Un curso no es suficiente

Foto: Cristian Torres/Jorge Hank Rhon, candidato del PES a la gubernatura de Baja California
Cachanillaz lunes, 24 mayo, 2021 12:00 PM

La misoginia del ex interno del complejo penitenciario El Hongo y actual candidato a la gubernatura de Baja California por el Partido Encuentro Solidario, Jorge Hank Rhon, no es algo que pueda resolverse con un curso simplón sobre nuevas masculinidades.

Un personaje fosilizado y moldeado en la vieja política del PRI, el cual vive bajo la sospecha de una fortuna amasada de la corrupción y la opulencia del viejo régimen, no pueden entender la magnitud de la violencia machista ni del impacto que sus comentarios generan en la sociedad, porque simplemente no le ha tocado vivirla -ni remotamente- en su círculo familiar cercano.

El tono machista que el ex presidiario intenta disfrazar como “picardía mexicana” o con un discurso “dicharachero”, deja en evidencia el desconocimiento y poco interés por terminar con los discursos de odio que forman parte de una cadena que desemboca en crímenes, y en el peor de los casos, en feminicidios.

La mañana del 18 de mayo, el presunto autor intelectual del asesinato de nuestro cofundador de ZETA, Héctor Félix Miranda, calificó de “basura” a la candidata de la coalición “Va x Baja California”, Guadalupe Jones Garay, luego de ser cuestionado si, de decidir unirse a su campaña, la aceptaría a manera de “voto útil” para derrocar el poder de Morena.

El discurso de Hank refiere que culminarán con la violencia de género casi por decreto, pero hasta el momento no ha establecido una sola política pública para combatirla; en vez de ello, ha emitido frases construidas, huecas y paternalistas sobre su decisión por combatir la inseguridad y “proteger a la mujer”.

El personaje siniestro del Hipódromo Aguacaliente, aquel que se ha visto involucrado en acusaciones de homicidio, de tráfico de especies y acopio de armas, pero que su poder político le ha permitido sortear los señalamientos, pretende demostrar con palabras que es una persona distinta, consciente y empática con la sociedad.

Como ha sido su costumbre, el ex interno de El Hongo nunca se ha tomado nada en serio, y por ello comete estas pifias, las cuales no son más que destellos de su verdadera personalidad.

No es la primera vez que Jorge Hank Rhon se ve involucrado en este tipo de crisis, pues hace apenas unos días comentó que las mujeres antes eran más inteligentes porque no trabajaban y eran mantenidas por el esposo, sin entender la realidad de muchas que salen a trabajar para obtener un desarrollo profesional porque simplemente ya no estamos en la Edad Media; o bien, por la necesidad generada al encabezar una familia sin padre. Todo esto en un entorno donde la brecha salarial entre hombres y mujeres en algunos estados del país es de hasta 22%, según cifras de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social.

Hace unos días, el “ingeniero” también hizo comentarios sexistas hacia la candidata por Morena, Marina del Pilar Ávila Olmeda. Abordado respecto a su posición en las encuestas

y que se encuentra “arriba” de Marina, el casinero respondió que “no” porque es casado y ya tiene 23 hijos, haciendo una referencia de carácter sexual.

Vaya, como si viviéramos en una película de “Porky’s” o si se tratara de una entrevista con Adalberto Martínez “Resortes”.

Los últimos comentarios de Hank Rhon son reflejo de cuerpo entero de un político y “soldado del PRI”, de una época pasada, al igual que el gobernador, Jaime Bonilla Valdez, de esos que creíamos extintos, pero que han regresado de sus cavernas para recuperar el poder.

Las malas “mañas” de un político como Hank no se quitan con cursos, pláticas o seminarios de un día. Desaparecen cuando dejan de ocupar cargos públicos o de representar figuras de poder dentro de las estructuras públicas y privadas.

Comentarios

Tipo de Cambio