Fraude millonario en Sindicato de Burócratas de Tecate

Foto: Jorge Dueñes
 
Edición Impresa lunes, 25 noviembre, 2019 01:00 PM

 

Cheques destinados a deudos de trabajadores fallecidos endosados con firmas falsas para ser cobrados por terceros, incluidos miembros del comité ejecutivo del Sindicato de Burócratas Sección Tecate, así como pólizas de egresos desaparecidas y gastos sin justificar, son parte de un desfalco de 8 millones de pesos detectado en una revisión aleatoria a las finanzas del organismo. Estos hechos implican a los dirigentes sindicales de los últimos tres periodos, contra quienes la base gremial presentó una denuncia penal actualmente investigada en la Fiscalía General del Estado

Foto: Jorge Dueñes.- Serafín Ferreira, Secretario General del Sindicato de Burocratas sección Tecate.

Una investigación aleatoria del 5 por ciento de los archivos contables del Sindicato de Burócratas Sección Tecate, permitió detectar que durante las tres últimas administraciones de la dirigencia de ese organismo se incurrió en irregularidades equiparables al delito de fraude.

El reclamo de varios integrantes del sindicato o familiares de estos, por apoyos funerarios y día de haber no recibidos, llevó a una primera revisión en la que se detectó que la ayuda sindical había sido liberada mediante cheques cobrados con endosos falsos.

Los cheques salieron de la administración del Sindicato de Burócratas con las firmas de quienes entonces fungían como secretarios generales: Margarita Macrina Corro Arámbula (2011-2014) y Rogelio Arce Plumeda (2014-2017), cuyas rúbricas se mancomunaron con la de Mercedes Urías Urbalejo, quien fuera secretaria de Finanzas en ambos periodos.

Urías Urbalejo cobró varios de los cheques endosados con firmas falsas, aunque José Pantaleón Márquez Valenzuela, subsecretario de Finanzas y yerno de Javier Ferreira Magaña, quien a su vez es hermano de Serafín Ferreira Magaña, actual secretario general del Sindicato de Burócratas, fue quien cambió la mayoría de las irregulares pólizas.

Estos hechos fueron detectados y corroborados con reportes bancarios por la Comisión de Revisión que la base sindical ordenó conformar para auditar las finanzas del sindicato, que a petición de la asamblea general, presentó denuncia penal registrada con el Número Único de Caso 0203-2019-03697 el 11 de octubre de 2019 ante la Procuraduría General de Justicia del Estado de Baja California (ahora Fiscalía General del Estado).

En la querella se acusó “la probable comisión del delito de fraude, administración fraudulenta, falsificación de documentos y/o lo que resulte…” en contra de los arriba señalados, implicando en esas anomalías al actual secretario general del Sindicato de Burócratas, Serafín Ferreira.

Además de negarse a firmar la denuncia, Ferreira fue acusado de obstaculizar la investigación y de suspender de sus derechos sindicales a los cinco integrantes de la Comisión de Investigación, acción que realizó sin consultar a la asamblea general.

Rogelio Arce Plumeda

PAGO EN EXCESO DE DÍA DE HABER SIN BENEFICIO PARA DEUDOS

El reclamo de María Zita Cejudo Díaz al Sindicato de Burócratas de Tecate para que se le pagara la totalidad de lo recabado por el día de haber, aportación voluntaria que los 850 agremiados hacen de un día de salario para apoyar a la familia del compañero que fallece, derivó en una investigación que destapó una cadena de desvíos de los fondos sindicales.

Fue la secretaria de Finanzas del actual comité ejecutivo, Mariana Cota Yucupicio, quien aclaró que, de acuerdo a los archivos contables, a María Zita no solo se le entregaron los 242 mil 976 pesos recabados por el día de haber, sino que a su nombre se liberó un pago en exceso por 572 mil 024 pesos, sumando un total de 815 mil pesos, cantidad de la que Cejudo Díaz reconoció haber recibido solo 180 mil pesos.

Ante tal situación, el pleno de la asamblea reunida en sesión ordinaria el 1 de abril de 2019 exigió una auditoría interna, conformando ese mismo día una Comisión de Revisión integrada por cinco de sus agremiados: Martín Javier González Cruz, René Alejandro Gracia Angulo, Rosalba Leyva Bustamante, Yadira del Carmen Chávez Arreola y Luz Elena Martínez López.

Al cotejar los archivos contables del organismo sindical con los reportes bancarios, la Comisión pudo comprobar cinco casos en los que se liberaron cheques con pago en exceso del día de haber por 3 millones 273 mil 609 pesos, de los cuales 2 millones 530 mil 233 pesos fueron cobrados indebidamente con endosos falsos de familiares de trabajadores fallecidos.

El primer reporte del banco BBVA Bancomer, institución en la que se radica la cuenta del sindicato, acreditó que todos los cheques fueron expedidos con la firma mancomunada de Rogelio Arce Plumeda y Mercedes Urías Urbalejo.

De la misma información se desprende que decenas de cheques fueron cobrados por personas ajenas a los beneficiarios: cinco de esas pólizas las cambió la propia Mercedes Urías, y 21 cheques más los cobró José Pantaleón Márquez Valenzuela, subsecretario de Finanzas.

A la fecha lo cobrado por Urías y Márquez, suma un desvío superior al millón 135 mil pesos, pero aún falta corroborar el cobro de más cheques cambiados por terceros, expusieron a ZETA los integrantes del Comité de Revisión.

Además de María Zita Cejudi Díaz, otros cuatro deudos fueron afectados con este desvío de recursos, entre ellos Jaime Ortega Ramírez, María Elena Soto Parra, Martha I. González Patiño y Belén de León Verdugo. A los tres últimos aún se les adeuda parte de lo recabado por el día de haber.

En el caso de María Zita, se localizaron pólizas de 24 cheques a su nombre por una suma conjunta de 815 mil pesos, las cuales se liberaron de abril de 2014, fecha en que falleció su esposo, Hermenegildo Hinojosa Arellano, hasta febrero de 2017, periodo en el que Rogelio Arce Plumeda y Mercedes Urías Urbalejo encabezaron el Comité Ejecutivo del Sindicato de Burócratas de Tecate, como secretario general y de finanzas, respectivamente.

De los 815 mil pesos expedidos en 24 cheques a su nombre, se corroboró que María Zita cobró un monto de solo 180 mil pesos, mientras que los 635 mil pesos restantes fueron cobrados por terceros a través de cheques endosados con firma falsa de la beneficiaria.

A pesar del pago entregado en exceso contablemente, a Cejudo Díaz el sindicato aún le debe 62 mil 976 pesos del día de haber.

Mercedes Urías Urbalejo

“SE PORTARON PEOR QUE BUITRES”: VÍCTIMAS

En abonos de 5 mil y 10 mil pesos, y después de acudir varias veces a las oficinas del Sindicato de Burócratas de la Sección Tecate, Jaime Ortega Ramírez recibió los 240 mil pesos del día de haber por el fallecimiento de su hijo Julio César Ortega Ambriz, ocurrido el 21 de junio de 2014.

En los archivos se localizaron pólizas de cheques a su nombre que sumaron alrededor de 700 mil pesos, cantidad de la cual más de 460 mil pesos fueron cobrados por terceros, con firma falsa.

“Nunca endosé cheques por una cantidad extra a la que correspondía al monto acumulado por el día de haber, la que se haya registrado como ayuda extra fue tomada ilegalmente, lo que para mí es un robo, por eso pido se aplique la acción de la justicia y paguen los responsables, quienes se portaron peor que buitres porque utilizaron el dolor de una familia para beneficiarse económicamente”, exigió Jaime Ortega.

María Elena Soto Parra, madre de Alfredo Humberto Rodríguez Soto, quien falleciera el 2 de mayo de 2015, recibió 276 mil pesos de la aportación de los sindicalizados, pero a su nombre se cobraron cheques por 755 mil pesos.

En 2014, Federico Bojórquez, trabajador sindicalizado que labora en la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tecate (CESPTE), solicitó ayuda sindical para comprar una cama de hospital y pagar las terapias de su hijo, quien padece daño medular.

De la aportación voluntaria de sus compañeros recabó alrededor de 200 mil pesos, cantidad de la que solo recibió 75 mil 100 pesos. Ayuda que además de incompleta, se le entregó en forma fraccionada durante un año.

Sin embargo, a su nombre el Sindicato liberó por lo menos otros dos cheques por 60 mil pesos que fueron cobrados por terceras personas, siendo Mercedes Urías Urbalejo una de ellas.

El mismo día que Federico Bojórquez recibió el último abono, otro cheque fraudulento fue cobrado. “Ni siquiera intentaron igualar la firma que falsificaron”, denunció ante ZETA.

 

OTROS CASOS DE DESFALCO

El extravío de 50 pólizas de cheques del inventario contables del sindicato por 425 mil 452 pesos, es otra de las irregularidades detectadas gracias a un reporte bancario, de las cuales 47 fueron cobradas y tres se cancelaron.

Sin justificación contable, los cheques fueron liberados durante los dos periodos en los que Mercedes Urías Urbalejo fungió como secretaria de Finanzas.

La compra de mobiliario, equipo de oficina o de servicios profesionales, fueron gastos cargados al erario sindical a nombre de empresas comerciales, pero cobrados por integrantes del Comité Ejecutivo del sindicato.

Uno de estos casos es el de Clínica Dental Sedemex, empresa que promociona paquetes de plan dental, a nombre de la cual se expidieron veinte cheques por un monto total de medio millón de pesos.

De acuerdo a la investigación, el representante de esta firma, Raymundo García Matilde, endosó los cheques para que la propia ex secretaria de Finanzas, Mercedes Urías Urbalejo, los cambiara por efectivo.

El representante de la empresa desconoció el cobro de esa cantidad y haber endosado los cheques para que el sindicato los cambiara.

FAMILIARES DE LÍDERES SINDICALES, BENEFICIADOS

Derivado de la revisión de los archivos contables del sindicato, el Comité de Revisión asentó que localizó gastos injustificados durante la gestión de Margarita Macrina Corro Arámbula, secretaria general en el periodo 2011-2014 y de su hija Deily Jhuleiry Ceja Corro, quien fungía como integrante del Comité Seccional.

Durante el periodo en que su mamá estuvo al frente del sindicato, a Deily se le pagó la mensualidad de seis líneas de telefonía móvil y se le entregaron cheques por un monto mensual de 22 mil 547 pesos, asignación de recursos no justificada.

Entre las pólizas autorizadas por Macrina Corro se localizó la emisión de varios cheques por diversos montos a nombre de otra de sus hijas, Nayeli Daniela Hernández Corro.

Jaime Ortega Ramirez

Corro Arámbula recibió la Secretaría General del Sindicato con un fondo de un millón 400 mil pesos, depositado en una cuenta bancaria que se localizó en ceros, sin que los archivos del organismo den cuenta del destino de ese recurso.

IMPLICADOS SE CULPAN ENTRE SÍ

Serafín Ferreira Magaña, secretario general del Sindicato de Burócratas Sección Tecate, reconoció el desvío de recursos señalando la denuncia penal interpuesta por el Comité de Revisión, aunque atribuyó que hacer público el caso obedece a una intención de tipo político, al aproximarse el cambio de dirigencia, lo que consideró “una traición”, por lo que les quitó sus derechos sindicales.

Subrayó que no es su intención encubrir a nadie, por eso presentó por su cuenta una denuncia en la que acusa al ex secretario general Rogelio Arce, la ex secretaria de Finanzas Mercedes Urías Urbalejo y a José Pantaleón. Este último aseguró que solo recibía órdenes de Arce y Urías, quienes lo enviaban a cambiar los cheques previamente endosados y, una vez cobrado el dinero, “se lo entregaba a Rogelio Arce”

Por su parte, Arce culpó del desvío a Mercedes Urías y agregó que de esas irregularidades informó a Serafín Ferreira al momento de entregarle las riendas del Sindicato. Su declaración quedó asentada en acta de asamblea.

Mercedes Urías Urbalejo y Margarita Macrina Corro no pudieron ser localizadas por ZETA, al “encontrarse en comisión sindical”.

Comentarios

comentarios

Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio