Aumentan casos COVID-19; turismo extranjero abarrota BC

Foto: Jorge Dueñes
Destacados viernes, 9 julio, 2021 5:58 PM

Tijuana, Playas de Rosarito y Ensenada, han aumentado de manera peligrosa su tasa de reproducción efectiva de la COVID-19 debido al turismo extranjero, con riesgo de que esta suba entre más aumenta la vacunación; Mexicali continúa en semáforo Amarillo

 

La vacunación en Baja California se encuentra al 67 por ciento, al completar el esquema de quienes faltan el refuerzo de Pfizer/BioNTech y AstraZeneca, se logrará la ansiada inmunidad de rebaño. Sin embargo, las incidencias en casos activos y confirmados van en aumento en los municipios de la Zona Costa, mientras que Mexicali sigue en Amarillo por la alta movilidad.

Junio cerró con 366 muertes, la mayoría acontecidas en el Instituto Mexicano del Seguro Social, la mayoría desde 2020, que apenas se diagnosticaron como COVID-19, además de mil 906 casos nuevos confirmados.

En la primera semana de julio -1 al 7- se han reportado 269 casos nuevos confirmados y 24 defunciones de la enfermedad, además de que ciudades como Tijuana, Rosarito y Ensenada, han registrado un incremento en sus casos activos, así como la movilidad turística y local a causa del 4 de julio, Día de la Independencia de Estados Unidos.

ECONOMÍA SE ACTIVÓ

Desde el viernes 2 hasta el lunes 5 de julio, Tijuana, Rosarito y Ensenada comenzaron a recibir a miles de turistas provenientes de Estados Unidos.

A simple vista se podía observar el incremento de movilidad en las principales calles de las tres ciudades, así como en bares, restaurantes, playas, parques y centros comerciales.

En recorrido realizado por ZETA el Parque Morelos, se identificaron largas filas de auto y peatonal para ingresar, al interior, a pesar de haber filtro sanitario, la gente andaba sin cubre bocas y sin tomar sana distancia o precauciones en áreas de juegos infantiles.

Las plazas y centros comerciales también lucieron abarrotados este fin de semana, familias completas acudieron no solo a hacer las compras de provisiones o a comer, sino a pasar todo el día, dejando que los niños corrieran en las ágoras sin mascarilla.

Por otro lado, las playas de Tijuana y Rosarito también lucieron a su máxima capacidad, la primera con turistas locales y la segunda con extranjeros, en su mayoría estadounidenses que aprovecharon el feriado para pasarlo en el quinto municipio.

El tráfico en Playas de Rosarito estuvo a vuelta de rueda viernes y sábado para llegar, tanto la caseta como por la Carretera Libre; transitar por la ciudad en vehículo era prácticamente imposible.

En las calles, el turismo extranjero era evidente; hoteles, bares, restaurantes y tiendas de recuerdos se activaron por la gran afluencia.

En las playas no eran solo estadounidenses, también mexicanos, pues familias completas aprovecharon el clima y el día festivo para convivir, la mayoría, sin portar cubre bocas.

Los bares y restaurantes de Tijuana también lucieron al tope, tanto en Zona Río como en los ubicados en Zona Centro. La Avenida Revolución tuvo gran afluencia, como antes de que iniciara la pandemia, y los bares, muchos lucieron a su máxima capacidad e incluso estuvieron abiertos hasta las 5:00 horas o más.

César Heredia Rodríguez, director de Inspección y Verificación Municipal, informó a ZETA que durante el fin de semana feriado se clausuraron tres negocios: un bar, una tortillería y un restaurante de comida china, por no cumplir con los protocolos de seguridad e higiene y exceder las horas de apertura permitidas.

El bar fue Razas, ubicado en La Mesa, mientras que en Plaza Fiesta, lugares como Lumi y Green Witch estaban a su máxima capacidad, con fila de más de media hora para entrar por falta de mesas, por lo que fueron multados; al igual que 1889 y Memos, por no respetar el aforo y falta de documentación.

“Hace tres semanas clausuramos, multamos y los regañamos en ‘La Plaza’-del Zapato- por tener un cochinero en los andadores”, confesó el titular de la dependencia municipal.

NÚMEROS AL ALZA

En comparación de la última semana de junio -del 24 al 30- y la primera de julio, se ha registrado un alza en el número de casos activos, así como una variación en la tasa de reproducción efectiva, siempre por encima de uno, lo que implica que cada persona contagiada de COVID-19, puede infectar a dos más.

Tijuana registró 557 casos activos en la última semana del mes pasado e inició con 684 en julio, siempre pasando la barrera de los 100 casos diarios; en Ensenada la situación no fue mejor, pues de terminar el primer semestre del año con 284, inició el mes con 318.

Rosarito es el único municipio que tuvo 53 casos activos en la primera semana de julio, solo dos menos que en junio, pero la cifra se va a disparar en los próximos 14 días -advirtió el secretario de Salud, Alonso Pérez Rico-, una vez que se empiecen a reportar casos sospechosos en las clínicas de fiebre, a causa de la celebración del 4 de julio.

La reproducción efectiva (Rt) de Tijuana varió entre 1.13 y 1.23 al inicio de julio, mientras que la de Rosarito fue de 1 a 1.68, la más alta; Ensenada registró la Rt más alta de todo Baja California: la más baja de 1.25, y la más alto de 1.99.

El modelo de tasa de reproducción efectiva se comenzó a utilizar con la pandemia de influenza AH1N1 de 2009, para medir el nivel de propagación del virus en una comunidad, tomando en cuenta distintas variables.

En pleno inicio de la pandemia de ese año, grupos de especialistas en modelización de todo el mundo comenzaron a reunir datos procedentes de México para determinar varias características del nuevo virus.

“La tasa de reproducción efectiva no es un métrico de ahorita, es de hace dos semanas”, explicó Alonso Pérez Rico, por lo que la cifra en casos activos e incidencia aumentará en ese lapso para las ciudades de la costa, y se espera que suceda lo contrario en Mexicali.

El secretario estatal de Salud agregó que Tijuana y Ensenada tienen una tendencia al alza en casos activos, mientras que Mexicali va a la baja, pero solo se puede considerar que su tendencia está en números negros en menos de 10 por cada 100 mil habitantes (al miércoles 7 de julio era de 14).

“Cuando se ve la incidencia por cada 100 mil habitantes y los casos activos brutos, Mexicali está en primer lugar, lo único que le ha favorecido es la tasa de reproducción efectiva, pero si quitamos restricciones y la gente se aglomera, ese número -Rt- va a subir nuevamente”, refirió el funcionario estatal.

“Desafortunadamente en Ensenada ya está casi igual en incidencia -12.72-, y si la tasa de reproducción efectiva está por arriba de 1, si una persona está contagiada, esta alcanza a infectar a dos. Si la tasa sube por arriba de 2, no hay decimales en las personas, entonces, si está en 2.1, una persona infectada alcanza a infectar a tres personas; y cuando la tasa de reproducción efectiva es altísima, es porque nadie se está cuidando”, detalló el médico.

Durante diciembre de 2020 y enero de 2021, Baja California llegó a tener una tasa Rt de 4.6, es decir, que cada persona contagiaba hasta cinco más.

 

Llega tercera ola a México

 

La tercera ola de COVID-19 ya llegó a la República Mexicana a través de las entidades federativas con mayor afluencia turística.

De acuerdo con reportes de la Secretaría de Salud federal, Baja California Sur, Sonora, Yucatán, Tabasco, Quintana Roo, Sinaloa y Ciudad de México presentan un aumento importante de casos activos y defunciones a causa de la enfermedad, por lo que se han vuelto a aplicar restricciones.

La mayoría han sido estados con alta actividad turística extranjera, como Baja California Sur, Yucatán y Quintana Roo, donde incluso ya se han registrado casos con la variante Delta (India, B1617.2), la cual se caracteriza por más rapidez de contagio, mayor afectación en población mayor de 20 años y resistente a medicamentos.

Alonso Pérez Rico, secretario de Salud en Baja California, reveló a ZETA que después de aplicar 1.2 millones de vacuna Johnson & Johnson en esta frontera, es probable no solo que se retrase la llegada de la tercera ola, sino que es posible que no llegue.

Desde su perspectiva, la vacuna no impide que las personas adquieran la enfermedad causada por el virus SARS-CoV-2, pero sí evita que aparezca en forma severa o la muerte, por lo que se puede prever un aumento de contagios, pero la mayoría serían ambulatorios y habría espacio en hospitales para brindar la atención necesaria.

“Ahora que terminemos el esquema de vacuna Pfizer, más los que faltan de AstraZeneca, vamos a estar cubiertos al 85 u 87 por ciento, vamos a tener una de las mejores tasas de vacunación en el mundo, y es muy probable que la tercera ola no nos llegue a pesar de las variantes, porque habrá espacio en hospitales y la mayoría de quienes se contagien, serán ambulatorios”, estimó el funcionario.

En Baja California Sur, Sonora y Veracruz ya comenzaron a implementarse las restricciones, como la reducción de aforos en restaurantes, hoteles, bares y negocios diversos, el cierre de playas y lugares públicos, así como el uso obligatorio de cubre bocas y gel antibacterial.

Pérez Rico resaltó que en la mayoría de los estados se relajaron las medidas de higiene cuando inició la vacunación, incluyendo Baja California, aunque la diferencia fue la aplicación de la vacuna Johnson & Johnson en esta frontera de forma masiva, además de que esta entidad fue una de las primeras en “caer” junto con Ciudad de México y Estado de México durante la primera y segunda ola, por lo que en esta ocasión, se aseguraron de retrasar la tercera.

Comentarios

Tipo de Cambio