“Una burla versión de las autoridades”: Familia de mujer atropellada por policía


 
Noticias del día viernes, 19 septiembre, 2014 03:17 AM

María Elena Pérez Cortez cumpliría 65 años este noviembre, la mayoría vividos en la Zona Norte de Tijuana. La mujer, de apenas 1.50 metros de estatura fue atropellada por un policía municipal la mañana del 17 de septiembre de 2014. Ella salió de su casa, ubicada en la calle Michoacán; el agente perseguía a dos presuntos asaltantes. Testigos afirman que la patrulla avanzó casi 13 metros en reversa – siete más de los permitidos en el Reglamento de Tránsito Municipal – a alta velocidad y sin los códigos encendidos hasta que atropelló a la mujer. Sin embargo, tanto el alcalde Jorge Astiazarán como el secretario de seguridad pública Alejandro Lares han declarado que la mujer “se atravesó, no cruzó por donde debía”. “A mi mamá la mataron. Que cambien los hechos, digan otras versiones, eso es burlarse de mi familia y de mi mamá. Fue error de un policía municipal, que acepte su culpa y nada más”, dijo Raúl, hijo de la víctima. La Zona Norte es considerada un “área conflictiva” por la policía municipal debido a la presencia de “muchos individuos con adicción” que cometen “asaltos con violencia”. Son frecuentes las confrontaciones entre la policía y vecinos, quienes acusan a la policía de hostigamiento, mientras brinda protección a ciertos narcomenudistas. “Es común ver las patrullas pasar a toda velocidad, los policías saben quiénes y dónde venden droga, pero a nosotros nos suben a las patrullas, nos detienen, nos cuestionan”, dijo una de las vecinas. “Su muerte no es solamente un daño a la familia, es un daño a la comunidad. El orgullo de mi mamá éramos su familia, su colonia, el barrio”, dijo Raúl, uno de los nueve hijos que dejó “Doña Elena”, como era conocida la mujer fallecida. Una mujer que presenció el accidente relató “el golpe se escuchó muy fuerte y desde que cayó al piso, ella comenzó a sangrar de la nariz, de los oídos y de la cabeza”, relata Hilda, quien observó el accidente. Después del impacto, el oficial estacionó el vehículo a unos metros del cuerpo de la mujer y encendió las sirenas de la patrulla. Tanto la Secretaría de Seguridad Pública Municipal como la Procuraduría General de Justicia del Estado han mantenido oculto el nombre del oficial involucrado en el accidente, solamente informaron que conducía la patrulla número 4665. La familia tampoco ha sido informada sobre la condición del policía, si se encuentra preso o detenido, ni siquiera si ya rindió su declaración ante el Ministerio Público. MÁS INFORMACIÓN EN LA EDICIÓN IMPRESA DE ZETA DE MAÑANA VIERNES 19 DE SEPTIEMBRE DE 2014

Comentarios

comentarios


Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio