Una Casa de la Cultura para el Este de Tijuana

Foto: Cortesía
 
Cultura lunes, 4 marzo, 2019 12:15 PM

La Federación, a través del Programa de Apoyo a la Infraestructura Cultural de los Estados (PAICE) y el Ayuntamiento de Tijuana, invierten 17 millones 562 mil pesos para la construcción de la quinta Casa de la Cultura de la ciudad en la delegación Cerro Colorado. “Sería bueno contar con más casas de la cultura”, expresó Haydé Zavala a ZETA, ante el rezago de infraestructura cultural en la periferia de la ciudad

En lo alto del Cerro Colorado de Tijuana, específicamente hacia el final de la subida de la calle Javier Mina de la colonia Paseos del Guaycura, se construye desde el 12 de febrero la Casa de la Cultura Cerro Colorado; será la quinta en la ciudad, luego de las ubicadas en las colonias Altamira, Playas de Tijuana, El Pípila y San Antonio de los Buenos.

Foto: Ramón T. Blanco Villalón/Hayde Zavala, Directora IMAC

La Casa de la Cultura Cerro Colorado se ubicará en la Zona Este de Tijuana, una popular demarcación donde abundan maquiladoras, centros comerciales y casas habitación, allá donde la infraestructura cultural más cercana para la población es el Centro Estatal de las Artes (CEART), a aproximadamente 12 kilómetros de distancia.

Haydé Zavala, directora del Instituto Municipal de Arte y Cultura (IMAC), expresó a ZETA que fue a principios de 2018 cuando sometió a concurso el proyecto de una Casa de la Cultura para la delegación Cerro Colorado, en el Programa de Apoyo a la Infraestructura en los Estados (PAICE), mismo que resultó seleccionado, obteniendo un apoyo de 8 millones 654 mil pesos de la Federación, presupuesto que compromete al Ayuntamiento a aportar igual o mayor cantidad, para una inversión bipartita.

“Esperamos que sea un espacio que la comunidad del Cerro Colorado y de la Presa Abelardo L. Rodríguez haga suyo lo más pronto posible, es decir, queremos que la gente que está muy cerquita, haga suya la Casa de la Cultura”, adelantó Haydé Zavala, además de explicar los antecedentes del proyecto elegido, su vocación para atender a la gente con programas culturales, y el abatimiento del rezago en infraestructura cultural en la ciudad.

 

EL PROYECTO ELEGIDO

En marzo de 2018, el Instituto Municipal de Arte y Cultura (IMAC) atendió la convocatoria lanzada por el PAICE del Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018, cuya Estrategia 3.3.2 establecía: “Asegurar las condiciones para que la infraestructura cultural permita disponer de espacios adecuados para la difusión de la cultura en todo el país”.

Tras los resultados emitidos por la Secretaría de Cultura en mayo de 2018 y entre los once espacios elegidos -procedentes de diez municipios y una delegación-, ubicados en diez estados del país, destacó el proyecto de la Casa de la Cultura Cerro Colorado, a su vez beneficiado por la Federación con 8 millones 654 mil pesos; el monto federal comprometió al Ayuntamiento de Tijuana a aportar 8 millones 908 mil 696.52 pesos, por lo que la inversión bipartita suma 17 millones 562 mil 696.52 pesos en una primera fase, ya que el presupuesto final alcanzaría los 21 millones 497 mil pesos.

Fotos: Ramón T. Blanco Villalón

“La Casa Cultural Cerro Colorado beneficiará de manera directa a la población de la delegación Cerro Colorado que tiene una población aproximada de 121,000 habitantes  (INEGI y USED 2010), sin embargo, quienes viven en las delegaciones aledañas como La Presa ALR (Abelardo L. Rodríguez) y La Presa Este, Otay Centenario y Sánchez Taboada, son potenciales usuarios de este espacio que está pensado como un centro dedicado a la gestión, promoción y divulgación del arte, la cultura, el cuidado del entorno y la participación ciudadana que redunde en mejores maneras de convivencia y coadyuve en la construcción de una comunidad armónica y autogestiva”, se lee en el proyecto ejecutivo sometido a concurso por el IMAC.

“Hasta este momento -argumentó el IMAC en el proyecto ejecutivo-, la mayor parte de la infraestructura cultural que existe se encuentra en la zona Centro y oeste de la ciudad; y el crecimiento poblacional más grande se registra en la zona Este de Tijuana. Por esta razón, la construcción de la Casa Cultural Cerro Colorado es un acierto más que necesario, es una acción urgente que responde a consensos en el ámbito internacional en los cuales se plantea que la cultura es un derecho inherente a los seres humanos, y da a éstos herramientas que les permite el reconocimiento a la diversidad cultural que implica, entre otros, entender los distintos modos de vida, los sistemas de valores, tradiciones y creencias”.

 

LA VOCACIÓN EN EL CERRO COLORADO

Ubicada en Calle Francisco Javier Mina número 19649-2-A3 (terreno propiedad del Ayuntamiento de Tijuana) de la colonia Paseos del Guaycura, la construcción de la Casa de la Cultura Cerro Colorado está a cargo de la Dirección de Obras e Infraestructura Urbana Municipal.

De acuerdo al proyecto arquitectónico, la edificación contará con una superficie de 954 metros cuadrados, y contempla un auditorio con capacidad para 209 espectadores sentados, sala de usos múltiples para 154 usuarios, sala de lectura, sala de música, área de talleres diversos, además de oficinas, bodega y cuarto de máquinas.

¿Cuál será la vocación de la Casa de la Cultura Cerro Colorado, a diferencia de la demás infraestructura cultural coordinada por el Ayuntamiento?, se le preguntó a Haydé Zavala, titular del IMAC.

“En principio, creemos que la atención será a la comunidad escolar cercana, como a los muchachos de la Secundaria Número 33; se perfila también como un espacio para realizar actividades con adultos. ¿A qué me refiero con esto? A que sí es necesario realizar activaciones culturales con adultos mayores, con amas de casa, con gente que lleva su vida en ese perímetro de la ciudad, a diferencia de las otras casas de la cultura.

“Por ejemplo, en San Antonio de los Buenos, por estar en El Rubí, por ser colindante a una serie de colonias antiguas en Tijuana, se ha caracterizado por presentar actividades muy orientadas al arte urbano, al arte practicado por jóvenes, hip-hop, concursos de canto, cómics, por ahí va mucho la programación de esa Casa.

Casa de la Cultura, San Antonio de los Buenos

“A diferencia de la Altamira, que es la más conocida y donde tenemos la mayor matrícula de asistentes a cursos y talleres en general; o a diferencia de Playas de Tijuana, que tiene una programación muy orientada a lo que los vecinos de Playas de Tijuana necesitan, también la Casa es fundamental para muchas actividades de orden social de la misma comunidad, es decir, los vecinos ahí hacen sus reuniones de los comités de seguridad pública, a diferencia de los otros espacios donde los vecinos no requieren esos espacios para ese tipo de actividades.

“En El Pípila, también por las características de la zona, es difícil tener actividades nocturnas, las actividades de esa Casa concluyen cuando se mete el sol, cuando cae la noche, y están muy orientadas a la participación de la comunidad escolar, actividades de orden cívico. Las clases, por ejemplo de danza y de ballet, están muy bien arraigadas; y bueno, también ahí ha germinado esta corriente de agrupaciones musicales comunitarias desde hace muchos años.

“Entonces, en el Cerro Colorado se perfila atender a público escolar, pretendemos que atienda también a un público adulto, amas de casa o gente que está en el mismo perímetro; conforme la Casa vaya funcionando, los mismos vecinos de una u otra manera irán también dándole su propio perfil”.

En todo caso, de acuerdo con el proyecto ejecutivo presentado al PAICE, “se prevé que la Casa Cultural Cerro Colorado ofrezca talleres de artes escénicas (danza, música y teatro) y de artes plásticas (pintura, escultura); además de presentar periódicamente espectáculos producidos por sus mismos estudiantes y maestros”.

 

CONTRA EL REZAGO DE INFRAESTRUCTURA CULTURAL

Iniciada el 12 de febrero de 2019, la construcción estará concluida en 90 días, de acuerdo con el proyecto de ejecución presentado al PAICE. Haydé Zavala adelantó que “la intención es que la Casa esté construida en junio, esperemos que efectivamente en junio esté concluyendo para poder inaugurar en julio, agosto”.

En cuanto al personal que se hará cargo de la Casa de la Cultura Cerro Colorado, Zavala previó: “En un principio cuatro personas, y evidentemente como ocurre con el crecimiento de las instituciones, pues conforme se incorpore personal -que se incorporarán como prestadores de servicios originalmente-, pues se harán las modificaciones necesarias en los reglamentos, en la estructura de personal para poderlos incorporar; sería un coordinador de la Casa, un coordinador académico, un coordinador administrativo y un promotor”.

Casa de la Cultura, El Pipila

Finalmente, considerando la cantidad de población (un millón 641 mil 570 habitantes en 2016, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía), se le cuestionó a la funcionaria municipal sobre el rezago de infraestructura cultural en la ciudad.

¿Son suficientes las Casas de la Cultura en Tijuana?

“Yo creo que necesitamos una mayor infraestructura para las actividades culturales, así como para actividades sociales y para otro tipo de atención a la ciudadanía; creo que es muy difícil que llegue un momento en el que consideremos que la infraestructura que se tiene sea la suficiente, ¿no? De una u otra manera siempre vamos a requerir más espacios, a requerir más proyectos, más programas, y en una ciudad como Tijuana, donde mucha gente tiene una vocación o una inclinación artística o reflexiva en torno a la historia, en torno a la identidad de la ciudad, pues se hace todavía más necesario poder ampliar los espacios para las actividades culturales y artísticas”.

La funcionaria remató: “Creo que sería bueno contar con más Casas de la Cultura, sin duda, en otras delegaciones. Nos gustaría mucho poder abrir una en la Presa Este, otra Casa de Cultura en la Sánchez Taboada, en Otay Centenario, que son zonas de una alta densidad poblacional, que cada una tiene características muy propias, muy particulares, pero adonde necesitamos llegar”.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio