Casinos con permiso para operar en Baja California aunque sistema de semaforización indique lo contrario

Foto: Jorge Dueñes
 
Destacados lunes, 29 junio, 2020 04:41 PM

El titular de la Secretaría de Economía Sustentable y Turismo (SEST) en Baja California, Mario Escobedo Carignan aseguró, en plena crisis sanitaria, que se permitió operar a los casinos en el estado para ayudar a los empleados que llevan tres meses sin laborar, sin embargo, el sistema de semaforización indica que esta actividad todavía no debería estar disponible por no ser considerada como esencial.

“Comenzamos con casinos más pequeños que autorizamos, Arenia en Tijuana, otros no recuerdo en Ensenada y Rosarito, y bueno, el Grupo Caliente que está a partir del día de hoy reactivándose… Reaperturamos los casinos, uno por un tema de los trabajadores, son 6 mil trabajadores de forma directa por parte de los casinos, en todo el sector turístico el ingreso fuerte viene de las propinas más que del salario; todas las empresas hicieron el esfuerzo de dar el salario íntegro a sus empleados pero ellos estaban recibiendo la cuarta parte de lo que ganan”, indicó Escobedo Carignan.

Asimismo, señaló  que la apertura de estos espacios, se da bajo protocolos internacionales, que en palabras del funcionario estatal, son muy estrictos en los controles al momento de ingresar, como la toma de temperatura y el desinfectar calzado, así como la separación de las maquinas, pero con la posibilidad de que las personas que asisten juntas puedan jugar en el mismo especio. Destacó que para estas empresas no será complicado revisar el comportamiento de los usuarios, ya que los podrán monitorear a través de las cámaras de seguridad.

Explicó que la reapertura se inició en casinos pequeños en todos los municipios, excepto en Mexicali donde la alcaldesa, Marina del Pilar Ávila, solicitó que esperaran hasta que el número de contagios por COVID-19 disminuyeran.

Durante recorridos hechos en las inmediaciones del casino Arenia, ubicado en las Torres del bulevar Agua Caliente, y que es propiedad del ex alcalde de Tijuana, Carlos Bustamante Anchondo, se constató que el empleado toma la temperatura a quienes ingresan, pero al interior no existe restricciones que posibiliten el distanciamiento social; de igual manera se atestiguó que cada vez son mayores las filas de personas que esperan poder ingresar al establecimiento.

Entrevistado sobre el tema, Adolfo García Dworak, director de Inspección y Verificación del Ayuntamiento de Tijuana, indicó que se han realizado operativos al interior de las instalaciones verificando que se respeten los protocolos, sin que al momento hayan detectado alguna irregularidad. Al señalarle, que empleados han mencionado no tener un límite para dejar ingresar personas dijo textualmente:

“Es muy sencilla la multiplicación, si te fijas en el permiso de operación de cualquier negocio, ahí dice la capacidad de personas si lo multiplicas por el 25 o 30 por ciento, es el número de personas que puedan tener. Si la capacidad es para 100 podrán tener 25 personas dentro, si es para 1000 son 250 personas las que puedan estar al interior, por eso, lo que hacemos cuando llegamos a cualquier establecimiento es pedir los permisos de operación para confirmar que tengan el número de personas permitido”.

Destacó que para que un negocio pueda estar operando en estos momentos debe tener autorizado previamente el permiso por parte de la Secretaría de Economía del Estado. Con respecto al Casino Caliente, informó que esta tarde se reunirá con el secretario de Desarrollo Económico de Tijuana, quien le dará la pauta de la normatividad con la que se trabajara con este casino.

Cabe mencionar que Tijuana se encuentra en semáforo rojo por quinta semana consecutiva con 9 mil 301 casos confirmados, por lo que ningún establecimiento no esencial y que sea espacio cerrado debería estar abierto, según lo que indica la “Estrategia de reapertura de las actividades sociales, educativas y económicas de la Nueva Normalidad” dictada por el gobierno federal.

Con la que se buscaba una “reapertura gradual, ordenada y cauta”, y con la que las únicas actividades permitidas son el uso de medidas de salud pública y del trabajo, en cuanto a las laborales sólo las esenciales, integrando tres actividades adicionales al acuerdo sanitario: minería, construcción y la fabricación de piezas para transporte.

Según este documento, durante el semáforo rojo, quedan suspendidas las actividades en espacios públicos abiertos y cerrados, así como la posibilidad de que personas vulnerables salgan a la calle y se integren a sus labores; y el regreso a clases en todos los niveles.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio