Alfonso Romo seguirá como enlace, sin ser funcionario; ya no habrá Oficina de la Presidencia, dice AMLO

Destacados jueves, 3 diciembre, 2020 6:34 AM

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró este jueves 3 de diciembre, que Alfonso Romo Garza continuará siendo parte de su movimiento de transformación y anunció que tras la salida del empresario regiomontano ya no existirá la Oficina de la Presidencia, porque se va a ahorrar.

“Va a seguir ayudándonos como enlace, somos amigos, ayer nos vimos, comimos juntos y me va a seguir acompañando en algunas giras, pero ya no quiere estar en el Gobierno”, informó el titular del Poder Ejecutivo Federal.

“Ya no vamos a tener esa oficina porque él me va a seguir ayudando sin ser funcionario y vamos a aprovechar para ahorrar, no cobraba, la mayor parte de su equipo trabajaba de manera voluntaria, pero ya no hace falta esa oficina”, agregó el mandatario nacional.

“Alfonso Romo está más en mi visión de que lo importante no es el cargo, sino el encargo”, afirmó el presidente de la República de origen tabasqueño.

“Alfonso Romo dejará la coordinación de la Oficina de la Presidencia, pero seguirá siendo mi principal enlace con el sector privado. Lo cierto es que fue funcionario público solo por tratarse de nosotros. Convenimos que estaría 2 años y se cumplió el plazo”, tuiteó el político tabasqueño.

“Poncho está más en mi visión de que lo importante no es el cargo, sino el encargo. Él me ha ayudado y me seguirá ayudando. Es un hombre independiente, honesto, comprometido con las causas justas y además es mi amigo”, señaló el mandatario nacional en Twitter

“Nunca olvidaré que fue el primero de los empresarios en adherirse al movimiento de transformación”, agregó el titular del Poder Ejecutivo Federal, en otro tuit respecto al regiomontano, quien en enero del 2017, aceptó coordinar el Proyecto de Nación 2018-2024.

Además, Romo Garza fungió como Coordinador de Estrategia y Enlace con Empresarios, Gobiernos y Sociedad Civil durante la campaña presidencial del político tabasqueño. Luego, el 1 de diciembre del 2018, López Obrador lo nombró como jefe de la Oficina de la Presidencia.

Además, el empresario presidió el Consejo Nacional para el Fomento a la Inversión, el Empleo y el Crecimiento Económico, que tiene como objetivo de promover la inversión y consolidar los esfuerzos para apoyar proyectos que permitan al país crecer con una tasa superior a la registrada en los últimos años.

Apenas el pasado 19 de noviembre, Romo Garza, todavía Jefe de la Oficina de la Presidencia de la República, señaló que el Gobierno Federal y el país en su conjunto, deben de acelerar las acciones que servirán para reactivar la economía, tras el golpe que sufrió por la crisis económica derivada del coronavirus SARS-CoV-2 (que causa la enfermedad COVID-19).

“Como mensaje toral es invitar al país y al Gobierno, al que yo pertenezco, a que tengamos una cultura de que tenemos prisa y que no podemos manejar un país que está decreciendo cercano al 9 por ciento, como si estuviéramos creciendo al 9 por ciento”, señaló el todavía funcionario federal, durante su participación en la XLVIII Convención Nacional del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF).

“Nosotros como Gobierno, estamos luchando para dar ese marco, realmente alinear de que somos aliados, lo único que necesitamos es que no nos estorben, lo demás viene solo”, le dijo Romo Garza a los miembros de la iniciativa privada, durante una conferencia virtual que tituló ‘Sólo juntos y con certidumbre’.

Romo Garza recordó que la agencia Fitch Ratings ratificó la calificación del país en ‘BBB-‘ con perspectiva estable. “Esto nos da un año de oxígeno para actuar y lograr consolidar la recuperación”, según explicó el jefe de la Oficina de la Presidencia.

El entonces funcionario federal reiteró que, a pesar del convulso contexto que se vive con el COVID-19, México tiene fortalezas que se deben aprovechar, así como debilidades que urgen resolver; pero ambas se deben afrontar con valentía, pragmatismo y “con sentido de urgencia”.

Asimismo, Romo Garza mencionó que el país resintió la crisis actual de una forma diferente a otras naciones. Primero, dijo, por la pandemia; segundo, por la caída del precio del petróleo; tercero, por la fuga de capitales al inicio de los shocks económicos; y por una política monetaria que calificó de “muy conservadora”.

Además, el entonces funcionario federal destacó que el Banco de México (BANXICO) ha reconocido que hay claras evidencias de que la recuperación del país se torna a sus mejores previsiones para este año, lo que se conjunta con otras variables, según subrayó, como las exportaciones que toman su senda y el consumo privado que tiene mejores comportamientos.

“La pregunta que nos hacemos es: ¿cuál es la palanca que nos está faltando para consolidar la recuperación económica?. Y la respuesta es: la inversión privada, porque la inversión privada necesita planificar a mediano y largo plazo”, afirmó Romo Garza.

El todavía jefe de la Oficina de la Presidencia de la República abundó en que el Gobierno Federal puede cambiar las reglas del juego que sean necesarias, pero una vez que son modificadas o preestablecidas, éstas deben permanecer y ser transparentes.

Horas más tarde, durante su participación en el Conversatorio: “Gobierno, Empresa y Sociedad Civil: ¿Cómo participamos juntos en la reactivación económica de México?”, organizado por la Universidad Panamericana, Romo Garza insistió en que se necesita dar a los empresarios reglas claras, un auténtico Estado de derecho y certeza jurídica.

“El Gobierno Federal no puede solo reactivar la economía, sino que requiere el apoyo de la iniciativa privada que es el motor de la misma. La pandemia nos está urgiendo a unirnos todos”, agregó el también empresario regiomontano.

“Si no hay certidumbre no va a haber inversión. La urgencia es porque tenemos 70 millones de pobres, en la medida que le pongamos trabas a la inversión estamos poniendo obstáculos al desarrollo”, reconoció Romo Garza.

El entonces jefe de la Oficina de la Presidencia de la República insistió que como empresario ve que lo único que la Administración Federal tiene que dar es estabilidad, certidumbre normativa y legislativa de largo plazo. “Lo único que pedimos al Gobierno es que nos dé un paraguas de confianza y nada más, no necesito más”, indicó.

Aunado a ello, Romo Garza comentó que si los sectores público y privado jalan cada uno por su parte ante la crisis económica que enfrenta el país y el mundo, lo único que se augura es un desastre, por lo cual se necesita que ambos se complementen.

El entonces funcionario federal advirtió lo anterior, tras considerar que otro punto negativo para nuestro país son las diferencias políticas, ya que “si seguimos peleándonos y confrontándonos, no vamos a salir, necesitamos tener una actitud positiva, y diálogo, diálogo y más diálogo”, finalizó.

Comentarios

Tipo de Cambio