EU responderá el viernes si cede o no vacunas de AstraZeneca a México: Ebrard

Foto: Cuartoscuro
Destacados martes, 16 marzo, 2021 10:25 AM

Marcelo Ebrard Casaubón, titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) adelantó que el Gobierno de Estados Unidos informará el próximo viernes 18 de marzo, respecto a la cesión a México de vacunas contra el coronavirus SARS-CoV-2 (que causa la enfermedad COVID-19), desarrollada por la farmacéutica británica AstraZeneca, en conjunto con la Universidad de Oxford.

“El viernes vamos a tener una respuesta y ese día daremos los detalles pero diría yo que tenemos un buen avance. Las características, cifras, disposiciones la sabremos hasta el día viernes”, comentó el Canciller mexicano, durante la conferencia de prensa matutina presidencial.

Cuestionado por reporteros respecto a cuántas vacunas anti COVID-19 pidió México a EE.UU., el funcionario federal respondió que se solicitó el mayor número posible. Por su parte, el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que llevó tiempo la respuesta por parte de Estados Unidos sobre la cesión.

“Todo esto es lo que nos da la garantía para avanzar. Yo sí he hecho el compromiso y estoy seguro que vamos a cumplir porque nos están ayudando farmacéuticas y gobiernos, es muy importante que tenemos buenas relaciones”, agregó el titular del Poder Ejecutivo Federal mexicano.

“Nos está ayudando Rusia, China, India, también los de Unión Europea, porque la vacuna Pfizer se está produciendo en Bélgica, y hay países, asociaciones de países que no quieren que salgan las vacunas de sus naciones, y en el caso de Pfizer se permite que vengan las vacunas a México”, aseveró el político tabasqueño.

Hasta el momento, al menos 17 países han suspendido la aplicación de de la vacuna contra el coronavirus SARS-CoV-2 (que causa la enfermedad COVID-19), desarrollada por la farmacéutica británica AstraZeneca, en conjunto con la Universidad de Oxford, y ya autorizada para su uso de emergencia en más de 70 naciones.

Ello ante el temor de que tras dicha inoculación se formen coágulos en la sangre, luego de que se presentaran casos de trombo embolias en personas inmunizadas. Sin embargo, tanto el Gobierno de Reino Unido, como la Agencia Europea del Medicamento (EMA), la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la empresa británica defendieron la seguridad de la vacuna anti COVID-19.

DECENAS DE MILLONES DE VACUNAS DE ASTRAZENECA RETENIDAS EN EE.UU.

El pasado 12 de marzo, el diario The New York Times informó que decenas de millones de dosis de la vacuna contra el coronavirus de AstraZeneca/Oxford están inactivas en instalaciones de fabricación en EE.UU., a la espera de los resultados de su ensayo clínico en el país, mientras las naciones que ya la han autorizado “ruegan” por acceder a ellas.

El mismo rotativo afirmó que el destino de dichas dosis es objeto de un “intenso” debate entre la Casa Blanca y funcionarios de salud federales, así como AstraZeneca, mientras que algunos argumentan que el Gobierno debería dejarlas ir al extranjero, donde son necesitadas desesperadamente, mientras que otros funcionarios no están dispuestos a renunciar a las dosis, según altos funcionarios de la Administración de Joe Biden.

Aproximadamente 30 millones de dosis se envasan actualmente en las instalaciones de AstraZeneca en West Chester, Ohio. Emergent BioSolutions, una empresa de Maryland que AstraZeneca ha contratado para fabricar su vacuna en EE.UU, también ha producido suficiente vacuna en Baltimore para decenas de millones de dosis más, señaló el NYT.

“Pero aunque la vacuna de AstraZeneca ya está autorizada en más de 70 países, según un portavoz de la compañía, su ensayo clínico en Estados Unidos aún no ha informado de resultados y la compañía no ha solicitado la autorización de uso de emergencia a la Administración de Alimentos y Medicamentos [FDA, en inglés]”, agregó el rotativo.

Según el mismo diario, AstraZeneca ha pedido a la Administración de Biden que le permita enviar las dosis estadounidenses a la Unión Europea, donde no ha cumplido con sus compromisos de suministro originales. Sin embargo, el Gobierno de EE.UU., por ahora, ha denegado la solicitud, dijo un funcionario al NYT.

Un día antes, el 11 de marzo, el presidente Biden prometió habría dosis suficientes para todos los adultos estadounidenses. Las vacunas que sí están aprobadas actualmente por la FDA -Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson- han marginado aún más a la vacuna de AstraZeneca, indicó el NYT.

“Si tenemos un excedente, lo compartiremos con el resto del mundo”, dijo Biden a los periodistas el miércoles 10 de marzo, hablando en general sobre el suministro de vacunas de EE.UU. “Vamos a empezar asegurándonos de que los estadounidenses sean atendidos primero”, agregó el mandatario de Estados Unidos.

EL DILEMA DE SI EE.UU. COMPARTIRÁ VACUNAS A MÉXICO

El pasado 12 de marzo, durante su gira por Jalisco, el presidente López Obrador afirmó que estaba seguro que el Gobierno de Estados Unidos “ayudaría” con vacunas contra la COVID-19, para que estas no falten en México. Antes, el día 2 de ese mismo mes, el político tabasqueño indicó que EE.UU. continuaba abierto a un posible acuerdo respecto a compartir dosis de de la inoculación, desarrollados por farmacéuticas estadounidenses.

“Informarle al pueblo de México, que la conversación con el presidente Biden se desarrolló en un ambiente de mucho respeto, de amistad y de colaboración. Se trataron varios temas. El tema migratorio y fue algo importante, porque se planteó la necesidad de regularizar a nuestros paisanos que trabajan y viven en Estados Unidos, como es compromiso del presidente Biden”, dijo el mandatario nacional.

“Desde luego, lleva tiempo, pero existe ese compromiso. Reconocimos que es un acierto que haya tomado esa decisión. También se planteó lo de las visas de trabajo, ordenar el flujo migratorio, y, se va a analizar”, abundó el titular del Poder Ejecutivo Federal mexicano.

“Desde luego, se trató, el tema principal, de impulsar el desarrollo de Centroamérica y en el sur de nuestro país. El presidente Biden ha propuesto destinar 4 mil millones de dólares para el desarrollo en pueblos de Centroamérica y en el sur de nuestro país”, informó el político tabasqueño.

“Y todo esto, coincidimos, se tiene que llevar a cabo con respeto a los derechos humanos de los migrantes. Entonces fue muy buena la conversación, y en este tema se acordó que sigan trabajando el secretario de Estado del Gobierno de Estados Unidos [Antony Blinken], y el equipo correspondiente por parte de Estados Unidos, y, por el lado nuestro, el equipo mexicano está coordinado por Marcelo Ebrard [Casaubón], y van a seguir trabajando”, indicó López Obrador.

“Se trató también lo del cambio climático, nos invitaron a una reunión, con este propósito, para el mes de abril. Sin duda va a participar una delegación de México para este encuentro. También, tratamos el tema de la relación económica, comercial, todo lo vinculado al Tratado [T-MEC], y, coincidencia plena, en mantener nuestras relaciones, fortalecer la comunicación”, agregó el presidente.

“Vamos a participar en un grupo, que se va a constituir, del más alto nivel, para atender todo lo relacionado del Tratado, con el propósito de agilizar trámites, de evitar obstáculos, de resolver conflictos, se convino en crear este equipo”, detalló el político tabasqueño, durante su conferencia de prensa matutina.

“Y también tratamos lo relacionado con el COVID, en general, y lo de las vacunas, en particular. Para que se despejen dudas y malos entendidos, hubo una actitud del presidente Biden, de mucha comprensión, en este tema, a nuestro planteamiento, y, los equipos, de los dos países, verán qué es posible y cuándo, pero hubo muy buena disposición, de modo que vamos a informar en su momento”, afirmó.

“En general fue un encuentro, repito, amistoso, respetuoso, y, con mucho énfasis en la cooperación para el desarrollo. No hubo ninguna discrepancia, así lo digo, de manera categórica, ni una sola discrepancia. Fue una conversación respetuosa, y creo que muy buena para los dos países, en especial para los pueblos de nuestras dos naciones”, insistió el mandatario mexicano.

“Eso fue lo que tratamos. Hubo una parte introductoria que se acordó que se hiciera pública, y luego nos quedamos a desahogar la agenda. Prácticamente tratamos todos los temas de la agenda, y quedamos en volver a reunirnos, aún cuando se den por estas vías, estas teleconferencias, pero se va a mantener el diálogo bilateral”, señaló López Obrador.

Lo que le puedo decir al pueblo de México, es que hubo aceptación de nuestra propuesta acerca de la necesidad que tenemos de enfrentar de la mejor manera posible, la pandemia, y la necesidad de contar con las vacunas.

“Recuerden que también Estados Unidos tiene un plan nacional de vacunación, entonces se va a dialogar sobre este tema, los equipos, no puede decir que se logró ya el acuerdo, tampoco que no hubo acuerdo. Nos fue bien, eso es lo que puedo decir”, finalizó el presidente de México.

Antes, el 1 de marzo, Jen Psaki, vocera del presidente Joe Biden, indicó que el Gobierno de Estados Unidos no tiene contemplado compartir dosis de vacunas contra el coronavirus SARS-CoV-2 (que causa la enfermedad COVID-19), desarrollados por farmacéuticas estadounidenses.

“El presidente [Biden] ha sido claro que su foco está en asegurar que la vacuna sea accesible a todos los estadounidenses, ese es nuestro foco. El siguiente paso es la recuperación económica”, enfatizó Psaki durante una conferencia de prensa.

La vocera agregó que, una vez que se logre el objetivo de que todos los estadounidenses cuenten con acceso a la vacuna contra la COVID-19, la Administración Biden buscará reabrir las fronteras con México y Canadá, para promover la recuperación económica.

“No podemos abrir las fronteras con México y Canadá si los dos países no han controlado la pandemia”, señaló Psaki, luego de que horas antes, el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador, dijo que le solicitaría a Biden que EE.UU. pudiera compartir con el país latinoamericano algunas vacunas contra la COVID-19, fabricadas en territorio estadounidense.

El titular del Poder Ejecutivo Federal mexicano reconoció, también el 1 de marzo, que ya le había solicitado a Biden que permita que las farmacéuticas de Estados Unidos distribuyan la vacuna contra la COVID-19 a México, que tiene un contrato de 34.4 millones de dosis de Pfizer.

“El COVID-19 a nosotros nos importa, sobre todo lo de la vacuna. Otro tema es lo migratorio, la seguridad, lo que se ha estado planteando, el cambio climático y el tratado comercial, y todos los otros temas que resulten y ayuden a fortalecer la relación entre nuestro país y Estados Unidos”, dijo el mandatario mexicano, durante su conferencia de prensa matutina de este 1 de marzo.

“Vamos a hablar de varios temas, desde luego de las vacunas, pero queremos recibir respuesta a una petición que ya hicimos, y si lo considera el presidente Biden nos puede dar respuesta en la conversación, en la plática, de las vacunas”, señaló el presidente de México.

“Sí, y a lo mejor hay una respuesta, si él considera que debe de tratarse el tema porque no queremos imponer agenda, tenemos que ser respetuosos, pero sí es un tema que nos importa mucho”, agregó el político tabasqueño, antes de sostener una reunión mediante videoconferencia con Biden.

AUTORIZACIÓN DE LA VACUNA DE ASTRAZENECA PARA SU USO DE EMERGENCIA EN MÉXICO

El pasado 4 de enero, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) autorizó el uso de emergencia de la vacuna contra el coronavirus SARS-CoV-2 (que causa la enfermedad COVID-19), desarrollada por el grupo británico AstraZeneca, en conjunto con la Universidad de Oxford.

Así lo informó Hugo López-Gatell Ramírez, titular de la Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud Federal, a través de su cuenta de la red social Twitter.

En un primer mensaje, el subsecretario informó de la autorización de la china Cansino, pero después borró el tuit y corrigió. Así, la de AstraZeneca y Oxford se convertía en la segunda vacuna autorizada para su uso de emergencia en México por COFEPRIS, tras la desarrollada por la estadounidense Pfizer y la alemana BioNTech.

Esto lo confirmó Marcelo Ebrard Casaubón, titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), quien dijo que tras la aprobación de dicha vacuna, la producción de AztraZeneca en México iniciaría muy pronto.

En América Latina, la Fundación Slim del empresario Carlos Slim Helú y los gobiernos de Argentina y México se comprometieron desde agosto pasado a distribuir la vacuna de AstraZeneca y Oxford por toda la región, a excepción de Brasil.

Argentina realizará el componente activo y México envasará el biológico. Se tiene comprometidas 250 millones de dosis en América Latina y, de éstas, México adquirirá 55 millones por un costo de 4 dólares cada una.

Los resultados parciales indican que la inyección de AstraZeneca/Oxford tiene aproximadamente un 70 por ciento de efectividad para prevenir enfermedades causadas por la infección por SARS-CoV-2, en comparación con la eficacia del 95 por ciento reportada por Pfizer/BioNTEch.

“Creemos que hemos descubierto la fórmula ganadora y cómo obtener una eficacia que, después de dos dosis, esté a la altura de todos los demás”, dijo a finales de diciembre pasado, el director ejecutivo de AstraZeneca, Pascal Soriot.

La vacuna de AstraZeneca-Oxford es menos onerosa que la de Pfizer-BioNTech, y puede ser conservada en congeladores convencionales, sin necesidad de una preservación a -70 grados centígrados, como la desarrollada por la farmacéutica estadounidense y la empresa alemana.

El Reino Unido se convirtió ese mismo 4 de enero, en el primer país en utilizar la vacuna contra el coronavirus SARS-CoV-2 (que causa la enfermedad COVID-19), desarrollada por el grupo británico AstraZeneca en conjunto con la Universidad de Oxford.

Brian Pinker, un hombre de 82 años de edad, recibió en el Hospital Churchill de la Universidad de Oxford la vacuna “nacional”, según lo informó el Servicio Público de Salud (NHS, por sus siglas en inglés), precisando que ya disponía de 520 mil dosis listas para ser distribuidas.

Comentarios

Tipo de Cambio