“El New York Time (sic) es un periódico famoso, pero con poca ética”, afirma AMLO

Destacados lunes, 11 mayo, 2020 8:07 AM

El presidente Andrés Manuel López Obrador criticó este lunes 11 de mayo, al diario estadounidense The New York Times, por el reportaje en donde indicó que el Gobierno de México ocultaba las cifras de muertos en la emergencia sanitaria por el coronavirus SARS-CoV-2 (COVID-19).

“Hace unos días salió en el New York Time (sic) una nota sobre el ocultamiento de muertos. Lo mismo que han sostenido algunos medios en México. Nada más que ahora es el New York Time (sic). El New York Time (sic) es un periódico famoso, pero con poca ética”, indicó el mandatario nacional durante su conferencia de prensa matutina.

“En este caso es evidente que no hicieron un buen trabajo, que actuaron de manera tendenciosa, faltó ética, entonces, no nos dejemos apantallar. Si actuamos con apego a la verdad y no mentimos, no robamos, no traicionamos al pueblo, pues no hay nada que temer, aunque se trate del New York Time (sic)”, argumentó el político tabasqueño.

“[Sale] esa nota en el New York Times, y como en cadena, empiezan a retuitear todos los conservadores de México o sus voceros, pero así periodistas, intelectuales orgánicos, políticos corruptos, todos”, abundó el titular del Poder Ejecutivo.

“Yo creo que hasta sabían, eso lo podría saber el New York Time (sic), sabían que venía el reportaje porque inmediatamente que aparece, lo que llaman ‘nado sincronizado’, se lanzan todos, pero no hay que alarmarse, es normal, recalcó el presidente.

“Aunque se trate del New York Time (sic), entonces hay que auspiciar el debate. Miren, la crisis del neoliberalismo es también la crisis de los medios convencionales de comunicación, aunque se trate del New York Time (sic), del Washington Post, del Financial Times”, abundó el mandatario nacional.

“Mejor dicho, hay decadencia, porque la crisis puede ser económica o puede ser sanitaria, la decadencia tiene que ver con todos los campos de la vida pública, es un derrumbe del modelo neoliberal […] Se está llevando a cabo una transformación y están molestos los conservadores, nunca se había dado una situación así de que se terminara con los privilegios, de que se separara el poder económico con el político”, indicó López Obrador.

EL diario estadounidense The New York Times es un periódico publicado en la ciudad de Nueva York y cuyo editor es Arthur Gregg Sulzberger. Desde 1851 el rotativo neoyorquino ha ganado 125 veces el Premio Pulitzer.

El pasado 8 de mayo, Jesús Ramírez Cuevas, vocero de Presidencia de la República, aseguró que el Gobierno de México no oculta cifras, ni información sobre contagios o fallecimientos por coronavirus SARS-CoV-2 (COVID-19), además de que garantizó hay “transparencia total y datos abiertos” respecto al número de casos.

El titular de la Dirección General de Comunicación Social del Gobierno encabezado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, aclaró a través de su cuenta de la red social Twitter, que las cifras que se han dado a conocer de manera oficial son producto del trabajo de “decenas de científicos”

“El Gobierno de México no oculta información sobre contagios o fallecimientos por COVID-19, como suponen algunos medios. Las cifras de casos que presentamos todos los días son producto del trabajo de decenas de científicos y nuestra política es de datos abiertos y transparencia total”, reviró Ramírez Cuevas.

Por su parte, el Gobierno de la Ciudad de México, encabezado por Claudia Sheinbaum Pardo, aseveró este mismo día en dos tuits, que ha estado en “coordinación permanente” con el Federal, “desde el inicio de la pandemia informando a la ciudadanía todos los días”.

“Negamos que haya contradicción en la información y la validación de la misma está sujeta a criterios científicos que son actualizados en coordinación con los comités científicos del Gobierno de México. Tengan la certeza que siempre informaremos con transparencia. 2/2”, señaló el Gobierno capitalino en otra publicación de Twitter.

La Ciudad de México tendría tres veces más muertos a causa del coronavirus SARS-CoV-2 (COVID-19), que las cifras reconocidas públicamente por el Gobierno Federal, según una investigación realizada por el diario estadounidense The New York Times (NYT), firmada por su jefe de corresponsales Azam Ahmed.

Según el reportaje del rotativo, titulado ‘Cifras ocultas: México desatiende ola de muertes en la capital’, las “tensiones han llegado a un punto crítico en las últimas semanas, cuando Ciudad de México ha estado alertando repetidamente de las muertes al gobierno, con la esperanza de que se haga público el verdadero estrago del virus en la ciudad más grande de la nación y, por ende, en el país en general”.

Sin embargo, esto no ha sucedido, ya que los médicos en los abrumados hospitales de la capital dicen que se está ocultando la realidad de la epidemia. “Hay personas mayores apoyadas en sillas de metal porque no hay suficientes camas, mientras que otros pacientes son rechazados y enviados a buscar espacio en hospitales menos preparados. Muchos mueren en esa búsqueda”, indicó el NYT.

“Es como si viviéramos nosotros los doctores en dos mundos distintos, uno es dentro del hospital, donde los pacientes están muriendo y están muy graves”, dijo al rotativo estadounidense la doctora Giovanna Ávila, quien trabaja en el Hospital de Especialidades Belisario Domínguez.

“Y el otro [mundo distinto] es cuando salimos a la calle y vemos a la gente caminar, despreocupada, viviendo su vida normal sin idea de qué tan grave es la situación”, le dijo la médico al diario extranjero, mismo que recordó funcionarios de Ciudad de México han tabulado más de 2 mil 500 muertes por el virus

Así como por otras enfermedades respiratorias graves que los médicos sospechan que están relacionadas con la COVID-19, según muestran los datos revisados por el NYT. “Sin embargo, el Gobierno Federal informa sobre unos 700 decesos en el área que incluye a Ciudad de México y los municipios de sus alrededores”, recalcó el diario.

“A nivel nacional, el Gobierno Federal ha reportado menos de 3000 muertes por el virus confirmadas, además de casi 250 que se sospecha están relacionadas, en un país con más de 120 millones de personas. Pero los expertos dicen que México solo tiene un panorama mínimo de la escala real de la epidemia porque está haciendo pruebas a muy pocas personas”, abundó el rotativo.

Por otra parte, el NYT recordó que sólo 0.4 personas de cada mil en México se hacen la prueba del coronavirus, de lejos la proporción más baja entre las decenas de naciones de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), que promedian unas 23 pruebas por cada mil personas.

“[…] el gobierno no respondió a preguntas acerca de las muertes en Ciudad de México. En el transcurso de tres semanas, también denegó las reiteradas solicitudes del Times de que identificara todas las muertes relacionadas con enfermedades respiratorias desde enero, aduciendo que los datos estaban incompletos”, señaló el diario neoyorquino.

“Los recuentos oficiales en muchos países han subestimado el número de muertes durante la pandemia, en especial en los que el testeo limitado ha impedido los diagnósticos, según mostró una revisión del Times de datos de mortalidad”, insistió el medio extranjero.

“En Ciudad de México las dudas comenzaron hace un mes, cuando la jefa de gobierno de la ciudad, Claudia Sheinbaum [Pardo], comenzó a sospechar que los datos federales y los modelos sobre la epidemia eran defectuosos, según tres personas con conocimiento del asunto”, reveló el NYT.

“Estas personas dijeron que ella ya había ordenado a su personal que llamara a cada hospital público en Ciudad de México para preguntar sobre todas las muertes relacionadas con la COVID-19, confirmadas y sospechosas. En la última semana, esa gestión encontró que las muertes fueron tres veces más que las cifras reportadas por el Gobierno Federal”, aseveró el rotativo.

“Los desacuerdos han tenido lugar en gran parte tras bambalinas, ya que Sheinbaum, quien declinó hacer comentarios para este artículo, es reacia a avergonzar públicamente al presidente Andrés Manuel López Obrador, su aliado político cercano. La ciudad y el Gobierno Federal continúan trabajando juntos en varios frentes, incluido la obtención de ventiladores”, abundó el diario estadounidense.

“Pero los datos de Ciudad de México ponen en duda la comprensión que tiene el Gobierno Federal de la crisis en el país […] Con una cantidad tan limitada de pruebas y dudas sobre los modelos del gobierno, los expertos dicen que los cálculos federales de cuándo el país alcanzará su punto máximo, cuánto durará la epidemia y qué tan grave será el daño pueden no ser confiables”, añadió el NYT.

“Esa desconexión ha dejado a ciudades y estados de todo el país luchando por satisfacer la demanda de equipos de protección y ventiladores. También ha minimizado la gravedad de la epidemia para millones de mexicanos, lo que les dificulta determinar cuán grave es la situación y cuán seriamente deben tomársela”, observó el diario.

“Una de las principales razones de la diferencia entre las cifras de muertos es la manera en que el gobierno federal está examinando, aprobando e informando los datos. Los resultados oficiales incluyen un rezago de dos semanas, dicen personas que conocen el proceso, lo que significa que no se dispone públicamente de información oportuna”, reveló el rotativo.

“Más preocupantes, dicen, son las muchas muertes que no están incluidas en los datos, como lo sugieren las cifras de Ciudad de México, donde el virus ha golpeado con más fuerza. Algunas personas mueren por enfermedades respiratorias agudas y son cremadas sin que se les haga la prueba, dicen los funcionarios. Otras mueren en casa sin haber sido ingresadas en un hospital y ni siquiera cuentan en las estadísticas de Ciudad de México”, señaló el NYT.

“Más allá de eso, México parece estar subregistrando en gran medida las muertes sospechosas de coronavirus. Datos publicados por el gobierno federal el 7 de mayo muestran solo 245 muertes sospechosas en todo el país. La falta de información ha dejado a muchos mexicanos con la sensación de que su país ha evitado los terribles brotes que afectan a [otras] naciones […]”, cuestionó el medio.

“Pero ha habido problemas con las premisas del gobierno desde el principio, según tres personas que tienen conocimiento de los preparativos llevados a cabo. Ya en febrero, dijeron, el Gobierno estaba usando a Wuhan, China, la ciudad donde se originó la pandemia, para modelar las posibles necesidades y respuestas de México”, apuntó el NYT.

“Pero esos cálculos rápidamente salieron mal, dijeron estas personas, ya que los funcionarios se dieron cuenta de que la dinámica en China era completamente diferente a la de México. A medida que el brote se extendió en Wuhan, los funcionarios chinos cerraron la ciudad y la provincia circundante, prohibiendo a decenas de millones de personas viajar”, recordó el rotativo.

“En México, por el contrario, las medidas de confinamiento han sido opcionales, y los funcionarios simplemente instaron a las personas a ir a los hospitales o quedarse en casa, dependiendo de los síntomas. No hay restricciones de viajes dentro o fuera de Ciudad de México.

“El último mes, el Gobierno sumó expertos para revisar los datos y el análisis, a instancias del secretario de Relaciones Exteriores del país, Marcelo Ebrard [Casaubón], y otros funcionarios. Pero incluso esos modelos más recientes se sustentan en suposiciones que los expertos consideran inadecuadas”, insistió el NYT.

“El modelo principal que se cree que ahora usa el país supone que solo el 5 por ciento de la población infectada presenta síntomas, y que solo el 5 por ciento de esos pacientes irá al hospital, según los documentos de modelado obtenidos por el Times”, señaló el reportaje.

“Varios expertos también cuestionaron las proyecciones que ha hecho México de que tan rápido pasará la epidemia. Su modelo muestra un fuerte aumento de las infecciones, seguido de un fuerte declive después de un pico. Pero en casi ningún otro país del mundo ha habido una disminución rápida después de un pico”, dijo el New York Times.

Comentarios

Tipo de Cambio