Otro millonario contrato del “Patas” que huele a fraude

Foto: ZETA/Alejandro Gutiérrez Mora
 
Edición Impresa lunes, 9 septiembre, 2019 06:00 AM

Por dos años consecutivos, el Ayuntamiento de Tijuana firmó un contrato con un supuesto despacho de Ciudad de México ubicado en un domicilio en Cuajimalpa que no cuenta con rastro en internet y cuyo representante legal es un joven empleado de maquiladora. La empresa se encarga de “timbrar” la nómina del Municipio para recuperar un impuesto y quedarse con un porcentaje millonario. Según el tesorero, era necesario contratarlos, pues el gobierno no tiene “la capacidad ni técnica ni humana” para realizar esa labor

El gobierno municipal de Tijuana encabezado por Juan Manuel Gastelum Buenrostro, en dos ocasiones adjudicó de manera directa un contrato a Consultores Asociados Tristar. S de RL de CV para gestionar ante la Secretaría de Hacienda la devolución del Impuesto Sobre la Renta (ISR) que retiene a los trabajadores del Ayuntamiento.

Por esa “gestión” la empresa cobra más del 23 por ciento de lo rescatado, teniendo un saldo de recuperación de 134.5 millones de pesos, cantidad que responde al total del ISR del Ayuntamiento de 2015 a 2017 y que la Secretaría de Hacienda regresa a los municipios como un estímulo.

De acuerdo al tesorero municipal Ricardo Chavarría Morales, encargado de solicitar la contratación del despacho capitalino, era necesario porque se encargan de subsanar las posibles faltas que comete la Oficialía Mayor cada catorcena de pago, “es un alto volumen, porque es un trabajo especializado, no tenemos la capacidad ni técnica ni humana para poder subsanar ese tipo de errores, por lo que se contrata a este tipo de empresas, ellos tienen un sistema especializado”.

Consultores Asociados Tristar es una empresa de reciente creación, se constituyó en la Capital del país en 2016, sin embargo, en el dictamen de adjudicación directa aprobado en 2018 por el Comité de Adquisiciones encabezado por la oficial mayor de Tijuana, la compañía ya contaba con  “amplia solvencia, personal suficiente y capacitado, así como infraestructura necesaria para la prestación de servicio, además de ser una empresa que cuenta con amplia experiencia en el estudio de la factibilidad de la devolución del Impuesto Sobre la Renta, así como amplia experiencia en la asistencia jurídica de apoyo”.

ZETA ubicó el domicilio actual con el que el despacho se registró ante el Municipio (el cual se estableció en el contrato ADQ-2018-AD-083), responde a simple vista a una casa-habitación en una zona residencial en la calle Arteaga y Salazar número 486, Colonia El Contadero de la Alcaldía de Cuajimalpa en Ciudad de México.

Foto: Tomada de Internet.- El despacho con 200 metros cuadrados

El tesorero desconoce dónde se encuentran las oficinas de Consultores Asociados Tristar o si hay oficinas en Tijuana, asegura que esporádicamente la dependencia que encabeza tiene trato con una persona de nombre Alejandro Martínez y fuera de él no conoce a nadie más. El despacho no tiene una página oficial en internet, ni paginas en redes sociales. Para este reportaje se intentó tener comunicación con la empresa, pero tampoco existe algún correo electrónico ni número de teléfono disponible en el directorio público ni en la web, o en el Registro de Comercio de la Secretaría de Economía federal.

El “representante legal” de Consultores Asociados Tristar es Alejandro Apolinar López, cuyo nombre y firma quedaron plasmados en los contratos que subscribió el despacho con el Ayuntamiento de Tijuana (2018 y 2019).

El nombre del representante legal no arroja resultados en la consulta de cédulas profesionales en el Registro Nacional de Profesionistas de la Secretaría de Educación Pública, es decir, no existe en todo el país una persona con cédula profesional con ese nombre.

El regidor morenista Manuel Rodríguez Monárrez asegura que el representante de la empresa tiene público su currículo en internet: “No da cuenta de que sea un especialista en el área tributaria, dice que se graduó de Mercadotecnia de la UABC en Mexicali, no da cuenta tampoco que sus áreas de especialidad sean el ISR, habla que es especialista en recursos humanos, desarrollo organizacional y servicio al cliente”.

El regidor se refiere a un joven de 28 años que labora en una maquiladora en la Capital del Estado.

“Habría que ver si este despacho realmente no está haciendo un esquema de defraudación administrativa mediante el cual por un simple contrato se estén desviando a un ritmo de 3 millones por cada 10 que ingresen por devolución al Ayuntamiento”, reflexiona.

De acuerdo con el tesorero municipal, de los más de 134 millones de pesos que el despacho podría “recuperar” de ISR con Hacienda, ha logrado 75 millones por concepto de devolución.

De tal cantidad, según los porcentajes para calcular sus honorarios, el despacho tuvo una ganancia de 20 millones 10 mil pesos en los once meses que lleva el contrato vigente (de septiembre a diciembre de 2018, y de febrero a agosto de 2019).

Con este esquema, el despacho de Cuajimalpa ha tenido ganancias de un millón 820 mil pesos mensuales.

 

EL TIMBRE MILLONARIO

Desde 2015, la Secretaría de Hacienda contempla la devolución del 100% del ISR que los ayuntamientos pagan por los sueldos de sus empleados. Todo pago a los trabajadores implica porcentajes para Hacienda, entre estos dicho gravamen, el cual la Federación debe regresar de manera íntegra, siempre y cuando el gobierno municipal demuestre que hizo esa retención. Se trata de un estímulo para que los gobiernos paguen sus impuestos.

Para que el gobierno municipal “demuestre” todos los pagos de impuestos deben “timbrar” de manera digital ante la Secretaría de Hacienda, un trámite sencillo que se hace por medio de un programa digital para “acreditar” cada pago de manera sistemática y masiva en el gobierno de la ciudad.

El Ayuntamiento tiene que timbrar más de 30 mil pagos, bonos y otros conceptos al mes de todas sus  nóminas, son cerca de 9 mil empleados. El tesorero municipal explica: “No sé si por el volumen o por qué, pero se generan inconsistencias. En una catorcena, tendríamos que pagar de ISR 20 millones, el SAT reconoce los que estén debidamente timbrados, los que no están, que presenten alguna inconsistencia, se quedan en un bolsa aparte y no hacen la devolución del dinero. El encargado de timbrar es Oficialía Mayor, catorcenalmente van timbrando y detectando inconsistencias”.

De ahí que el funcionario del gobierno panista asegura que no se tiene “la capacidad ni técnica ni humana para poder subsanar ese tipo de errores”, por lo que se contrató al despacho capitalino. “Esta empresa ha estado corrigiendo el timbrado y Hacienda nos va liberando esos recursos que estaban ahí atorados”, justifica.

Según el tesorero, las inconsistencias pueden ser desde que “se movió un campo más y ya no se reconoce”, o “trae mal un punto, un número del Registro Federal de Causantes o un problema del propio SAT, que su propio sistema, por ser volúmenes muy grandes, como que no reconoce ciertas cosas”.

En mayo de 2019, el Ayuntamiento hizo una modificación al contrato para que Tristar también pudiera cobrar el año pasado, lo que elevaría a más de 150 millones de pesos el saldo por recuperar.

A decir por Chavarría, el contrato es “muy conveniente” para el Municipio “porque es un dinero que no teníamos, no lo íbamos a tener. Lo hemos estado dirigiendo prioritariamente a las áreas de seguridad pública”.

 

LA GENTE DEL DESPACHO

Según el tesorero, “a la gente del despacho no la conocía hasta que entablaron pláticas con nosotros” en 2017, “nos demostraron que tenían relación laboral con otros ayuntamientos que estaban haciendo este ejercicio. Lo que hacemos, llegan, se nos acercan, vemos cuál es la mejor opción”.

Al pedirle detalles sobre los integrantes de la empresa, el funcionario insiste en no conocerlos: “Son personas de fuera del Estado y hay un ejecutivo de cuenta que está en Tijuana, se llama Alejandro Martínez, la persona que firmó el contrato, tuvimos relación en 2017 y hasta la fecha no lo hemos visto”.

Contrato entre el ayuntamiento y la empresa desconocida

 

HUELE A MOCHE

Para el regidor Manuel Rodríguez, el pacto con Consultores Asociados Tristar tiene el sello de corrupción que el gobierno del “Patas” Gastélum Buenrostro ha impreso sobre muchos contratos.

“De entrada, parecieran esquemas de evasión de impuestos, contacté a verdaderos consultores en el área de impuestos y no tienen conocimiento previo de esta compañía. La gestión se hace por un trámite que es de acceso para no especialistas en área tributaria y a través de la página del SAT puedes seguir en línea todos y cada uno de los pasos que se deben seguir para obtener la devolución”, planteó.

“El Ayuntamiento cuenta con un sólido equipo financiero, la plantilla de notificadores rebasa los 50 empleados y en todo caso, ellos también tienen conocimientos y fácil es que si hay cartera de impuestos que se tienen que devolver, se podría poner a uno de estos notificadores que no tiene tanta carga laboral para hacer los trámites en línea, como cualquier otro tramite, toda la información está en las páginas del SAT”, agregó.

“Entonces hacen muchas veces innecesarias este tipo de gestiones que se prestan para evadir impuestos vía las contrataciones de servicios que no se requieren, que representan un despilfarro, un gasto excesivo y esquemas de beneficio; incluso, se ha documentado, empresas como CORE, que se cree servían para desviar dinero a las campañas políticas”.

Rodríguez Monárrez recuerda los casos de Turbofin o Mexikna, que siguen el mismo “esquema” de negocios millonarios con el gobierno emanado del Partido Acción Nacional, “son empresas de reciente creación, pareciera que no son de reciente creación, que no se prestan a esto del juego de los moches, no son contratadas. Cuánto de ese dinero realmente es de los honorarios de la empresa, que ha de ser creada recientemente con un prestanombres, es difícil encontrar un antecedente de la existencia o trabajo de la empresa. “Todo parece indicar que es otro de esos esquemas. Con Ana Marcela Guzmán como síndico, las denuncias se quedan congeladas o no proceden. Sí creo que Ricardo Chavarría es uno de los elementos del equipo de gobierno de Gastélum en quien debe enfocarse la lupa de Arturo González Cruz”, sentenció el regidor.

 

Comentarios

comentarios

Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio