El dinero ha sido manejado por el Estado: Patronato 11 de Julio

Ezenario lunes, 17 agosto, 2020 1:00 PM

En sus transmisiones en vivo, Jaime Bonilla dijo que firmó la cancelación del convenio para la construcción del Zócalo 11 de Julio, y que expropiará el parque Benito Juárez para regresarlo al pueblo, pese a que dicho predio ya es propiedad del Gobierno del Estado

Directivos de la asociación civil Patronato 11 de Julio reiteraron que el parque Benito Juárez no existe legalmente, no se puede expropiar un terreno que ya le pertenece al Estado, y no manejan un solo centavo del recurso que se ha aportado al proyecto.

Después de las declaraciones emitidas el 7 de agosto, por Jaime Bonilla, gobernador de Baja California, en donde confirma que firmó la cancelación del compromiso para continuar con los trabajos del Zócalo 11 de Julio, y que se realizarán auditorías para corroborar lo que se hizo con el dinero otorgado, el patronato aseguró que no tiene sentido.

En entrevista con ZETA, Ricardo Cisneros, director fundador de la asociación civil, comentó que el terreno en el que se está construyendo la obra ya le pertenece al Gobierno del Estado; el patronato solo gestiona la tramitología y supervisa que el dinero destinado, se aplique en lo que debería.

“El Patronato siempre se ha comportado de la manera más transparente; su función principal siempre ha sido la de gestionar, promover el proyecto Zócalo 11 de Julio, y es lo que hemos venido haciendo en los últimos años”, afirmó.

El convenio que canceló Bonilla Valdez el pasado 28 de julio, se firmó el 24 de noviembre de 2008 por el entonces gobernador José Guadalupe Osuna Millán, en el que se comprometía a colaborar con el proyecto de la construcción del Zócalo 11 de Julio o Bosque de la Ciudad.

“El Patronato nunca ha obtenido o manejado recursos, puesto que todos los recursos que se han utilizado para la construcción de la obra del Zócalo, han sido depositados en las arcas del Gobierno del Estado y manejados a través de la Secretaría de Infraestructura y Desarrollo Urbano (ahora llamada Secretaría de Infraestructura y Desarrollo Urbano Regional y Territorial)”, comentó.

Y continuó: “Hay una mala información en los comentarios que se han vertido anteriormente. Creo que el gobernador está siendo mal asesorado sobre la situación, porque simplemente no puedes expropiar un terreno que ya te pertenece”.

No existe jurídicamente el parque Benito Juárez

El Diario Oficial de la Federación fechado el 14 de julio de 1978 señala por decreto que se destina la manzana 15, con una superficie de 22 mil 179.70 metros cuadrados para zona escolar; la manzana 23, con 13 mil 974 metros cuadrados, para la construcción del Palacio Municipal; manzana 231, con 43 mil 257 metros cuadrados para plaza cívica; y la manzana 232, con 12 mil 913.72 metros cuadrados para Centro de Gobierno.

“El parque Benito Juárez no existe legalmente, en el Diario Oficial de la Federación, indica que el terreno fue otorgado al Estado para la construcción del Palacio Municipal, el Centro de Gobierno y una plaza cívica; lo que mencionan como parque, son los jardines, pero nunca ha existido un parque como tal”, aseveró Cisneros.

Aun así, se ideó un plan para trasplantar los árboles de los jardines, a otras zonas; “incluso se hizo un manual (que no existía), nosotros lo creamos, donde se indican los protocolos que se deben seguir para trasplantar cada árbol y dónde se iban a colocar cada uno de ellos”, dijo Cisneros.

Y agregó que se cuentan con todas las autorizaciones, licencias y permisos que les han solicitado, y que siempre han estado a disposición de quien lo pida, pero nunca han manejado recurso público, pues eso siempre le ha correspondido al Estado.

Han pedido audiencia

Francisco Pujols, director actual del Patronato 11 de Julio, mencionó a ZETA que acudieron con Jaime Bonilla Valdez, para presentarle el proyecto, cuando ya había sido electo gobernador del Estado y les dijo que “iban a trabajar bien”.

“Nos dijo que íbamos a trabajar bien, que no había problema. Nos inquieta que se hable de una cancelación de un convenio, sobre todo porque es una de las pocas veces cuando se le autoriza a un comité, a un patronato ciudadano, el participar en este tipo de proyectos a nivel macro; y si es un gobierno ciudadano, como él lo proyecta, pues debería buscar aún más el apoyo”, expresó Cisneros.

Amparos y recursos impiden construcción

Pujols informó que a través de los amparos interpuestos en la manzana 23, por ambientalistas y la falta de recurso han impedido que la obra termine la primera de cuatro etapas que se tienen contempladas, pero sí lograron avanzar en las otras dos zonas catastrales, hasta febrero de 2019.

Se alcanzó a concluir un anfiteatro que es manejado por Instituto de Cultura de Baja California, y donde se han realizado diversos eventos estatales, destacó el director actual del Patronato 11 de Julio.

El convenio original se concretó con una inversión total de mil 400 millones de pesos, de los cuales se otorgaron 300 millones y solo se utilizaron 237 en apoyo federales. El 30 por ciento era por parte de Gobierno Federal, y el 70 por ciento restante, por parte de la iniciativa privada.

“Queremos dejar bien claro que el Patronato nunca ha manejado recursos del Gobierno Federal que fueron destinados para la construcción del Zócalo 11 de Julio. Cuando se dice que habrá quién tenga que dar la cara por los recursos que andan dispersos, tendría que ser el mismo Gobierno del Estado”, afirmó.

Esto debido a que el dinero que entregaba la Federación al proyecto, lo hacía de manera directa al Estado, y era la Secretaría de Infraestructura y Desarrollo Urbano del Estado la que ejecutaba; “nosotros solo le dábamos seguimiento al proyecto arquitectónico, y que no lo modificaran para ahorrar costos”, finalizó Cisneros.

Comentarios

Tipo de Cambio