“Quisiera que se hiciera justicia y SEPSA respondiera”: hija de empleado que fue confundido como asaltante

Foto: Jorge Dueñes/Custodios de SEPSA dejaron paralíticos a Francisco
 
Destacados viernes, 13 diciembre, 2019 02:56 PM

Francisco Ibarra Márquez y Erick Santos Acosta resultaron víctimas colaterales del intento de asalto a mano armada el miércoles 27 de noviembre a la empresa BD Alaris, ubicada en el Parque Industrial El Florido. El primero de ellos quedó paralítico de por vida, el segundo fue asesinado. Ambos fueron atacados por custodios de SEPSA, quienes los señalaron como parte del grupo de asaltantes, cuando solo eran empleados del parque industrial.

La mañana de aquel miércoles, Ibarra Márquez, quien vivía y se desempeñaba como velador en la bodega de la empresa Solsub -a un costado de donde ocurrió el asalto-, realizaba sus actividades diarias: recibir a los empleados y estar al pendiente de la entrada de vehículos en el área de trabajo.

Francisco relató a ZETA, que después de escuchar una serie de disparos en la empresa vecina, salió a la calle para averiguar lo que podría estar sucediendo, después que los disparos cesaron. Fue entonces cuando encontró a Erick Santos Acosta -a quien conocía porque trabajaba en Grupo ADCO, que da mantenimiento a BD Alaris-, tirado en la banqueta y con una lesión en el estómago, por lo que se acercó a auxiliarlo. En eso los disparos se reiniciaron, y al intentar ponerse a salvo, resultó lesionado en la espalda, cayendo al suelo a escasos metros del cuerpo de Erick Santos.

“Voy a demandar a las personas responsables por intento de homicidio, voy a pedir a SEPSA lo que marque la Ley”, sostuvo Francisco, a la espera de que la empresa se haga responsable por el daño que le causaron los custodios al dejarlo en silla de ruedas.

Erick Santos Acosta tenía 39 años al momento que custodios de SEPSA le arrebataron la vida -de acuerdo a las investigaciones-, tras confundirlo con uno de los integrantes del grupo de asaltantes. Familiares sospechan que pudo haber exceso de violencia por parte de los empleados de la compañía de valores, por lo que están asesorándose para interponer la denuncia que corresponde.

A Erick Santos le sobreviven su viuda, tres hijos menores de edad de 14, 8 y 4 años, el segundo con una discapacidad psicomotriz, y dos hijos mayores de edad.

“Quisiera que se hiciera justicia y SEPSA respondiera, mi mamá ahorita no está bien para andar en demandas, pero sí me gustaría que respondiera sobre esto, ya que ella no está recibiendo ningún apoyo”, refirió Yamilet Ubeda Álvarez, hija de Santos Acosta.

Los cinco custodios de SEPSA involucrados en los eventos que dejaron a Francisco Ibarra paralítico y acabaron con la vida de Erick Santos, son: Jorge Luis Pedraza Pedraza, José Alfredo López Alcantar, César Alejandro Morales de la Cruz, Efraín Alejandro Zepeda Valdez y Samuel Ceceña Herrera, quienes continúan en libertad.

MÁS INFORMACIÓN EN LA EDICIÓN IMPRESA QUE CIRCULA ESTE VIERNES 13 DE DICIEMBRE

Comentarios

comentarios

Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio