Bata


 
Dichoz y Hechoz lunes, 10 febrero, 2020 12:00 PM

El que no se quita la bata ni para ir al baño -refieren quienes le siguen en las giras-, es el secretario de Salud del Estado, Alfonso Pérez Rico. Sobre la prenda, cada vez menos utilizada por los médicos por ser un foco de contaminación, se refirió en un artículo publicado en The New York Times en mayo de 2019: “Las prendas de los profesionales de la salud, incluyendo esa aparentemente limpia bata blanca que muchos gustan usar, pueden albergar bacterias y agentes patógenos peligrosos. En un repaso sistemático de varios estudios, se descubrió que a menudo las batas blancas están contaminadas con cepas de bacterias nocivas y en ocasiones resistentes a los medicamentos, relacionadas con infecciones que se contraen en hospitales. El 16 por ciento de las batas blancas dieron positivo para el SARM (infecciones por estafilococo), el 42 por ciento para las bacterias de la clase gramnegativas. Estos dos tipos de bacterias provocan problemas serios, que incluyen infecciones de la piel y del torrente sanguíneo, septicemia y neumonía”. Así que  el Lector ya sabe: cuando salude al secretario de Salud del Estado, hágalo con reservas. Como lo hacen sus subalternos en el Hospital General de Tijuana, a quienes ha acusado de robo de medicamentos y de contribuir al desabasto. De ese tamaño.

Comentarios

comentarios

Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio