Reconvierten hospitales COVID; médicos temen repunte

Aspectos generales de la atención a las a fueras del Hospital General. Foto: Alejandro Gutiérrez Mora/ZETA
Destacados viernes, 19 marzo, 2021 3:30 PM

El 17 de marzo de 2020 se anunció el primer caso del nuevo coronavirus en Baja California, una mujer de Mexicali que había viajado a Estados Unidos, empezando la Fase 1 de la pandemia, cuando Alonso Pérez Rico, secretario de Salud de BC, pensaba que no habría más de 5 mil contagios y 500 hospitalizaciones. Ahora, después de 44 mil 251 casos y 7 mil 587 decesos, los hospitales se están reconvirtiendo ante un aparente control de la enfermedad, a pesar que en otros países ya han iniciado con su tercera ola

 

 

 

En un mes, la ocupación hospitalaria en Baja California, pasó oficialmente de 33 a 11%, por lo que inició la reconversión de hospitales, siendo el Hospital General de Tijuana, el último en volver a la “normalidad”, a pesar que personal de Salud teme la llegada de un tercer repunte de contagios, por la movilidad de la gente y la aplicación de la vacuna.

Los casos activos, confirmados, hospitalizaciones, intubados y defunciones, han ido a la baja desde hace un mes en toda la entidad, razón por la que se ha pasado a Semáforo de Riesgo Epidemiológico Amarillo y ha iniciado la reconversión de todos los hospitales de atención COVID-19, siendo el General de Tijuana el último.

Pero la situación es preocupante para los trabajadores de la salud, debido a que desde hace dos semanas la tasa de Reproducción Efectiva (RT) ha incrementado en San Quintín, Rosarito, Tecate y Tijuana, la ciudad más poblada a nivel estatal y nacional, y en la que no se iniciado ningún protocolo de vacunación contra el virus SARS-CoV-2.

A nivel mundial, Europa ya está iniciando su tercera ola, Reino Unido, Francia e Italia están en los primeros lugares en casos acumulados, de acuerdo con la Universidad John Hopkins. Italia ya volvió al confinamiento y Francia está a punto de hacer lo propio, por lo que es de esperarse que un tercer repunte de casos llegue a México.

Estados Unidos, Brasil y México, continúan entre los primeros lugares en defunciones, con 537 mil 945, 282 mil 127 y 195 mil 119 muertes por COVID-19, respectivamente, a pesar de la disminución de casos en los indicadores. La aplicación de la vacuna y la movilidad de la gente, podrían hacer que se tenga este repunte en los próximos meses.

Foto: Alejandro Gutiérrez Mora/ZETA

 

REABREN CONSULTAS EN SEGURO SOCIAL

El Hospital General Regional de Especialidades del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), mejor conocido como Clínica 1, ya inició consultas luego que se suspendieran durante un año.

En recorrido realizado por ZETA, se pudo observar que las consultas de especialidades en Urología, Neurología, Oncología y Oftalmología ya volvieron al tercer piso y dejaron el área de Fisioterapia, donde atendían a pacientes con urgencia.

Sin embargo, las áreas de Urgencia continúan igual, el primer piso para todo tipo de pacientes y el segundo para COVID-19.

Mientras que en la Unidad de Medicina Familiar 27, así como en los hospitales de ISSSTE e Issstecali, continúan los módulos respiratorios designados para eso, “no ha habido cambios, seguimos atendiendo a derechohabientes y a ‘Insabis’” -como les nombran a los pacientes que no tienen afiliación a alguna institución médica-, dijeron médicos en el área de filtros.

Médicos del Issstecali también afirmaron que siguen atendiendo de manera normal a derechohabientes y no derechohabientes, aunque reconocen una disminución en las atenciones.

ABREN URGENCIAS EN HGT

La tarde del miércoles 17 de marzo se abrió el área de Urgencias del Hospital General de Tijuana para todo tipo de atenciones y dejaron solo dos pisos para pacientes COVID-19; previamente se capacitó al personal y se dejó un filtro sanitario.

“Solo hay un área designada dentro del mismo hospital, para atención a pacientes con COVID-19. El primer piso continúa con pacientes con COVID, el resto sigue en remodelación”, dijo un enfermero del Hospital General de Tijuana.

“Temo que es muy temprano decir que la reconversión sea lo correcto, sin embargo, cabe mencionar que, como personal de Salud, varios nos damos a la tarea de informarnos sobre la situación actual en otros países, ya que está iniciando una tercera ola como en Brasil, Italia y Ucrania”, agregó.

En su opinión, se debería aprovechar que hay muy pocas personas hospitalizadas -53 al jueves 18 de marzo- para reforzar y equipar las áreas de servicio y estar mejor preparados al momento de que llegue un tercer repunte a BC.

“La atención en Urgencias será, por ahora, primaria para la población, no sé si a partir de que ocupen hospitalización deriven (a los pacientes) a otros hospitales”, señaló.

REPRODUCCIÓN EFECTIVA AL ALZA

Al cierre de esta edición, jueves 18 de marzo, la tasa de Reproducción Efectiva (RT) era de 0.99, solo una décima por debajo del 1, el cual implica que por cada persona contagiada, se infecta a dos y se considera que la enfermedad avanza en la población.

En las últimas dos semanas, el RT bajó hasta 0.68, todos los municipios del Estado se mantuvieron por debajo del 1, hasta que se cambió a semáforo Amarillo y comenzó la apertura de ciertos giros, entre estos los bares.

“Si la tasa de Reproducción Efectiva continúa aumentando, vamos a tener más casos, esa es una realidad. Si empezamos con la vacunación ya, tenemos la oportunidad de que no tantos adultos mayores tengan la modalidad moderada o severa”, advirtió Alonso Pérez Rico, secretario de Salud en el Estado.

Sin embargo, solo se ha vacunado a 89 mil 726 adultos mayores y faltan los 160 mil registrados en Tijuana y Rosarito, es decir, se han vacunado poco más de la mitad de ese sector, el equivalente al 4% del 65 necesario para la inmunidad de rebaño.

Aun así, el funcionario estatal consideró prudente la reconversión de hospitales, pues hay otras enfermedades que se tienen que atender y otras instituciones no están capacitadas con personal médico o equipo para ello.

Incluso en noviembre y diciembre de 2020, ZETA documentó las constantes protestas y quejas de trabajadores de la salud de ISSSTE e Issstecali, quienes eran acusados de no querer atender a pacientes y atrincherarse en Urgencias ante la falta de equipo humano, médico o infraestructura.

Foto: Enrique Botello

“Tenemos que tener una balanza en cuanto a qué hacemos. Si ahorita cerramos las actividades o retrocedemos en cuanto a los giros que están aperturados, sería un tanto prematuro cuando todavía tenemos la oportunidad de poder revertir la tasa de reproducción efectiva”, mencionó.

Por otro lado, destacó que ya todos los hospitales que atendían COVID están reconvertidos, a excepción del de Tijuana, y de haber un repunte de hospitalizaciones, estos volverían a ser para pacientes COVID, ya que “cuando hicimos la reconversión para que se hicieran COVID, en dos semanas vaciamos el hospital, entonces tenemos tiempo”, indicó Pérez Rico a ZETA.

“Entiendo la preocupación del personal de salud operativo, pero las decisiones en la macro, se toman a nivel directivo de qué podemos y qué no podemos hacer. Tampoco es correcto que tuviéramos 80% de ocupación hospitalaria y dijera ‘vamos a reconvertir’, ¿a dónde?, pero tenemos 10% y la tendencia de casos activos es hacia la baja; lo único que nos preocupa es la tasa de reproducción, que puede alterar el patrón o la tendencia, que es hacia la baja”, complementó.

El funcionario estatal dijo que el hecho de que se reconviertan los hospitales a mixtos, no significa que así se van a quedar, pues pueden ser reconvertidos en el momento en que vean una tendencia al alza, mientras tanto, se debe avanzar en la atención de otras enfermedades.

NO TODOS LOS MÉDICOS REGRESARÁN

Además de la tasa de RT, otro de los problemas que enfrenta la Secretaría de Salud es la falta de médicos de otras especialidades que no van a volver, algunos por jubilación y otros hasta que pase por completo la pandemia.

“Muchos médicos adultos mayores, después del COVID, decidieron jubilarse, algunos otros no quieren seguir trabajando de forma activa hasta que este tema de la pandemia pase, y otros dijeron que regresan sin problema”, mencionó Alonso Pérez Rico.

Aún no tienen contabilizados cuántos médicos van a volver, cuántos se van a jubilar y cuántos han desistido, ya que esperarán hasta que se termine la reconversión para hacerlo de manera oficial, aunque por el momento hacen falta anestesiólogos.

“Están en todo su derecho de irse, y el hecho de que se vayan, le da oportunidad a un médico joven de que llegue, estamos de acuerdo con eso”, aseguró.

 

VUELVEN A VACUNAR A MÉDICOS

Después de las protestas de médicos del Issstecali, reclamos por parte del sector privado y manifestaciones de pasantes de Medicina, se volvió a vacunar al sector médico que no es de primera línea.

Pérez Rico argumentó que ya les autorizaron destinar entre mil 500 y 2 mil vacunas de cada remesa que llegue a BC para continuar con la inoculación al personal de Salud de áreas No COVID.

Del lote de 14 mil 625 vacunas Pfizer/BioNTech que llegaron el 7 de marzo, alrededor de 2 mil fueron para ellos, y de las 19 mil 500 que llegaron el 17 de marzo, 975 se canalizaron a ese sector.

Para concluir, el titular de la Secretaría de Salud en el Estado expuso que poco a poco se irá cubriendo al personal de segunda, tercera y cuarta línea de todo Baja California, por lo que pidió paciencia.

 

 

 

 

 

Otorgan suspensión a dos enfermeros; se amparan contra IMSS por no recibir vacuna anti COVID-19

 

 

 

Los dos trabajadores de la salud están en Mexicali, los nombres se reservan por miedo a represalias, pero ambos recibieron la suspensión de plano por parte de juzgados federales locales para protegerse de acciones emprendidas por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el cual intentó hacerlos regresar a sus labores, pese a que no contaban con la vacuna para prevenir el virus SARS-CoV-2.

El despacho De la Peña-Rivera fue el encargado de promover la demanda de amparo contra todas las autoridades, tanto federales como locales, por solicitarle que sus defendidos regresen a su lugar de trabajo, pese a no contar con la protección necesaria para tal fin.

Los juicios de amparo 257/2021 y 285/2021, recayeron en los Juzgados Tercero y Cuarto, respectivamente, con sede en Mexicali, los cuales tienen prácticamente la misma justificación, toda vez que ambos trabajadores de la salud se encontraban bajo resguardo en su vivienda, debido a que padecían enfermedades degenerativas que ponían en riesgo su integridad en caso de exponerse al virus que ha provocado una de las pandemias más trágicas de toda la historia.

Los documentos en poder de ZETA señalan a la Oficina de la Presidencia de la República, a la Secretaría de Salud, al gobernador de Baja California y al Instituto de Salud Pública del Estado (Isesalud), como omisos por no proporcionar la vacuna contra la COVID-19, pese a tratarse de un trabajador de la salud; la omisión por no realizar protocolos necesarios para suministrar la vacuna para los trabajadores de la salud en general, poniendo en riesgo la vida de las personas; y la falta de información en torno a las fechas y lugares donde los empleados de la salud recibirán la vacuna.

También, refieren el incumplimiento de la primera etapa de la Política Nacional de Vacunación, la cual comprendía precisamente la protección de la totalidad del personal de Salud del Estado.

Respecto al ente encargado -IMSS-, ambos textos refieren que hubo omisión por parte de la institución para informar a los enfermeros sobre la fecha específica de regreso a sus labores, pese a que lo solicitaron por escrito de manera formal. Tampoco respondió a la solicitud de proporcionar la fecha y hora en que recibirá la vacuna, para así asegurar su regreso a la institución de Salud.

La Jueza Tercero de Distrito, María del Socorro López Villarreal, y el Juez Cuarto de Distrito, Jesús Rodolfo Cristerna Iribe, coincidieron en la petición del abogado defensor y otorgaron la suspensión de plano, obligando a la institución federal a dotar de vacunas para poder regresar al trabajo, y en caso de no poder garantizarla, ambas personas -por derecho- se mantendrán bajo resguardo.

De hacer caso omiso al mandato de la justicia federal, el encargado de la institución se hará acreedor a una multa de 2 mil 688 pesos, además de obligar a la dependencia a proporcionar un informe que acredite el cumplimiento de la obligación adquirida en un plazo de 24 horas.

No es la primera vez que enfermeros se amparan contra instrucciones de instituciones de salud por arriesgar a su personal. Apenas iniciada la pandemia, un enfermero buscó el cobijo del Poder Judicial de la Federación para evitar su ingreso a las áreas COVID-19 dentro del hospital, sin recibir el equipo necesario para ejercer su actividad.

 

Comentarios

Tipo de Cambio