Estratégica reforma de medios

Tomada de Internet/Carlos Slim Helú, Emilio Azcárraga Jean y Ricardo Salinas Pliego, entre los hombres más ricos de México
Opinionez lunes, 21 junio, 2021 12:00 PM

Los dueños de las ondas hertzianas conforman una cerrada oligarquía que controla los medios electrónicos de comunicación con influencia nacional y regional. Los medios de comunicación son los encargados de mantenernos informados de todo lo que pasa en el país y en el mundo, desde lo más trágico hasta lo más entretenido, pero hay muchas personas que siempre se han preguntado quiénes son los encargados y las cabezas líderes de estos medios.

El monopolio privado de los medios de comunicación, así como el control del Estado, representa un grave atentado para la libertad de información en un país que casi no lee. Una gran amenaza para la diversidad y el pluralismo de los medios y, por tanto, para la libertad de expresión. No puede haber libertad de expresión si los medios siguen concretados en pocas manos, como se demuestra en América Latina y en los mismo EUA.

Para dialogar es esencial tener la diseminación más amplia posible de información que provenga de fuentes diversas y antagónicas para el bienestar de las personas.

10 de los 26 dueños de medios son familias. En dos casos, una misma familia es propietaria de dos grupos mediáticos cada una: Los Azcárraga (Emilio Azcárraga Jean y Rogerio Azcárraga Madero) y la familia Vázquez (Vázquez Raña y Vázquez Ramos). 9 de estas 10 familias participan en el mercado de los medios desde hace dos o tres generaciones.

Conglomerados fundadas por sus padres o abuelos. Los casos de homonimia son cosa común: los tres Emilio Azcárraga (Grupo Televisa), los tres Francisco Aguirre (Grupo Radio Centro), los tres Joaquín Vargas (MVS Comunicaciones), los dos Francisco González (Grupo Multimedios) y los dos Francisco Ibarra (Grupo Acir).

Solo hay una mujer entre los dueños identificados, la periodista Carmen Aristegui. Por otra parte, únicamente tres mujeres destacan por su participación en las empresas familiares: Paquita Vázquez Ramos, presidenta de la Organización Editorial Mexicana y viuda del fundador; Ninfa Salinas Pliego, covicepresidenta del Comité Ejecutivo de Grupo Salinas e hija del fundador; y María Adriana Aguirre Gómez, vicepresidenta del Consejo de Administración de Grupo Radio Centro e hija del fundador.

De los 26 dueños identificados, 15 son hombres cabeza de familia. En seis casos, su participación en los medios ha sido precedida por fortunas creadas en sectores como telefonía fija, ventas minoristas a crédito, cadenas restauranteras, hospitales y minería.

Entre los 10 dueños restantes, se cuentan 7 empresarios: un exdirector comercial de diarios; tres que son -o fueron- periodistas; uno del sector petrolero (Ramiro Garza Cantú), otro en las telecomunicaciones (Manuel Arroyo); y un excontratista del gobierno (Jorge Kahwagi). Los últimos tres dueños son el Gobierno de México, una cooperativa de trabajadores y un Consejo de Administración.

22 de los 26 dueños tienen relaciones familiares, comerciales o personales con políticos, entre los que se cuentan el padre de una senadora de la República, el padrino de la hija de un gobernador o el suegro de un exsubsecretario de Economía Federal. ¿Casualidad que han sido contratistas de obras públicas federales?

Tres de los dueños se cuentan entre las diez personas más ricas del país, según el ranking mundial 2019 de la revista Forbes: Carlos Slim Helú, Ricardo Salinas Pliego y Emilio Azcárraga Jean.

Los 42 medios analizados en este estudio están repartidos en 25 compañías, que representan a los actores clave del escenario mediático en México. Del total de estas compañías, 13 -casi la mitad-, como Grupo América Móvil o Grupo Multimedios, tienen empresas en otros sectores donde hacen negocios con el gobierno a través de acuerdos, contratos o licitaciones, lo que puede crear un conflicto de interés con la línea editorial de sus medios.

El Grupo Empresarial Ángeles, cuyos dueños son socios del gobierno federal, genera ganancias con el millonario negocio de construcción de hospitales públicos y, al mismo tiempo, usa su división de medios para informar sobre actividades oficiales en un canal de televisión abierta, dos estaciones de radio, un periódico y sitios digitales.

En otros casos, los dueños de 14 de estas compañías mantienen abiertas o veladas relaciones familiares o de amistad con poderosos políticos. Es el caso de la Compañía Periodística Nacional, a cargo del diario El Universal, o la Organización Editorial Mexicana, cuyos propietarios son invitados usuales a las fiestas de secretarios de Estado o presidentes nacionales de partidos políticos.

Los gobiernos priistas beneficiaron a grupos empresariales con la entrega de concesiones para operar estaciones de radio, sin cumplir con las convocatorias públicas y las consultas para la equitativa cobertura regional que exige la Ley de Radio, Televisión y Cinematografía (LRTC).

 

M.C. Héctor Ramón González Cuéllar es académico del Instituto Tecnológico de Tijuana.

Correo electrónico: profe.hector.itt@gmail.com

Comentarios

Tipo de Cambio