“No se puede… hacer la Ley a la medida”: AMLO sobre Cámara de Diputados y BC

FOTO: ANDREA MURCIA /CUARTOSCURO.COM
 
Reportajez lunes, 9 septiembre, 2019 04:00 PM

El Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo, sobre lo que sucedía en la Cámara de Diputados,  que “no se puede retorcer la Ley, hacer la Ley a la medida”.  El mensaje lo hizo extensivo al caso de Baja California, donde el Congreso local aprobó una modificación al Decreto 112 para que el mandato del gobernador electo y militante de Morena, Jaime Bonilla Valdez, se amplíe a cinco años. En la Cámara de Diputados federal, Morena finalmente cedió la presidencia al PAN, tras pretender abarcar un periodo más de sesiones

Los intentos de Movimiento Regeneración Nacional (Morena) por mantenerse seis meses más al frente de la Cámara de Diputados se frenaron, una vez que el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, señaló que “no se debe modificar la Ley en función de intereses personales o de grupo”.

Luego que López Obrador criticara la pretensión del partido mayoritario de modificar a su favor los periodos de las bancadas en la mesa directiva, la propia fracción de Morena pospuso la discusión sobre ese particular y se pronunció por respetar el turno del Partido Acción Nacional (PAN) en la presidencia del órgano legislativo para el segundo año de ejercicio de la LXIV Legislatura.

“Vamos a cumplir los compromisos que tenemos y  a evaluar las propuestas que haga el Partido Acción Nacional para la presidencia de la Mesa Directiva”, enunció el coordinador de los diputados morenistas, Mario Delgado, en sesión celebrada el 4 de septiembre, horas después que el primer mandatario condenara que, por tener mayoría, una fuerza política pretendiera hacer modificaciones de carácter normativo.

Delgado Carrillo aclaró que habría de concretarse una reforma integral a la Ley Orgánica del Congreso general -a más tardar en 60 días- y agregó que las modificaciones contempladas deberán entrar en vigor hasta la próxima Legislatura.

Un día antes, el coordinador parlamentario había sugerido que la iniciativa, orientada a que la fuerza mayoritaria presida la Cámara baja los primeros 18 meses de Legislatura, se aprobaría vía fast track. Sin embargo, en el marco de la discusión correspondiente, Porfirio Muñoz Ledo decidió renunciar a su cargo como presidente de la Mesa Directiva, en el ánimo de garantizar “la legalidad de un proceso para evitar una crisis”, acción a partir de la cual se desdibujó la tentativa de que Morena siguiera ocupando esa titularidad.

La decisión de Muñoz Ledo recibió el beneplácito de la oposición; el coordinador de bancada del PAN, Juan Carlos Romero Hicks, incluso dijo guardar admiración por el político de izquierda, a quien calificó de “hombre de Estado”.

Con esa determinación, en el fondo Muñoz Ledo rectificó su carácter de legislador del partido oficial, pues originalmente había aceptado permanecer como presidente de la Mesa Directiva -por lo menos- hasta el 5 de septiembre, con todo y que ello significaba faltar al acuerdo para que, a partir del día primero de septiembre, el diputado panista Xavier Azuara encabezara la Mesa Directiva dada la condición de segunda fuerza del partido blanquiazul (así como la disposición de la presidencia en cuestión debe ser rotatoria).

La propuesta para que el diputado panista quedara al frente de Cámara de Diputados no prosperó, pues solo contó con 159 votos a favor, 259 sufragios en contra y cinco abstenciones.

El 1 de septiembre, Muñoz Ledo fue tachado de “espurio” durante la apertura del tercer periodo de sesiones y en el marco de recepción del Primer Informe de Gobierno. En el recinto legislativo se vivió un ambiente de discordia y se desplegaron pancartas en contra de Morena y del legislador. “Democracia sí. Autoritarismo no”, rezaba una de las mantas.

Finalmente, dos días después, Porfirio optaría por abandonar la titularidad en San Lázaro. A propósito, corrió la versión de que detrás de esa decisión pesó la voluntad de López Obrador. En un audio que circuló el miércoles 4, se escucha una voz atribuida a la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, quien supuestamente comunicó a legisladores de Morena que el Presidente había dicho: “Nos está perjudicando mucho lo que está sucediendo en la Cámara de Diputados”.

De cualquier modo, AMLO celebró que, con la renuncia de Porfirio Muñoz Ledo a la presidencia de la Mesa Directiva, las discrepancias en el Congreso se hayan resuelto.

El Presidente de la República aprovechó para observar que “no se puede retorcer la Ley, hacer la Ley a la medida”, mensaje que se hizo extensivo al caso de esta entidad fronteriza, donde el Congreso local aprobó una modificación al Decreto 112 para que el mandato del gobernador electo de Baja California y militante de Morena, Jaime Bonilla Valdez, se amplíe a cinco años.

Se respetó acuerdo a favor del PAN

El jueves 5 de septiembre, el pleno de la Cámara de Diputados eligió a Laura Angélica Rojas Hernández como presidenta de la Mesa Directiva para el segundo año de ejercicio de la LXIV Legislatura.

La elección de la legisladora panista se consumó con 349 votos a favor, 42 en contra y 37 abstenciones.

A su vez, Marco Adame Castillo (Acción Nacional) fungirá como vicepresidente del órgano directivo en San Lázaro, al igual que Dolores Padierna Luna (Morena) y Dulce María Sauri Riancho (PRI).

El ex presidente de la Mesa Directiva, Porfirio Muñoz Ledo, tomó protesta a Rojas Hernández, en tanto que la nueva presidenta, a quienes fungirán como vicepresidentes.

La renovación de la presidencia se efectuó en la fecha límite establecida por mandato de Ley. Eduardo Andrade Uribe

Ante la consigna de López Obrador en materia de respeto a las normas, un reportero le cuestionó si también debería de aplicar para el escenario bajacaliforniano, a lo que el mandatario sostuvo: “Yo espero que se actúe igual en todos los casos y además se dé el ejemplo, el buen ejemplo”; ingrediente que, a su modo de ver, será decisivo para diferenciar a Morena de otros partidos políticos, pues “no llegamos aquí para hacer lo mismo, llegamos aquí para transformar”, advirtió.

AMLO observó que como Presidente de la República no le correspondía intervenir en los asuntos del Congreso. Con todo, se permitió celebrar que -con la consabida dimisión de Muñoz Ledo- la disputa se resolviera. Al final de cuentas, el trance por el que pasó la actual Legislatura, en su fase desenlace, no estuvo exento de tintes presidencialistas. La solución formal al conflicto vino solo después de que López Obrador se pronunciara al respecto.

Comentarios

comentarios

Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio