EU investiga a Emma Coronel por ayudar al Chapo a fugarse de El Altiplano

Foto: Tomada de Internet / Google Imágenes
Destacados lunes, 22 febrero, 2021 2:59 PM

El Departamento de Justicia de EE.UU. confirmó este lunes 22 de febrero, en un comunicado, que Emma Coronel Aispuro, es investigada en Estados Unidos por el delito de conspiración por el Gobierno de aquel país, por coordinar, en 2015, la fuga de su esposo Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, alias el Chapo, del Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) No. 1.

Coronel Aispuro nació en Estados Unidos, por lo que posee tanto la nacionalidad estadounidense como la mexicana. La también madre de las dos hijas gemelas del capo, aún utilizaba dinero proveniente de la fortuna ilícita del Chapo para llevar a cabo sus actividades diarias, según un reporte del diario The New York Post, de abril del 2019.

Sin embargo, ella había negado con anterioridad dichas acusaciones. Cuestionada por la cadena Telemundo, de qué viven ella, así como sus hijas María Joaquina y Emaly Guadalupe Guzmán Coronel ante la ausencia del Chapo, aseguró que “tiene negocios”, en especifico “tierras de riego, cosas, no tengo nada ilícito, cosas de las que prefiero no hablar”, señaló.

En esa época, Guzmán Loera cedió a Coronel Aispuro los derechos de la propiedad intelectual de su marca, “El Chapo Guzmán”, para crear una línea de ropa y accesorios, misma que estaría disponible a partir del verano del 2019, según la cadena CNN, que informó del hecho.

El 23 de enero del 2019, durante el segundo día de su testimonio en la Corte del Distrito Este de Nueva York, Dámaso López Núñez, alias el Licenciado, aseguró que Coronel Aispuro, coordinó en 2015, actuando como mensajera, la fuga del capo sinaloense del penal de máxima seguridad de El Altiplano, ubicado en Almoloya de Juárez, Estado de México.

Según el testigo -ex empleado y luego ex socio del Chapo- Coronel Aispuro se reunió en varias ocasiones con él y los hijos del capo -Jesús Ernesto, Iván Archivaldo y Ovidio Guzmán Salazar- para discutir la fuga que se llevó a cabo el 11 de julio de 2015 de la prisión de máxima seguridad, por un kilométrico túnel que llegaba hasta la celda de Guzmán Loera.

Entre algunos de los asuntos que discutieron López Núñez con Coronel Aispuro y los denominados Chapitos, estaba la compra de un terreno cerca del penal federal de máxima seguridad, donde comenzarían a excavar un túnel para rescatarlo.

Para saber concretamente dónde cavar, le entregarían al Chapo un reloj con un sistema de localización GPS, que daría las coordenadas exactas de la prisión del narcotraficante. Según la fuente citada por el NYP, se adquirieron armas y un camión blindado en el escape, los cuales posiblemente fueron adquiridos o proporcionados con la ayuda de la esposa del narcotraficante, quien ahora enfrenta una sentencia de cadena perpetua.

Coronel Aispuro, de 31años de edad, presente en la sala 8D de la Corte neoyorquina, se quedó con el semblante muy serio ante las declaraciones de la antigua mano derecha de su esposo, señaló entonces la agencia estadounidense AP.

La implicación familiar de Coronel Aispuro no se limitó a llevar los mensajes, sino que su propio hermano facilitó la huida del capo de la prisión, según el testimonio del Licenciado. Cuando el Chapo se fugó de la prisión a través del túnel, lo hizo en una moto que atravesó el conducto excavado.

Una vez en la superficie, el hermano de Coronel Aispuro lo condujo en una “cuatrimoto” a un almacén rentado por Dámaso López en Toluca, donde esperaría hasta un nuevo traslado a San Juan del Río, en Querétaro. Allí un avión lo llevaría finalmente a la sierra de Sinaloa.

Luego, cuando el Chapo fue nuevamente arrestado en Los Mochis, Sinaloa, tras su huida de prisión, Coronel Aispuro se reunió nuevamente con el Licenciado, por orden de su marido, para preguntarle si estaría dispuesto nuevamente a orquestar otra huida del Altiplano.

Según López Núñez este segundo plan se frustró cuando el Chapo fue trasladado al CEFERESO no. 9 de Ciudad Juárez, Chihuahua. Sin embargo, Coronel Aispuro supuestamente le comentó que habían sobornado con dos millones de dólares al máximo responsable de las prisiones mexicanas para que hiciera gestiones para devolver a Guzmán Loera al penal de El Altiplano.

Allí, con la adquisición de otro terreno, los Chapitos y Coronel Aispuro habrían construido un nuevo túnel como preparativo para la fuga. Sin embargo, el traslado no se llegó a producir, según aseguró el Licenciado.

Comentarios

Tipo de Cambio