“Agua o sangre”

FOTOS: Sergio Haro / Cristian Torres
 
Edición Impresa y lunes, 30 enero, 2017 12:00 PM

Los productores agrícolas del Valle de Mexicali están resueltos a defender el agua con todo. Señalan corrupción en los gobiernos, se quejan de la tubería que habrá de pasar por sus parcelas para darle servicio de agua a la cervecería Constellation. Bloquearon y detuvieron los trabajos iniciales de construcción, y seguirán las manifestaciones. Interpondrán un amparo y en la celebración de El Asalto a las Tierras, harán manifestación. El líder de la CNC en Mexicali, Rigoberto Campos González lo dijo claro: “Como la gallina de los huevos de oro ya se acabó, ahora van a cambiar el petróleo por agua”

Para los productores agrícolas del Valle de Mexicali la consigna es clara: Agua o sangre.

Se refieren al proyecto gubernamental para construir –con dinero público– un acueducto de 47.5 kilómetros de largo para llevar agua de pozos de la zona norte del Valle de Mexicali hasta la planta productora de cerveza Constellation Brand, que se ubicará en la zona del Ejido Choropo, cercano a la carretera a San Felipe al sur de Mexicali.

Los productores dicen no tener información oficial sobre el proyecto ni haber sido tomados en cuenta para que el acueducto cruce por sus parcelas, por sus ejidos, pero fundamentalmente porque el gobierno estatal está entregando a extranjeros el agua de los pozos del Valle de Mexicali.

“Estamos inconformes con el ducto del agua que quieren hacer para la cervecería, nos van a dejar sin agua para todo el Valle, aparte no nos tomaron consentimiento”, expone Francisco Castillo Romero, Presidente del Comisariado Ejidal del Ejido Irapuato, donde la semana pasada pretendían iniciar los trabajos de entubamiento.

“Kikorrupto”, llaman ahora al mandatario bajacaliforniano, quien irónicamente su campaña por la gubernatura la inició en una parcela del ejido Tabasco, aledaño al lugar por donde pretenden cruzar la tubería de la cervecera.

Y en la cresta de la ola de inconformidad ciudadana contra los desatinos gubernamentales, los productores agrícolas no se quedaron fuera, el jueves 19 de enero un numeroso grupo bloqueó los trabajos de construcción del acueducto en la zona del ejido Irapuato y obligaron a los trabajadores a retirar la maquinaria.

Dos días después, en la cancha deportiva del Ejido Villahermosa, cerca de 300 habitantes del Valle –productores, comisariados, permisionarios y habitantes– encabezaron una reunión y acordaron impedir que continúen los trabajos de construcción del acueducto además de presentar un amparo.

Por unanimidad decidieron acudir a la marcha convocada para el domingo 22 en Mexicali y  unir su causa a las demandas ciudadanas. En la manifestación invitaron a los cerca de 30 mil cachanillas a participar en una protesta el viernes 27 de enero en el ejido Michoacán de Ocampo, día que conmemorará el Asalto a las Tierras, aniversario de la creación de los ejidos en el Valle de Mexicali.

 

Inconformes

“Aquí en el ejido Villahermosa es donde van a perforar”, explica uno de los productores inconformes que junto a otros se plantaron desde el jueves 19 de enero para impedir el arranque de los trabajos de excavación para la colocación de la tubería. “Nosotros no sabemos nada, nos dimos cuenta por la colocación de la tubería y porque trajeron maquinaria”, dice Francisco Castillo Romero, presidente del Comisariado Ejidal del Irapuato. Vaya, en el ejido Villahermosa, ni siquiera el dueño de los terrenos Rubén Pérez, está informado oficialmente del proyecto, tampoco el Presidente del Comisariado.

Agricultores inconformes

“Van a reducir los mantos (acuíferos), sería una “perjudicación” para la agricultura de aquí de nosotros, dicen que quieren mil litros por segundo, es demasiada agua la que quiere la cervecería. Dicen que por cada cuatro litros de agua sería uno de cerveza. Eso nos perjudica”.

Los productores han empezado a resentir la falta de agua para sus siembras. “Siempre es una batalla, nunca hay agua para los agricultores. La cervecería dice que el agua sobra, pero no sé dónde estará esa agua”, expone Salvador Machado del Ejido Yucatán e integrante en tercera generación de familia de agricultores. Informa que han batallado para cubrir todos los riegos necesarios y que deben estar peleando con los “zanjeros” para presionar la entrega.

Rigoberto Campos, dirigente de la CNC (Confederación Nacional Campesina), calcula que el agua que pretenden entregar a la cervecería sería el equivalente a mil 500 hectáreas de riego. “La afectación es mucho más grande pues afectas a más de 15 mil familias, matas la cadena productiva y conviertes al Valle en un páramo, en un desierto”.

Además refiere la contradicción expuesta por el gobernador en torno a le necesidad de una Ley de Agua debido a que el acuífero en el Valle estaba sobreexplotado, “Cómo es posible que traigan empresas que su huella hídrica es tan alta, tres litros y medio para hacer un litro de cerveza. Además vienen a ‘popotear’ más el acuífero, que el reconoció que estaba sobreexplotado”.

Dice que con esa batería de pozos que se pretende instalar, se rompe con toda la normativa pues intentan instalar más de 18 pozos en una sola zona: “Aquí es más delicado todavía la explotación del acuífero, cuando se rompe el equilibrio mecánico que hace el agua dulce del acuífero con el agua del mar que aquí la tenemos, empieza la intromisión del agua salada. Se van a acabar el acuífero y aparte van a meter agua salada en todo el sur, esto se va a convertir en un desierto”.

Según el dirigente de la CNC la calidad del agua donde pretenden perforar es de C4, lo que significa que las partes por millón de sal están muy elevadas, no es de la calidad que espera la cervecera.

Según Campos González la licitación para la obra existía desde el 27 de septiembre del 2016 pero fue negada por el director de Conagua, hasta que en noviembre pasado obtuvieron la Carpeta con todos los datos técnicos del Proyecto Ejecutivo. “La licitación ya existía desde septiembre, todo a espaldas, en lo oscurito. Como la gallina de los huevos de oro ya se acabó, según dice el presidente, ahora van a cambiar petróleo por agua”.

Comenta que la cervecería está comprando permisos de riego –por una sola vez– que le significan en toda la inversión en agua unos 14 millones de dólares, pero al precio del mercado que se debe pagar es de 59 millones de dólares por año, que en caso que existiera el agua suficiente para dársela, ese monto estaría entrando al Valle de Mexicali.

Efraín Hurtado, productor del Valle de Mexicali expone: “Lo peor que tenemos aquí es que los pozos particulares nos los quieren quitar. Hemos querido renovar las concesiones y no nos han autorizado”, dice del trámite que deben hacer con Conagua. Aparte que no hay apoyos estatales ni federales para los pozos particulares ya instalados, y tampoco autorizan las reposiciones.

“Cómo puede ser posible que llegue una empresa extranjera, le proporcionen todos los pozos, todas las concesiones libremente y a nosotros, los dueños de los pozos particulares no nos lo concedan”, afirma Hurtado y dice que en la zona hay 44 pozos particulares y les quieren quitar la quinta parte para dárselos a la cervecería.

A la fecha, dicen, ninguna autoridad se ha acercado a ellos, aunque un empleado de la CESPM estuvo ahí el jueves 19 –cuando iniciaron el bloqueo–, pero solo hizo acto de presencia.

“Aquí hay algo más serio, hay una complicidad de las autoridades federales, estatales y municipales”, interviene Rigoberto Campos: “Conagua está entregada al Gobernador”, han hecho acuerdos a espaldas de los agricultores. “Este Valle es de vocación agrícola, las tierras y el agua fueron decretados para vocación agrícola, no para uso industrial”, sentenció.

“Es un rechazo total de la obra, no hay negociación cuando se trata de la soberanía nacional. Vamos a defender con la vida, si el gobernador nos quiere matar de hambre en tres años, vamos a morir en la raya de una vez. Va a cambiar agua por sangre campesina”, advierte el líder cenecista.

 

Tambores de guerra

De los acuerdos de la asamblea del 22 de enero en el Ejido Villahermosa, destacan dos:

1.- Interponer amparo contra el otorgamiento de permisos para la instalación de la cervecera Constellation Brand en Mexicali.

2.- La invitación para que los manifestantes de la capital del estado acudan el 27 de enero al Ejido Michoacán de Ocampo, a la conmemoración del Asalto a las Tierras.

Comisariados Ejidales, permisionarios, productores agrícolas y residentes del Valle de Mexicali se dieron cita en la reunión al aire libre –pese al intenso frío– para mostrar su rechazo a la instalación del acueducto cervecero en el Valle de Mexicali.

Del amparo, dijeron, que con el procedimiento legal las autoridades estarían obligadas responder y entregar la Manifestación de Impacto Ambiental, los Derechos de Pase de Vía, por mencionar un par de ejemplos de información que les han negado.

“Esta reunión debe ser el parteaguas de la defensa por el derecho del agua”, sostuvo uno de los oradores, Rutilio Mendoza, quien cuestionó que del volumen de agua –los mil 850 millones de metros cúbicos– contemplado en el Tratado de Límites y Aguas por primera vez en más de 70 años pretenden dejar del lado estadunidense 50 millones de metros cúbicos durante 5 años.

“Todo eso va a hacer que el Valle de Mexicali, de por sí ya sumido en la peor de las crisis, va a hacer que desaparezca. Eso no lo podemos permitir”, dijo Mendoza y exigió que se trasparente el uso del agua que se le está dando a todo el Distrito de Riego 014.

“Qué bueno que por fin estamos despertando”, expuso Nazario Ortiz, del ejido Netzahualcóyotl –al que caracterizó como el más jodido del Valle de Mexicali–, dijo sentir tristeza de cómo cada vez los gobiernos  prometen más y buscan seguir arrebatando su patrimonio. “Aquí no hay siglas, aquí hay dolor y hay miseria, es lo que está acarreando el gobierno”

Dijo que en la Mesa de Andrade les dotaron de casi 7 mil hectáreas de tierras de muy buena calidad, pero los gobiernos nunca les abrieron la puerta para apoyarlos en desarrollar, siempre poniéndoles trabas. “Nos manejaban la ley, nos decían que era ilegal perforar en una parte de la Mesa de Andrade debido a un decreto presidencial. Llegaron los gobiernos, pero primero buscaron por la opresión y necesidad que malbarataron las tierras que teníamos a las grandes compañías, que son el poder político y económico del Estado, ésos son los que vinieron y arrebataron el patrimonio”.

 

Rueda, otra visión

Por su parte el secretario general de Gobierno, Francisco Rueda, señaló que se encuentran dispuestos a escuchar sus preocupaciones. “En ese tema ha habido mucha desinformación y es importante que tengan la información suficiente y correcta, por eso es la mesa, para darles la información suficiente y si hubiese alguna duda, inquietud o preocupación en ese tema desahogarlo a través de los expertos que han estado trabajando este tema a través de las áreas de infraestructura, desarrollo económico para que tengan toda la información correcta”.

Rueda dijo que se tiene que partir del principio que el agua es propiedad de la nación y el encargado de regularla es el gobierno federal a través de la Comisión Nacional del Agua y el gobierno de Estado es un usuario de la CNA.

“La mayor fuente de abastecimiento en el Estado es el Río Colorado y la CNA es el organismo responsable de su regulación y su administración, y a través de las reglas que se establecen en la CNA se da una dotación para que la pate estatal la administre la Comisión Estatal del Agua pero la parte del uso agrícola corresponde al gobierno federal a través de los Módulos de Riego de tal manera que quienes hoy tienen una preocupación de que una inversión que va a generar muchos empleos y que va a detonar el desarrollo regional y forma parte de un proyecto de desarrollo urbano. No nada más es una obra que va hacia un particular”, explicó el funcionario.

Dijo que no se le afecta a ningún agricultor o se le disminuye a la ciudad el agua, ya que existe un remanente de agua que se puede usar. Cuestionado sobre el posicionamiento de Coparmex en el sentido que la obra se encuentra inflada en cerca de 150 millones de pesos, el titular de la Secretaría General de Gobierno dijo que es una obra que se deriva de una licitación pública que está regida bajo la Ley de Obra Pública Federal, de tal manera que existe la transparencia y legalidad en el proceso de licitación.

Rueda negó informar cuanto será lo que se invierta en el acueducto al señalar que no tenía los datos. “El acueducto no es propiedad de la empresa, es propiedad del Estado y el acueducto es para detonar un proyecto, un plan de desarrollo regional en esa zona de la ciudad, que la empresa es un usuario ellos tendrán que pagar los derechos de conexión y las tarifas del consumo del agua, el agua no se está regalando”.

“La empresa no va a recibir el agua gratis ni se le va a regalar, la empresa y cualquier otra que soliciten los servicios del Estado tienen que pagar el agua y el servicio, la inversión que haga el Estado en cuanto obras e infraestructura obviamente esa obra es estatal y los que consuman en un momento dado el agua que se utilice de ese servicio se tiene que pagar, hay una recuperación”.

Dijo que el acueducto no pone en riesgo ni una sola gota de agua para Mexicali ni para los agricultores y en consecuencia va a generar desarrollo y atraer otras empresas con lo que se generará empleo e inversión.


 

Defienden funcionarios proyecto de cervecera

“No tenemos ninguna inconformidad por escrito, solo criticas verbales pero de gente que no tiene interés jurídico en el tema, no hay ninguna compaña que se haya quejado del concurso, ni que nos demande, ni que se ampare”, sostuvo el secretario de Infraestructura y Desarrollo Urbano del Gobierno del Estado, Manuel Guevara, quien junto con el titular de la SEDECO, Carlo Bonfante y el de SEFOA, Manuel Valladolid, defendieron en rueda de prensa el proyecto de le cervecera Constellation Brands.

Sobre los productores y campesinos que han mostrado su inconformidad y tienen bloqueada parte del proyecto del acueducto, el funcionario estatal minimizó: “Ese es un problema político, no es técnico, no es legal”, repuso el titular de SIDUE.

A la pregunta de si el Gobierno del Estado ha analizado la posibilidad de cancelar el proyecto, Guevara respondió:

“Si llegan con una formalidad de una demanda a la SIDUE, a  la CEA, lo atendemos, si tiene razón, la cancelamos, pero aparentemente no tienen razón”.

Por su parte, el titular de Desarrollo Económico, Carlo Bonfante enumeró lo que calificó de ventajas con la instalación de la cervecería en la región, entre éstas la derrama económica y la inversión de mil 400 millones de dólares por parte de Constellation Brands.

En edificación en este año se calculan 139 millones de dólares, en maquinaria y equipo 362 millones de dólares, en permisos 50 mil dólares, en instalación de energía 21 millones de dólares -en obras de infraestructura-; en gas, 17 millones de dólares, agua 41 millones, servicios 147 millones, viáticos 15 millones, seguros y fianzas 11 millones y costo del financiamiento para la obra, 33 millones de dólares.

“Esto solo de 2017, la cervecera está proyectando 795 millones de dólares de inversión en la ciudad de Mexicali”, sostuvo Bonfante durante la conferencia celebrada el jueves 26 de enero.

En cuanto a lo que se ha mencionado como “daño”, mencionó la utilización del riego que serviría para 750 hectáreas, de las miles con que cuenta el Valle de Mexicali. Sergio Haro/ZETA MEXICALI

Comentarios

comentarios

Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio