“Vamos a desarmar los grupos criminales”: Carlos Atilano Peña

Fotos: Ramón T. Blanco Villaló
Zoom Político , and lunes, 10 mayo, 2021 12:00 PM

Decepcionado del lopezobradorismo, el candidato por el Partido de Baja California al Gobierno del Estado, dice que el Gobierno Federal es “extremadamente ligero y permisivo del crimen organizado”. De obtener la gubernatura, quitará facultades a la Secretaría General de Gobierno, y hará las licitaciones abiertas y en tiempo real. En su opinión, el primer funcionario que debería renunciar, sería el fiscal general, por falta de resultados. Regresaría la Secretaría de Seguridad y crearía la PECI (Policía Estatal Ciudadana). Otras de sus propuestas: reducir el ISN al 1.3% y el Impuesto a Hospedaje al 50%, además de eliminar la licencia sanitaria

Carlos Atilano Peña reflexiona sobre lo ocurrido en Baja California en los últimos seis años: “‘Kiko’ Vega nos robaba, riéndose con sus ojos azules, y Bonilla nos roba dándonos un latigazo”.

El candidato a la gubernatura por el Partido de Baja California (PBC), sugiere que entre Francisco Vega de Lamadrid y Jaime Bonilla Valdez hay un pacto de impunidad. Y que no será en el gobierno de Morena, cuando se vea a “Kiko” en la cárcel.

Litigante desde hace más de 35 años, Atilano vive de su despacho, el cual sigue operando con el apoyo profesional de su hijo y algunos socios, mientras se dedica a hacer campaña para ganar el Gobierno del Estado.

Aunque se siente firme en la candidatura, a pesar que de manera reiterada ha buscado la de la alcaldía de Tijuana, reflexiona que estaría dispuesto a ceder esa posición ante la unidad de los candidatos para ganarle a Morena; lo que él no considera una declinación, aunque sí lo sea.

Explicó:

“Hay un amplio sector de la sociedad que está pidiendo, exhortando una unidad entre candidatos para poder vencer a Morena, porque ven que es la única posibilidad que se tiene de un triunfo electoral al margen de Morena. Solamente la unidad de estas tres fuerzas podría generar el impulso para vencer a Morena, no está en mi decisión personal ni inmediata, hacer una declinación. Soy un candidato diferente, un candidato ciudadano, mi candidatura se dio de una manera diferente al resto de las candidaturas.

“Acudí a una convocatoria abierta que hizo el Partido de Baja California y dijeron que yo tenía el perfil para ser candidato a gobernador, y los catorce consejeros así me eligieron. En el caso de Lupita Jones, ella misma ha confesado que fue a invitación directa de Gustavo de Hoyos, entonces, ni siquiera las bases de PRI, PAN y PRD fueron escuchadas para ello. En el caso de Hank, él, siendo priista, es un soldado que terminó decantado en un partido antagónico a su personalidad, Partido Encuentro Solidario. Entiendo que sí hay un sector muy amplio que está muy molesto con el gobierno de Morena, y que nos están pidiendo que en un acto de generosidad y de responsabilidad, unamos fuerzas”.

¿Coincide Usted con las denuncias de la candidata de PAN-PRI-PRD contra el gobernador Jaime Bonilla, a quien acusó de lavado de dinero ante la Unidad de Inteligencia Financiera y de peculado ante la Fiscalía General del Estado por los cobros de agua por parte de la empresa Fisamex?

“Absolutamente. Si hay un ciudadano que ha sido puntual en establecer ese tipo de acciones, ha sido tu servidor. Al frente del Consejo de Organizaciones Ciudadanas Independientes, fui el que presentó una denuncia por más de veinte hechos de corrupción en contra de ‘Kiko’ Vega en su cuarto año de gobierno, no me esperé a que terminara para denunciarlo. Soy de los abogados que han presentado amparos, plebiscitos; que han hecho los instrumentos de participación ciudadana en contra de las malas acciones de los gobiernos.

“Aplaudo esta acción que tiene que ver mucho con un valor cívico, pero creo que no es momento de hacerlo. Lo pude haber hecho, pero se entiende que es una acción mediática, electorera, por el momento en que se presentó. Si hubiera sido antes de ser candidato o después de haber participado en un proceso electoral, creo que tendría más dignidad y legitimación la denuncia. Ahorita realmente es una acción electoral, y por eso no me atreví en este proceso ni a participar en las manifestaciones contra la expropiación del Campestre, ni en presentar una denuncia”.

A propósito del desplome de una trabe de la Línea 12 del Metro en Ciudad de México, ¿qué opinión le merece el hecho de que el gobernador Jaime Bonilla pretenda desarrollar el Tren Interurbano Tijuana-Tecate, sin contar aún con aval de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes?

“Terrible, es reprobable que estos gobiernos nos estén presentando proyectos que no tengan ningún sustento técnico, económico, en aras de congraciarse con una ciudadanía que a veces no termina de entender cómo se hacen las cosas. Lamento que este Gobierno Federal esté utilizando a los militares para hacer construcciones, se han generado once nuevas facultades a los militares, cuando se les prometió que iban a regresar a los cuarteles. Creo que hay motivos suficientes para que el ciudadano desconfíe de las obras y de las construcciones que pretenden estos gobiernos de Morena, que han sido absolutamente irresponsables, que no atienden a los especialistas, a los Colegios Nacionales de Arquitectos, de Ingenieros, que son los que podrían dar mucha certeza en estos proyectos.

“Lo que hemos visto, es que siempre estos gobiernos privilegian los negocios a partir del otorgamiento de obras, y parte de lo que vamos a hacer en la reingeniería, es quitarle las facultades que ejerció el secretario general de Gobierno de las licitaciones de obras, porque está haciendo negocio a partir de ello, y regresarlas al oficial mayor. Y más allá, vamos a imponer la obligación de que toda licitación se haga en tiempo real para que puedan participar todos los interesados, pero que esté a la vista a la ciencia y conocimiento de la población en general, y vamos a privilegiar que estas obras se den a empresas locales, que aquí hay mucho talento y han sido excluidas sistemáticamente. Anteriormente se pedía el diezmo, el 10% de las obras; con ‘Kiko’ Vega se pidió el 30% y con Bonilla 35%. Esto genera un incremento exacerbado en los costos y la utilización de materiales, no con la calidad que se requieren en las obras”.

Respecto a restablecer la Secretaría de Seguridad Pública, ¿se inclinaría Usted por mantener la Fiscalía General del Estado, incluyendo la permanencia del fiscal Guillermo Ruiz Hernández?

“Desde luego que no. El primer funcionario que tendría que retirarse sería el fiscal general, por dos razones: la primera, por una notoria incapacidad; segundo, porque ha estado ateniendo asuntos políticos más personales y de familia que el combate a la delincuencia. Necesitamos un fiscal técnico, especializado en la materia, enfocado exclusivamente en la delincuencia ante tanta impunidad que se tiene, y no privilegiar compadrazgos, lamentamos que se le esté dando tanto poder.

“Vamos a separar la Secretaría de Seguridad, que no va a ser Secretaría de Seguridad Pública, sino una Secretaría de Seguridad Ciudadana. No vamos a regresar a los famosos ‘Pepos’, porque formaron parte de un grupo delincuencial. Vamos a optar por una nueva generación de policías, una Policía Estatal Ciudadana, PECI, porque la Policía debe estar dirigida a los ciudadanos y no a lo público. Esta PECI va a estar integrada por una nueva generación de egresados de Derecho, de Criminología, de peritos, de gente muy profesionalizada en la materia. No podemos ser el único Estado que carezca de una Secretaría de Seguridad Pública Ciudadana, teniendo tantos y elevados índices delincuenciales. Entonces, dentro de esa reingeniería estamos construyendo.

“Para darle independencia y autonomía, yo separaría la Secretaría de Delitos Electorales y a la Fiscalía Estatal Anticorrupción. Me parece un gran error y una falta de respeto a estos temas que tienen que estar separados de la fiscalía, y no debemos abonarle al autoritarismo y a cuestiones dictatoriales, cuando un gobernador ha asumido tantas facultades, que a través de él permea la designación de estos funcionarios. Me parece terrible que en este proceso electoral no contemos con una Fiscalía de Delitos Electorales, la impunidad ha sido algo enfermizo en este gobierno de Morena”.

¿Cuál es su propuesta de estrategia para contener y disminuir la violencia en Baja California?

“Por un lado, evitar que se cometan los delitos. Vamos a generar esta Secretaría de Seguridad Ciudadana con facultades exclusivamente preventivas, vinculado con los consejos de los grupos vecinales. Grupos de WhatsApp vinculados entre los ciudadanos y la Policía para una vinculación de información, vamos a vincular los cuerpos policiacos y a incorporar acciones policiacas a la ciudadanía. Esto nos va a dar muchos elementos para combatir la delincuencia y prevenirla.

“Por otro lado, vamos a crear estrictos protocolos de investigación, que no es lo mismo investigar un robo en casa habitación que una violación, un feminicidio, o el narcomenudeo. Le vamos a enseñar a los ministerios públicos cómo hacer su trabajo, pero les vamos a dar instrumentos. Me parece que han sido olvidados los agentes del Ministerio Público, tienen un sueldo de 16 mil pesos al mes, arriesgando su vida. No tienen ni siquiera hojas para hacer su trabajo, tienen que hacer marchas y manifestaciones de protesta porque no les pagan su sueldo íntegro. Nosotros vamos a mejorar los sueldos de los ministerios públicos, redignificarlos, porque antes ser agente del Ministerio Público, para un abogado o para la sociedad era algo digno, de mucho respeto, y se ha venido deteriorando”.

Su estrategia para contener y disminuir la violencia va a ser eso: prevenir y mejorar las condiciones de la Policía y ciudadanizar la Policía, pero ¿eso daría resultados en contra del narcotráfico?

“Ustedes saben que el narcotráfico es tema federal, para ello se requiere una vinculación muy estricta con los agentes de la Policía Federal, con la Guardia Nacional, que no termina aún de concretarse en cuanto a sus funciones, pero yo he dicho que lo que sucede en Baja California es responsabilidad del gobernador, entonces, él tiene que tomar la rectoría del combate a la inseguridad, y vamos a entrarle a temas como el narcomenudeo y el narcotráfico, vinculado directamente con las corporaciones policiacas.

“La prevención del delito, la investigación y el castigo, son cadenas que van estrechamente vinculadas, y si alguna de ellas falla, se rompe el esquema y ya no hay resultados. Vamos a establecer una vinculación total con los presidentes municipales, de tal manera que les vamos a pedir cómo deben hacer su trabajo los policías municipales. No estamos a favor del Mando Único, pero sí de que el gobernador emita estas directrices.

“Tenemos que hacer una tarea, lo básico, que se ha desatendido en estos momentos, porque están en otros negocios, rentando oficinas, cuando la fiscalía tiene sus propias instalaciones en Mexicali y al fiscal no le gusta Mexicali, porque aquí se le hacen poca cosa las oficinas de la subdelegación de la fiscalía, y se va a rentar y a hacer negocio”.

¿Regresaría la Procuraduría?

“No. Creo que el término es correcto, Fiscalía General del Estado, y más que la terminología, nos interesan las facultades y el que se respete y es cumpla con el cometido de la Ley, que en este caso es reducir los índices delincuenciales, de tal manera que vamos a focalizar las causas de cada uno de los delitos con la consecuencia”.

Entonces, le quitaría la autonomía a la fiscalía.

“No, no le quitaría autonomía; le exigiríamos resultados. El Congreso asigna al fiscal a partir de la propuesta del Ejecutivo, entonces, el responsable es el Ejecutivo. Le apuesto a una fiscalía autónoma, pero que entienda que el responsable es el gobernador. Si tengo un fiscal que al año no da resultados, no tengo por qué mantenerlo.

“Aquí los números son muy fríos, necesito que no haya un 97% de impunidad, ¿cómo lo vamos a hacer? Pues pidiéndole al fiscal que lo reduzca a un 70%, y le vamos a dar plazos. Le voy a pedir que no haya tantos feminicidios en Tijuana y Mexicali, y de que los que haya, se investiguen y se castiguen, porque la impunidad es lo que más daña, y por eso las marchas de las mujeres. Vamos a crear una Fiscalía Especializada en Delitos contra Feminicidios, atendida por mujeres solidarias con las mujeres, que tengan la capacidad suficiente para hacerlo”.

¿De verdad cree que solo con mejores sueldos y seguridad social evitará que los millones de dólares que manejan los cárteles en este Estado fronterizo compren a policías y autoridades en Baja California?

“No, pero es un primer paso. Siempre he sostenido: debemos romper con los círculos de complicidad que existen entre grupos criminales y las autoridades. Te puedo decir con conocimiento de causa, por las relaciones que tengo, que muchos policías se quejan de que le ponen directores o jefes vinculados al crimen organizado, eso lo debemos dejar a un lado, porque cómo vas a combatir el crimen organizado si son tus jefes. Eso se va a acabar con nosotros. Entiendo que en automático no se va a revertir, pero tenemos que empezar a dar los pasos y enviar un mensaje de que no se va a permitir que el crimen organizado dé un brinco hacia las instituciones”.

¿Sabe Usted cuáles cárteles operan criminalmente en Baja California?

“Sí. Está el Cártel Arellano Félix, el Cártel Jalisco Nueva Generación, hay cárteles locales, también. Los Zetas, o sea… ya hay una amalgama aquí medio complicada, estos grupos criminales, por la ciencia y paciencia de la autoridad. Vamos a desarmar a estos grupos a través de la aplicación de tecnología que ya existe, he hecho una investigación muy profunda de que, en Granada, España, se obtuvo un premio internacional porque se creó un sistema a través de algoritmos computacionales que te indica en tiempo real quién va portando un arma en un vehículo o en la calle, de tal manera que crea una alerta para que llegue la Policía de manera inmediata.

“Vamos a desarmar a los grupos delincuenciales, que son los que cometen tantos homicidios y es lo que tanto perjudica al Estado, a las estadísticas, vamos a reducir los homicidios. En una primera instancia vamos a contener para que no siga la línea creciendo, no es posible que tengamos diez o doce homicidios al día en Tijuana. Mexicali se está desbordando, están cobrando piso en la zona agrícola en el Valle, están llegando comandos negros de Sonora y Sinaloa, hay miedo entre los empresarios, entre ellos en grupos de WhatsApp están compartiendo todo esto, y el gobierno está desatendiendo.

“Yo manejo dos términos para describir esta situación: es olvido e incapacidad, el gobierno ha dejado de lado el combate a la delincuencia, y en México, en estos momentos el crimen organizado tiene permiso. Hagan una relación de cómo han sido las medidas adoptadas por el Gobierno Federal y esa es la conclusión.

“La liberación de Ovidio, que la ordenó directamente el Presidente, él lo confesó después de dos semanas; le rindió pleitesía a la mamá de ‘El Chapo’ Guzmán, el pedir el retorno del General Cienfuegos para dejarlo libre, las modificaciones a la Ley del Banco Central para revertir el lavado de dinero, los casi nulos o pocos decomisos que se hacen a la droga. Entonces, si concatenas estos hechos, pues dices ‘bueno, aquí hay un gobierno que es extremadamente ligero y permisivo del crimen organizado’. Esto en el Estado tiene que cambiar”.

Por lo que escuchamos, se siente decepcionado del lopezobradorismo, de la Cuarta Transformación.

“Totalmente. Fui un gran impulsor por 16 años del lopezobradorismo, fui el primer personaje político en el Estado que hizo el evento de Andrés Manuel en campaña en 2005-2006, que estudié el Proyecto Alternativo de Nación, pero este gobierno se ha apartado de todo lo que nos prometió, con lo que hace. Jamás pensé que fuera un deterioro del gobierno de Andrés Manuel, y aquí en Baja California con Bonilla y compañía. Soy uno de los millones de mexicanos que estamos completamente decepcionados del gobierno, porque no era el rumbo que esperábamos. Nunca pensábamos que, de manera consciente, lo que se busca es empobrecer al pueblo de México, hemos generado diez millones de nuevos pobres, y pareciera que esa es la apuesta de este gobierno: tener más pobres a quiénes darles los beneficios a través de Bienestar, y no cumplir con lo que establece la Constitución, de impulsar el desarrollo económico y social a través de la competitividad, de la innovación, del emprendedurismo. Y lamento que no se estén cumpliendo los lineamientos que se habían establecido”.

En 2001, Usted se postuló a la presidencia municipal de Tijuana por el PRD. En 2003 por Fuerza Ciudadana, en 2016 intentó por la vía independiente, en 2019 procuró ir por Morena. ¿Por qué quiere ser alcalde de Tijuana, pero se postuló para gobernador?

“El común denominador en todas mis participaciones, ha sido el incursionar como candidato ciudadano, sin formar parte de los partidos que me abanderaron en un momento dado. Toda mi participación ha sido desde la sociedad civil, cuando intenté ser candidato independiente, en 2016, juntamos más de las firmas requeridas, pero de alguna manera me las nulificaron, y después, faltando quince días para que terminara el proceso, también pude ser candidato. Entonces, como que ahí fui bloqueado por el sistema político estatal.

“Creo que le causo miedo a los partidos y al sistema político; coordiné la campaña de Arturo González Cruz porque él me lo pidió a cambio de la Secretaría General para implementar cambios, y finalmente no me cumplen en términos de las promesas porque los opaco en cuestiones de conocimiento y honestidad, y me ven como un obstáculo para hacer sus negocios a partir de las instancias de gobierno. Termino por ser alejado de las instancias de gobierno porque saben que sí voy por un cambio, por un rumbo, por la honestidad, y pues me queda claro que estos gobiernos de Morena han sido absolutamente corruptos, también. Nunca pensamos que ‘Kiko’ Vega podría ser superado, y en dos años Bonilla lo ha superado, y entonces tiene sentido. ‘Kiko’ Vega nos robaba, riéndose con sus ojos azules, y Bonilla nos roba dándonos un latigazo en la espalda. Esas son las diferencias entre estos dos personajes.

“Estamos creciendo, somos de los pocos candidatos que va de menos a más en la intención del voto. En las últimas encuestas serias que por ahí están, andamos con 10% en la intención del voto, en un partido cuya base es muy pequeña. Acepté ser candidato a gobernador porque entiendo que vamos por un rumbo inesperado, y esa esperanza que nos ofreció Morena se cayó y se rompió en mil pedazos, y nosotros lo que estamos prometiendo son realidades, no esperanzas. Creo que ya llegó el momento que Baja California tenga un buen gobierno, de gente capaz, que no venga a solapar todos los intereses que existen, desafortunadamente, ya coludidos todos los partidos políticos.

“Yo lo he dicho: si gana Marina del Pilar, va a ganar el PRI, va a ganar el PAN y va a ganar Bonilla, porque va a seguir en la impunidad ‘Kiko’ Vega, su esposo es panista, ella es panista, detrás de ella están Castro Trenti, Catalino Zavala, lo peor del PRI y del PAN conviviendo. Si gana Lupita Jones, pues espero que no gane el PRI y el PAN, que son los partidos que han conspirado, ella dice que es auténticamente ciudadana, pues ojalá que haga un gobierno ciudadano de llegar, y no se rodee de todos esos personajes que tanto han dañado históricamente a Baja California. La única garantía de un gobierno diferente la representa su servidor, porque no tengo compromisos con ningún personaje político, no tengo jefe político, y no me va a temblar la mano para meter a la cárcel a todo aquel que haya dañado el patrimonio del Estado”.

Ha dicho que, para generar inversión pública y desarrollo económico sustentable, revertirá leyes presentadas y aprobadas por el gobernador Jaime Bonilla. ¿Cuáles?

“Primero, vamos en esta reingeniería de la estructura orgánica, plantear separar la Secretaría de Medio Ambiente de la de Economía, y la de Turismo, para que tengamos un secretario de Economía nada más enfocado en eso, en el tema económico. Lo que vamos a hacer es generar un programa muy agresivo de reactivación económica, donde va a haber impulso sobre todo a los emprendedores y a Pequeñas y Medianas Empresas, a los PyME, que son los que generan la mayor parte de empleos en México, generan el 20% del Producto Interno Bruto y cerca del 76% de la actividad comercial nacional. Es un tema donde nos vamos a focalizar demasiado.

“Vamos a hacer un análisis de Impuesto Sobre Nómina (ISN), lo vamos a reducir a su tasa anterior, del 1.3%. Vamos a eliminar la licencia sanitaria, que no tiene ningún sentido. Vamos a reducir al 50% el Impuesto a Hospedaje a hoteles y moteles, porque entendemos que ha sido un golpe muy duro para este sector turístico, donde el 80% de los hoteles están desocupados, y lejos de haber incentivos para ellos, hay una carga exacerbada de impuestos y otro tipo de contribuciones.

“Vamos a autorizar la pesca deportiva en San Felipe. La apertura a las embarcaciones que vienen de Estados Unidos, a ser gestores de recursos ante la Federación. Este gobierno en particular, al ser exacerbadamente belicoso, se ha peleado con todas las instancias federales, con el Jurídico del Presidente de la República, con el secretario de Hacienda, con el secretario de Comunicaciones y Transportes. Entonces, se cerró todas las puertas para abrir espacios de apoyo federales. Le vamos a pedir al Gobierno Federal que cumpla en materia económica, que era una zona especial para la franja fronteriza, donde nos iba a recorrer 30 kilómetros físicamente la Aduana, para que hubiera gran dinamismo económico e iban a inyectar 10 mil millones de pesos. Nada de eso ha sido realidad”.

El gobierno de Bonilla dejará una deuda millonaria a su sucesor. ¿Le afectaría a Usted sumar al boquete económico que dejaría?

“Sí, entendemos que disminuir los impuestos, implicaría una reducción en el Presupuesto de Ingresos, pero lo que vamos a hacer es utilizarlos de manera responsable. Este gobierno no sabemos en qué ha utilizado los más de 60 mil millones de pesos que han ingresado, estamos en el lugar 29 de los 32 estados en obra pública, lo que significa que este gobierno de dos años no construyó ninguna escuela, ningún hospital, ningún puente, ninguna carretera, entonces ¿dónde está ese dinero?

“Nosotros vamos a generar una proyección de utilización de recursos muy responsable, a generar obra pública porque, a partir de la obra pública, hay dinamismo económico. Y a privilegiar al sector privado, también. Vamos a tener menos ingresos, pero con lo que hay, vamos a darle el mejor uso posible; vamos a hacer una revisión de cómo se han dado los refinanciamientos de deuda pública, creo que hay responsabilidad personal, patrimonial directa del gobernador y de los diputados. Se ha violentado la Ley Federal de Disciplina Financiera para estados y municipios, porque los refinanciamientos y créditos que se han pedido, no han sido destinados a proyectos productivos, que es el objetivo central de los créditos y endeudamientos.

“Aquí se ha pedido prestado sin ninguna especificación, y eso me parece que incumple con la normatividad, de tal manera que hay responsabilidad porque se ha incrementado en 8 mil millones de pesos sin haber recibido dinero. O sea, la primera renegociación que se hizo para que este gobierno tuviera flujo de dinero en los dos primeros años, es renegociar de 17 a 20 años, la sola renegociación nos costó 4 mil millones de pesos, y este último crédito de 3 mil, vamos a pagar más de 5 mil millones de pesos. Esos 7 mil millones de pesos, son dinero ficticio, que no se tuvo, que es el costo de la renegociación, entonces, ahí hay una gran responsabilidad para el Gobierno del Estado”.

¿Considera que dos años de Jaime Bonilla y Morena superaron los seis años de Francisco Vega en corrupción?

“Sí, y te voy a poner varios ejemplos. Uno de los más claros actos de corrupción que cometió ‘Kiko’ Vega fue el endeudamiento de la Universidad Autónoma de Baja California, donde tengo una declaración de él ante medios, que ese dinero ‘lo recibimos de la Federación y yo lo utilicé en otras prioridades’, lo que significa que sí lo desvió. Qué hizo Bonilla: lejos de sancionarlo, de fincarle responsabilidad y meterlo a la cárcel, lo premió pagando la deuda de la UABC mediante un crédito, el cual me parece reprobable en todos sentidos y ahora le recibe dizque 6 millones de pesos a la esposa en reparación de un daño. Entonces, hay un pacto de impunidad entre el gobierno de Morena y el de ‘Kiko’ Vega, eso me queda muy claro, y se completó ese pacto de impunidad cuando a través del Congreso del Estado, ‘Kiko’ le dio los cinco años al ingeniero Bonilla”.

¿Cuántas denuncias ha presentado el Consejo de Organizaciones Ciudadanas Independientes contra los actos de corrupción de los gobiernos locales? 

“Bastantes, no tengo el número, pero te puedo decir que denunciamos a Juan Manuel Gastélum Buenrostro por el tema de los contratos de arrendamiento de los camiones recolectores de basura, que los pudimos haber comprado en 800 mil pesos y vamos a pagar 3 millones de pesos de arrendamiento por cada uno de ellos. Fue uno de los temas que entré en conflicto con Arturo González Cruz, porque dijimos, lo primero que hay que hacer como Ayuntamiento, revocar esos contratos, y lo que hizo fue renovarlos. Por eso me quedé ahí en el medio y siguió haciendo negocio con ese tema de Turbofin, que porque le dieron un 35% de descuento, entonces, le dije: eres un 35% menos corrupto que Juan Manuel Gastélum Buenrostro.

“Denuncié a ‘Kiko’ Vega por más de veinte hechos de corrupción, he denunciado y presentado quejas contra del Obispo por el tema de incursión de temas políticos por ejemplo en el de matrimonio igualitario. He presentado amparos en contra del incremento de impuestos, como el de Medio Ambiente del Estado que impuso a gas y gasolinas por ser tema federal y no de su competencia. Hemos promovido plebiscitos en contra del aumento a las tarifas de transporte. En los temas más sensibles hemos participado, siempre abanderando a la gente, al ciudadano, de manera gratuita. Jamás he cobrado por alguna de esas acciones”.

¿Cuál es el estatus? Cuáles ya se resolvieron, en qué proceso van…

“En la denuncia que presentamos a ‘Kiko’ Vega ante la Fiscalía General de la República, porque había también malversación de fondos federales, inexplicablemente la regresaron a la fiscalía estatal y ahí es donde estando en el gobierno voy a investigar. Y obviamente este gobierno de Morena, de Bonilla, pues no lo ha hecho. Dizque presentaron otra denuncia que no ha avanzado por otras cuestiones irrelevantes, decían que la pandemia, pero pues el Ministerio Público siempre trabajó, y después la justificación de Bonilla fue que todos los jueces eran panistas, cuando nunca se ha llevado a judicializar la carpeta. Eso nos da clara idea de la impunidad, del pacto que hizo con ‘Kiko’ Vega. No lo vamos a ver en la cárcel en este gobierno de Morena”.

Muchas gracias.

 

Atilano en corto: Sí al aborto, a la legalización de la marihuana y al matrimonio igualitario

 

El transporte público, ¿debe estar en los municipios?

“Sí”.

— Las Comisiones Estatales de Servicios Públicos, ¿deben estar en los municipios?

“Sí”.

¿El PBC terminará de satélite de la alianza opositora?

“No”.

¿Qué piensa de la planta fotovoltaica de Bonilla?

“Corrupción”.

¿Y del Segundo Piso en Tijuana?

“Proyecto inalcanzable, no lo van a concretar ellos”.

— ¿Cuánto dinero le dieron para la campaña?

“Que yo sepa, alrededor de un millón 200 mil pesos”.

¿A cuánto asciende el presupuesto de Baja California?

“65 mil millones de pesos”.

¿Y la deuda?

“Alrededor de unos 30 mil”.

¿Le renovaría el contrato a Fisamex?

“No”.

¿Qué le hace pensar la palabra moches?

“Corrupción”.

¿Debe ser legal el aborto en BC?

“Sí”.

¿Y el matrimonio igualitario?

“Sí”.

¿Legalización de la marihuana?

“Sí”.

¿Cree que Morena debe perder la Cámara de Diputados?

“Sí”.

¿Hay separación de poderes en México?

“No”.

¿A quién le tiene miedo?

“A mi esposa (ríe). Es broma. Híjole… a la ignorancia”.

¿A qué le tiene miedo?

“A las represalias”.

¿Qué le dice el nombre Jaime Bonilla?

“Hampón”.

¿Y el de Marina del Pilar Ávila?

“Títere”.

¿Lupita Jones?

“Mujer inteligente”.

¿Jorge Hank?

“No entiendo su participación en este proceso electoral”.

¿Declinaría a media campaña a favor de otro candidato?

“No contemplo la declinación; busco la unidad”.

¿Debe desaparecer el Instituto Nacional Electoral?

“No”.

¿Para atrás a la municipalización de San Quintín y San Felipe?

“De San Felipe, sí. De San Quintín, tengo mis dudas”.

 

Comentarios

Tipo de Cambio