Admite director de Clínica 20 del IMSS saturación de servicios médicos

Fotos:Manuel Ayala.- Los pacientes son atendidos en los pasillos de la clínica pues los cuartos no son suficientes para cubrir la demanda.
 
Ezenario lunes, 10 junio, 2019 01:00 PM

Desde hace varios meses, distintas clínicas dependientes del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Tijuana, no se han dado abasto con la cantidad de pacientes enfermos que han abarrotado sus instalaciones, lo cual ha provocado que enfermos, incluso de consideración, estén en espera de tratamiento en los pasillos de las mismas.

Algunas de las personas son atendidas en camillas o en sillones debido a que han sobrepasado la capacidad de camas con que cuentan algunas de estas clínicas, principalmente la Clínica 20 Hospital Regional, como lo han hecho saber algunos de los afectados y propio personal médico y directivo.

Esto ha generado también que el tiempo de espera para la atención sea de varios días y las operaciones que se han requerido, estudios y análisis tengan que ser programadas con varias semanas o meses después de que fueron tratados los pacientes, lo cual ha afectado la salud de algunos pacientes y otros tantos temen que esto puede llevarlos a consecuencias fatales.

 

Hasta cinco meses de espera para estudios y análisis

La señora Mariela padece de una enfermedad crónica del corazón que constantemente le provoca dolores, mareos y desmayos; desde marzo pasado ha estado asistiendo de manera constante a las diversas clínicas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), donde le han dicho que solamente es una “taquicardia no especificada”.

Debido a su preocupación, desde hace casi un mes montó guardia con una silla y sus cobijas al interior de la Clínica 20, esperando a que sea atendida por especialistas que le digan qué es lo que realmente tiene y qué tratamiento es el que necesita.

En varias ocasiones ha ingresado a urgencias debido a que se ha sentido muy mal y teme que le pueda dar un ataque cardiaco o un paro al corazón; área del hospital regional que dice estar totalmente saturada con pacientes incluso en sillones y camillas porque no alcanzan ya las camas con que cuenta el nosocomio.

Situación que ha estado perjudicando no solamente a ella, sino otro número elevado de personas que también montan guardia en las instalaciones debido a que se encuentran en la misma situación.

Personas con enfermedades crónicas que desde febrero y marzo han querido tener una atención pero por la saturación de enfermos sus citas para análisis, estudios y demás han tenido que ser reprogramadas incluso hasta cinco meses después, como el caso de la señora Yolanda, a quien le agendaron estudios del corazón hasta el mes de agosto.

Esta situación ha impacientado a gran parte de la población que asiste a éste y otros lugares, lo cual les resulta preocupante para su salud, pues temen que se les pueda agravar más y por ello tengan severas consecuencias.

 

Pacientes en camillas y sillones

En un recorrido que ZETA pudo realizar por las instalaciones, se pudo apreciar que al interior de la Clínica 20 hay alrededor de 50 o 70 personas instaladas con sillas, cobijas y comida esperando turnos para ser atendidas o para encontrarse un espacio y hablar con algunos de los médicos del lugar.

La mayoría resalta que desde febrero o marzo están en la misma situación y las circunstancias de sobrepoblación enferma les ha llevado a montar este tipo de guardias, ya sea de forma individual o algunos acompañados de sus familiares.

En el área de urgencias, se pudo observar también la cantidad de personas que se encuentran fuera de las áreas comunes de atención, es decir en los pasillos, donde en camillas, sillas y sillones decenas de pacientes conectados a aparatos o bolsas de suero son atendidos por los médicos que deambulan de un lugar a otro tratando de atender a todos.

“Es que ya no tenemos camillas”, comparte una enfermera a ZETA y agrega que “también está pasando que cada vez son más los enfermos los que nos están llegando”.

Adultos mayores, jóvenes y unos cuantos niños, son parte de los enfermos que se pudieron observar; algunos con constantes quejas de dolor y sufrimiento, otros con caras afligidas, algunos más positivos que otros, pero la mayoría con cierto desgano e incomodidad provocada por el espacio donde están sentados o ubicados.

 

“Estamos saturados”: Director de Clínica 20

César Alberto Figueroa Torres, director del Hospital Regional no. 20, compartió en entrevista con ZETA que efectivamente en este lugar se encuentran rebasados debido a que solamente cuentan con un total de 200 camas y les es imposible poder internar a todas las personas que llegan requiriendo esa atención.

Destacó que han sufrido al interior del nosocomio por esta situación debido principalmente a que el aumento poblacional en Tijuana ha crecido considerablemente en los últimos años y ello ha provocado también que cada vez haya más enfermos en la ciudad.

Resaltó que además en el IMSS no solamente atienden a los derechohabientes, sino a cualquier persona que llega a solicitar la atención, lo cual aumenta también el número de personas a atender durante el día.

El doctor Figueroa Torres detalló que efectivamente para contrarrestar un poco la situación han tenido que utilizar sillones y camillas para poder atender más personas; el delegado se encargó de donarles cinco camillas en recientes días y en próximos recibirán otras cuatro; además que contrataron cuatro médicos más para el área de urgencias.

También informó que el propio delegado se ha encargado de gestionar un hospital para especialidades en Tijuana, con capacidad para 250 camas, con lo cual esperan “aliviar” la demanda poblacional de enfermos que hay en la ciudad.

Sobre algunas de las quejas de las personas, detalló que en urgencias hay efectivamente un filtro en el que un médico especializado valora la gravedad de la enfermedad de la persona y así es como se prioriza la atención de quienes requieran atención inmediata.

Otra situación con la que batallan, dijo, es que hay personas que no requieren de atención de urgencias y terminan saturando los servicios y atención de quienes sí lo requieren.

El doctor resaltó de igual forma, que fuera de la situación de infraestructura en el hospital y demás clínicas, es preocupante que cada vez son más los enfermos que hay en la ciudad, lo cual tiene a Tijuana y el Estado en general entre los primeros lugares en obesidad, colesterol, diabetes e hipertensión.

Problemática generada principalmente por los malos hábitos alimenticios y de cuidados en salud, por lo que finalmente instó a la población a ser más cuidadosos y precavidos en ese sentido.

Comentarios

comentarios


Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio