Legisladores podrán reelegirse desde sus cargos

Foto: Mario Jasso/Cuartoscuro.com
 
Edición Impresa lunes, 23 marzo, 2020 01:00 PM

La Cámara de Diputados aprobó una iniciativa con proyecto de decreto para que diputados federales y senadores se puedan reelegir sin solicitar licencia al cargo, así como brindar informes fuera de las precampañas y campañas. Diputada de MC definió la medida como ventajosa. Investigador de la UNAM desestimó que vaya a haber inequidad en la contienda

En vísperas de suspender el periodo de sesiones ordinarias en el Congreso de la Unión ante la contingencia nacional generada por el virus COVID-19, la Cámara de Diputados aprobó una iniciativa para que los legisladores federales puedan reelegirse.

El presidente de la Junta de Coordinación Política y coordinador de la bancada de Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Mario Delgado Carrillo, así como los líderes de las demás fracciones (PAN, PRI, PT, MC, ES, PVEM y PRD), solicitaron a la presidenta de la mesa directiva, Laura Rojas Hernández, modificar el orden del día, correspondiente al 18 de marzo, para discutir y votar “en lo inmediato” el tema de la reelección.

Delgado argumentaría que el Proceso Electoral Ordinario 2020-2021 “inicia en septiembre y no se puede modificar la ley tres meses antes”, de manera que “tendríamos el plazo de mayo para modificar este marco”.

El actual periodo de sesiones culmina el 30 de abril (con lo que la discusión se hubiera podido aplazar), sin embargo, el presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) sostuvo en su oportunidad que no podía determinar por cuánto tiempo se extendería la suspensión.

Con 254 votos a favor de Morena, Partido del Trabajo (PT), Encuentro Social y Partido Verde Ecologista de México (PVEM); 20 en contra por parte de Movimiento Ciudadano y tres abstenciones, quedó establecido que los diputados y senadores que pretendan repetir en el cargo podrán volcarse al proceso electoral en su calidad de servidores públicos y estarán en la viabilidad de rendir informes, siempre y cuando no lo hagan durante las precampañas y campañas.

Ante la permisividad de mantenerse en sus espacios legislativos, el proyecto de decreto apunta a que no podrán destinar recursos públicos a la faena política ni incurrir en actos anticipados de campaña; en tal sentido, se hizo la precisión de que el trabajo territorial no encaja en esta categoría.

Del mismo modo, los congresistas deberán seguir cumpliendo con sus funciones legislativas, de forma tal que en su momento, el proselitismo deberá proceder al margen del horario laboral.

La diputada Martha Tagle, de Movimiento Ciudadano, condenó que el asunto se haya sometido a votación cuando la población está atenta a otros temas (como el coronavirus), y estimó que por el hecho de no tener que solicitar licencia, los legisladores tendrían ventaja como candidatos incluso sobre el grueso de la militancia de sus respectivos partidos.

El legislador del PT, Gerardo Fernández Noroña, razonó que tanto servidores como candidatos sin cargo público “tendrán que someterse al proceso”, por lo que “ninguno tiene asegurada la reelección”.

En opinión de Diego Valadés Ríos, investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el hecho de que los legisladores puedan mantenerse en el cargo y hacer campaña a la vez, no afecta los principios de equidad en la contienda, pues a final de cuentas ellos no manejan recursos públicos “ni durante sus campañas, ni durante su ejercicio”.

En todo caso, dijo, el ciudadano pudiera verse en desventaja compitiendo contra un funcionario público (en el ámbito del Poder Ejecutivo), toda vez que los funcionarios cuentan con “un aparato de poder” que pudieran “utilizar en una campaña en beneficio propio y perjuicio ajeno”.

Tratándose de representantes (legisladores), defendió que carecen “de todo aparato de poder” y solo tienen “una función, en tanto que miembros de una corporación que sea una Cámara local o una Cámara federal”, lo que no da pie a que utilicen “recursos para influir en el sentido o en la dirección u orientación de la campaña en perjuicio de nadie, ni en favor de sí mismo(s)”.

Advirtió que si se les obligara a solicitar licencia al cargo, el proceso de su propia profesionalización “se interrumpiría y durante el periodo en que estuvieran separados, las funciones legislativas y de control político las asumirían personas que no tienen ninguna experiencia, que son los suplentes que estarían ahí tres o cinco meses en perjuicio de la labor legislativa y política”.

A su modo de ver, “no podemos aplicarles a los legisladores las mismas reglas que a los funcionarios públicos que desempeñan funciones de gobierno, las funciones de gobierno sí deben ser interrumpidas cuando alguien quiere optar por un cargo electoral”.

En cuanto a la modificación del Orden del Día en la Cámara de Diputados, efectuada para votar el asunto, Valadés Ríos estimó: “Seguramente lo tenían programado para desarrollarlo en la agenda de aquí al 30 de abril, pero ante la emergencia que tenemos por esta crisis viral, creo que actuaron con gran sentido de responsabilidad y qué bueno que dispensaron los trámites ordinarios, que lo aprobaron de inmediato. Espero que el Senado (adonde fue remitido el proyecto) haga otro tanto”.

El jurista se incluyó entre quienes “por décadas” lucharon por aplicar la elección consecutiva en el Poder Legislativo en el ánimo contar representantes mayormente preparados para brindar resultados a la ciudadanía.

Con motivo de la suspensión de sesiones en el Congreso, el proceso de selección de nuevos consejeros del Instituto Nacional Electoral quedó aplazado. El 18 y 19 de marzo figuraron como temas prioritarios la reelección y el juicio político a Rosario Robles Berlanga, quien fungiera como secretaria de Estado en el gobierno de Enrique Peña Nieto. Ante ello, Valadés Ríos finalmente asentó: “Lo más importante en el orden legislativo en este momento es la reglamentación referida (a la elección consecutiva de los legisladores), sin duda”.

Según da cuenta la iniciativa, con todo y que esa figura se estipuló con la reforma político electoral de 2014, hacía falta desarrollar mediante una legislación secundaria, “criterios, requisitos, formalidades, términos y modalidades” que hicieran operativa la enmienda constitucional.

Tal como había quedado establecido, la reelección aplicará para aquellos diputados federales y senadores que hayan asumido el cargo a partir de 2018. Mientras que estos podrán ser electos hasta por dos periodos consecutivos, aquéllos, hasta por cuatro periodos.

Se permitirá que los congresistas contiendan indistintamente por el principio de mayoría relativa o por el de representación proporcional. Los diputados que busquen la repetir hazaña a nivel distrital, podrán hacerlo en cualquier distrito.

La postulación por un partido distinto al que los llevó al cargo aplicará siempre y cuando hayan renunciado a esa fuerza política antes de cumplirse la mitad del periodo por el que fueron electos. En este sentido también se puede apelar a la vía independiente.

Por último, quienes se desempeñen como legisladores independientes podrán a su vez retomar esta vía o buscar el cobijo de un partido.

Comentarios

comentarios

Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio