Túnel: de Sinaloa al Barrio Logan

FOTOS: Jorge Dueñes / cortesia.- Agentes Federales salen de la vivienda con sogas y picos
 
Edición Impresa lunes, 25 abril, 2016 03:00 PM

Las características del pasadizo por el que “El Chapo” escapó en Los Mochis, Sinaloa, antes de ser capturado, se repiten en el más reciente narcotúnel hallado en la frontera México-Estados Unidos. La tonelada de cocaína decomisada del lado estadunidense demuestra que el corredor llevaba varios meses de operación y la confianza del cártel para operar en tierras bajacalifornianas

 

En Baja California no se había construido un narcotúnel así.

De los más de 80 localizados desde 2011, el que inicia en un costoso elevador de carga escondido detrás de un clóset, con una compuerta de seguridad que resguarda su salida y que finaliza en un agujero en la tierra, a metros de la garita de Otay, llamó la atención de autoridades norteamericanas.

“No tiene semejanza a otros que hemos visto antes en los que arquitectos e ingenieros trabajan por esconder la salida del túnel, ya sea al interior de una bodega o residencia”, comentó la fiscal del Distrito Sur de California, Laura Duffy.

El pasadizo subterráneo fue localizado el 16 de abril y exhibido el 20 de abril del lado norteamericano. Tiene una longitud de más de 750 metros y fue cavado en forma de zigzagueo.

Por su parte, Abraham Pérez, agente especial adjunto de la Agencia Antidrogas (DEA), explicó que la puerta de seguridad “es algo que no se había visto en los túneles de cárteles que hemos investigado”.

La fiscal Laura Duffy se asoma a "la madriguera" por donde salia el tunel

La fiscal Laura Duffy se asoma a “la madriguera” por donde salia el tunel

Sin embargo, la construcción guarda gran semejanza con el túnel por el que Joaquín “El Chapo” Guzmán escapó de una casa en Los Mochis, Sinaloa, hasta el sistema pluvial de la ciudad antes de ser arrestado por fuerzas federales, el 8 de enero de 2016.

Tanto la forma en que se escondió la entrada, detrás de una puerta falsa de madera en un armario de las recámaras de la vivienda, como en la instalación de una compuerta metálica con un dispositivo de seguridad.

Si bien, en otras construcciones se han hallado plataformas hidráulicas de ascenso y descenso, nunca un elevador de carga industrial con capacidad para hasta nueve personas. Los costos de un aparato de este tipo, en México, fluctúan entre los 65 mil y 95 mil pesos, según expertos consultados por ZETA.

Eso y el hallazgo de una tonelada de cocaína, con valor de 22 millones de dólares, indica el agente de la DEA, Abraham Pérez, demostraron “la confianza de este cártel para mover cocaína que viene de otras partes como Colombia y de Perú”.

Comúnmente, los túneles transfronterizos son utilizados para traficar marihuana, ya que el olor y volumen de la hierba dificulta su trasiego en vehículos que atraviesan aduanas.

“Cocaína no es algo que vemos seguido en un túnel”, indicó la fiscal Duffy, quien agregó que en ocasiones anteriores se había hallado un máximo de diez kilos de esta droga en un narcotúnel.

Aunque contaba con sistema de ventilación e iluminación, la funcionaria estadounidense detalló que la sofisticación del pasadizo disminuía conforme se adentraba a la Unión Americana.

Los bordes no estaban debidamente apuntalados con madera y lo estrecho del camino, unos 90 centímetros de alto dificultaban el paso.

Del lado norteamericano, el túnel descendía de manera casi recta tres metros hasta un pequeño descanso, donde continuaba hacia abajo por otros 14 metros. El punto de salida se encuentra justo contra esquina de una bodega localizada en Avenida Marconi Drive, donde hace algunos años también se localizó un túnel.

 

DE SINALOA

Aunque las autoridades de Estados Unidos aún no han revelado de manera oficial a qué organización pertenece el narcotúnel, anunciado como el más extenso y complejo descubierto en la frontera entre California y México, la construcción tiene las características del Cártel de Sinaloa.

No sólo por las similitudes con el hallado en la guarida de “El Chapo”, sino porque en los últimos años, la frontera de Baja California con Estados Unidos ha sido penetrada debajo de la tierra por el Cártel de Sinaloa, principalmente, así como por el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Los paquetes de marihuana y cocaina traficados por el tunel, dentro de un camion

Los paquetes de marihuana y cocaina traficados por el tunel, dentro de un camion

Al respecto, el secretario de Seguridad Pública del Estado, Daniel de la Rosa Anaya, comentó: “Uno de los grupos que ha sido experto o constantemente detectado en narcotúneles, ha sido el grupo delincuencial de Sinaloa, dentro de las investigaciones se tiene a ese grupo con alguna participación del otro grupo de Jalisco, es lo que se tiene en el avance de las propias investigaciones”.

 

 

AL LOGAN 

El túnel comienza en una vivienda en la colonia Nueva Tijuana, ingresa a territorio estadounidense en diagonal hacia el Este de la garita de Otay, hasta conectar en un predio ubicado en la zona industrial de Otay Mesa.

El operativo de hallazgo y desmantelamiento se dio en Estados Unidos. Aunque las autoridades federales refieren que la investigación inició desde hace siete meses, fue a partir del 12 de abril que comenzaron a documentar pruebas que llevaron al arresto de seis personas.

Información proporcionada a ZETA, indica que el túnel estuvo operando desde hace varios meses, así se explica además que en un solo día, agentes federales hayan decomisado una tonelada de cocaína y cinco más de marihuana mientras eran trasladadas de la salida del túnel hasta el Barrio Logan en San Diego, California.

El destino final de la droga, apuntó el agente Pérez de la DEA, era Los Ángeles, California y el Este de la Unión Americana, ya que es la ruta seguida por los cárteles que utilizan esta frontera como punto de acceso.

Durante años, el Barrio Logan fue considerado territorio exclusivo del Cártel Arellano Félix (CAF). Ahí conseguían sicarios y narcos para delinquir en Tijuana, pero desde hace algunos meses, autoridades de Estados Unidos han localizado picaderos y refugios de bandas relacionadas con el Cártel de Sinaloa.

Según los reportes de la Oficina de Investigaciones del Departamento de Seguridad Nacional (HSI), a las 9:55 de la mañana del martes 12 de abril comenzaron a vigilar un camión de carga blanco con placas de California que se estacionó dentro del predio en Otay Mesa.

Desde el exterior, el terreno anunciaba la compra de tarimas de madera y tablas. Ése fue uno de los aspectos por los que la Patrulla Fronteriza y agentes del Departamento de Seguridad Nacional iniciaron a vigilar la zona.

La procuradora Duffy señaló que las ganancias de la venta y compra de madera no coincidían con el costo de la renta, por ejemplo. El agente Pérez añadió que el punto de salida del pasadizo, oculto debajo de un basurero gigante y miles de tarimas, “no costaba tanto en comparación a poner una nave (industrial). Es muy eficiente porque este lugar evita problemas de tener a mucha gente”, dijo acerca de los pocos empleados que supuestamente laboraban en el lugar.

Al día siguiente, el 13 de abril por la tarde, los agentes observaron cómo dos personas dentro del predio cubrían el basurero con una lona, mientras un montacargas removía tarimas.

Después llegó el camión blanco, el cual recogió la basura y se trasladó hasta un estacionamiento ubicado sobre la Avenida Imperial, cerca del cruce con la calle 30, en el Barrio Logan. Ahí descargó el contenido.

Un segundo camión llegó para estacionarse de espaldas a los escombros que había dejado el primer camión. Mientras tanto, describen los reportes entregados a la Fiscalía para que presentaran la acusación ante la Corte del Distrito Sur de California, un hombre caminaba y se asomaba a través de las rejas del lugar, de manera nerviosa.

Dos días después, el 15 de abril, una lona había sido colocada sobre el espacio entre el segundo camión y los escombros en el estacionamiento. Ahí fueron identificados Juan Carlos Chávez Fabián, Alejandro Gómez Báez y Osmel Martínez.

El segundo camión salió del lugar y tomó una de las calles, atrás lo seguía no sólo un vehículo Lexus a  manera de escolta, también elementos del Sheriff de San Diego.

Cuando los oficiales observaron que la puerta trasera del vehículo estaba abierta, indicaron al conductor, Chávez Fabián, detener la marcha.

En la revisión, el hombre admitió no tener una licencia de conducir de California y autorizó a los policías revisar la caja del camión. Así hallaron una tonelada 18 kilogramos de cocaína y cinco toneladas 14 kilogramos de marihuana, empaquetada.

El engomado de la PGR en trozos

El engomado de la PGR en trozos

Conforme pasaba esto, el conductor del Lexus, Alejandro Gómez Báez y su pasajero Osmel Martínez descendieron del automóvil para huir, pero fueron detenidos. En este vehículo de color azul, los oficiales hallaron un paquete de un kilogramo de marihuana.

“Las marcas en los bloques de cocaína hallados en la caja del camión coincidían con el bloque encontrado en el Lexus”, describe el punto número nueve del reporte.

A estos tres hombres se les acusa de conspiración para distribuir cocaína y marihuana, delito federal que alcanza un mínimo de 10 años de prisión y un máximo de cadena perpetua.

El 18 de marzo fueron presentados ante la jueza Barbara L. Major, quien fijó su audiencia preliminar para el jueves 28 de abril. Los tres hombres solicitaron intérprete y Gómez Báez presentó su declaración financiera a la Corte el 20 de abril.

 

UNO DE LOS DETENIDOS, EX CONCESIONARIO DE GRÚAS EN TIJUANA

Los otros tres hombres fueron detenidos en el terreno de Otay Mesa donde se ocultaba la salida, de apenas 90 centímetros de ancho, del pasadizo subterráneo.

Entre ellos Cruz Armando Parra Corrales, quien hasta 2013 fue concesionario de grúas autorizado por el Ayuntamiento de Tijuana.

En los padrones de “Concesionarios del Servicio Público de Arrastre y Almacenamiento de Vehículos” de la Sindicatura de Tijuana, Parra Corrales figura como el administrador y/o concesionario de Grúas Zabad, con domicilio en Avenida Internacional número 44 en el ex Ejido Tampico.

La concesión fue entregada el 30 de septiembre de 2003 y vencía el 30 de septiembre de 2008, pero este plazo obtuvo una prórroga.

Meses antes de que finalizara la administración del ex alcalde Carlos Bustamante, Sindicatura informó que casi 2 mil vehículos no habían sido inscritos en el sistema de corralones de la Sindicatura, a través del cual los usuarios pueden localizar su vehículo si éste fue remolcado.

Una de las grúas que habían incumplido con el proceso, era Grúas Zabad. De hecho, en agosto de 2013, la empresa notificó a Sindicatura que renunciaba a su concesión por falta unidades y de capacidad de almacenaje, detalló la dependencia municipal.

Sin embargo, Cruz Armando Parra Corrales también aparece en el padrón de grúas de Playas de Rosarito, actualizado al segundo trimestre de 2015, bajo el número de concesión RTO-PT-G-256.

Además, el 16 de marzo de 2006, Parra Corrales quedó inscrito ante el Registro Público de la Propiedad y el Comercio de Baja California como socio y gerente de la empresa Recicladora Parra.

El acta de constitución de sociedad tiene una duración de 99 años y arrancó con un capital de 50 mil pesos, de los cuales Cruz Armando Parra Corrales aportó 20 mil pesos.

Junto a Martiniano García Sedano y Alejandro Bravo, Parra Corrales enfrenta cargos por conspiración para importar cocaína y marihuana, además de conspiración para utilizar un túnel fronterizo.

La ssalida del tunel estaba escondida ente basura y tarimas

La ssalida del tunel estaba escondida ente basura y tarimas

A los tres hombres y a un cuarto no identificado, se les observó en el terreno de compra y venta de tarimas el 12 y 13 de abril, mientras el camión blanco era cargado. Después ayudaron a ocultar el túnel con una lona, a operar el montacargas y asomarse al pasadizo.

 

Fue el 16 de abril cuando los agentes ingresaron tanto al predio en Otay Mesa como al estacionamiento en Barrio Logan, con una orden de cateo.

Dentro del corredor encontraron 68 pacas de marihuana con un peso de 744.6 kilogramos, y en el estacionamiento, hallaron 650 kilogramos de la misma droga.

Acerca del valor de las más de cinco toneladas incautadas, autoridades federales detallaron son poco más de 4 millones de dólares, lo que da un total de 26 millones de dólares al sumarlos con el costo de venta de la cocaína.

El proceso penal de estos tres hombres se llevará a la par de los otros tres detenidos, en las mismas fechas y audiencias.

La fiscal expuso que de las seis personas, dos son refugiados cubanos, dos más mexicanos con estatus migratorio de residentes en Estados Unidos, uno más de nacionalidad mexicana y otro más es ciudadano norteamericano.

 

Y DEL LADO DE TIJUANA…

Los constructores y operadores del narcotúnel eligieron un terreno sin paredes ni edificios para ocultar la salida, una especie de madriguera, en Estados Unidos.

De esta forma, “poco sospecharían que lo que los trabajadores estaban moviendo eran toneladas de cocaína y marihuana a plena luz del día”, declaró Laura Duffy.

No obstante, del lado mexicano, el narcotúnel iniciaba en la vivienda más ostentosa de la calle Diego Rivera en la colonia Nueva Tijuana. Sobre la vialidad sin asfalto, con grandes baches y frente a una escuela pública, está la residencia número 302.

Con una placa a nombre de “Familia Fimbres Estrada”, el inmueble de 12 por 30 metros fue adquirido hace dos años por una pareja con hijos. Cuenta con una cochera sobre la calle principal y la reja de entrada a la vivienda en la calle Doctor Atl.

La residencia de dos pisos contrasta con el resto de las viviendas de un piso, las tiendas de abarrotes y otros negocios como talleres mecánicos alrededor.

Vecinos relataron que la familia era visitada regularmente por un hombre más joven que el matrimonio, quien a veces se quedaba a dormir. Del padre de familia, explicaron, manejaba un camión de carga. También vestía un casco de construcción y un chaleco naranja.

 

El estacionamiento en el Barrio Logan a donde era transladada la droga

El estacionamiento en el Barrio Logan a donde era transladada la droga

A diferencia de Estados Unidos, donde el operativo inició desde el 12 de abril, autoridades mexicanas iniciaron la búsqueda del pasadizo hasta la tarde del 19 de abril. Antes de dar con el domicilio indicado, elementos de la Policía Federal ingresaron a la casa ubicada al frente.

 

Jaime Romero mostró los daños a las puertas de entrada a su casa, las cuales fueron forzadas por los agentes esa tarde. Ya que él no se encontraba ahí, el sistema de alarma de la vivienda lo alertó y un trabajador de la empresa de seguridad se trasladó a la vivienda, pero agentes de la Policía Federal le impidieron el ingreso.

Una vez que el hombre jubilado llegó, los elementos federales le explicaron que se había tratado de una equivocación y que pagarían por los daños.

Por el momento, el señor Romero rellenó con resina los huecos que quedaron en la parte superior de la puerta y a un costado de la chapa.

Según cálculos de la fiscal estadounidense Laura Duffy, el túnel se construyó en un periodo no mayor a un año y por los detalles hallados, es probable que no se haya utilizado maquinaria pesada.

 

AGENTES DE LA CIUDAD DE MÉXICO, CATEARON LA CASA

Poco antes de las nueve de la mañana, más de 20 elementos de la Policía Federal ingresaron a la vivienda donde inicia el túnel. Algunos juguetes y una alberca para niños permanecían en el patio principal.

Además de ingresar a la residencia, los uniformados pasaron gran parte de las dos horas que duró el cateo en la cochera, la cual tiene una puerta de entrada desde el patio. La casa se encuentra exactamente a 400 metros de la línea que separa a México de Estados Unidos.

Dos unidades de la Policía Federal vigilaban el área, ya que un mercado sobre ruedas se instaló frente y alrededor del inmueble cateado. Con una línea de plástico amarilla, los elementos restringieron el paso vehicular y peatonal frente a la casa.

Con sogas y pinas industriales, además de bolsas y cajas de herramientas, personal de la dependencia federal salió del inmueble a las 10:45 de la mañana. No se observó el aseguramiento de paquetes de droga.

La investigación se integrará a la averiguación previa PGR/SEIDO/UEITA/038/2012, correspondiente a la Unidad Especializada en Investigación de Terrorismo, Acopio y Tráfico de Armas (UEITA) de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO).

Al momento en que una de las agentes intentó colocar el engomado que impide el acceso a la vivienda y que lo acredita como un bien asegurado, éste se rompió en varios pedazos, por lo que cinco elementos más le ayudaron a unirlo con cinta gris.

Después de varios minutos, el sello de la Procuraduría General de la República (PGR) -cuya violación constituye un delito-, con número de folio A-003536, quedó listo en la parte superior de la reja.

Autoridades federales radicadas en Tijuana refirieron que no participaron ni en los operativos de localización ni desmantelamiento. Del lado estadounidense, fuentes indicaron a ZETA que personal de la PGR y de la Policía Federal fue enviado desde la Ciudad de México hasta la frontera para ello.

El nivel de complejidad del narcotúnel, la cantidad y el valor de la droga decomisada en Estados Unidos, así como los meses que operó el pasadizo para tráfico de cocaína y marihuana, convierten a este pasadizo en uno de los más fructíferos para el narcotráfico en los últimos años.

 


 

Asesina a miembro del CAF

 

José Alberto Guerrero Gómez, asesinado la tarde del miércoles 20 de abril mientras circulaba en su automóvil en las inmediaciones de un colegio particular en el fraccionamiento El Lago, fue identificado por las autoridades como integrante del Cártel Arellano Félix (CAF) durante la pugna interna del ala de “Los Teos”.

El 30 de octubre de 2007, Guerrero Gómez fue detenido en el restaurante Mariscos Godoy en compañía de otros nueve presuntos delincuentes, incluido el cantante del grupo Explosión Norteña, José Alberto Cervantes Nieto.

Ese día, la Policía Federal llegó al comedero con la intención de capturar -mientras se divertía- a Raydel López Uriarte “El Muletas”-aprehendido en febrero de 2010- , lugarteniente de Eduardo García Simental “El Teo”, pero éste logró huir vestido de policía, en una patrulla municipal, escoltado por el entonces agente Gilberto Sánchez Guerrero “El Gil”, detenido en diciembre de 2009.

Tras la captura realizada en la marisquería, en noviembre del mismo año, Alberto Guerrero y ocho de sus nueve cómplices fueron liberados inesperadamente por el entonces Juez Décimo Sexto de Distrito, quien sólo dejó detenido a Luis Alberto López Uriarte,  hermano de “El Muletas”. Pero cuando salían del Centro de Readaptación Social fueron recapturados por agentes federales y elementos de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada, y enviados a Ciudad de México.

Fue hasta el 24 de febrero de 2008 que en el boletín 132/08 se dio a conocer que “… como resultado del trabajo jurídico penal del Agente del Ministerio Público de la federación adscrito a la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (entonces SIEDO), la PGR informa que obtuvo del Juez Noveno de Distrito en el Estado de Jalisco, auto de formal prisión” en contra de los detenidos.

Asimismo,  “… los indiciados formaban parte de la organización criminal de los hermanos Arellano Félix, cuya principal función era realizar levantones a personas que no pagaban derecho de piso, además de realizar vigilancias en la ciudad de Tijuana, para avisar de cualquier operativo policiaco y así cubrir a su integrantes”.

Los consignaron por posesión de armas de uso de exclusivo de las Fuerzas Armadas y violación de la Ley Federal contra la Delincuencia Organizada; y evidentemente fueron liberados.

 


 

Mantas exponen a narcomenudistas

 

En la última semana han aparecido tres lonas en distintas escuelas primarias públicas de San Quintín, que llevan mensajes de repudio a las autoridades de los tres órdenes de gobierno por falta de actuación en contra de quienes distribuyen droga en las delegaciones al sur del municipio.

Las dos que descolgaron los agentes de la Policía Municipal, el 19 de abril de 2016, traían el siguiente mensaje:

narcomanta en san quintin

“Señores autoridades estamos artos de tantos robos muertes y vendedrogas detienen adictos y los presentan como vendecdrogas cuando los vendedores asesinos andan libres y los proteje las policías y MPF de San Quintín el pueblo los tenemos ubicados y la policía no que casualidad los vendedores asesinos son El Gallo – Lalo Peña – Dominic – Los Oaxacos – El Mirrin – El Chupon – Cain – El Yogur – Victor Ramos – Richard – Yiyo – Tortugas – Indio – Los Pachecos de Colonet – El Pollo – Mono – Los Cuates – el yorch de la antena – Tino – Pecas – Polillo – Villa Herrera – Carlos de los lentes – Ricardo o Richard El Carpintero – Jesus Leon alias el de los lentes él se dice protegido por un mando del Ejército mexicano y la policía municipal estos estan protegidos por los policías El Cacariso compadre de Franky Nalo Chavez Fabian Ochoa El Surdo Magaña Vargas Ulises Ceballos El Orejo en el decide y una madrina llamado Rafa de la Guerrero que el recoje la cuota para el ministerio público estatal el MPF los suelta o arregla papeles para que salgan en los juzgados

Atentamente el pueblo arto de corrupcion”.

En cuanto a los personajes antes mencionados, de acuerdo con los grupos de inteligencia del Consejo Estatal de Seguridad, tienen antecedentes de cuatro:

* A Eulalio Alejo Peña Gutiérrez lo ubican como parte del organigrama del Cártel de Sinaloa, lo relacionan con el aseguramiento de armas largas ejecutado por la Policía Estatal Preventiva en diciembre de 2015 en la zona de Colonet. Y a su hermano, Jersain Peña Gutiérrez “El Jersa”, lo ejecutaron a balazos principios del año pasado.

* “El Chapo León”, ligado con actividades de tráfico de drogas, mariscos y recientemente con el control de algunas tiendas de droga al sur de San Quintín.

* “El Richard” y “El de los Lentes” fueron capturados por elementos de la PEP el 19 de abril de 2016, se dedican a distribuir narcóticos en la zona de San Quintín.

Al respecto, el subprocurador de Justicia de Zona Ensenada, Marco Chavarría López, respondió que las lonas fueron entregadas al Ministerio Público por parte de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSPE) mediante un oficio, y remitidas al área de Narcomenudeo.

“Lo anterior lo hicimos con el propósito de que se tomen en cuenta los datos que se establecen en dicha lona, así como la denuncia ciudadana que se hace respectivamente hacia las personas que se señalan en este momento”, declaró.

Por el momento no tienen identificadas a las personas que colocaron los mensajes, pero indicó que se realizará una investigación para dar con los ciudadanos inconformes.

 


 

Decomisos: más de un millón de plantas de amapola y kilos de marihuana

Del 11 al 21 de abril, se presentaron fuertes decomisos de droga en Baja California, principalmente en Tijuana, de los que resultaron más de un millón de plantas de marihuana y amapola, más de una tonelada de marihuana lista para distribución, 160 litros de metanfetamina líquida, 48 kilogramos de cristal y 2 kilogramos de heroína blanca.

El 11 de abril, elementos de la Policía Estatal Preventiva (PEP) detuvieron en la colonia Loma Dorada de Tijuana a Jesús Manuel Cazares “El Negro”, de 37 años de edad, en posesión de 20 kilogramos de la droga sintética conocida como cristal, con un valor en el mercado de alrededor de 10 millones de pesos.

Un día después, la Procuraduría General de la Republica (PGR) realizó el cateo de un narco laboratorio en el Ejido Tamaulipas en Mexicali, hallando contenedores con alrededor de 160 litros de metanfetamina líquida. El laboratorio fue localizado luego de que la PEP detuviera a 4 personas en posesión de utensilios y químicos útiles para la elaboración de droga sintética.

El 14 de abril, mediante operativo conjunto entre PEP y el Ejército, se logró el decomiso de 30 kilogramos de marihuana -con valor aproximado de un millón 200 mil pesos- en bulevar Gato Bronco en Tijuana, así como de tres armas largas AR-15 y la detención de 3 operarios del Cártel de Sinaloa.

El 15 de abril, elementos de la PEP decomisaron un par de kilogramos de heroína “China White” en el fraccionamiento Lienzo de Mexicali, con valor de un millón 121 mil pesos, deteniendo en esta misma acción a Javier Guerrero de 36 años de edad y a Smaily Medina, de 28.

También la PEP decomisó 18 kilos de cristal con valor de 9 millones de pesos en la colonia 10 de mayo en Tijuana, arrestando a Junior y Christian García (27 y 24 años de edad) y a Fidel Payán (46), esto el 17 de abril.

El 18 de abril, un cateo realizado por la PGR dio como resultado el hallazgo de más de una tonelada de marihuana, en un domicilio particular de la zona Centro de Tijuana, mientras que la Policía Federal (PF) localizaba y destruía un sembradío de 14 mil 400 plantas de amapola a un costado de la Carretera Federal Tecate-Ensenada.

Al día siguiente, la PEP detenía a David Amador, de 36 años de edad, en la colonia Granjas Familiares de Tijuana, en posesión de 10 kilogramos de cristal, con valor aproximado de 5 millones 192 mil pesos.

El 20 de abril, Pablo Bañuelos y Alejandro Sánchez, de 37 y 46 años de edad respectivamente, fueron detenidos por la PEP mientras trasladaban 65 kilogramos de marihuana, valuados en 2 millones 604 mil pesos, sobre la carretera libre Tijuana-Tecate.

Por último, el día de ayer, la PEP localizó otro sembradío a un costado del bulevar 2000 en Tijuana, destruyéndose en total 889 mil 800 plantas de marihuana y 533 mil 880 de amapola.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio