EU investiga a Salinas Pliego; era acreedor y socio de Fertinal cuando la compró Pemex: WSJ


 
Destacados jueves, 5 septiembre, 2019 08:45 AM

El Departamento de Justicia, además de la Comisión de Seguridad y Valores de Estados Unidos (DOJ y SEC, respectivamente, por sus siglas en inglés), investigan un presunto soborno recibido en 2015, por la compra-venta de la empresa Grupo Fertinal, realizada por la paraestatal Petróleos Mexicanos (Pemex), en el que involucró al empresario Ricardo Salinas Pliego y a funcionarios del Gobierno de Enrique Peña Nieto.

Según un reportaje publicado por el diario estadounidense The Wall Street Journal (WSJ), las autoridades de EE.UU. cuentan con la facultad de investigar sobre la operación, debido a que la petrolera estatal mexicana cotiza en la bolsa de valores de aquel país, por ello “cualquier pago impropio podría constituir una violación a la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero”.

Bajo la misma Ley, en diciembre del 2016 el Gobierno de EE.UU. impuso una multa de 2 mil 600 millones de dólares a la constructora brasileña Odebrecht, tras determinar que la empresa sudamericana había pagado al menos 788 mdd de sobornos a altos funcionarios de 12 países, incluido México, para obtener contratos de obra pública.

Las autoridades estadounidenses iniciaron dicha investigación después que un “informante” anónimo entregó un documento a la SEC y al DOJ, en el cual detalló las presuntas irregularidades en la compra-venta de Grupo Fertinal, afirmando que el ex presidente Peña Nieto cobró un soborno de 50 millones de dólares para autorizar la operación.

En diciembre de 2015, y bajo la entonces dirección de Emilio Ricardo Lozoya Austin –actualmente prófugo de la justicia– Pemex compró Grupo Fertinal por 635 millones de dólares, a pesar de la deuda de 406 millones de dólares que la empresa debía a Banco Azteca, que pertenece al Grupo encabezado por Salinas Pliego, el tercer hombre más rico de México, según la revista Forbes.

El empresario mexicano no sólo era acreedor de Grupo Fertinal, además era socio de la empresa que se encontraba en quiebra técnica, todo ello a través de una red de sociedades “de papel” constituidas en Suecia y Bélgica, con las que el multimillonario adquirió en 2006 el 47 por ciento de las acciones de la compañía de fertilizantes.

Se trata, entre otras, de NPK Holding AB -registrada en Suecia y que controlaba un 24.4 por ciento de Fertinal- y Base Rock BVBA, domiciliada en Bélgica y que tenía un 4.5 por ciento de las acciones. Además, Salinas Pliego colocó a operadores en cargos clave de la compañía y concentró todos los activos de la empresa en fideicomisos de Banco Azteca.

Sin embargo, un vocero afirmó al WSJ que Grupo Salinas “no tenía participación” en Fertinal, a la que tan sólo había otorgado préstamos a través de Banco Azteca, y que el magnate no tenía participaciones “a título personal” en las sociedades “offshore” europeas mencionadas por el rotativo estadounidense.

En septiembre de 2015, dos meses antes de concretarse la compra-venta, el Consejo de Administración de Fertinal –conformados por los empresarios Fabio Massimo Covarrubias Piffer y Salinas Pliego– decretó un dividendo de 50 millones de dólares, monto que coincide con el soborno que, según el informante anónimo, recibió Peña Nieto.

Para conseguir los 635 millones de dólares, Pemex Fertilizantes suscribió dos contratos de crédito con Nacional Financiera (Nafinsa), el Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext) y Banco Azteca. Además, al momento de la compra-venta de Fertinal, Lozoya Austin colocó a su ex asesor Edgar Torres Garrido, al frente de la filial de la paraestatal, a quien la Secretaría de la Función Pública (SFP) multó en junio pasado por 619 millones de pesos en relación con este caso.

Sin embargo, el abogado Javier Coello Trejo rechazó en repetidas ocasiones que Lozoya Austin esté involucrado en el caso Fertinal, porque afirmó que los culpables eran quienes formaban parte en ese entonces del Consejo de Administración de Pemex, presidido por Pedro Joaquín Coldwell, además de Luis Videgaray Caso y el propio Peña Nieto.

Sin embargo, el ex mandatario rechazó las acusaciones de que supuestamente es investigado por autoridades de EE.UU., por el presunto soborno recibido en 2015, por la compra-venta de la empresa Grupo Fertinal, realizada por la paraestatal Pemex, tal lo como lo informó el diario El Universal el pasado 18 de junio.

A través de su cuenta de la red social Twitter, donde tiene 7.4 millones de seguidores, el político mexiquense de 52 años de edad, indicó que “No es la primera vez que se pretende inculparme de mala fe y sin fundamento alguno”, pero que todo es una mentira.

Las autoridades de Estados Unidos llevan a cabo su investigación en paralelo a las de México, ya que el pasado 5 de marzo, Pemex interpuso una denuncia de hechos ante la Fiscalía General de la República (FGR), donde señaló un presunto sobrecosto de 193 millones de dólares en la compra-venta de Fertinal.

En su conferencia de prensa matutina del pasado 23 de julio, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que “lo que no hay, es una denuncia contra Salinas Pliego”, quien preside el consejo asesor empresarial del mandatario nacional, además de que opera la distribución de recursos de algunos programas sociales, y cuenta con allegados en el Gobierno Federal, como Esteban Moctezuma Barragán, quien antes de encabezar la Secretaría de Educación Pública (SEP) presidió durante 18 años la Fundación Azteca.

Este jueves 5 de septiembre, en otra conferencia de prensa matutina, el titular del Poder Ejecutivo Federal acotó: “No me importa que lo haya dicho el [rotativo estadounidense] Wall Street Journal, yo los he padecido diciendo mentiras […], no, no, no, es mejor el [diario] Reforma”.

El político tabasqueño aseguró que la denuncia no está siendo investigada por ninguna autoridad en México y no pueden descalificar a nadie por anticipado, ya que “no puede haber un juicio sumario”, indicó el presidente, para después afirmar que no habrá impunidad.

LO QUE REPORTÓ EL DIARIO EL UNIVERSAL

Según el diario El Universal, que reportó el hecho el pasado 18 de junio, el nombre de Peña Nieto se menciona en la documentación que tienen las autoridades estadounidenses y que apunta a su “aprobación”, a cambio de sobornos, para que el exdirector de Pemex, Lozoya Austin, pagara 635 millones de dólares por Fertinal, “cuando esta empresa era insolvente”.

En la documentación entregada al Gobierno de EE.UU. por un “informante” bajo pena de perjurio, se indica que Peña Nieto recibió un soborno por “autorizar” la compra de la empresa privada con un sobreprecio que dañó el patrimonio de la petrolera y al erario público.

El rotativo mexicano aseguró que las consultoras PricewaterhouseCoopers (PwC) y Binder Dijker Otte (BDO), así como la Auditoría Superior de la Federación (ASF), habían advertido que Fertinal se encontraba en quiebra, ya que tenía una deuda bancaria de 264 millones de dólares.

Un año después de ser adquirida por la paraestatal, el director de Pemex Fertilizantes, Juan Alfredo Lozano Tovar, comentó en la sesión de Consejo de Administración, con fecha del 21 de septiembre de 2016, que “se consolidó la adquisición de Fertinal en una situación de crisis de liquidez”.

Aún así, Lozoya Austin habría recibido autorización del entonces mandatario nacional para adquirirla y entregar a Fertinal 51 millones de dólares para un reparto de dividendos antes de la operación de compra-venta, aseguró El Universal.

El empresario italiano -uno de los empresarios favoritos no sólo de la pasada administración federal- pagó utilizando el fideicomiso 470, que se creó para formalizar la operación de compra-venta. “Ese fue el mecanismo a través del cual se pagó el soborno”, aseguró el informante, en declaración a la SEC.

En 1998, ganó la subasta de una de las dos partes del monopolio de la producción de fertilizantes en sociedad con el entonces gobernador de Coahuila, Rogelio Montemayor Seguy, cercano al expresidente Carlos Salinas de Gortari y que más tarde fue director de Pemex con Ernesto Zedillo Ponce de León.

Seis años después de la privatización de Fertinal, la firma se declaró en quiebra y fue rescatada por el Instituto de Protección al Ahorro Bancario (IPAB). En 1999, Bancomext le otorgó un crédito por 50 millones de dólares a dicha empresa para sanear sus finanzas.

– Con información de Proceso.

Comentarios

comentarios

Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio