Los dos escenarios

Foto: Internet/Que prevalezca la autoridad moral de los ciudadano y militantes de base en la elección de consejeros
 
Opinionez lunes, 14 octubre, 2019 12:00 PM

A la libertad y la conciencia ciudadana

 

Es complicado predecir una elección, pero de entrada existen dos grandes escenarios con matices: este 12 de octubre es la elección de consejeros de Morena para troquelar la dirección estatal y nacional, en un contexto predominante de rancio prianismo dinosaurio en la República, muy semejante al calor y sabor cachanilla; con la excepción en nodos más politizados y con más cultura política de libre debate de ideas y libertades que han costado sangre y muchas vidas de militantes y del pueblo.

La indeseable, desaseada y catastrófica, para los ánimos de transparencia democrática de la 4T, es una película de vergüenza e impresentable. Y me declaro en contra -al lado de muchos ciudadanos- porque podría haber vicios y viejas prácticas priistas, dado que esas costumbres están arraigadas en los oscurantismos de protagonistas y operadores que mueve harto dinero enlodado, operadores, ofertas de empleo en el municipio, Estado y Federación, que compran voluntades y conciencias confundidas, desinformadas o débiles. Repitiendo los caminos del PRIAN de ocupar con cuadros o personas incapaces -técnica y moralmente- donde todos perdemos; pero políticamente incondicionales, “desempeñando” puestos públicos en gravísimo demérito del servicio gubernamental eficiente y, por tanto, intereses nefastos que no deberían prevalecer.

Pueden aparecer agentes provocadores que, al ver la correlación de fuerzas desfavorable, agredan y violenten la tranquilidad de las asambleas, que las revienten (y estos eventos se cancelen por no haber condiciones de paz y libertad para los militantes). Mucha gente de la tercera edad que va con inocencia, pacífica y civilizadamente a manifestarse, esperando escuchar ideas, propuestas del papel estratégico que significa la dirección de un partido en el poder: estar a las vivas, despierto, alerta para criticar, denunciar, fiscalizar, cuestionar y proponer correctivos eficaces a las desviaciones y desatinos de funcionarios, así como aplaudir y apoyar aquello que sea de beneficio amplio y generalizado a la sociedad.

También se puede caer el “sistema” (como a Bartlett en 1988) y las personas que están asignadas a presidir los trabajos de la asamblea se pierdan o nunca lleguen a las asambleas, y sean sustituidos por personeros del prianismo agazapado en Morena. Cuando cito prianismo, me refiero a personeros de los dos gobernadores más ineptos y aberrantes para BC (gobernado en 1983-1989 y 2013-2019) en términos de resultados de construir el tejido social, la salud pública y la educación. Agregaría a Roberto de la Madrid Romandía a este núcleo políticamente retrógrado.

Los intereses de la clase política más corrupta que sobrevivió al 1 de julio del 2018, justo en estos tiempos de elecciones recuerdan la historia negra que ocurrió en el PRD en tiempos de Felipe Calderón (2006-20012), quien metió toda la mano cuando Alejandro Encinas quiso presidir el sol azteca frente al gánster Jesús Ortega; ocurrieron las peores cosas en una elección, un cochinero de los chuchos, con la mancuerna de J. Zambrano. Aquí tienen su rol los chuchos autóctonos, subordinados al eje de las maquinaciones de mapaches electorales de Amador Rodríguez Lozano, Jesús Ruiz Barraza y cachorro Jesús Ruiz Uribe -priistas hasta los huesos- que despliegan recursos (CUT) y facultades administrativas como delegados federales, usando a los servidores de la nación e ignorando los abusos a los ancianos muy vulnerables y el pago aún en efectivo en una ciudad con amplio sistema bancario. Y los silencios ante la encuesta para romper el orden constitucional y el sentido común de la política de respetar la Ley.

La sociedad reclama prevalezca la autoridad moral de los ciudadano y militantes de base: que se impongan por la vía de la serenidad y modernidad democrática; hacer respetar del voto libre y secreto, sin presiones, chantajes o extorsiones; que predominen compromisos auténticos, éticos, técnicos, sociales y políticos de gobernar.

¿Por qué la importancia de esta jornada de elección de dirigencias? Morena, en sus estatutos, considera que el mecanismo para seleccionar a los candidatos en los procesos electorales constitucionales es y será desde el cuerpo de delegados consejeros, que son una representación social y de la militancia -con los mejore cuadros- de donde deben surgir los perfiles propuestos a elección popular. De ahí deriva que la cúpula va con todas sus malas artes y peores mañas para concentrar el poder de decidir desde arriba, contra los intereses de los de abajo. Y la lucha será frontal, de la vieja izquierda, del 12 de octubre contra el dinosaurio que medra en las cuevas del poder local. Poder del pueblo y la imagen de AMLO. Por ello la necesidad y salud pública de contrapesos para creer en la vida de la 4T.

 

M.C. Héctor Ramón González Cuéllar es académico del Instituto Tecnológico de Tijuana. Correo electrónico: [email protected]

Comentarios

comentarios

Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio