21.9 C
Tijuana
domingo, octubre 2, 2022
Publicidad

Devastados pescadores ribereños

Las reglas federales para el Golfo de Ulloa,

han puesto a los pescadores locales en una

clarísima desventaja ante los pescadores

foráneos, particularmente los barcos

provenientes de Sonora. Los pescadores de

Baja California Sur solicitan les sea abierta

la producción de camarón, pues ésta solo

es aprovechada por los de fuera. La

preocupación además es que durante la

veda, la intromisión legal de embarcaciones

de altura, con el arrastre, ha sido

devastadora. No hay vigilancia y especies

protegidas están siendo destruidas

“Nos están pegando en la torre; están depredando todo tipo de especies de escama, langosta, mero, algunos pescados como cabrilla que si se dejan crecer son de alto valor comercial, pero los están sacando de 4 a 5 centímetros, eso a nadie le ayuda y si nos perjudica como pescadores”, tal es la opinión generalizada en el Comité de vigilancia de la Pacífico norte en la intromisión de barcos foráneos del estado de Sonora.

Con la paralización de la pesca en el Golfo de Ulloa que comprende los municipio de La Paz, Comondú, Loreto y Mulegé, ha sido una devastación del sector pesquero en la entidad, aun cuando se obtuvieron 60 millones de pesos para contrarrestar la producción anual, que de acuerdo a Salvador Verdugo, secretario del Consejo de Administración de la Federación de Cooperativas Pesqueras (FEDECOP) en Baja California Sur en su momento, “60 millones de pesos de compensaciones que se darían en toda la zona”, pero a comparación de la producción normal “estamos hablando de un precio de venta, un precio de arribo, pues seguramente ya el valor real sería el doble o el triple de esa cantidad, quizá un poco más”, no sería suficiente.

Pero desde que el Gobierno Federal emitió un acuerdo en el Diario Oficial de la Federación (DOF) por el que “se modifica el similar por el que se establece la zona de refugio pesquero y nuevas medidas para reducir la posible interacción de la pesca con tortugas marinas en la costa occidental de Baja California Sur, publicado el 23 de junio de 2016”, en dicho acuerdo manifiesta lo siguiente:

Las redes de arrastres no podrán usarse en la Zona de Refugio Pesquero delimitada geográficamente en el Artículo Segundo del presente Acuerdo (ANEXO I) durante la vigencia del presente Acuerdo, a excepción de aquellas que contengan instalados los dispositivos excluidores de tortugas marinas y los dispositivos excluidores de peces en términos de las disposiciones legales aplicables”

Carlos Mendoza Davis, Gobernador de BCS asegura que se requiere que haya permisos para la pesca de camarón para sudcalifornianos

El Acuerdo entró en vigor el 15 de noviembre de 2016, lo cual dejó en libre depredación de embarcaciones de altura foráneas, ya que Baja California Sur no cuenta con una flota de altura, pero lo que marcamos con Negrita fue el descontento de pescadores, pues les da total libertad a las embarcaciones de otros estados el llegar a depredar las especies en el Golfo de Ulloa, ya que desde 1996 se vienen utilizando, y no genera nada nuevo en cuanto a la protección de especies de Escama, Langosta, Jaiba, Mantarrayas y otras especies de alto valor comercial.

Y es que fue decretado, según autoridades federales:

“El uso obligatorio en las redes de arrastre camaroneras de los Dispositivos Excluidores de Tortugas Marinas (DET) de tipo rígido, que se habían venido utilizando desde 1996 en el litoral del Océano Pacífico, a partir de la publicación de las Normas Oficiales Mexicanas de Emergencia NOM-EM-001-PESC-1996 y NOM-EM-002-PESC-1996, publicadas en el Diario Oficial de la Federación el 18 de marzo y 28 de agosto de 1996, respectivamente”. Lo cual ha generado gran descontento entre pescadores, porque se ha vulnerado la integridad de la pesca local, con lo que se les dio la espalda a pescadores locales y nadie los contempló.

Ante ello, Carlos Mendoza Davis, Gobernador de Baja California Sur reconoció que es urgente que se atienda la reglamentación para que especies como langosta, que se captura como pesca incidental, deje de serlo y sea liberada en cuanto se capture, el cual ya “es un tema que se está debatiendo ya de manera puntual y formal en el seno de la CONAPESCA con los pescadores y las cooperativas sudcalifornianas, hemos tenido una muy buena respuesta de parte de la SAGARPA y de CONAPESCA y se está escuchando nuestra voz”, reiteró.

Francisco Pelayo Covarrubias, Alcalde de Comondú afirmó que escudados en la pesca de camarón, embarcaciones están aprovechando otras especies

Pero apuntó que es no es lo único que se requiere, agregó que es vital que las autoridades de pesca abran la producción de camarón para los locales, pues las especies de camarón son aprovechadas por embarcaciones foráneas, dejando sin oportunidad a los pescadores ribereños, quienes han resentido fuertemente en su economía.

“Además de cuidar la pesca incidental, lo que queremos es que se nos permita participar de ese gran negocio que implica la pesca del camarón, el sentir y muy entendible de nuestros pescadores ribereños es que nosotros no podemos pescar camarón y llegan los barcos desde otras latitudes y otras entidades a pescar enfrente de nuestras costas, no queremos que no participen ellos y que nomás se compartan los beneficios para todos”, expuso.

A lo que cayó en cuenta que, no es requerimiento de una flota de altura para el estado, sino que lo que se requiere es que haya permisos para la flota sudcaliforniana, lo cual considera que es “lo primero que urge, es que con la flota que ya tenemos nos permitan sacar camarón, también se puede, no necesitas unos barcotes, hay una profundidad intermedia donde con la actual flota podríamos estar pescando si tuviéramos permiso”, señaló.

 

La depredación de especies

“La pesca incidental debería de irse a la Beneficencia Pública”, esto fue dicho por Francisco Pelayo Covarrubias, Alcalde de Comondú al ver que la pesca “incidental” está siendo la que más provecho deja a las flotas camaroneras que invaden las aguas de Baja California Sur y en particular del Golfo de Ulloa.

Ante la espalda que han recibido por parte de las autoridades federales, pescadores siguen firmes en proteger las especies importantes para la pesca sudcaliforniana, entre ellas la langosta; la cual genera una gran derrama económica por encima de los 220 millones de pesos y más de mil 100 toneladas de producto, siendo Baja California y Baja California Sur  los estados del Pacífico mexicano que en conjunto, aportan el 76 por ciento de la producción nacional.

En entrevista anónima, uno de los involucrados dio los pormenores de por qué la importancia de los camaroneros en la pesca en la zona del Golfo de Ulloa, incluso se atrevió a decir que una vez que las Normas Oficiales Mexicanas saquen a especies como la langosta de la pesca incidental, la depredación va a bajar exponencialmente.

“A veces tiene que ver con la langosta, pero como langosta no va a ser incidental se va a acabar, muchos se van a ir, muchos patrones de capitán, es general, ¡eh!, muchos dicen si agarramos 500 kilos de langosta es un extra, a veces toman decisiones sin que se entere la empresa, es una decisión del patrón o capitán”, señaló la fuente.

Pelayo Covarrubias recordó que la molestia de los pescadores es que las autoridades les hayan mentido, pues una manera de calmarlos en su momento, fue que no habría embarcaciones una vez entrada la veda hasta que culminara el 2016, la realidad fue otra, lo cual los llevó a movilizarse y exigir la intervención de la autoridad en la defensa del mar sudcaliforniano.

“Definitivamente yo estoy con mis pescadores ribereños, aquí se hizo un acuerdo de que respetaron totalmente los pescadores ribereños de vedar lo que es el refugio pesquero del golfo de Ulloa primero para asegurarle a las autoridades estadounidenses que son socialmente responsables, en reciprocidad CONAPESCA y la SAGARPA les pagaron el producto de ese tiempo de veda, pero también hicieron el compromiso de que en el resto del año no habría ninguna embarcación cerquera o arrastrera, cosa que no cumplieron y tienen mucha razón los pescadores ribereños en estar molestos”, lanzó el Alcalde de Comondú.

César Estrada Neri, Dleegado SAGARPA BCS ante encomienda de pescadores, dijo que se busca reformar la NOM 002

Es preciso señalar que quienes tienen la verdad absoluta o quienes realmente conocen lo que ocurre en los mares son los mismos pescadores, y en diversas imágenes se puede observar cómo los camaroneros arrasan con todo a su paso, así ha sido la historia de Benito Emeterio López, Presidente del Comité de Vigilancia de la Federación de Cooperativas Pesqueras del Pacífico Norte.

“Vienen de estados como Sonora y Sinaloa y hacen arrastres del fondo marino y en su intento por capturar camarón los chinchorros o redes de arrastre capturan todo tipo de especies, cangrejo, camarón, pescado, langosta, principalmente y pues en un arrastre que les dura una hora o dos horas que anda en el fondo marino el chinchorro, agarra hasta 100 o 200 kilos de especies, y al final estamos hablando de 15 o 20 kilos de camarón a lo mucho que agarran”, una verdadera burla como lo señala.

Lo que realmente los llena de coraje, ya que en la mínima parte que adquieren del producto (camarón) por el cual tienen permisos, y el resto se convierte en “daño, es que matan 100 o 200 kilos menores, digamos de talla menor para sacar una pequeña parte de producto que andan buscando, ese es el daño que nos están ocasionando, por ejemplo como va arrastrando, va golpeando todo el pez, cangrejo, langosta, jaiba, que cae en los chinchorros y pues sube prácticamente muerto a la superficie, y no basta eso, sino que llega vivo arriba y lo dejan ahí, aunque esté vivo no lo echan al mar”, problema, dicen, que prevalece en más de 200 embarcaciones que ingresan a la zona.

Lo que preocupa a pescadores, es que durante la veda, todos los comités de vigilancia en el Golfo de Ulloa lucharon por proteger las especies que les lleva el sustento a sus hogares, sin embargo, con la intromisión legal de embarcaciones de altura, el arrastre ha sido devastador, los frutos de la veda y la vigilancia en la zona, no rinden frutos al ver que al menos dos toneladas diarias por cada uno de los 250 barcos, destruyen las especies protegidas por los pescadores sudcalifornianos.

“El cálculo es que son cinco o seis laces por noche, estamos hablando de una tonelada y media o dos toneladas de peces pequeños, cangrejos, langosta; estamos hablando de peces de alto valor comercial, estamos hablando de mero, lenguado, cabrilla, garropa, langosta, que son especies que nosotros estamos cuidando”, todo en una noche y las autoridades lo saben, y no han hecho algo al respecto.

El dicho de los pescadores, y lo que ruegan a la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación (SAGARPA), a la Comisión Nacional de Pesca y Acuacultura (CONAPESCA) es que “la verdad se requiere regular, regular la inclusión de barcos, por decir el Golfo de Ulloa es una zona que se ven de 100 a 200 barcos, la zona de San Sebastián de Vizcaíno también”, afirmó Benito Emeterio, es que son zonas muy pequeñas, al estar gran número de barcos es una depredación indiscriminada que viene sobre las aguas.

Lo que lamentan pescadores es que ellos deben utilizar trampas con cuadros de luz de dos pulgadas para que las especies menores se escapen y eviten morir en las trampas de los ribereños, sin embargo, a solo unos kilómetros de donde ellos se encuentran pescando, hay barcos camaroneros que al arrastrar sus redes, matan toneladas de especies que no han madurado o llegado a una talla comercial, lo cual impide que haya producción para los locales.

 

Urge ordenamiento pesquero

Las imágenes obtenidas por ZETA muestran claramente la depredación a la que se refieren pescadores ribereños al denunciar la intrusión de embarcaciones camaroneras de otros estados, y sobre todo en lo que mencionan que urge que haya un verdadero ordenamiento, ya que pareciera que los permisos de camarón son solo la “pantalla” para el aprovechamiento de otras especies de alto valor comercial.

Pero lo que sí no perdonan los ribereños, es que en el afán por obtener especies en el Golfo de Ulloa, estén matando a otros ejemplares sin siquiera alcancen una talla consumible, ya ni siquiera comercial.

“Ahí ya se debe de tomar algo más formal para que la pesca incidental para que realmente sea la que por alguna situación se va por la captura misma de alguna especie, pero que esa pesca incidental no se comercialice, porque es ahí donde se va echando a perder la buena voluntad que tienen los pescadores ribereños y la misma CONAPESCA, luego se justifica como pesca incidental, algo que realmente convierten en pesca comercial”, denunció el Alcalde de Comondú.

Pescadores sin oportunidad ante flotas pesqueras foraneas, solo piden a autoridades atención y evitren la depredación de especies

Ante la inminente problemática por la modificación que beneficia a las embarcaciones pesqueras de otros estados para implementar el uso de técnicas de arrastre, los mismos pescadores de diversas cooperativas pesqueras han acudido a mesas de trabajo con la participación de la SAGARPA y la Secretaría de Pesca y Acuacultura del Estado, mediante una actividad poco productiva de varios días entre cooperativas se analizó la NOM 002,  para solicitar una modificación a nivel federal.

Se dio a conocer el análisis de un plan de manejo en el que se permite que lanchas puedan emitir su pesca de manera legal, es decir aprovechando el vacío que deja la norma nacional, esto ante el inminente beneficio que mantienen las embarcaciones mayores que tenían una prohibición de pescar durante lo que resta del año, acuerdo que fue violado a decir de pescadores.

Además, en las mesas de trabajo se nombraron a ocho representantes de la federación en Baja California Sur para tomar acuerdos mediante un comité conformado entre CONAPESCA y cooperativas de la región, y así solicitar una modificación a la Norma. Los trabajos se emitirán en los primeros días del año, siendo la delegación de SAGARPA el intermediario. Lo que hasta los últimos días de diciembre, para las cooperativas pesqueras la SAGARPA sigue siendo una institución que escucha y no actúa ante la problemática.

La NOM-002-SAG/PESC-2013, es la reglamentación que permite, en sus vacíos, que embarcaciones camaroneras puedan depredar especies comerciales; con el afán de capturar camarón, la pesca real es del 20 por ciento a lo mucho, lo cual genera incertidumbre, ya que mientras unos proteger y salvan, otros depredan y se aprovechan.

“A través de la CONAPESCA si tenemos que probablemente unos 200, 250 barcos si tengan actividad de la temporada. Cada quien está pescando en sus zonas como se hacía en los años anteriores, lo que manifiesta el sector pesquero es que quieren ir a las zonas donde trabajan los barcos rastreros”, detalló César Estrada Neri, Delegado de la SAGARPA.

Lo que ya se ha dicho, y que el propio Delegado de la SAGARPA indicó a este Semanario, es que “va salir una publicación en el caso de langosta, donde ya la langosta no va a ser incidental, que toda la langosta que salga en las redes de arrastre –según– tiene que ser regresada al mar, de la misma forma tienen que ser los peces, porque hay tiempo para regresarlos, ahorita que no hubo pesca tenemos que se incrementó en un 20 por ciento más la producción”, expresó.

Recientemente en un censo emitido por CONAPESCA, se ha detectado de entre 200 y 250 embarcaciones foráneas, si se calcula la capacidad de cada una (5 toneladas) y se multiplica por el número de éstas en el mar, estaríamos hablando de mil 250 toneladas, dichas embarcaciones se encuentran depredando todo tipo de recursos naturales a su alcance, camarón, todas las especies de escama, atún y langosta.

Aunque la modificación apenas se ha tomado en cuenta, la NOM 002 que permite a embarcaciones pesqueras la captura de variadas especies en aguas del Golfo de Ulloa, repentinamente, a unas horas de su publicación en el Diario Oficial de la Federación aparecieron cerca de 250 embarcaciones foráneas, esto ocurrió apenas diera por aperturada la pesca de camarón. Mediante un video se observa como las embarcaciones que mantienen solo un permiso para la pesca de camarón depredan todo tipo de recursos naturales a diestra y siniestra.

Ricardo Millán Bueno, Delegado de Secretaría de Gobernación, reconoció que existe un vacío en la norma pesquera, el cual permite las técnicas de arrastre pescando todo tipo de recursos naturales.

“Es flota nacional que cuenta con pesquerías debidamente acreditadas con permisos, los litorales no se definen por estados, es un litoral nacional donde cualquier empresa mexicana pueda pescar en las aguas nacionales que tenga permitidas, en ese sentido se desarrollan”, justificó la saqueo de los mares.

La depredación de especies en el Golfo de Ulloa se ha convertido en la oportunidad para aprovechar espoecies como langosta

Al respecto Andrés Córdoba Urrutia, Secretario de Pesca y Acuacultura en Baja California Sur reconoció que esta situación ha sido denunciada por más de 30 años a la CONAPESCA, situación que al día de hoy, sigue como denuncia, ya que a la fecha no se ha hecho algo al respecto.

“De verdad es un reclamo de más de 30 años del sector pesquero ribereño en Baja California Sur ante la autoridad competente, en este caso la CONAPESCA, hoy el comisionado ha tenido bien en las reuniones que tuvimos con él, comprometerse a iniciar los trabajos y los talleres que nos den precisamente la ruta a seguir con el sector pesquero, en el bien de buscar la modificación de la NOM 002”, puntualizó.

 

Falta vigilancia e investigación

Uno de los problemas que cimbró a los pescadores de Baja California Sur, y en particular a las zonas que comprende al Golfo de Ulloa, fue la paralización de la pesca por la presunción de un embargo pesquero por el gobierno de Estados Unidos, esto lleno de incertidumbre al sector, ya que tuvieron que sacar todas las redes del mar, dejar su oficio y dedicarse al hogar. Por ello a estas alturas, según autoridades lo que requieren las flotas mexicanas es inversión para que sean los propios pescadores quienes realicen las labores de vigilancia en la zona, esto con el fin de evitar que haya depredación de especies marinas.

“Existe un remanente de dinero en inspección y vigilancia que los vamos a destinar para inspección y vigilancia que es la mayor demanda que existe en el sector pesquero, porque toda la gente que se dedica a estar saqueando de manera ilícita pues tiene que ser castigada, pero lo más importante los pescadores están cuidando los recursos”, dicho por Estrada Neri.

Dentro de la inversión que se pretende, se buscarán embarcaciones más seguras, más grandes y motores más potentes para que los pescadores mantengan vigilados los mares sudcalifornianos, pero ¿dónde queda la responsabilidad de la Secretaría de Marina? Ante más de dos mil 200 kilómetros de litoral, con al menos 4 especies de valor comercial, es incompetente e insuficiente la vigilancia con que cuentan solo los mares de Baja California Sur.

En otros puntos, los pescadores y toda la población sudcaliforniana esperan que las investigaciones, que llevan a cabo centros de investigación científica y académica, den con el eslabón que indique qué está matando a las tortugas en el pacífico, ya que nadie sabe y nadie informa, solo que “existen cuatro proyectos de investigación para determinar cuáles son los factores de mortandad, durante el periodo de restricción, no hubo nadie dentro del mar, no hubo embarcaciones, no hubo pescadores, no hubo redes dentro del mar, y sin embargo se mantuvo presentando la mortandad de tortuga parecida a la de años anteriores, entonces tenemos que esperarnos a mediados del 2017 para que estas investigaciones den resultados”, según el Delegado de la SAGARPA.

Pero consideran que lo importante es ordenar la pesca, es decir que la producción tenga mayor valor en el mercado y solo así, una vez conseguido este punto, afirmó el Delegado de la dependencia habrá mayor valor de los productos del mar.

“Una vez creado un orden, los productos que tiene el mar de Baja California Sur tendrán un mayor valor económico, lo que queremos es que extraigan menos, pero que su producto valga más, queremos que el pescador sea altamente responsable y que sea una gran empresa”, comentó.

Algunas especies de alto valor en el mercado y que son importantes a nivel México, son: el abulón, la langosta, camarón, callo.

Un claro ejemplo de la necesidad de pesca, ocurrió apenas el 12 de diciembre, cuando personal de vigilancia de Bahía Tortugas, sorprendió a una panga frente a las costas del campo pesquero “El Queen”, se trató de tres pescadores que transportaban al menos tres sacos de langosta de dudosa procedencia, los cuales fueron remitidos por los pescadores con apoyo de la Marina.

Los encargados de la vigilancia obviamente lamentaron que estos sucesos se sigan dando.

Dentro de los trabajos realizados por el Comité de Vigilancia de la Pacífico Norte destacó la detención de “tres costales de langosta en Malarrimo, con ellos tres personas que andaban sacando la langosta de manera ilegal, y te digo que es una lástima de las especies, porque todas con sus hueveras, estamos hablando de millones de huevecillos que les cortaron, pero lo malo del caso es que los dejan libres, falta que la autoridad lo regule bien”.

Sin embargo, llegamos a lo mismo “porque los camaroneros no traen cámaras de vigilancia, observadores, porque la Marina no los cuida, te apuesto lo que quieras a que esa gente lo hizo por necesidad, o como haya sido, ¿ustedes creen que eso le hubieran hecho a los tripulantes de una embarcación de esas? Porque te aseguro que ello también cargan con langosta ilegal, pero solo nos friegan a los jodidos”, dijo la fuente.

Lo que se ha convertido en un estira y afloja, es perjudicial para los pescadores ribereños, sin una vigilancia real, eficiente y que proteja los recursos, las autoridades los han llamado para que sean ellos mismos quienes atiendan la necesidad.

Autor(a)

Antonio Cervantes
Antonio Cervantes Antonio Cervantes Antonio T 42 antonio@zetatijuana.com
- Advertisement -

Puede interesarte

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -

Notas recientes

Destacadas