficie la hacienda pública, se beneficie al pueblo”, dijo el político tabasqueño.

Casi al finalizar su conferencia de prensa matutina, López Obrador reiteró que es conveniente pagar las deudas del país para “ahorrarse” los intereses que se tienen que cubrir. A principios de agosto, el FMI aprobó la asignación de Derechos Especiales de Giro (DEG) por 650 mil millones de dólares, de los cuales 12 mil millones se destinarán a México.

El objetivo de estos Derechos Especiales de Giro es contribuir a la recuperación económica de los países tras el impacto que generó la pandemia de la COVID-19. La repartición de los recursos depende de las cuotas que tienen las diversas naciones dentro del FMI. En el caso de México, estos 12 mil millones de dólares previstos irán directamente a las reservas que tiene BANXICO.

Al respecto, López Obrador señaló que el dinero que está en las reservas del Banco central es propiedad de la nación, por lo que los funcionarios del Banxico deben estar conscientes de que trabajan para México y no para intereses creados.

Según el mandatario nacional, el Banco de México actualmente tiene como reservas internacionales, por la captación de divisas, alrededor de 20 mil millones de dólares, pero la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) tiene que pagar anualmente el 4 por ciento de interés por concepto de deuda externa.

“Resulta que esos 12 mil millones de dólares se van a colocar en el mercado financiero y vamos a recibir 1 por ciento por el manejo de ese dinero y el Gobierno de México tiene que pagar intereses del 4 por ciento por su deuda, ¿por qué no se utiliza ese dinero para pagar deuda?”, cuestionó el político tabasqueño.

AMLO PLANTEA USAR 12 MIL MDD DE FMI PARA PAGO DE DEUDA

El presidente Andrés Manuel López Obrador planteó, el pasado 11 de agosto, usar los 12 mil millones de dólares que el Fondo Monetario Internacional (FMI) otorgará a México, para pagar deuda por anticipado y que no solo se destinen a las reservas del Banco de México (BANXICO).

“Vamos bien y vamos a continuar con ese plan, el Fondo va a entregar unos recursos a todos los países miembros, van a otorgar créditos a tasas bajas, por 650 mil millones de dólares. En el caso de México, le corresponden alrededor de 12 mil millones de dólares. Este es un recurso que va al Banco de México para las reservas”, dijo el mandatario nacional.

“Nosotros podríamos utilizar ese recurso para que no esté solo en reservas, porque han crecido mucho ya las reservas, además les pagan muy poco de rendimiento, entonces se tiene mucho dinero y reciben muy poco de rendimiento. Entonces, nosotros podríamos utilizar esos recursos para pagar deuda por anticipado”, señaló el político tabasqueño.

Durante su conferencia de prensa matutina, el titular del Poder Ejecutivo Federal descartó que dichos recursos se usen para gasto. “No, para pagar deuda, eso también lo aclaro, porque nos importa que no nos aumente la deuda, porque aumentar la deuda es aumentar el servicio de la deuda y además es hipotecar el futuro de las nuevas generaciones”, afirmó.

“Siempre he dicho que las deudas personales se terminan desaparecen cuando uno se muere, las deudas de nosotros, pocas o muchas se terminan cuando uno se muere, no se le heredan a los hijos, pero la deuda pública sí, esa sí se hereda de generación en generación entonces es muy delicado el asunto. No puede uno endeudar a las futuras generaciones, no puede uno quedarse con la herencia que corresponde a los que vienen después de nosotros”, aseveró.

“Tengo como propósito que la deuda en el gobierno nuestro se incremente menos en los cuantitativo y en términos reales que el incremento que tuvo durante el Gobierno de Felipe Calderón [Hinojosa] y de [Enrique] Peña Nieto, lo tengo clarísimo”, insistió López Obrador.

“Todas esas llamadas reformas estructurales se aplicaron en México por recomendación del FMI y otros organismos del extranjero y las aplicaron en distintos países y llevaron a la ruina a los países. Fue un rotundo fracaso, pero lo más increíble es que todavía haya gobiernos que les haga caso y que ellos también no cambien de actitud”, finalizó.

ESTANCAMIENTO DE ECONOMÍA MEXICANA, POR DECISIONES POLÍTICAS DE AMLO, COMO CANCELAR EL NAIM: GERARDO ESQUIVEL

El estancamiento de la economía mexicana se explica, en parte, por “algunas decisiones de política” del Gobierno encabezado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, como la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), aseguró el pasado 30 de enero, Gerardo Esquivel Hernández, subgobernador del BANXICO.

No obstante, el economista explicó a través de su cuenta de la red social Twitter, que el mal desempeño económico observado desde 2018 se debe también a otros factores, entre los que destacó el contexto global, el inicio de la Administración de López Obrador y una política monetaria restrictiva.

“La economía lleva estancada siete trimestres. El promedio de crecimiento desde el segundo trimestre de 2018 es cero (o incluso ligeramente negativo) […] Han contribuido negativamente algunas decisiones controversiales de política pública como la cancelación del aeropuerto y el litigio por la construcción de gasoductos, entre otros. Esto, sin embargo, es sólo uno de los factores explicativos”, señaló Esquivel Hernández.

Sobre el contexto global, mencionó que debe considerarse que a partir del segundo semestre de 2018 ha habido una marcada desaceleración industrial y comercial a nivel global. “Hay quienes creen que lo único que importa es la cancelación del aeropuerto, pero omiten este pequeño detalle”, tuiteó el subgobernador del Banco central.

“Hoy he visto varias referencias a una supuesta separación del ciclo económico entre México y Estados Unidos. Esas afirmaciones se equivocan porque la correlación se da entre manufacturas EU-México y eso se ha mantenido”, indicó Esquivel Hernández en otro tuit.

Asimismo, recordó que el inicio de una nueva administración en México siempre ha sido “costoso” en términos de crecimiento, independiente de las políticas que se adopten, debido a dos factores: un efecto positivo de fin de gobierno y un efecto negativo de inicio de administración.

“Eso ha ocurrido en 9 de los últimos 10 cambios de gobierno. En promedio, el costo es de poco más de 2 puntos porcentuales […] Esto se debe al término e inicio de proyectos y al cambio de personal, entre otros”, agregó el subgobernador del Banxico.

Por último, sobre el tema de la política monetaria, anotó que se ha mantenido en terreno muy restrictivo desde hace algún tiempo. “Esto no quiere decir que haya estado mal. De hecho, era necesario que fuera así por las presiones inflacionarias del llamado ‘gasolinazo’”, concluyó Esquivel Hernández, quien fue nombrado subgobernador del Banco de México en enero del 2019, por el Pleno de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión.

¿QUIÉN ES GERARDO ESQUIVEL HERNÁNDEZ?

El Gobierno de López Obrador envió el nombramiento del ahora subgobernador del Banco central al Congreso de la Unión, el 9 de enero del 2019. Días después, el 14 de mismo mes, Esquivel Hernández se comprometió a velar por la autonomía del BANXICO en caso de que fuera avalada su propuesta para integrarse a la Junta de Gobierno de dicha institución.

Al comparecer en la Segunda Reunión de Trabajo de la Tercera Comisión, negó que el haber sido previamente propuesto como subsecretario de Egresos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SCHP) del nuevo Gobierno Federal -sin llegar a ocupar el cargo-, hubiera de interferir en su respeto a la autonomía del Banco central.

El 22 de enero del 2019, con 6 votos a favor y 4 en contra, legisladores de la Tercera Comisión de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión aprobaron este martes el nombramiento de Gerardo Esquivel Hernández como subgobernador del BANXICO, al considerar que cuenta con la experiencia suficiente para el desempeño del cargo.

El economista fue propuesto por el entonces presidente electo López Obrador, para ocupar el cargo que dejó vacante Roberto del Cueto Legaspi, quien renunció como Subgobernador e integrante de la Junta de Gobierno del Banxico -con efecto a partir del 30 de noviembre del 2018- por motivos de salud que le impedían seguir en el cargo, mismo que concluiría por un segundo periodo en diciembre del 2022.

Esquivel Hernández es Licenciado en Economía por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), así como Maestro en Economía por El Colegio de México y Doctor en Economía por la Universidad de Harvard. Desde 1998, ha sido Profesor-Investigador del Centro de Estudios Económicos del COLMEX, institución de la cual se encuentra actualmente en licencia.

En sus últimos cargos, el economista de 52 años de edad se desempeñó como Coordinador Ejecutivo de Investigación del Instituto Belisario Domínguez del Senado de la República, además de que fue Profesor de la Facultad de Economía de la UNAM y es miembro del Sistema Nacional de Investigadores (SNI), nivel III.

Esquivel Hernández trabajó, además, como Investigador en el Harvard Institute for International Development (HIID) de la Universidad de Harvard. También fue Investigador Visitante en el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco de México.

Asimismo, ha sido consultor para el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

Por otra parte, Esquivel Hernández se encargó de la revisión técnica de la traducción al español del libro ‘El Capital en el Siglo XXI’, del destacado economista francés Thomas Piketty, publicado por el Fondo de Cultura Económica (FCE), además de que es el autor del reporte ‘Desigualdad Extrema en México. Concentración del poder económico y político’, publicado por OXFAM.

Aunado a lo anterior, el subgobernador del BANXICO es esposo de la ex titular de la Secretaría de Economía (SE) del Gobierno Federal (diciembre del 2018 a enero del 2021), Graciela Márquez Colín, que en la actualidad es miembro de la Junta de Gobierno del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI).

Comentarios

Tipo de Cambio