Los Padres van por todo

Fotos: Internet
Deportez lunes, 25 enero, 2021 12:15 PM

Las recientes adquisiciones de los lanzadores Blake Snell, Yu Darvisn y Joe Musgrove, así como el infield lleno de estrellas con Fernando Tatis Jr., Manny Machado y Eric Hosmer, San Diego tiene las armas para pelearle a Los Ángeles la División Oeste y ser contendientes al título de la Serie Mundial

 

La temporada 2021 del Beisbol de Grandes Ligas (MLB, por sus siglas en inglés) debe iniciar el próximo 1 de abril. Previamente, los 30 equipos que la conforman, deberán comenzar sus prácticas primaverales el 17 de febrero en Arizona y Florida.

Recientemente, el comisionado Rob Manfred señaló que los equipos deben prepararse para que los entrenamientos de primavera comiencen en febrero y planeen jugar una temporada completa de 162 juegos. Aunque la MLB esperaba retrasar la temporada al menos un mes para dar más tiempo a que jugadores y fanáticos recibieran las vacunas contra la COVID-19, lo que permitiría el regreso a los estadios, el sindicato de jugadores rechazó la idea para velar por los intereses de sus afiliados en el pago de salarios.

Aun con la incertidumbre sobre el futuro inmediato de la Liga, varios equipos han aprovechado el receso y mejorado sustancialmente sus rosters. Por ejemplo, con la retención de D.J. Lemahieu, Yanquis de Nueva York siguen siendo uno de los favoritos para ganar el anillo de Serie Mundial, o bien, los también neoyorquinos, Mets, que se hicieron del Francisco Lindor y Carlos Carrasco para hacerlos fuertes contendientes; sin olvidar a los actuales campeones Dodgers de Los Ángeles, que de acuerdo con una publicación de mlb.com, ganarían en 2021 y 2022 para conformar un tricampeonato.

Sin embargo, no hay que descartar a Padres de San Diego, que, en 2020, llegaron a su primera postemporada en 14 años y terminaron con el segundo mejor récord en la Liga Nacional. De pronto fueron contendientes por primera vez en una década y, aunque consiguieron a los lanzadores Mike Clevinger y Trevor Rosenthal, el zurdo primera base Mitch Moreland y el receptor Austin Nola, fueron barridos por Dodgers en la serie divisional.

Para la próxima campaña lo quieren todo, por lo que se están armando para acabar con el reinado divisional de los “azules” y hay argumentos para creer en una rebelión y salir vencedores del Oeste. Adquirieron a los lanzadores abridores Blake Snell, Yu Darvish y Joe Musgrove, además del infielder coreano Ha-seong Kim.

“Mejoramos el roster que ya era talentoso, confiamos en haberlo mejorado. Ya veremos el nivel de crecimiento. Todo el mundo en la organización está emocionado, nuevamente, todo es parte de un plan de cinco años”, aseguró el gerente general A.J. Preller.

Snell y Darvish se unirán al dominicano Dinelson Lamet en la rotación para los tres primeros lugares. Chris Paddack ha mostrado destellos de as y ahora ocupará el cuarto puesto. Detrás del “Sheriff”, hay un grupo de brazos talentosos, incluyendo al cubano Adrián Morejón, Ryan Weathers y McKenzie Gore, este último, prospecto tope entre los lanzadores, según MLB Pipeline. Por su parte, Mike Clevinger, quien se sometió a la cirugía Tommy John en noviembre, volverá en 2022.

“Cuando miras la alineación y observas la rotación que armaron, es difícil no emocionarse. Este equipo es impresionante. Es momento para nosotros de hacer el trabajo y hacer esto posible, porque tenemos el equipo para hacerlo”, confió Snell.

Aunque reconoció que no quería salir de Tampa, Blake Snell se emociona por ser un “Padre” y quiere ayudarlos a ganar una Serie Mundial. Dice ya haber estado en contacto con sus nuevos compañeros, incluyendo a Manny Machado y Tommy Pham, quien jugó un papel importante en motivar a los “Frailes” para hacer el canje.

Preller, gerente general

“Los Padres tienen un gran equipo. Pueden batear, defender y lanzar, y si obtienen también a Yu, me emociona lo que podemos conseguir. Es bueno ir a un equipo con un dueño dispuesto a invertir y que quiere ganar ahora, sé que soy una gran parte de ello, definitivamente estoy emocionado por la oportunidad y no veo la hora de comenzar”, confió el lanzador de 28 años de edad, que en 2019 firmó por cinco años y 50 millones de dólares; San Diego debe pagarle 40 millones por las próximas tres campañas.

Por su parte, el serpentinero japonés Yu Darvish quedó “impactado, de buena forma”, cuando escuchó del cambio: “Pienso que es uno de los mejores equipos en este momento, de hecho, quería lanzar contra Padres el año pasado para ver qué tan bueno era yo. Siempre quiero batallar contra los mejores equipos, así que estoy bien feliz de unirme a un equipo como Padres”.

El equipo sandieguino completó el cambio por Darvish y el receptor puertorriqueño Víctor Caratini, enviando al derecho Zach Davies y cuatro prospectos a Cachorros. Y volvieron a hacer ruido al firmar al infielder surcoreano Ha-seong Kim por 28 millones a lo largo de cuatro temporadas.  Además, tendrán que pagar un impuesto aproximado a 5 millones a su antiguo club, Kiwoom Heroes. El campocorto de 25 años tuvo su mejor campaña en 2020 con este equipo dentro de la Organización Coreana de Beisbol (KBO), por quienes bateó para .306 con 30 jonrones, 23 bases robadas y 109 carreras empujadas en 138 partidos.

El movimiento más reciente, fue la adquisición del derecho Joe Musgrove, proveniente de Piratas de Pittsburgh, pero los Mets también están involucrados en el canje, adquiriendo al zurdo Joey Lucchesi, de San Diego. Musgrove saldrá de unos Piratas que terminaron con la peor marca de MLB en la acortada temporada 2020 debido a la pandemia y llegará a unos Padres que pusieron fin a una sequía de 13 años sin postemporada, y creen ser contendientes al título de la Serie Mundial.

Con un infield llenó de estrellas con el campocorto dominicano Fernando Tatis Jr. Y el tercera base Manny Machado, San Diego ganó la serie de comodín ante San Luis antes de perder por barrida en la serie divisional de la Liga Nacional ante Dodgers de Los Ángeles, que se llevó la Serie Mundial.

 

ESTÁNDARES MÍNIMOS DE SALUD Y SEGURIDAD

De acuerdo con Los Angeles Times, La MLB no planea exigir a los fanáticos pruebas de vacunas o un resultado negativo a COVID-19 antes de ingresar a un estadio.

En un memorando enviado a los equipos, la Liga describió lo que llamó sus “estándares mínimos de salud y seguridad” para la temporada 2021. Las autoridades estatales y locales podrían imponer normas más restrictivas y todas las políticas están sujetas a cambios, a medida que cambia la situación de salud pública en Estados Unidos. Sin embargo, la MLB advirtió a los equipos que ellos podrían decidir respecto a la prueba de vacunación o la prueba negativa de COVID-19, pero no tendrá la intención de exigir alguno de esos pasos. Durante la postemporada de 2020, cuando la Liga admitió un número limitado de fanáticos para la serie de campeonato de la Serie Mundial y la Liga Nacional en Arlington, Texas, no requirió controles de temperatura.

Por otro lado, Grandes Ligas ordenaría que los fanáticos usen cubre bocas en todo momento, excepto cuando coman o beban en sus asientos; imponer el distanciamiento social en las filas para ingresar y salir al estadio, así como para concesiones y mercadería; que las estaciones de lavado y desinfectante de manos estén ampliamente disponibles y se establezca una zona de amortiguación de por lo menos seis pies entre aficionados y el campo de juego.

Comentarios

Tipo de Cambio