Mínima actividad  portuaria en Ensenada


 
Destacados y miércoles, 8 abril, 2020 01:00 PM

La rutina de los barcos cargueros y cruceros turísticos cambió desde enero, cuando China redujo su producción. Pese a la aclaración de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes de que los puertos no cerrarán, las empresas decidieron cancelar viajes de negocios vía marítima. Anticipan recuperación en octubre

 

 

El dinamismo que caracteriza la actividad portuaria en Ensenada decayó hace un par de meses, cuando el tráfico de barcos cargueros y cruceros turísticos que generalmente se veían en la Bahía decayó.

Los servicios de transporte por contenedores han registrado una baja que va del 30 hasta el 80%, de acuerdo a una encuesta realizada a varias empresas dedicadas a mover mercancía.

Vía marítima, por Ensenada se importan mercancías relacionadas con el acero, fertilizantes, yates, torres eólicas, autobuses, gas natural, yeso, coque de petróleo; además de que se exportan a distintos países, trigo, rocas, chatarra, yates, productos pétreos, maquinaria, atún, sardina y otros productos perecederos derivados del mar.

El operador Florentino de la Rosa comentó que hay menos barcos llegando desde que China empezó con el coronavirus, por lo cual, la carga ha bajado más de 30%; mientras que Leopoldo Fragoso ha tenido bajas hasta de un 80%. Esta actividad cambia por semana. Una empresa china dedicada al transporte de contenedores realiza cerca de 200 viajes por semana hacía el puerto de Ensenada.

Un operador que labora para una empresa con sistema de importación y exportación de mercancías, compartió con ZETA su experiencia en estos días de crisis internacional.

De entrada, mencionó que cada año, durante los festejos del Año Nuevo en China, que se celebra en los primeros días de febrero, siempre tienen pérdidas porque baja la producción y en consecuencia las exportaciones. Pero 2020 ha sido particularmente difícil porque se paralizó la actividad comercial proveniente de ese país, descenso de ingresos que tienen considerado o presupuestado.

 

MALA RACHA INICIÓ EN MARZO

“Cada año tenemos una baja de 60% del trabajo en esas fechas, estamos acostumbrados a que en pocos días las cosas se normalizan, pero este año no pasó por la situación del virus”, aseguró José, un empleado del puerto.

“No hubo ese repunte, sino que quedamos en espera, en mi caso prácticamente la última semana de febrero y la primera de marzo no tuve trabajo”, indicó el carguero, para luego ejemplificar que la última semana de febrero, de mover un promedio de 150 a 180 contenedores, llegó a no tener siquiera uno, mientras que la primera semana de marzo tuvo alrededor de 70 en siete u ocho viajes.

“La tercera semana repuntó a 60 o 70 contenedores, pero terminamos marzo con 25 contenedores; creemos que tenemos una baja de 40% del trabajo”, consideró el consultado.

Las empresas que mueven más de 250 contenedores son las que trabajan con grandes consorcios como Samsung Electronics y Hyundai.

El acero es también un mercado importante para Baja California, del cual fue descendiendo el movimiento a quienes manejan otras industrias como madera, resina, aluminio. “Los orientales, coreanos, chinos y japoneses tuvieron el mayor problema, es obvio, sabemos que bajó; no podemos mentir en que hay una afectación”, reconoció el hombre.

 

EMPLEADOS PORTUARIOS PONEN EL EJEMPLO

Desde tierra, cientos de empleados del puerto siguen operando para recibir la mercancía de todo el mundo, y a pesar de tomar las medidas sanitarias para reducir la probabilidad de contagio, el trabajo es de alto riesgo.

Explicaron a ZETA cómo ha sido laborar en los últimos dos meses dentro del recinto, en medio de una crisis internacional de salud. Han notado que las empresas transportistas dedicadas a prestar servicios en el puerto han tenido una notable disminución en el traslado de mercancías y, por ejemplo, de entre ocho o diez viajes semanales en una buena temporada, en las últimas semanas de marzo y principios de abril, han tenido dos o tres; aunque hay días que solo mueven cuatro y cinco contenedores, si bien les va.

Uno de ellos comentó que normalmente la empresa Hisense en Rosarito requería 40 “fulles” (dos contenedores) diariamente durante una buena temporada; el lunes 6 de abril llevaron 25 que arribaron de un carguero de la compañía Cosco y era todo lo programado durante el inicio de la misma.

Normalmente los operadores de transporte de mercancías en el puerto inician su semana laboral el viernes. Pero el fin de semana del 3 y 4 de abril no hubo viajes.

A lo anterior se suma el despido de empleados en la planta donde se fabrican televisores y una revisión por parte de autoridades para revisar las condiciones de trabajo.

Otra de las empresas estaba llevando a sus clientes 25 “fulles” cada dos días; ahora, por la contingencia sanitaria, ha reducido a 10 de estos sus viajes semanales.

Una de las importaciones más importantes también se detuvo, pues en el caso de Harf, con 50 camiones normalmente en operación, ahora mueve 10.

“Se les cayó el jalón de paneles solares a Ciudad Juárez”, reveló uno de los empleados.

Según los empleados consultados, durante una operación normal en el puerto llegaba un barco carguero diario, sin embargo, ahora por la pandemia del virus COVID-19, arriban dos o tres a la semana, lo cual influye directamente en los bolsillos de los empleados de transporte, al ver reducido su salario a la mitad o menos, ya que cobran por viaje.

“Cuando regresé de vacaciones, a finales de marzo, nada más hice un viaje en la semana, mil pesos”, lamentó uno de los trabajadores.

Algunas de las empresas ya han alertado la posibilidad de despidos para poder subsistir.

Dentro del puerto los transportistas han escuchado en repetidas ocasiones que “si bien nos va”, la situación comenzará a normalizarse hasta octubre.

 

REPORTAN DESABASTO DE INSUMOS SANITARIOS

Una de las enseñanzas que le dejó a una familia empresaria de Ensenada, es que los mexicanos dependen totalmente de los insumos chinos, especialmente el plástico.

La familia González no tiene insumos suficientes para sostener su pequeña industria durante la pandemia por el COVID-19 en Ensenada, ellos necesitan envases de plástico, alcohol y empaquetados.

El desabasto de productos como gel antibacterial y otros insumos ante la actual contingencia sanitaria, ha alcanzado a la zona Ensenada, lamentó Amalia Vizcarra Berumen, presidenta de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación.

“Tenemos que mandar el mensaje para que en general no compren de manera compulsiva insumos para no agudizar la crisis económica y de salud que estamos iniciando”, agregó la representante de la Canacintra.

“Cada quien tenemos que hacer nuestra responsabilidad, incluyendo el gobierno. Tenemos empresas fabricantes de estos insumos básicos en el país, y esto puede darnos certidumbre”, conminó a los industriales mexicanos.

En lo local, dijo, la pérdida del peso frente al dólar ha elevado el costo de los productos importados y encarecido las mercancías e insumos que empresas y fábricas utilizan para producir bienes y servicios.

La afectación hará que paguen más por productos de importación, como algunos alimentos, farmacéuticos, textiles, electrodomésticos y autopartes; componentes, equipos y ciertos insumos están detenidos en las fronteras de diversos países, principalmente China y Singapur, debido a la extensión de la pandemia por aquella parte del mundo, lo que impactó en gran medida a la industria de Ensenada.

 

 

LOS PUERTOS NO SE DETIENEN: SCT

Entre empleados del puerto corrió la versión extraoficial de un posible cierre del puerto, sin embargo, el viernes 3 de abril, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes lanzó un video asegurando que la actividad no se detiene.

En el material audiovisual, la dependencia indica que los puertos deben seguir operando para que todos los profesionales de la salud cuenten con los recursos y equipos para salvar vidas. Deben estar disponibles para la industria, comercio y servicios. “Los puertos son vitales para la entrada y salida de mercancías que hacen fluir el comercio internacional, abasteciendo a las familias y empresas mexicanas; nunca nos detenemos, no descansamos”, se escucha de una voz en off intercalada con imágenes de diversos puertos de la República Mexicana.

El domingo 5 de abril, Administración Portuaria Integral (API) dio a conocer que Ensenada recibió al buque Star Laguna, proveniente de La Paz, Baja California Sur, para carga y descarga de yates, “contribuyendo con el comercio exterior y dando estricto seguimiento a los protocolos sanitarios requeridos”.

 

 

CRUCEROS REGRESAN HASTA MAYO

Carnival Cruise Line y Princess, dos de las principales navieras que arriban con turistas al Puerto de Ensenada, reanudarán operaciones hasta mediados del siguiente mes, no el 14 de abril, como recién se había anunciado por las autoridades en materia turística.

Ello significa la cancelación de otros 25 arribos aproximadamente, sumando alrededor de 60 atraques entre marzo y mayo. Solo por los 35 cruceros que no arribarán entre marzo y abril, se calcula una pérdida económica de 85 millones de pesos, según datos de Proturismo.

Por sí sola, la línea de cruceros Carnival representa más de 205 arribos anuales a Ensenada, en tanto que Princess llega unas 40 ocasiones, de los 274 arribos programados para este año 2020 repartidos entre cinco navieras.

“Por medio de sus redes sociales, la naviera Carnival Cruise Line anuncia el día de hoy (30 de marzo) que se extiende hasta el 11 de mayo el reinicio de operaciones de cruceros, asimismo, la semana pasada, Princess Cruises anunció la misma medida, por lo que se espera la reactivación de operaciones en Ensenada a mediados de mayo”, difundió la paramunicipal.

El 20 de febrero, al instalarse el Comité Ejecutivo de Cruceros en Ensenada, los participantes ventilaron que el impacto económico de la industria de cruceros durante 2019 (acorde con el FCCA Cruise Industry Economic Impact Report), el 83% de los pasajeros desembarcan, mientras que el 37% de los tripulantes no lo hace.

De los primeros, el gasto promedio es de 64 dólares, en tanto que los segundos apenas invierten 40 dólares durante la visita.

 

 

Cancelan regata Newport

Proturismo confirmó que NOSA, empresa organizadora de la tradicional Regata Newport Beach-Ensenada, canceló la edición número 73 de la justa deportiva que se celebraría en los últimos días de abril, para efectuarla hasta el próximo año. Es la primera ocasión que se suspende esta competencia de veleros.

Comentarios

comentarios

Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio