10.2 C
Tijuana
sábado, abril 6, 2024
Publicidad

Narcos retoman las calles

Más allá de los anuncios de coordinación, detenciones de presuntos homicidas que finalmente son consignados solo por posesión de armas, y los constantes decomisos de droga, los hechos muestra que los traficantes de droga al menudeo en Tijuana están escalando en sus niveles de violencia y en la impunidad que alcanzan. Como sucedía en la peor época de Tijuana (2007-2010), los narcomenudistas han trasladado sus pugnas sangrientas a los lugares públicos de la ciudad, y se han salido con la suya: aterrorizar a enemigos y extraños. Algunos casos: * El viernes 7 de agosto, criminales irrumpieron en el restaurante El Negro Durazo, y a balazos hirieron a tres comensales. * Era el fin de julio de 2015 cuando en plena algarabía de la Plaza del Zapato, hombres armados entraron a un bar e hirieron a una mujer y a un hombre, este último era músico en el lugar * En mayo de este año, fue asesinada Itzel Medina, empleada de la Procuraduría del Estado, cuando se encontraba en el interior de Yonke Shagy. * También el caso del Ministerio Público Omar Fernando Vázquez Hidalgo, a quien acribillaron en el crucero más concurrido del Bulevar Díaz Ordaz. * Esta semana, en una balacera suscitada -persecución policiaca incluida- en un sitio público, dos hombres fueron asesinados y uno herido por Jesús Alberto Leal Espinoza “El Cuervo” y Juan Ufiel Jiménez Azar “El Fracaso”, en la colonia Morita de la delegación La Presa.  Los niveles de violencia, como la forma de las ejecuciones han ido escalando, al tiempo que en el Estado y Municipio de Tijuana, los titulares de las áreas de Seguridad y de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) siguen negando la participación de cárteles en estos impunes hechos, para responsabilizar a bandas de zonas o células de narcomenudistas. Indistintamente, bandas, células, cárteles, actúan en las calles de Tijuana, con impunidad.   El narcomensaje de la semana    “AITA SU GENTE SIGAN MANDANDO BASURA AKI EL CIELO SIGE VERDEEEE!!! EDGAR ALEJANDRO HERRERA ALIAS CAIMAN O ZAME, JOSE JUAN PEREZ VARGAS ALIAS EL PIOLIN O EL CRISTALON,, ARTURO GIOVANNI HERRERA ALIAS EL GROSS O EL TEKATO,, ASI BAN A KEDAR USTEDES TAMBIEN SALGANLE! A LA CALLE CULOS “FIERRO Y METAL”. Así se leía en el mensaje que criminales anónimos -al menos para las autoridades de investigación- dejaron sobre los cuerpos de dos hombres localizados el viernes 7 de agosto. Los abandonaron dentro de la cajuela entreabierta de un automóvil sedan Honda Accord  de color negro, frente al Club de Leones de la colonia Los Santos, Delegación La Mesa. Poco antes de las  diez de la mañana, los peritos llegaron. Documentaron el cuerpo de un hombre estrangulado, estaba vestido; al cierre de edición de ZETA, ninguna persona había reclamado el cuerpo ni identificado. Como señas particulares, los peritos anotaron varios tatuajes con las siguientes leyendas: YADIRA LOVE, VIDAL, O.LAYVY, y ACOSTA. El segundo cadáver, también de un hombre, estaba envuelto en una cobija, desnudo, con las manos atadas a la espalda  y decapitado. Su cabeza no fue localizada en la escena. A él le encontraron heridas de arma blanca en cuello y abdomen, huellas de haber sido amarrado de las piernas y de haber sido golpeado. El cuerpo tampoco ha sido reclamado.       Los heridos del Negro Durazo   Eran alrededor de las diez de la noche del viernes 7 de agosto cuando se desató una balacera en el restaurante de mariscos El Negro Durazo. De los hechos, víctimas y presentes ofrecieron muchas versiones: * Que había varios jóvenes reunidos en una mesa, o que solo eran dos. * Que a uno de ellos le dispararon en el restaurante, y al otro cuando ya se había despedido del grupo e iba camino a su casa. * Que a los dos les dispararon pero uno huyó de la escena y, ante su mal estado, terminó en un hospital dos horas más tarde: los médicos llamaron a las autoridades por tratarse de una herida de bala.  Y lo que la PGJE ha definido en la investigación, es que presumiblemente el ataque era contra Cristian Martínez Ruiz, de 25 años -quien huyó del restaurante- y se dedica a la venta de autos, “y según sus amigos, también vende droga” indicaron en la Subprocuraduría. El otro herido fue Lucero Vidrio Gibrán -hijo de un médico.-, quien acompañaba a Martínez, según imágenes de los videos del lugar. También herida -y a presumir de las autoridades, una víctima colateral no implicada con los dos primeros- quedó la señora Francisca Macías. Los atacantes fueron descritos como dos hombres vestidos de negro que se acercaron directamente a la mesa de las víctimas. Uno de ellos disparó, y después ambos huyeron en un Jetta oscuro rumbo a la Avenida Revolución de la Zona Centro, donde abandonaron el carro. La PGJE tiene imagen de los atacantes, pero han decidido no hacerla pública.      Asesinatos, detenidos y sospechosos   Durante 2015, en Baja California se cuentan 375 homicidios violentos, de esos, 24 se cometieron entre el 1 y el 13 de agosto. En la semana que termina, tres personas fueron asesinadas el martes 5 de agosto, dos más el jueves 6, dos cuerpos localizados el viernes 7, dos más el domingo 9, uno el lunes, y la mañana del martes 11, acribillaron a dos hombres más. Solo en uno de los crímenes hay detenidos.  El saldo de la balacera, que se dio alrededor de las tres de la mañana en la delegación La Presa el martes 11 de julio, fue de dos hombres muertos aún no identificados: el joven “Daniel N” de 15 años, con heridas que ponen en peligro su vida; además de la captura de Alberto Leal y Ufiel Jiménez. Según el parte policiaco, los presuntos responsables circulaban sobre la calle Saucillo cuando vieron una patrulla e intentaron huir, razón por la que fueron perseguidos y se inició un intercambio de balazos. Los sospechosos intentaron la fuga, porque en la camioneta Caravan verde,  llevaban a los dos hombres mayores y al menor de edad. Explicaron en declaraciones ministeriales que su jefe -al que se negaron a identificar- les había pedido que los “levantaran” y se los llevaran para matarlos, “porque eran sus contras en la venta de droga”. Al verse perseguidos y darse cuenta que serían alcanzados, en plena carrera decidieron matar a quienes llevaban secuestrados, para cumplir la orden que tenían. Luego chocaron y fueron detenidos cuando intentaron huir a pie. Pero no supieron dar el nombre ni el apodo de sus víctimas. Las autoridades también tienen un sospechoso en el expediente 298/2015/201, iniciado por el homicidio de Lorena Esmeralda Mendoza López, mujer que en su cuerpo tenía dos tatuajes de la Santa Muerte y era dueña de una botánica.  El cadáver fue localizado el lunes 11 en el interior de su casa en el fraccionamiento Mariano Matamoros, con principios de estado de putrefacción, golpes y heridas defensivas. La hija de la víctima indicó que no veía a su madre desde el sábado 8 de agosto y que el domingo 9, vio salir de la casa en el carro de su madre y cargando cosas, al concubino de esta, con quien sabía, había tenido pleitos recientes por temas económicos. Lo identificó como José Luis Camarillo Rodríguez, de 27 años, quien es buscado. Esta semana también fueron asesinados otros hombres: Marco Antonio Samaro Rentería, muerto a balazos en la calle Navío de la delegación Sánchez Taboada. A un lado de su cadáver quedaron una dosis de cristal, dos donas y un refresco. A Aurelio Félix Rodríguez, en la delegación Playas de Tijuana le dispararon desde una vagoneta Caravan color guinda, mientras a David García Quintana lo acribillaron con un tiro en la cabeza en el interior de la casa ubicada en el número 6234 de la colonia Ignacio Ramírez, Delegación San Antonio de Los Buenos; y a Eduardo Niño Ramírez lo balearon sobre la calle Plan de Guadalupe en la delegación Sánchez Taboada.   Procuraduría identifica a asesinos: “Alejo”, “Gross”, “Güero Chompas” y “Griego”   Miguel Ángel Guerrero Castro, coordinador estatal de la Subprocuraduría Contra Delincuencia Organizada (SCDO), detalló: “Después de haber tenido período de receso -criminal- en la delegación Sánchez Taboada, estamos teniendo un aumento en temas de homicidios en esa zona, que comprende la colonia del mismo nombre, El Triunfo, 3 de Octubre. También tenemos la Zona Centro, Cañón Palmeras, Tenochtitlán, con alza permanente, donde no se ha disminuido este delito. “En la colonia Obre tuvimos un descenso y, a diferencia de meses anteriores, se nos está presentando una alza en la Zona Este de la ciudad, específicamente El Florido, La Morita”. — ¿Por qué se recrudeció la violencia en Sánchez Taboada?, cuestionó ZETA. “Nos empiezan a aparecer cuerpos con mensajes dirigidos específicamente a un sujeto apodado ‘El Gross’ (Arturo Giovanni Gómez Herrera) y ‘El Piolín’ (Juan José Pérez Vargas), que supuestamente  son los presuntos responsables, que hace unos meses estaban engrosando las estadísticas de homicidios, de hecho están identificados. “Hemos visto una serie de amenazas, esto nos lleva a consecuencia de que hay una pugna por el control de dicha delegación, donde hay amenazas de muerte”. — ¿“El Gross” es del Cártel de Sinaloa? “Efectivamente, se supone que delinquía para gente de  ‘El Aquiles’ (Alfonso Arzate García)”. — Entonces, ¿quiénes los están amenazando? “Ahí nosotros tenemos indicios de que quien está volviendo a la escena criminal, es el apodado ‘Güero Chompas´ (José Luis Mendoza Uriarte). Tenemos entendido que Mendoza se está aliando con cierta parte del CAF  y que le está peleando la zona al apodado ‘Gross’, zona que anteriormente era controlada criminalmente por Los Uriarte”. — ¿Cuál es el origen de los homicidios en la Zona Centro? “Ahí los indicios son que en términos delictivos, la zona la está manejando un sujeto apodado ‘Luisillo’, familiar directo del apodado ‘Mono’ (Luis Toscano, asesinado en abril de 2015), y lo que tenemos es que el apodado ‘Alejo’ (Raúl Mirando Ordaz) es quien tiene el control de la zona y la instrucción de limpiarla de la gente de Toscano”. — Están regresando los ataques a balazos en áreas públicas, como el restaurante El Negro Durazo, una discoteca en la Plaza del Zapato, el yonke Shagy, etcétera. ¿Cuál es la lectura que dan Ustedes a esto? “Efectivamente hemos tenido dos asuntos, en los mariscos y en la plaza, se han dado, tenemos entendido que el asunto de la Plaza del Zapato fue una rencilla ahí al calor de las copas, una borrachera, salieron unas armas de fuego en una discusión, no los manejamos porque no es el tema de homicidios. Pero lo que sabemos es que sí, es gente armada que entra a estos lugares, que tienen cierta relación con el narcotráfico (los clientes), la delincuencia organizada, y luego se enfrentan al calor de las copas. Pero específicamente el problema es que se les está permitiendo a ciertos sujetos entrar armados a dichos lugares”. — ¿Quiénes son en este momento los homicidas buscados para ser detenidos por la PGJE? “Por lo que se ha obtenido de las investigaciones, narcomantas, declaraciones de detenidos, podemos decir que son ‘El Gross´’ sabemos que es sicario y ajustador de cuentas para la gente de Sinaloa en Sánchez Taboada; ‘El Alejo’ en la Zona Norte; y en la Zona Este, ‘El Griego’ (Víctor Hugo Mejía López), quien al parecer es el que trae las últimas ejecuciones de narcomenudeo en esa área”. — ¿Hay órdenes de aprehensión en contra de ellos? “Estamos integrándolas, pero ya están señalados, en el caso de ‘El Gross’ unas actas ya fueron presentadas, pero no nos han resuelto todavía sobre las órdenes de aprehensión. En contra del ‘Güero Chompas’ sí hay orden de aprehensión. Contra ‘Alejo’ se están integrando, y ‘El Griego’ todavía está en proceso”.   Detenidos con armas               Otros detenidos en la semana fueron Santiago Bastidas, Moisés León, Jonathan Espinoza y Gilberto Arámburo. El viernes 7 de agosto,  la Policía Municipal los presentó como presuntos homicidas, informaron que habían sido detenidos en posesión de una lista con nombres y apodos de sujetos a los que matarían. Fueron presentados a la PGR en posesión de un ama corta, una larga, cartuchos droga y esposas. Todos fueron consignados al Juzgado Cuarto por delitos contra la salud y violación a la Ley Federal de armas de Fuego y Explosivos. Por el tema de los posibles  “homicidios, unos mensajes y la lista”, la Federación enviará un desglose al Ministerio Público federal.     Temen por la vida de ex policía desaparecido  Familiares de Artemio Duarte Martínez, ex policía de Tijuana, quien junto con otra veintena de oficiales, fue acusado de delincuencia organizada en 2009  y torturado durante 40 días por militares en el 28 Batallón de Infantería, para luego ser trasladado a un penal de máxima seguridad en Nayarit, y año y medio después exonerado de los cargos, denuncian su desaparición. Rubén Duarte, hijo del ex oficial, indicó que su padre, de 64 años de edad y quién tiene un taller de carpintería en Playas de Tijuana, desapareció la mañana del martes 11 de agosto de 2015, después de que salió de su hogar en el mismo fraccionamiento para dirigirse a su trabajo. Lo raro, explica Duarte, que tampoco aparece el vehículo pick-up Sonoma de color blanco que don Artemio  utilizaba para desempeñar su labor. “Aunque mi padre era reservado, era un hombre tranquilo, que se llevaba bien con la gente. Nosotros que creemos que el asunto va por el problema que tuvieron hace años, porque ellos andaban peleando la reincorporación al gobierno. La Comisión Nacional de los Derechos Humanos sabe del problema que tenían los oficiales, ya que de hecho había medidas cautelares. Tememos por su vida porque hace días un ex policía involucrado en el asunto, murió”, sostuvo el hijo. Los familiares de Duarte Martínez reportaron su desaparición ante la Procuraduría General de Justicia, asentada en el expediente 2351/15/211/AC. Sus representantes legales, Jorge Sánchez y Silvia Vázquez, enviaron una carta dirigida al titular de la CNDH, Luis Raúl González Pérez, en la que denuncian la desaparición del ex policía. Por el caso de la separación de la Policía Municipal de Tijuana, el arraigo, la tortura y encarcelamiento en el penal de Nayarit, la CNDH emitió en 2011 una recomendación, en la que instruye la reparación del daño a la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA),  a la Procuraduría General de la República (PGR), al Gobierno del Estado de Baja California y al Ayuntamiento de Tijuana. Aún no ha sido acatada. La denuncia fue contra el Teniente Coronel Julián Leyzaola y el Capitán Gustavo Huerta -quienes estaban al frente de la Policía Municipal en ese momento-, así como contra el General de la II Región Militar, Alfonso Duarte Mújica, quien entonces tenía a su cargo el 28 Batallón de Infantería. La recomendación es la 87/2011 y se encuentra en la Segunda Visitaduría de la CNDH en la Ciudad de México. Además, en junio de este año, acompañado de su abogada Silvia Vázquez, Duarte Martínez acudió a la PGR para solicitar medidas cautelares que le fueron otorgadas a él y a otro grupo de uniformados, por amenazas que de igual manera, se plantearon a la fiscalía local al momento de reportar la desaparición. Patricia Tamayo/Saúl Ramírez     Detienen a narcomenudista de la Obrera   El miércoles 12 de agosto fue detenido Esteban Morales Martínez “El R6”, presentado por la Policía Estatal Preventiva (PEP) como “principal distribuidor de droga en la colonia Obrera” para los hermanos Arzate García “Los Aquiles”. Lo presentaron ante la autoridad ministerial por la posesión de “una bolsa con 60 gramos droga sintética conocida como ice, y un arma de fuego calibre 9 milímetros” En su comunicado de prensa, la Secretaría de Seguridad Pública del Estado ligó a este presunto criminal al grupo de Lucre Antonio y Marco Antonio Cerda Pacheco “Los Cuates de la Obrera”, detenidos el 4 de junio. Aseguraron que actualmente era subalterno de otro delincuente apodado “El Tragedias”. “El Tragedias” es un apodo identificado desde mayo de 2015 por las áreas de inteligencia de la Policía Municipal de Tijuana y, de acuerdo con señalamientos de delincuentes detenidos, es “mano derecha de René Arzate ‘La Rana’”. Los mismos informes ubican a este grupo delictivo como responsable del asesinato, en diciembre de 2013, de quien fuera director del Instituto Municipal del Deporte de Tijuana, Arturo Kaloyán y del de Benjamín Gutiérrez Quiroz  “El Quecho”; así como del atentado en contra de Antonio Díaz Ponciano, agente del Grupo de Operaciones Especiales de la Policía Municipal de Tijuana, ocurrido en julio.      La recaptura de “El Mostro”   Omar Alberto Zamora Pantoja “El Mostro” fue detenido el 29 de abril de 2015,  señalado del homicidio de la niña Mariana Segura Fuentes, de 5 años. La mató durante un operativo en el que pretendía asesinar a los padres de la menor, sin embargo, fue liberado el 21 de junio, porque solo había sido consignado por el delito de portación de armas. El 11 de agosto Zamora fue recapturado, esta vez por el asesinato de Reymundo Sánchez Gómez, cometido el día 4 del mismo mes en el fraccionamiento Puertas del Sol. En sus primeras declaraciones, “El Mostro” aseguró que mató a Sánchez, quien era su jefe en la venta de droga, porque este lo amenazó que si no cobraba una deuda a otro narcomenudista, lo mataría a él y su familia, así que decidió adelantarse y asesinarlo.   La Procuraduría investiga también la relación de Zamora Pantoja con el homicidio de un ex policía municipal y un hombre cuyo cuerpo fue encontrado cercenado en la Zona Este de Tijuana.    


Publicidad


Autor(a)

Redacción Zeta
Redacción Zeta
Redacción de www.zetatijuana.com
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas