Kamala Harris, vicepresidenta de EU, planea visitar México y Guatemala

Foto: Casa Blanca
Destacados miércoles, 14 abril, 2021 10:02 AM

La vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, dijo este miércoles 14 de abril, que planea visitar Guatemala y México, y que su país debe buscar la forma de lograr el desarrollo económico en las naciones del Triángulo Norte de Centroamérica para frenar la migración.

Harris aseguró durante una reunión con expertos en la región, que por ahora no tiene planes de visitar la zona sur de su frontera, pero que sí tiene previsto realizar pronto su primer viaje al Triángulo Norte de Centroamérica, que incluirá paradas en México y Guatemala, aunque no aclaró si también irá a Honduras y El Salvador.

“Nuestro enfoque es abordar las causas fundamentales y estoy deseando viajar, con suerte como mi primer viaje, al Triángulo Norte, hacer escala en México y luego ir a Guatemala […] Tenemos planes en marcha para ir a Guatemala, lo antes posible”, dijo Harris a los periodistas.

Según la vicepresidenta, la decisión de no visitar la frontera, es porque se trata del trabajo del secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Alejandro Mayorkas, mientras que la misión que asumió ella es la de “hacer frente a las causas de raíz” que generan la migración irregular.

Harris añadió que Estados Unidos tiene la oportunidad de proporcionar a los ciudadanos de Centroamérica “algún tipo de esperanza de que, si se quedan en casa”, las cosas pueden irles bien, ello a pesar de los altos niveles de violencia y pobreza en el Triángulo Norte.

La vicepresidente indicó que su objetivo es determinar “qué puede hacer [EE.UU.] para potenciar el desarrollo” en la región, un cambio que tardará tiempo en llegar, pero que pasa por combatir la corrupción, fortalecer la economía o aprobar reformas climáticas, según subrayó.

Harris se reunió en la Casa Blanca con varios expertos en migración, Centroamérica y desarrollo, entre ellos Dan Restrepo, que fue el principal asesor para Latinoamérica del ex presidente Barack Obama durante parte de su Administración.

En la reunión también estuvieron presentes la asesora para Centroamérica de Oxfam, Vicki Gass; el presidente del Instituto de Política Migratoria con sede en Washington, Andrew Selee; la codirectora del grupo de trabajo para Latinoamérica, Lisa Haugaard; y, Geoff Thale, el presidente de la independiente Oficina de Washington para Latinoamérica (WOLA, por sus siglas en inglés).

Además, con Harris se reunieron el director para Latinoamérica del centro de estudios Atlantic Council, Jason Marczak; y, Carolina Herrera, especialista en la crisis climática y financiación verde en la organización Consejo de Defensa de los Recursos Naturales.

Otros participantes en la reunión fueron la embajadora Nancy McEldowney, asesora de seguridad nacional de la Vicepresidenta; Andrew Selee, presidente del Migration Policy Institute; y, Lisa Haugaard, codirectora del Grupo de Trabajo de América Latina.

“ES UNA DECISIÓN NUESTRA”, DICE AMLO RESPECTO A REFORZAR VIGILANCIA EN FRONTERA SUR DE MÉXICO

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró este miércoles 14 de febrero, que ante el aumento del uso de menores de edad para cruzar la frontera, el Gobierno de México, por “decisión propia” reforzará la vigilancia en la frontera sur del territorio mexicano.

“Hay una situación grave de utilización de niñas y niños, entonces para cuidar niños esta es una decisión nuestra, vamos a reforzar la vigilancia, la protección, el cuidado en nuestra frontera sur”, dijo el mandatario nacional, durante su conferencia de prensa matutina.

“Porque es defender derechos humanos, se tiene que garantizar la libertad y el derecho de vivir libre de miserias, la gente tiene que buscarse la vida y protegerse ante la miseria, la violencia, pero no se puede ni en esos casos utilizar a los niños” agregó el político tabasqueño.

“Se pensó que con la llegada del presidente Biden se iban a abrir las puertas a todos los migrantes, esa fue la lectura de algunos y, sobre todo, se aprovecharon los traficantes de migrantes y a esto agregaron algo que es muy doloroso, la utilización de los niños y de las niñas, porque si un adulto va acompañado de un niño, niña tiene más posibilidades de tener la residencia de Estados Unidos”, dijo.

“Aprovecho para hacer un llamado respetuoso al Congreso de Estados Unidos para que resuelvan pronto lo de las iniciativas que ha presentado el presidente Biden, claro que ellos van a resolver de acuerdo a lo que consideren”, indicó el titular del Poder Ejecutivo Federal mexicano.

“Nosotros no debemos inmiscuirnos en esos asuntos, pero sí por esta crisis hacerles un exhorto respetuoso de que lo hagan rápido, pronto, porque está pidiendo el presidente Biden 4 mil millones de dólares y lo tienen que aprobar en el congreso, entonces ojalá y se apuren porque hay que atender las causas, no se puede resolver el problema con medidas coercitivas”, abundó.

MÁS SOLDADOS PARA LA FRONTERA SUR

Marcelo Ebrard Casaubón, titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), informó el martes 13 de abril, que son 12 mil funcionarios públicos de diferentes instituciones, los que participarán para evitar el tráfico de migrantes en la frontera sur del territorio mexicano, y no 10 mil soldados, como lo había asegurado la Casa Blanca un día antes.

El canciller afirmó que ya existe un acuerdo con el Gobierno Estados Unidos para atender el fenómeno migratorio, sobre todo la de los niños no acompañados, en donde se realizará una fuerte inversión en Centroamérica y se combatirá a los traficantes de personas que se aprovechan de la situación.

“Hay un acuerdo y va a haber una inversión relevante en Centroamérica. no hay manera en que podamos regular este fenómeno si no hay opciones en Honduras, Guatemala y El Salvador, principalmente […] Tenemos que ir por esos traficantes, porque esto no se había presentado en toda la historia, nunca habíamos visto un tráfico de este tamaño”, señaló el funcionario federal mexicano.

El Gobierno de México pactó con su homólogo de Estados Unidos tener más seguridad en la frontera sur del territorio mexicano, para reducir el flujo de migrantes centroamericanos hacia Estados Unidos, según lo informó el pasado 12 de abril, Jen Psaki, vocera de la Casa Blanca.

La funcionaria estadounidense afirmó que la Administración encabezada por López Obrador, mantiene un despliegue de 10 mil soldados en la frontera sur de la República mexicana. “Ha habido una serie de discusiones bilaterales entre nuestros líderes y los gobiernos regionales de México, Honduras y Guatemala”, comentó Psaki.

La funcionaria de EE.UU. detalló que Guatemala aumentará con mil 500 soldados su seguridad fronteriza, mientras que Honduras pondrá a 7 mil miembros de su policía y fuerzas armadas. Por otra parte, Tyler Moran, asesor de la Casa Blanca, dijo a la cadena MSNBC que el Gobierno de Joe Biden había logrado acuerdos con México, Honduras y Guatemala, para poner más tropas en sus fronteras.

“Eso no sólo evitará que los traficantes, los contrabandistas y los carteles se aprovechen de los niños en camino aquí, sino también protegerá a esos niños”, aseguró Moran.

AMLO Y HARRIS ACUERDAN COOPERACIÓN PARA ATENDER CRISIS MIGRATORIA

El pasado miércoles 7 de abril, el presidente Andrés Manuel López Obrador y la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, sostuvieron una llamada telefónica, en la cual acordaron cooperación entre ambas naciones para hacer frente a la crisis migratoria.

Asimismo, el mandatario mexicano y la vicepresidente estadounidense acordaron fortalecer los mecanismos binacionales para compartir inteligencia, con el propósito de combatir las redes transnacionales de traficantes de personas que ponen en riesgo la seguridad de las personas migrantes.

En su oportunidad, Harris agradeció a López Obrador su cooperación y espera trabajar con él para atender las causas fundamentales para la migración al mejorar las condiciones en la región, incluido el sur de México.

MÉXICO SE REHÚSA A RECIBIR MÁS MIGRANTES: BIDEN

Antes, el pasado 25 de marzo, durante su primera conferencia de prensa formal, el presidente estadounidense, Joe Biden, informó que está trabajando con el Gobierno de su homólogo López Obrador, para que México pueda recibir a más familias migrantes que cruzan hacia Estados Unidos.

Además, el mandatario de EE.UU. descartó que el incremento en la llegada de migrantes se deba a que él es visto como “el tipo bueno” y afirmó que había varias circunstancias como el clima y la eliminación de la ayuda a otros países por parte de la Administración de su antecesor Donald Trump.

“La vasta mayoría de las personas que están cruzando están siendo enviadas devuelta, decenas de miles de personas mayores de 18 años que llegaron solas, estamos enviando a la vasta mayoría de las familias que están llegando, estamos tratando de negociar con México para que reciba nuevamente a esas familias”, dijo el mandatario estadounidense.

“¿Por qué no están volviendo algunas familias? Porque México se está rehusando a recibirlas de regreso […] Estamos en negociaciones con el presidente de México. Creo que vamos a ver esto cambiar. Todas deberían regresar. Todas van a regresar”, agregó Biden.

“Si miran el número de gente que viene, la mayoría de ellos están siendo enviados de vuelta, miles, decenas de miles de personas mayores de 18 personas y que vienen solas han sido enviadas de vuelta […] Ahora estamos tratando de trabajar con México para que pueda recibir a más de esas familias. Eso es lo que está pasando”, abundó el mandatario estadounidense.

“Me gustaría decir que es porque soy un buen tipo, pero no es por eso. Es por lo que pasa cada año […] La razón por la que están viniendo es porque es el tiempo del año con menor posibilidades de que mueran por el calor en el desierto”, insistió el presidente de EE.UU.

“[Trump] Redujo la cantidad de camas disponibles, no dio fondos al Departamento de Salud para que los niños pudiesen ser movidos de las instalaciones de la Patrulla Fronteriza […] estamos tratando de reconstruir el sistema […] aumentar la capacidad que se debió haber mantenido”, enfatizó Biden.

BIDEN DESIGNA A HARRIS PARA ENFRENTAR CRISIS MIGRATORIA

El pasado 24 de marzo, el mandatario estadounidense designó a la vicepresidenta Kamala Harris, para que lidere los esfuerzos de la Casa Blanca para hacer frente al desafío migratorio en la frontera entre Estados Unidos y México.

El mandatario estadounidense realizó el anuncio mientras él y Harris se reunieron, en Washington, con el secretario de Salud y Servicios Humanos, Xavier Becerra, el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, y con asesores, para discutir el aumento de jóvenes migrantes que han llegado a la frontera sur de EE.UU. durante las últimas semanas.

“Estamos haciendo equipo con México para contener este problema de migración […] Este nuevo aumento con el que estamos lidiando ahora empezó con la pasada administración pero es nuestra responsabilidad”, dijo el presidente Biden a periodistas.

El mandatario estadounidense reconoció que esta es una “situación desafiante” pero afirmó que no podía pensar en “nadie que esté mejor calificado para hacer este trabajo [que Harris]”, de quien destacó su experiencia como fiscal general de California.

Por su parte, Harris aseguró estar “frustrada” por la “aglomeración” de menores indocumentados en centros de detención estadunidenses en la frontera con México. “Es un problema enorme, no voy a fingir que no lo es, es un problema enorme”, dijo en una entrevista con la cadena televisiva CBS News.

Sin embargo, respecto a si visitará la frontera, Harris tuvo una respuesta similar a la de Biden, quien aseguró el pasado fin de semana que sí lo hará, pero no precisó si tiene planes de hacerlo pronto.

“En algún momento, absolutamente, [Biden y yo] iremos a la frontera. Yo ya he estado en la frontera [cuando era senadora] y nuestro secretario de Seguridad Nacional, Alex Mayorkas, ha estado allí dos veces, altos cargos del Gobierno han ido, y nosotros iremos”, enfatizó Harris.

Por otra parte, la vicepresidenta culpó al Gobierno del ex presidente Donald Trump de haber “desmantelado” el sistema para solicitar asilo en EE.UU., y subrayó que, por tanto, la situación en la frontera “no se va a resolver de la noche a la mañana”.

Asimismo, Harris reconoció que hay una “aglomeración” de menores en los centros de detención del actual Gobierno, que le gustaría que hubiera muchos menos niños bajo custodia de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) y que el Ejecutivo estadounidense “debería procesar sus casos más rápido”.

Muchos de los menores que han cruzado la frontera durante las últimas semanas se han quedado más tiempo del permitido por ley en centros de detención gestionados por la CBP, y que están diseñados para adultos, no niños. Según cifras oficiales del Gobierno estadounidense, el pasado fin de semana unos 4 mil 900 menores migrantes no acompañados estaban bajo la custodia de las autoridades fronterizas.

Algunos de ellos llevaban detenidos más de 10 días, a pesar que la ley dice que el máximo son tres días. Sin embargo la falta de espacios en los albergues del Departamento de Salud (HHS, por sus siglas en inglés) ha obligado al Gobierno de Biden a establecer nuevos centros de procesamiento en Texas y, próximamente, en Arizona.

El pasado 22 de marzo, la cadena de noticias CNN reportó que la Patrulla Fronteriza estadounidense detuvo a más de 11 mil niños migrantes entre el 28 de febrero y el 20 de marzo, una cifra que supera la cantidad de menores aprehendidos en la frontera de Estados Unidos con México en todo el mes pasado.

Comentarios

Tipo de Cambio