Visibilizan violencias de género

Fotos: Cortesía/Retratan historias de resilencia, sororidad y lucha
Espectáculoz lunes, 8 marzo, 2021 12:15 PM

Retrata la serie documental “La culpa no es mía”, de la periodista Vanessa Job, distintas facetas de violencia de género y estereotipos machistas, invitando a la reflexión para dejar de normalizar actos de intimidación y erradicar los feminicidios. En plena reconfiguración de la lucha resiliente del movimiento feminista, se estrenarán cinco episodios que abonan al Día Internacional de la Mujer

 

En México, 6 de cada 10 mujeres han sufrido violencia psicológica, emocional, maltrato físico, violación sexual y discriminación. En 2020 fueron asesinadas 3 mil 752 mujeres, poco más de 18 mil se encuentran desaparecidas, 9 millones viven violencia digital, 260 mil llamaron al 911 por incidentes relacionados con violencia de género y millones enfrentan desigualdad salarial.

Ante ese marco, previo al Día Internacional de la Mujer (8 de marzo) y alentada en movimientos feminista, la periodista Vanessa Job, experta en visibilizar violaciones de derechos humanos, estrenará mañana sábado 6 la serie episódica documental “La culpa no es mía”, en la que aborda historias de micromachismo, violencia en el noviazgo, intimidación digital, desapariciones y feminicidio.

“Plantear la serie fue para saber cómo podemos detectar símbolos paradigmáticos que muestren algún tipo de violencia que las mujeres viven día a día, es así que, por medio de relatos de la vida real, expondremos la decadente falta de impunidad y los micromachismos establecidos que normalizan la violencia de género”, subrayó ZETA Job, quien junto a Christian Palma, desarrolló cinco episodios bajo la producción de Copal Producciones y el Sistema Público de Radiodifusión (SPR), mismos que transmitirá Canal 14 y el sitio copalproducciones.com a partir de las 18:00 horas (Tiempo del Pacífico).

Seis de cada diez mujeres son violentadas

A través de historias relatadas desde la resiliencia, sororidad y lucha, el documental abona a la reflexión y cambio: “La idea del proyecto surgió para visibilizar la violencia contra las mujeres de una manera distinta. Decidimos que serían cinco capítulos con una duración de media hora con un tipo de violencia, desde micromachismos que sientan las bases de la violencia incorporada a la vida de las mujeres, pasando a otros como la violencia en el noviazgo, la digital, la desaparición de mujeres y los feminicidios”, señaló Vanessa en entrevista telefónica.

“A cada tipo de violencia le dimos un capítulo para que fueran retratos íntimos de las historias de las mujeres, para que ellas y hombres pudieran ir reconociendo ciertas actitudes, estereotipos, y se den cuenta de las prácticas que hacen en el día a día y que pueden llegar a ser un tipo de violencia que en ocasiones justificamos al agresor, sobre todo cuando es violencia intrafamiliar. Muchas veces los agresores son nuestras parejas, como en el caso de Esmeralda Millán, protagonista de uno de nuestros capítulos, la cual terminó en feminicidio cuando el padre de su hijo le aventó ácido en la cara”, relató.

Estrenan “La culpa no es mía”

Datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) indican que el grupo de mujeres más susceptible a sufrir algún tipo de acoso se encuentra entre los 20 y 29 años, seguidas por las de 12 a 19 que residen en zonas urbanas, siendo el abuso sexual y la violación, los delitos de mayor incidencia en Chihuahua, Estado de México y Ciudad de México.

Sin embargo, poco a poco la voz de las mujeres y su movilización histórica de millones manifestándose por sus derechos (8M), hace mayor eco.

“Me sorprende que en este momento de la historia de México se está viviendo una reconfiguración de la lucha de las mujeres, la capacidad de resiliencia. El movimiento feminista no es algo nuevo, pero finalmente en el país fue una pólvora que logró imponer agenda, a pesar que desde los diferentes gobiernos no se hablaba. Empezamos a tener la fuerza de darnos la mano, organizarnos y decir ‘esto no puede seguir así’”.

A un año de la movilización 8M, debido a la pandemia, las autoridades dejaron el problema de lado, lapso en el cual “aumentó la violencia intrafamiliar y nos tuvimos que adaptar para organizarnos por internet, me sorprendió la empatía entre mujeres que hoy se cuestionan sobre si salir a marchar, porque lastimosamente las estadísticas siguen igual, y el Presidente (Andrés Manuel López) Obrador resta importancia a las acusaciones de víctimas y colectivos feministas, en una época en la que es necesario erradicar la normalización de estos actos que socialmente son aceptados”, enfatizó la investigadora.

Hacen eco

Con base a informes de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), los reportes de violencia contra las mujeres y niñas, sobre todo en el hogar, han aumentado en la prevaleciente contingencia sanitaria por COVID-19.

Comentarios

Tipo de Cambio