18.8 C
Tijuana
sábado, julio 13, 2024
Publicidad

Fraude y riesgo latente en La Escondida

Tuberías de gas estacionario que incumplen con las normas de seguridad vigente, fisuras y desplazamiento en muros de contención, así como el despojo de la casa club, son parte de las irregularidades incurridas por la Desarrolladora HIR contra vecinos de La Escondida y que ninguna autoridad ha sancionado, no obstante haber sido observadas por Protección Civil y la Comisión Estatal de Derechos Humanos

Residentes del conjunto habitacional La Escondida viven con el temor de que en cualquier momento estallen las líneas de gas de las viviendas del condominio 01, todo porque la desarrolladora HIR y/o Promotora Habitacional La Escondida, S.A. de C.V., optó por colocar tubería eléctrica para ser utilizada como líneas conductoras de gas.

Fue en mayo de 2016, luego de que fue comercializada la última casa del condominio 1 del citado asentamiento, conformado por 105 viviendas, la Dirección de Protección Civil de Tijuana dictaminó que las líneas de gas estacionario, incumplían con la Norma Oficial Mexicana 004.

Protección Civil turnó el caso a la Dirección de Administración Urbana del XXI Ayuntamiento, entonces a cargo de Ana Lilia Loaiza Martínez, quien a su vez lo canalizó a Bomberos de Tijuana, organismo de auxilio que expone que lo único que puede hacer es mantenerse al pendiente ante cualquier situación de emergencia que pudiera registrase por la anomalía denunciada.

Ante la falta de apoyo de las autoridades locales, los residentes de La Escondida, conformados en una asociación civil que preside José Luis Boijseauneau, interpusieron una queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Baja California, instancia a la que las autoridades tampoco han dado respuesta.

Respecto a las anomalías en la edificación del conjunto habitacional, la Dirección de Administra Urbana se deslindó del caso con el argumento de que en los archivos municipales desapareció el expediente del proyecto original y la memoria de cálculo del condominio La Escondida.

 

Peligro latente

A principios de mayo de 2016, el último de los condóminos integrados de La Escondida contrató los servicios de compañía de Z Gas, para que lo proveyera del combustible.

Pero la empresa le negó el suministro, luego de que su personal verificó que las instalaciones de las líneas de gas para esta vivienda marcada con el número 29 “no reunían los estándares de la Norma Mexicana, por tratarse de tubería que se utiliza en red eléctrica”, estableció en un dictamen.

Líneas de gas incumplen con los estándares de la Norma Mexicana

Líneas de gas incumplen con los estándares de la Norma Mexicana

“De conectarla y utilizarlas en las condiciones en que se encuentran se corre el riesgo de que haya fugas y posible explosión, lo que puede terminar en tragedia”, se advirtió a los vecinos.

Luego de la advertencia de la compañía de gas, personal especializado verificó las instalaciones de las 104 casas restantes, el resultado fue: En ninguna Grupo HIR y/o Promotora Habitacional La Escondida, S.A. de C.V. había colocado líneas de gas estacionario que cumpliera con la norma de seguridad.

 

Falla estructural

Además del uso de líneas de gas inadecuadas, los colonos enfrentan riesgos estructurales, toda vez que la barda perimetral registra resquebrajamiento y deslizamiento. Las cercas que dividen una vivienda de otra presentan la misma anomalía.

En los muros de contención se observa fisuras y desplazamiento de hasta 8 centímetros, mientras que los patios de servicio presentan asentamientos y separaciones, fallas dictaminados por peritos, las cuales fueron hechas de conocimiento de la desarrolladora, Sindicatura Municipal y la Dirección de Administración Urbana de Tijuana.

 

Desatienden riesgo

Alarmados, los condóminos conformados en la asociación civil La Escondida Condominio 01, solicitaron el 10 de mayo de 2016 la intervención de Protección Civil Municipal; del caso también dieron cuenta al gobierno del estado y municipal.

Personal técnico de Protección Civil Municipal atendió el reporte, realizando una inspección ocular de riesgo de “las condiciones estructurales percibidas a simple vista en barda perimetral y en las instalaciones de líneas de gas”, detectando situaciones de riesgo.

“Para esta Dirección es de suma importancia mitigar el riesgo en el lugar”, expuso, al solicitar el 20 de mayo del mismo año la intervención oportuna de la Dirección de Administración Urbana del XXI Ayuntamiento de Tijuana, entonces a cargo de Ana Lilia Loaiza Martínez.

En la recomendación firmada por quien era titular de Protección Civil, Juan Carlos Méndez Torres, instó a la dependencia municipal a dictaminar y/o certificar la correcta instalación de dichas líneas, por parte de una Unidad Verificadora de Instalaciones de Gas y tomar las medidas de prevención ante la ocurrencia de un incidente.

A decir de las nuevas autoridades de Protección Civil ahora a cargo José Rito Portugal, “es Bomberos a quien corresponde darle seguimiento”, expuso la dependencia.

 

Por ser condominio, DAU se deslinda

Aunque la Dirección de Administración Urbana (DAU), instruyó a la dirección de Bomberos atender la problemática relacionada con la tubería inadecuada para el llenado y distribución de gas, por no reunir con los requisitos de seguridad de acuerdo a las normas vigentes, por tratarse de un asentamiento registrado bajo el régimen de Condominio, se dijo imposibilitada de atender en lo general las irregularidades en la edificación.

Ampliación de conjunto habitacional genera conflicto

Ampliación de conjunto habitacional genera conflicto

Ésa es la razón por la que tampoco el municipio no lo puede recibir para proporcionarle los servicios públicos, “su régimen es privado”, indicaron autoridades municipales.

 

Los estafan con área de recreación

Para colmo, los vecinos del Condominio 1 de La Escondida enfrentan el despojo de la alberca, área de juegos y recreación que formaba parte del asentamiento que les fue comercializado a los 105 condóminos.

Al iniciar Grupo HIR y/o Promotora Habitacional La Escondida, S.A. de C.V. con la edificación de la etapa 2 del conjunto habitacional, ubicado en bulevar El Rosario número 11401 y Paseo Banderas, a principios de 2016, optó por cerrar la casa club.

El inmueble se ubica dentro del Condominio 1, pero la vialidad que le da acceso conecta con el terreno de la fase 2 del proyecto residencial, del cual solo divide una barda perimetral, la cual Grupo HIR pretende derribar.

El Condominio 2 de La Escondida, en el cual se proyecta la edificación de 487 viviendas, se encuentra apenas en construcción, pero ya se promueve su venta.

Como lo hizo con los clientes potenciales de la etapa 1, Promotora Habitacional La Escondida, S.A. de C.V. ofrece a los interesados una “casa club de uso exclusivo con alberca y área de juegos”.

La nueva promoción no menciona que se trata del mismo espacio de recreación que una década atrás ofreció a los compradores del Condominio 1 y del cual les impidió el acceso este año, a pesar de que eran los propios vecinos los que se habían hecho cargo de su mantenimiento, desde que el espacio les fue entregado formalmente en 2008.

ZETA acudió a las oficinas de la desarrolladora HIR y/o Promotora Habitacional La Escondida, S.A. de C.V., ubicadas en una de las viviendas ya concluidas del condominio 2, pero el administrador negó responder a los cuestionamientos, aludiendo que “es un tema a cargo del área jurídica, cuyo titular se encuentra de vacaciones”.

 

Demanda por fraude

Ante la omisión de las autoridades, la Asociación Civil de La Escondida, Condominio 1, presentó una demanda civil, asentada en el Juzgado Primero Civil bajo el expediente 1287/2016, en el que acusan de fraude a Grupo HIR.

Estado que guardan vialidades de La Escondida

Estado que guardan vialidades de La Escondida

También dan seguimiento a una queja interpuesta en junio de 2016 ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos, registrada con el folio 116670/16/VG, la cual ya ha requerido a la Dirección de Administración Urbana Municipal, Protección Civil Municipal y Estatal, y a Bomberos.

El caso continúa en seguimiento, reportó la CEDH a cargo de Melba Olvera.

En tanto, algunos de los habitantes de La Escondida, invierten con recursos propios el cambio de las líneas de gas, medida que no es generalizada, por lo que “el riesgo sigue latente, tememos lo peor, pero no tenemos a dónde ir, por eso seguimos viviendo aquí”, expuso José Luis Boijseauneau Mendoza.

Autor(a)

Redacción Zeta
Redacción Zeta
Redacción de www.zetatijuana.com
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas