Rafael Tovar y de Teresa: una vida en la cultura

Fotos: Archivo
 
Cultura lunes, 19 diciembre, 2016 12:15 PM

El secretario de Cultura falleció el sábado 10 de diciembre a la edad de 62 años. En entrevista con ZETA, visualizó la tarea pendiente en tiempos decadentes en México: “Creo que como pocos momentos en la historia ha habido la posibilidad de que el trabajo, los bienes y servicios culturales lleguen a miles y millones de personas, ése será uno de nuestros objetivos centrales”

El primer secretario de Cultura, Rafael Tovar y de Teresa, falleció el sábado 10 de diciembre de 2016, tras varios meses de lucha contra el cáncer de médula ósea, a la edad de 62 años.

Abogado, diplomático, historiador, novelista y ensayista, Tovar y de Teresa nació el 6 de abril de 1954 en la Ciudad de México.

Presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (CONACULTA) de 1992 a 1999, y de diciembre de 2012 a diciembre de 2015, fundó el Sistema Nacional de Creadores de Arte, el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (FONCA), el Programa de Apoyo a la Infraestructura Cultural en los Estados (PAICE), el Canal 22, el Centro Nacional para la Cultura y las Artes y, por supuesto, fue el gran arquitecto de la creación por decreto presidencial, el 17 de diciembre de 2015, de la Secretaría de Cultura, titularidad que asumió el día 21 del mismo mes.

Después de renunciar a la organización de los festejos del Bicentenario de 2010 durante el gobierno de Felipe Calderón, en diciembre de 2012 lo esperaba la presidencia del CONACULTA, dos meses después concedió una entrevista a ZETA sobre lo que ya había advertido en “Modernización y política cultural” (FCE, 1994).

rafaeltovarydeteresa

 

“Una dimensión social al trabajo cultural”: Rafael Tovar

Como presidente del entonces CONACULTA en la actual administración federal, Rafael Tovar y de Teresa visitó Tijuana en dos ocasiones: primero en diciembre de 2012, al participar en la inauguración del Centro de Artes Musicales (CAM), y posteriormente en febrero de 2013, cuando designó a Pedro Ochoa Palacio director general del Centro Cultural Tijuana (CECUT).

Fue en la segunda visita a Tijuana cuando Rafael Tovar y de Teresa conversó con este Semanario. Para empezar, declaró sobre los objetivos de su gestión:

rafael-tovar-y-de-teresa-03“El primer objetivo es la articulación de toda la capacidad e infraestructura cultural que tiene CONACULTA, que esto permita darle una dimensión social al trabajo cultural y el aprovechamiento de las nuevas tecnologías para que esto se haga realidad”.

Transcurría febrero de 2013 y el sangriento sexenio de Felipe Calderón daba el beneficio de la duda al gobierno de Enrique Peña Nieto; es decir, Tovar y de Teresa entendió el momento histórico en que le tocó dirigir por segunda ocasión el destino de la política cultural del país.

“Creo que como pocos momentos en la historia ha habido la posibilidad de que el trabajo, los bienes y servicios culturales lleguen a miles y millones de personas, ése será uno de nuestros objetivos centrales”.

Cuando se le preguntó cómo le hubiera gustado dejar en 2018 su labor cultural, sentenció: “Que el resultado del trabajo cultural llegue a millones de mexicanos”.

También, cuando nombró a Pedro Ochoa Palacio director general del CECUT, dejó trazado el rumbo, entre ellos el de vincular al Centro Cultural Tijuana con las demás instituciones federales:

“Con esas sinergias se pueden potencializar enormemente el trabajo del CECUT con las instituciones vinculadas a la Dirección General de Publicaciones, con el Instituto de Bellas Artes, la parte cinematográfica, con la parte de Difusión Cultural, en fin, con todo aquello que CECUT puede articularse con CONACULTA”.

Por supuesto, tras su lamentable fallecimiento, llegaron también las reflexiones en torno a su aportación cultural al país.

 

Juan Villoro: “Tovar fue el transformador de la cultura”

En entrevista con ZETA, Juan Villoro primero destacó la figura personal de Rafael Tovar en medio de la política de diversos sexenios:

“Rafael Tovar y de Teresa fue un hombre culto, honesto, cordial y entusiasta en un país que se le parecía muy poco; realmente era una persona que destacaba sobre la mayoría de todos sus colegas por el hecho de dedicarse con una entera vocación a la promoción de la cultura; no era un chambista, no era alguien que estuviera buscando un puesto tras otro, sino era alguien que a largo plazo quería cambiar las instituciones culturales.

“Rafael Tovar y de Teresa ha sido un gran transformador de la Cultura hecha desde el Estado, basta pensar que contribuyó a crear el CONACULTA, el FONCA, y posteriormente la Secretaría de Cultura; creo que todo esto lo avala como una persona que logró crear equilibrios en un ambiente donde hay muchos egos, hay muchas disputas, muchas discrepancias, y él logró conciliar a mucha gente en favor de la promoción cultural”.

El autor de la saga del Profesor Zíper, también recordó el episodio que Tovar vivió cuando renunció a la organización de los festejos del Bicentenario en 2010:

“Yo destacaría muy especialmente que no fue una persona que se quedara en los puestos por los puestos mismos y esto lo demostró con los festejos del Bicentenario, cuando a él, que era un experto en los festejos del Centenario de Porfirio Díaz porque había escrito un libro al respecto (“El último brindis de Don Porfirio”, Taurus, 2010), le toca organizar en México los festejos del Bicentenario, pero rápidamente se da cuenta de la corrupción y de la falta de compromiso político del gobierno de Felipe Calderón y tuvo la valentía de renunciar a ese encargo, eso es también muy importante.

“En un tuit el ex Presidente Calderón se preció de haberlo tenido en su equipo, se trata de uno de los muchos alardes megalómanos de Felipe Calderón, puesto que lo más importante de Rafael Tovar en esa gestión es que supo renunciar a tiempo a un proyecto que dejó como único resultado la Estela de Luz, que fue un símbolo absoluto de la corrupción panista”.

Sentenció Juan Villoro: “Entonces, todo esto nos da una idea amplia de un hombre entregado, decidido, congruente, extraordinariamente amable y cordial que nos va a hacer mucha falta”.

rafaeltovaryteresa2

 

Alfredo Álvarez: “Le dio un sentido de política pública a la actividad cultural federal”

En relación con Baja California, Alfredo Álvarez Cárdenas, presidente del Centro de Artes Musicales,  recordó en entrevista con ZETA que el CAM trabajó estrechamente con Rafael Tovar y de Teresa desde diciembre de 2012 hasta 2016:

“Desde que tomó posesión del CONACULTA, incluso estuvo con nosotros en la inauguración del CAM en diciembre de 2012, habíamos mantenido una relación y comunicación importante, muestra de ello es que el maestro Eduardo García Barrios se va, a partir de nuestro programa Orquestas Juveniles al CONACULTA, a través de la Coordinación de Fomento Musical; y pues obviamente a través de esa coordinación, el CAM, como una organización privada de la sociedad civil, pues recibía aportaciones o apoyo para pago de maestros y programas de enseñanza, eso es una expresión de esa colaboración”, reconoció Álvarez Cárdenas.

El presidente del CAM también valoró la aportación de Rafael Tovar y de Teresa a la cultura desde la década de los 80 en la edificación no solo de instituciones, sino de una “política pública a la actividad cultural”:

“Una de las aportaciones importantes de Rafael es que le tocó construir la primera institución que articuló programas culturales en el país que llegó a definir incluso de alguna manera las competencias que le correspondían a la Federación con respecto a los Estados y los municipios; esa articulación generó también el primer Plan Nacional de Cultura allá por 1989, que le dio por primera vez un sentido de política pública a la actividad cultural federal; incluso diría más que federal, nacional”.

Luego ejemplificó anteponiendo los fondos de recursos para diversos programas artísticos a nivel nacional:

“Me parece que esa construcción ayudó también a definir cuál podría ser la intervención del Estado mexicano en las aportaciones que se hacían a favor de los Estados, como el caso de los fondos: Fondo de Fomento para el Cine, FONCA, de los fondos estatales que se crearon a partir de esa época, el propio Programa de Apoyo a la Infraestructura Cultural de los Estados (PAICE), que fue posterior de esta coordinación específica que tuvo la estructura del CONACULTA con el tema de la vinculación con los Estados.

“Esa fue una aportación importante, el cómo construir o cómo tejer este entramado de instituciones, de recursos y de programas para darle un sentido que hasta antes se encontraba disperso y que manejaba la Subsecretaría de Cultura allá por los años 80”.

Finalmente, Álvarez Cárdenas manifestó el reto fundamental que tendrá el titular de la Secretaría de Cultura:

“El reto no es menor, porque pasar de la estructura orgánica del CONACULTA, la estructura de Secretaría de Estado tiene una significación que no alcanzamos a dimensionar todavía porque la reestructuración no se ha dado; parecería hoy que lo único que pasó es un cambio de nombre, y la verdad es que el mandato constitucional de la creación de esta Secretaría y la creación a través de sus leyes, la Ley Orgánica, su propia Ley, obliga a generar ya una envergadura de política de Estado de otro nivel; el reto fundamental es cómo hacer cambio para generar la envergadura que impulsó el propio Rafael Tovar”.

 rafaeltovaryteresa1

 

Pedro Ochoa: “La Secretaría de Cultura es la culminación de una obra”

El director general del CECUT, Pedro Ochoa Palacio, también valoró la trayectoria de Rafael Tovar y de Teresa, y para empezar recordó cuando era director del organismo federal y Tovar presidente del CONACULTA, época en que se concretaron algunos proyectos importantes en Baja California, como la fundación del CAEN en 1994 en Tijuana:

“Rafael Tovar fue una pieza clave para poder abrir el Centro de Artes Escénicas del Noroeste (CAEN), fue una cosa que preparé directamente con él, fue instrucción de él, él decidió que una plaza importante fuera Tijuana, en el Centro Cultural Tijuana”, rememoró Ochoa Palacio en entrevista con ZETA, además de algunos otros proyectos visibles a nivel nacional, producto de la gestión de Tovar y de Teresa.

“Destaco la creación del Canal 22, por ejemplo; rescato también en este último tramo las grandes exposiciones internaciones que pudieron llegar a Bellas Artes como la de Miguel Ángel, la de Octavio Paz”.

Ochoa Palacio no dudó a la hora de reconocer la promoción cultural de Tovar y de Teresa, que confluye en la creación por decreto presidencial de la Secretaría de Cultura el 17 de diciembre de 2015:

“La arquitectura de la Secretaría de Cultura es la culminación de una obra, pero es una obra muy bien armada a través del tiempo”.

 

Después de Rafael Tovar

Tras el fallecimiento de Rafael Tovar y de Teresa, la Secretaría de Cultura enfrenta diversos desafíos que pasan no solo por la propia institución, sino por la política gubernamental más allá de los partidos.

Juan Villoro reflexionó en entrevista con ZETA primero sobre dos ejes fundamentales que rigen la cultura en el Gobierno Federal:

“La promoción de la cultura en México ha tenido dos ejes fundamentales que son muy importantes y que impulsó mucho Rafael Tovar: Por un lado la defensa del patrimonio cultural, y por otro, el apoyo directo a los creadores; ésas han sido las dos actividades fundamentales del Estado mexicano”.

Luego el autor de “El libro salvaje” (FCE, 2008) advirtió el gran desafío no solo de la Secretaría de Cultura, sino de la política cultural del país:

“Tenemos un país que cuenta con muchos sitios arqueológicos, monumentos coloniales, museos, entonces, el patrimonio tiene que ser protegido, por otra parte, hay muchos creadores que en México han tenido beneficios que resultan insólitos y envidiables para otros creadores de otros países de América Latina o del resto de mundo, pero yo creo que lo que falta, y creo que es lo más importante, es la creación de públicos culturales; es decir, acercar la cultura a amplios sectores de la población.

“Para la mayoría de la gente aquí en la Ciudad de México, Bellas Artes es una estación del metro y nada más que eso, no es algo que pueda mejorar la vida de las personas, el compromiso con el arte creo que es ajeno a la inmensa parte de la población y yo creo que el gran desafío de la cultura en México es ampliar el círculo de quienes se acercan a la cultura y se benefician de ella.

“Creo que  a largo plazo los públicos de la cultura son los que van a defenderla de una manera más consistente; si nosotros tenemos un público teatral muy amplio en todo el país, va a ser posible que dramaturgos, escenógrafos, directores y productores monten obras en todas partes, el propio público va a defender estas obras y no debemos confiar exclusivamente en los proyectos subsidiados que de manera simbólica presentan una obra en alguna parte del país, yo creo que ése es el gran desafío, es la gran asignatura pendiente”.

Villoro concluyó con una visión más realista que pesimista, más allá de la Secretaría de Cultura:

“Se necesita un proyecto de gobierno que incluya a las mayorías y que tenga una política social mucho más amplia que la que ha habido; si recordamos la última campaña presidencial, no se habló de cultura, no es un tema que esté en la agenda de los políticos; entonces va a ser muy difícil cambiar esto, porque no hay verdadera conciencia de que la cultura debe formar parte de las gratificaciones espirituales de la mayoría de la gente”.


El futuro de la Secretaría de Cultura

Tras el fallecimiento de Rafael Tovar y de Teresa el sábado 10 de diciembre, la Secretaría de Cultura quedó acéfala, por lo que el Presidente Enrique Peña Nieto designará próximamente al sucesor de Tovar.

Entre algunos de los candidatos a suceder a Tovar y de Teresa figuran:

  1. Marina Núñez Bespalova.- Directora General de Publicaciones (DGP) de la Secretaría de Cultura desde el 10 de septiembre de 2015 en sustitución de Ricardo Cayuela.
  2. José Carreño Carlón.-Director general del Fondo de Cultura Económica (FCE) desde el 15 de enero de 2013.
  3. María Cristina García Cepeda.- Directora general del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) desde el 11 de diciembre de 2012.
  4. José Saúl Juárez.- Responsable de la Secretaría Cultural y Artística de la Secretaría de Cultura; encargado de despacho tras la muerte de Rafael Tovar.
  5. Raúl Padilla López.- Fundador y presidente de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL).

 

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio