Robos violentos rebasan a autoridades: CCSPBC

Fotos: Cortesía
 
Ezenario lunes, 9 marzo, 2020 01:00 PM

El último reporte del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública de Baja California arrojó que ha habido un incremento del 43 por ciento en robo con violencia en vía pública en Tijuana, en comparación con 2019; y la tendencia va en aumento, fenómeno que no ocurría desde 2018

La incidencia delictiva general en Baja California ha aumentado un dos por ciento en comparación con 2019.  Los asaltos violentos en vía pública incrementaron un 24 por ciento en el estado y un 43 por ciento tan solo en Tijuana.

Apenas la tarde del martes 3 de marzo, un ladrón -vestido de negro- ingresó a una limpiaduría en la sección Jardines de Playas de Tijuana; con arma en mano, exigió el dinero de la caja registradora y posteriormente disparó, lesionando a uno de los empleados, antes de huir sin ser capturado.

El robo a comercio se redujo un 16 por ciento, pero habrá que esperar el impacto que tendrá en la incidencia de febrero y marzo, la oleada de asaltos armados cometidos en establecimientos de diversos giros durante las últimas dos semanas, particularmente en Tijuana.

Tal es el caso del robo al restaurante de comida rápida, Hollywood Pop Diner, ubicado en la avenida Ermita, del fraccionamiento Montebello de Tijuana, ocurrido el domingo 25 de febrero.

Los testigos reportaron que varios jóvenes -con la cabeza tapada y vestidos con ropa oscura; uno portando una navaja y el otro una pistola- ingresaron al establecimiento y despojaron de su dinero y pertenencias a los comensales, así como de la venta del día a los empleados. Una de las afectadas alcanzó a oír a uno de los agresores decirle a otro que si no le daban el dinero “que les disparara”, lo que no ocurrió.
También en Tijuana, una barbería ubicada en la Zona Centro, entre calles Tercera y Cuarta, fue atracada el lunes 24 de febrero por dos hombres de entre 25 y 28 años -uno vestía pantalón de mezclilla de color café; el otro color negro y gorra gris- quienes amenazaron a empleados y clientes con una pistola, los despojaron de sus pertenencias, los encerraron en el baño y huyeron en el auto de una de las víctimas.

“Uno de ellos le apuntó con una arma y tomó el dinero de la venta del día y los teléfonos celulares de los clientes que se encontraban en el lugar, así como unas llaves de un vehículo marca Ford Mustang, año 2004 color negro”, detalló el reporte.

En otro hecho ocurrido de nuevo en Zona Centro, en la avenida Constitución (identificada como zona segura), el 15 de febrero un joven ladrón “bien vestido” asaltó a un hombre, quien solicitó apoyo policial que nunca llegó, por lo que el afectado decidió retirarse del lugar sin esperar a que llegaran los primeros respondientes y poner su denuncia ante el Ministerio Público.

El pasado 4 de marzo, la Fiscalía General del Estado informó de la detención de un hombre, de nombre Franuel “N”, como presunto responsable de robo con violencia a dos comercios: el 5 de enero a una farmacia Similares, en la colonia Guaycura; y el 22 de febrero al café Khoppi Caffe & Deli, en la Zona Centro.

En ambos hechos, amagó con arma de fuego a los empleados de los negocios y les indicó que se resguardaran en los sanitarios mientras cometía el atraco, que consistió en el robo de dinero de las cajas registradoras y pertenencias de valor.

 

No hay presencia política

“Finalmente, el robo con violencia se da porque la policía no llega; puede ser un adicto que llega con una arma, que va y asalta a un individuo, jugándosela de que la policía no va a llegar”, afirmó Juan Manuel Hernández Niebla, presidente del CCSPBC.

Los robos con violencia se han desarrollado en colonias donde suele haber más presencia policial, sin embargo, Hernández Nieblas confesó a ZETA que desde septiembre de 2019 han dejado de recibir informes sobre la incidencia policial por colonias, a pesar de las diferentes solicitudes que han enviado por escrito.

Respecto al incremento de robo con violencia en vía pública, que en Tijuana pasó de 129 denuncias en enero de 2019 a 184 en enero del 2020, lo que implica un aumento del 43 por ciento Hernández Niebla agregó: “Es una tendencia que arrancó desde enero de 2018. Lo empezamos a ver con mucha curiosidad, y después con tintes de alarma (porque el robo con violencia también iba a la baja)”.

Ninguna de las administraciones, pasadas o actuales, municipales o estatales, han podido advertir qué es lo que está sucediendo, añadió.

Una de las explicaciones al fenómeno es que las corporaciones han diluido la presencia policial, “entendiendo que el robo con violencia no necesita de ministerios públicos, sino que se da porque la policía no llega”, reiteró.

 

La incidencia

De acuerdo con el reporte del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública de Baja California, (CCSPBC), en enero de 2019 se registraron siete mil 662 denuncias en la entidad, mientras que en las mismas fechas de este año van siete mil 831, lo que significa un incremento del dos por ciento.

Mientras, los robos a comercio han ido a la baja desde el año pasado. En enero de 2018 se registraron 707 denuncias en el estado; en el 2019 fueron 540; y 454 en el mismo mes del 2020. De acuerdo con los reportes de la Fiscalía General del Estado, es un 16 por ciento de mejoría.

Caso similar ocurre en Tijuana, pues de 344 robos a comercio en enero de 2018, en 2019 fueron 272; y en este año se reportaron 215. Habrá que esperar la incidencia de febrero para contabilizar el efecto del reciente repunte.

En cuanto al robo con violencia en vía pública, este ha aumentado un 24 por ciento en el estado, así como un 43 por ciento en Tijuana.

Durante 2019, Baja California reportó 307 asaltos a mano armada en vía pública, contra 382 de este año; Tijuana, en específico, registró 184 denuncias en enero del 2020 contra 129, en el mismo mes de 2019.

El presidente de CCSPBC señaló que este incremento en la incidencia delictiva a nivel estatal, es reflejo del aumento de las denuncias en Tijuana, Mexicali, Tecate y Rosarito; la excepción es Ensenada, el único municipio que presenta una reducción respecto al año anterior.

“Desde hace cuatro o cinco meses, el total de la incidencia delictiva ha ido en incremento; eso es algo que, de alguna manera, en el pasado no había sucedido. La cifra de denuncias era alta, pero iba a la baja; cada año y mes con mes mirábamos cómo iba bajando, y esto cambió hace cuatro o cinco meses”, afirmó a ZETA.

Hernández Niebla destacó que a pesar de que siempre se ve un acrecentamiento en la incidencia cuando hay un cambio de gobierno, este se estabiliza después de cierto tiempo, situación que, a pesar de los esfuerzos, no ha ocurrido en Baja California.

 

Desintegración del tejido social

El presidente del CCSPBC expresó que este incremento se debe a la desintegración del tejido social, y es una cadena de crímenes que se van relacionando a distintos niveles.

“Traemos un problema de homicidios; estos están relacionados con el narcomenudeo, y este, a su vez, a las adiciones; y las adicciones están relacionadas al seno familiar, al tejido social”, desglosó.

Ante esto, destacó que robos con violencia, feminicidios, homicidios, y demás delitos, están relacionados directamente al tejido social. Tal debilitamiento va creciendo día a día, sobrepasando a las autoridades y sus estrategias.

“Todos los planes de previsión social, de seguridad, todo lo que se ha hecho, básicamente vuelve a cero cuando arranca un nuevo gobierno porque crean sus propios programas y vuelven a empezar”, aseguró.

Afirmó que las autoridades están sobrepasadas por la delincuencia y se ve reflejado en los reportes y la percepción social. “Cinco muertos diarios en Tijuana, no están para aplaudirse. Estos se convierten en mil 800 al año: y aunque es difícil que se llegue a la cifra del año pasado, seguimos siendo de las ciudades más peligrosas”, concluyó.

Comentarios

comentarios

Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio