Partidos sacrifican presupuesto ante “emergencia nacional”

Zoom Político lunes, 2 octubre, 2017 12:00 PM

Dirigentes partidistas pretenden ceder 6 mil 778 millones de pesos, correspondientes a su presupuesto de 2018, para hacerle frente al desastre ocasionado por los sismos en el centro y sur del país; académico ve inviable esta propuesta. Gobierno de la República constituyó fideicomiso en coordinación con iniciativa privada para canalizar donativos

 

Ante la emergencia por los terremotos registrados el 7 y el 19 de septiembre, líderes de distintos partidos se pronunciaron dispuestos a sacrificar el financiamiento público que se otorga a institutos políticos, incluso, en lo correspondiente a 2018; año en el que habrá de celebrarse la Elección más costosa de la historia de México, según estimaciones.

Las propuestas sobre cuánto sería lo destinado por las fuerzas políticas, fueron en aumento con el paso de los días; cual si se dieran en el marco de una subasta. El planteamiento inicial fue 20% por parte de Movimiento de Regeneración Nacional; 50% en voz del PRI y Acción Nacional, después del sismo del martes 19.

El líder de Morena, Andrés Manuel López, elevaría la oferta a 50%, tras el segundo movimiento telúrico.

Por otro lado, el 20 de septiembre, luego de que el INE aprobara a los partidos “sub-ejercer recursos” (devolverlos a Hacienda para reencauzarlos), el PES elevó el ofrecimiento de 20 a 100 por ciento y lo hizo extensivo al próximo año: “Ahí está el reto. Cero pesos para el 2018, para todos los partidos políticos”, instó el presidente de Encuentro Social, Hugo Érick Torres, quien a propósito refirió (vía Facebook), que desde hace dos años ese instituto político promovió una iniciativa de ley al respecto.

Los partidos que integran el Frente Ciudadano por México (PAN-PRD-MC), en voz de sus líderes: Ricardo Anaya, Alejandra Barrales y Dante Delgado, apostaron por aportar la totalidad de recursos partidistas: “el dinero de los partidos políticos debe destinarse al 100% para ayudar a las personas afectadas”, mencionó Anaya Cortés (PAN) en un video publicado el viernes 22, donde aparece con Barrales y Delgado.

Foto: Mario Jasso/Cuartoscuro.com.- AMLO, anunció la creación de fideicomiso de Morena.

Finalmente, el lunes 25, el dirigente del PRI, Enrique Ochoa, presentó una iniciativa en la Cámara de Diputados para cancelar la totalidad de recursos públicos a institutos políticos, en lo correspondiente al Presupuesto del próximo año, lo que equivale a “6 mil 800 millones de pesos (aprox.)”, “pronosticados para los partidos políticos, para el proceso de 2018”, a decir de Ochoa Reza.

Fue así como las entidades partidistas respondieron al llamado de la sociedad a privarse de su financiamiento; demanda que no es inédita, pero que en función de ambas catástrofes, dio lugar a que, en un portal conocido como Change.org, se hiciera la “petición” de que partidos políticos y candidatos independientes, cedan el presupuesto correspondiente a las campañas electorales en puerta.

Por lo pronto, el jueves 21, el PRI dio a conocer que renunciaba a las prerrogativas correspondientes al último trimestre de 2017: 258 millones 617 mil 031 pesos. Posteriormente, el PVEM hizo lo propio (con “21 mdp”), mediante oficio despachado en el INE.

Ante la disposición manifiesta de los dirigentes partidistas en lo relativo a ceder recursos para afrontar la acometida de los sismos, el consejero electoral, Marco Baños, sugirió que la aportación no sería de carácter partidista, toda vez que (tal como lo hizo saber en un artículo publicado en el periódico El Economista), “el financiamiento a institutos políticos proviene del erario público”.

A decir del funcionario del INE, la pretendida contribución “no implica una donación privada o individual de cada militante”. En todo caso, se trata de “una propuesta para reasignar dineros púbicos en lo que es prioritario”. Y señaló a propósito que el país se encuentra “en emergencia nacional que requiere sumar esfuerzos y hacerlo de la manera más expedita”.

En cuanto a la vía conducente para encauzar los recursos, el consejero estimó: “Ahora es intrascendente debatir los aspectos técnicos o jurídicos”. Finalmente adelantó: “sí se podrá y se va a realizar, respetando esos márgenes de la ley”.

Por otro lado, en coincidencia con Andrés Manuel López Obrador, quien anunció la conformación de un fideicomiso en aras de administrar los donativos respectivos de Morena, el gobierno de la República dio a conocer que a través de la SHCP, “en coordinación con el sector privado”, apoyó la constitución de otro fideicomiso, denominado “Fuerza México”, a efecto de “canalizar en un mismo esfuerzo” las contribuciones de “personas, organismos, organizaciones y empresas”. El cuerpo administrativo estará presidido por empresarios como Juan Pablo Castañón Castañón y Alejandro Ramírez Magaña, entre otras figuras, quienes tendrán “permanente coordinación con las dependencias del Gobierno Federal a fin de focalizar la ayuda”, reza un comunicado emitido por la Secretaría de Hacienda, encabezada por José Antonio Meade.

 

Partidos deben seguir recibiendo financiamiento: investigador del Colef

Para el investigador del Colegio de la Frontera Norte, Víctor Alejandro Espinoza Valle, eliminar el presupuesto a los institutos políticos no es una opción viable, en vista del “porcentaje que pudiera haber de dinero sucio” por la vía del financiamiento privado; que constituye otra modalidad bajo la cual, las fuerzas políticas tienen facultad para allegarse de fondos.

Resultaría “muy difícil controlar el recurso. ¿Cómo le pones tope al financiamiento privado para fiscalizar?”, estimó en entrevista con ZOOM POLÍTICO. “Hay que estar pensando en otra forma”. En su opinión, las aportaciones de particulares a los partidos deben mantenerse en un margen del 10%.

Foto: Ramón T. Blanco Villalón.- Víctor Alejandro Espinoza Valle: Cambiar fórmula para asignar recursos a partidos, sugiere.

El académico, del Departamento de Estudios en Administración Pública, sugirió que para 2018, los institutos políticos renuncien solo a una parte de su partida presupuestal. Lo que destinen en pro de afrontar los estragos sísmicos en el centro y sur del país, tendrá que ser “mínimo”, consideró. Ello en razón de que la jornada electoral a realizarse, “va a ser una Elección muy compleja, con muchísimos candidatos” (el número de cargos de elección a renovarse es de 3 mil 326; presidencia de la República, senadurías, diputaciones, 9 gubernaturas, entre otros).

Sobre la percepción general de que lo etiquetado para la actividad partidista resulte excesivo, reconoció que “estamos oyendo voces de una sociedad agraviada, que ve un dispendio de los recursos”. En ese sentido, se pronunció porque en la Cámara de Diputados modifique la fórmula para asignar recursos a partidos, a efecto de que reciban menos.

Desde su punto de vista, las entidades partidistas pudieran sostenerse con menor financiamiento, siempre y cuando se modificara el esquema de sus actividades formales. A propósito, ejemplificó con el tiempo que se destina a la fase proselitista: “Las campañas políticas son muy caras, porque duran mucho”. Habría que “pensar en una reforma” para “que, en vez de 60 días, duraran la mitad”. Fue más allá y dijo que en España hay campañas que se extienden sólo por 15 días y no incluyen propaganda.

El presupuesto público se debe reducir con base en una política de austeridad, a decir de Espinoza Valle. “Yo creo que sí se puede hacer un esfuerzo y que se instrumente a través del Congreso”, remató.

Comentarios

Tipo de Cambio