Gala dancística con la dinastía Sarabia del ballet cubano en Tijuana

Fotos: Cortesía
 
Cultura lunes, 13 mayo, 2019 11:45 AM

El Conservatorio de Danza México presenta su ya tradicional gala dancística, en esta ocasión titulada “Don Quijote”, con la participación especial de la dinastía del ballet cubano: Rolando Sarabia, Rolando Sarabia Jr. y Daniel Sarabia, el martes 14 de mayo a las 20:00 horas en el Teatro del Centro Cultural Tijuana (CECUT).

Las figuras del ballet cubano escenificarán “Don Quijote” bajo la dirección artística de Marianna y Dulce Escobedo, con el diseño de escenografía e iluminación de Alejandra Escobedo y la incursión de más de 120 bailarines, alumnos del Conservatorio de Danza México que dirigen las hermanas Marianna y Dulce Escobedo.

Cabe destacar que Rolando Sarabia Jr. es primer bailarín del Ballet de Washington, galardonado con el Prix Benois de la Danse.

Asimismo, Daniel Sarabia, también ha sido bailarín de grandes compañías como el Béjart Ballet Lausanne en Suiza y el Miami City Ballet.

Y Rolando Sarabia padre, es ballet master y primer solista del Ballet Nacional de Cuba, así como primer bailarín internacional en distintas compañías.

“Que los estudiantes mantengan una actividad constante en los escenarios y el hecho de que ellos tengan el privilegio de compartir el escenario con bailarines reconocidos internacionalmente les da un ejemplo de lo que pueden lograr y hasta donde pueden llegar”, expresó a ZETA Marianna Escobedo.

“Es un honor tener a Rolando Sarabia galardonado con el Benois de la Danse, así como a Daniel Sarabia quien fue bailarín de Béjart Ballet de Laussane y al maestro Rolando Sarabia padre, quien con toda su experiencia y trayectoria ha portado mucho a nuestra puesta en escena del Don Quijote”, complementó Marianna.

“La ciudad de Tijuana será el escenario propicio para un hecho histórico: la presencia de los tres Sarabia, en la representación del ballet Don Quijote, que en montaje especial ofrecerá el Conservatorio de Danza México, dirigido por las hermanas Dulce y Marianna Escobedo el día 14 de mayo, en la Sala de Espectáculos del Centro Cultural Tijuana”, expresó el doctor Miguel Cabrera, Ballet Nacional de Cuba y Profesor titular de la Facultad de Artes de la Universidad de las Artes de Cuba.

A propósito de la gala dancística “Don Quijote” que presenta el Conservatorio de Dana México, el doctor Miguel Cabrera, historiador del Ballet Nacional de Cuba, envió en especial para Semanario ZETA una reseña sobre la dinastía Sarabia, misma que se reproduce íntegra a continuación:

“La historia del arte del ballet se ha enriquecido a través de siglos con los aportes de extraordinarios bailarines, coreógrafos y maestros, que dejaron o continuaron su rico legado en hijos u otros miembros de sus respectivas familias. El siglo XVIII conoció la de los franceses Gardel, con Maximiliano y Pierre, como máximas estrellas de la Ópera de París. A ellos le seguirían la de los Vestris, con Gayetano y Augusto, como puntos cimeros. De Italia vendrían los Taglioni, que incluyeron nombres tan célebres como Filipo y sus hijos María y Paul, figuras imprescindibles en el periodo romántico. El francés Antoine Bournonville y su hijo Augusto, sentarían las bases del ballet en Dinamarca; y los marselleses Petipa (Lucien y Marius), serín cabezas descollantes en la Ópera de París y en el Ballet Imperial Ruso, respectivamente. Allí otra dinastía, la de Platón Karsavin y su hija Tamara harían valiosos aportes al Ballet Imperial de San Petersburgo y a los Ballets Rusos de Sergei Diághilev.

“En Rusia serían trascendentes también provenientes de los Legat, Nicolas y Sergei. En la antigua Unión Soviética fueron afamadas y trascendentes las familias Lavroski, Lopujov y la de los Messerer, a la que pertenecen nombres claves en la pedagogía y la interpretación del ballet como Asaf y Sulamith, su hijo Boris y los sobrinos Maya Pliesetskaya, Asari Plisetsky.

“El ballet cubano ha continuado esa rica tradición, con los aportes, entre otros, de la triada Alonso, integrada por la célebre bailarina Alicia Martínez (Alicia Alonso) y los hermanos Alberto y Fernando Alonso. El desarrollo de la Escuela Cubana de Ballet ha permitido el surgimiento de grandes talentos, multiplicados de padres a hijos, hermanos, sobrinos, etc. En esa prestigiosa lista figuran los nombres de los hermanos Orlando y Francisco Salgado; los de Carreño, con exponentes tan destacados como Lázaro, Álvaro, José Manuel, Alihaydée y Joel; y los de Quenedit, con Ernesto, Alejandro, Carlos y Rafael, famosos, entre otras virtudes, por las bellezas de sus piernas.

“En la vertiente femenina no es posible olvidar a Josefina Méndez, joya del ballet cubano, cuyo hijo Víctor Gili Méndez también alcanzó el rango de primera figura, y a Lupe Calzadilla, bailarina y profesora, proveniente de las filas del Ballet Nacional de Cuba, cuyas hijas Lorena y Lorna Feijoo Calzadilla, ocupan lugar relevante en la constelación de estrellas femeninas del ballet cubano. El solista Romelio Frómeta ha aportado a sus hijos Romel y Marlon, de especial brillo en la falange masculina. Lienz y Yat-sen Chang, a pesar de sus ancestros asiáticos, figuran también, con brillo relevante en estas dinastías del ballet cubano.

“Lugar especial ocupa la familia Sarabia, cuya trayectoria balletística la inició el joven matancero Rolando Sarabia, quien egresado de la Escuela Nacional de Ballet integró por largos años, en calidad de solista las filas del Ballet Nacional de Cuba, dirigido por la gloriosa bailarina Alicia Alonso.

“Rolando padre, quien actuó en numerosos países de América, Europa y Asia, inició un vínculo especial con la ciudad de Tijuana, décadas atrás, como bailarín invitado en la Escuela de Danza Gloria Campobello dirigida entonces por Margarita Robles Regalado. Sus hijos, Rolando (1982) y Daniel (1984), realizaron también su formación en la Escuela Nacional de Ballet de La Habana, bajo la guía de eminentes profesores cubanos. Rolandito, como también es conocido, está considerado uno de los más grandes virtuosos bailarines masculinos de la segunda mitad del siglo XX y principios del XXI. Su pedigree incluye los Grand Prix en Cuba, París, Varna y Jackson, en Estados Unidos; y los más altos lauros en eventos competitivos de numerosos países. Estrella invitada de las más importantes compañías, festivales y galas de ballet en el mundo, en la actualidad ostenta el rango de primer bailarín del Ballet de Washington.

“Por su parte, Daniel, también ampliamente laureado, ha sido figura principalísima en el Ballet de Boston, en el Miami City Ballet, el Ballet de Laussane, y en la actualidad es primera figura del Arts Ballet Theater of Florida.

“La ciudad de Tijuana será el escenario propicio para un hecho histórico: la presencia de los tres Sarabia, en la representación del ballet Don Quijote, que en montaje especial ofrecerá el Conservatorio de Danza México, dirigido por las hermanas Dulce y Marianna Escobedo el día 14 de mayo, en la Sala de Espectáculos del Centro Cultural Tijuana. Ese día Sarabia padre encarnara el rol de Camacho, mientras que Daniel asumirá el del torero Espada y Rolando, el de Basilio, uno de los personajes que le ha valido el reconocimiento mundial. Será un día de arte hermoso y prueba fehaciente de los históricos lazos que unen a Cuba y México en los mas diversos campos del arte y la cultura”.

 

Comentarios

comentarios


Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio