25.6 C
Tijuana
sábado, junio 15, 2024
Publicidad

“Chapodiputada” sin fianza por intentar huir cuando se le detuvo

En su segunda audiencia, se le negó el derecho a fianza a Lucero Guadalupe Sánchez López. Su intento de huida, sus fuertes vínculos con “El Chapo” y miembros de la alta jerarquía del Cártel de Sinaloa, así como su historial de corrupción y un proceso penal abierto en México, convencieron a la magistrada de mantener en prisión a la ex diputada panista

Acusada de conspirar con Joaquín “El Chapo” Guzmán para traficar cocaína y manejar cientos de miles de dólares del Cártel de Sinaloa, la ex diputada del Partido Acción Nacional (PAN), Lucero Guadalupe Sánchez López, continuará en prisión, sin derecho a fianza, mientras se le vincula a proceso.


Publicidad


En la segunda audiencia del caso, realizada la mañana del jueves 29 de enero en la Corte Federal de San Diego, la magistrada Barbara L. Major determinó que no existen condiciones que garanticen que la sinaloense regrese a tribunales a enfrentar los cargos en su contra si se le deja en libertad.

Una de las principales razones fue su intento de huida. De acuerdo con la Fiscalía del Distrito Sur de California, Lucero Guadalupe Sánchez López corrió tras ser detenida por agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) en el puente Cross Border Express, ubicado dentro del Aeropuerto de Tijuana y con salida a San Diego, California.

El miércoles 22 de junio, Sánchez López arribó a Tijuana, proveniente de Culiacán, Sinaloa y solicitó su ingreso a Estados Unidos. Dijo a los oficiales de ese país que iría de compras al área de Los Ángeles.


Publicidad

 


Ese día, sus abogados en Sinaloa, aseguraron que había huido debido a las amenazas y hostigamiento por parte del gobierno y del crimen organizado, de modo que su objetivo era pedir asilo humanitario para ella y sus hijos en la Unión Americana.

Sin embargo, su visa había sido cancelada desde 2015, cuando se supo que la entonces diputada panista había visitado a “El Chapo” Guzmán, mientras se encontraba recluido en el penal El Altiplano. De ahí, su apodo: “Chapodiputada”.

Además, en Estados Unidos enfrenta cargos por conspiración para el tráfico de más de cinco kilogramos de cocaína. Por consiguiente, agentes estadounidenses la retuvieron en el cruce fronterizo, mientras tomaban sus huellas digitales y la procesaban para formalizar su arresto.

Sentada en una banca, sin esposas, Lucero Guadalupe se levantó y corrió con dirección a México. Los agentes le gritaron que se detuviera y al no hacerlo, comenzaron a perseguirla hasta alcanzarla y someterla para arrestarla nuevamente.

Así lo expuso el representante de la Fiscalía, Joshua Moller, quien añadió que la ex diputada se encuentra dentro del “círculo cercano del señor Guzmán”, en referencia a “El Chapo”, y mantiene contacto directo con él, sus dos hijos Alfredo y Joaquín, así como con otros miembros de alto rango del Cártel de Sinaloa.

De igual forma, expuso que Sánchez López ha sido señalada “de corrupción junto a otros miembros del Congreso”.

 

Podría recibir cadena perpetua

En la acusación que mantiene en prisión a la ex diputada se señala que, un informante del Departamento de Seguridad Interior de Estados Unidos la identificó, por medio de una fotografía, como la mujer que se presentó con él como la novia de “El Chapo”.

También le aseguró que escapó con el narcotraficante por medio de un túnel construido debajo de una de sus residencias en Culiacán, Sinaloa, el 17 de febrero de 2014.

Ese día, fuerzas federales realizaron un operativo para aprehender al capo, pero éste logró escapar por medio del sistema pluvial de la ciudad y refugiarse hasta que, el 22 de febrero de ese año, fue detenido en Mazatlán, Sinaloa.

El informante, quien formaba parte del Cártel de Sinaloa, también reconoció a la ex diputada con los apodos “PIEDRA”, “MAICO” y “TERE”, sobrenombres que la sinaloense utilizaba dentro del sistema de comunicaciones de la organización delictiva, a través de mensajes de texto.

Las investigaciones indican que, desde enero de 2012, un año antes que se convirtiera en diputada local por un distrito en Cosalá, Sinaloa, arropada por el Partido Acción Nacional, la mujer formaba parte del Cártel de Sinaloa y lo siguió siendo durante su cargo público.

De igual forma, el fiscal explicó que la acusada no tiene vínculos en Estados Unidos, pero sí en México, donde mantiene un proceso abierto por el delito de uso de falsificación de documentos, ya que ingresó con una identificación falsa al penal donde se encontraba “El Chapo”.

El abogado temporal de Sánchez López, Joshua Jones, intentó convencer a la magistrada que le otorgara libertad condicional con el argumento que su representada está casada con un veterinario y que vive en Sinaloa junto a sus hijos, pero no tuvo éxito.

Un Gran Jurado determinará, antes del 20 de julio, cuando se celebrará la siguiente audiencia y si los elementos aportados por la Fiscalía son suficientes para continuar con el proceso penal. De ser encontrada culpable por los cargos que se le imputan, Sánchez López podría recibir un mínimo de diez años de prisión hasta cadena perpetua.

 

Finanzas secretas

Sin embargo, la ex legisladora se rehúsa a que su declaración financiera sea pública. Este documento determinará si puede pagar un abogado privado o será representada por un defensor público.

Desde la audiencia anterior, el 22 de junio, la magistrada desechó la declaración firmada por la acusada, por considerarla imprecisa y ordenó que firmara una nueva, pero en español, para garantizar que comprendía lo que declaraba.

De aportar información falsa en este informe financiero, a Sánchez López se le fincarían nuevos cargos. No obstante, cuando Joshua Jones pidió que el documento se mantuviera de forma confidencial, la Fiscalía se opuso.

El fiscal Mellor alegó que Sánchez López cuenta con “cientos de miles de dólares”, producto de las ganancias del Cártel de Sinaloa, como lo indica el documento acusatorio. Fuera de la Corte, aseguró a medios que la acusada todavía tiene acceso a estos montos.

Será en la audiencia del 20 de julio cuando la jueza decida si la declaración se hará pública o no. También determinará si la ex diputada continuará siendo representada por un defensor público o deberá contratar un abogado.

La acusada, vestida en uniforme amarillo, lució con el cabello desordenado. Mantuvo las manos sobre sus muslos, la mirada hacia abajo y rara vez hacia el frente, sin voltear hacia la juez, el fiscal o su abogado. Antes de retirarse, se secó las lágrimas y caminó de regreso a la prisión.

Previous article
Next article

Autor(a)

Redacción Zeta
Redacción Zeta
Redacción de www.zetatijuana.com
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas