Las muchas crisis de Mexicali


 
Noticias del día sábado, 20 septiembre, 2014 05:44 PM

Problemas en la recolección de basura en el Valle de Mexicali, el aumento sistemático de los delitos en los últimos seis meses, un gabinete en el cual han renunciado once y se esperan más retiradas, y una situación financiera con pasivos por 3 mil millones de pesos, representan el contexto de la actual crisis en el Ayuntamiento de Mexicali. Hay más caos: doce de los regidores y los dos síndicos, el Procurador y el Social, están distanciados del presidente municipal. El punto de la discordia fue la tarifa de transporte público, lo cual ha paralizado al Cabildo mexicalense, donde incluso evitan convocar a sesiones. Ese es el panorama que enfrenta Jaime Díaz Ochoa. En lo económico El tesorero municipal, Marco Antonio Moreno Mexía, afirma que la deuda al llegar al Ayuntamiento de Mexicali se estimaba en 3 mil millones de pesos, incluyendo deuda pública y pasivos. De igual manera, asegura que los pasivos directos registrados son de 2 mil 200 millones de pesos, a los que se suman pasivos contingentes aproximados a 800 millones de pesos. Luego de realizar un diagnóstico financiero integral para entender la problemática del Ayuntamiento, Moreno Mexía considera que el problema de las finanzas es estructural y que se desarrolló desde 2009. Durante 2013, el balance deficitario del Ayuntamiento fue de 445 millones de pesos, lo que implica que no tiene posibilidad de cubrir los servicios de deuda e inversión de obra pública que requiere la ciudad. Según Moreno, durante el primer trimestre del año se logró estabilizar el balance financiero, obteniendo un superávit de 249 millones de pesos, sin embargo, reconoce que en esta parte del año se tienen mayores ingresos por la recaudación, por lo que buscarán disminuir el balance deficitario de 450 millones de pesos en 2013, a 50 millones al final del presente año. En el tema de ISSSTECALI, el tesorero municipal refiere que mes tras mes se han estado pagando las cuotas correspondientes a esta administración, y en cuanto a la deuda histórica heredada por la anterior administración, se pretende costear con terrenos y otra parte en efectivo. Asimismo, dice, la restructuración del Ayuntamiento tiene que pasar por la cuenta de Gastos Personales, donde se ha dado de baja a 250 empleados de confianza y de contrato, pero es necesario prescindir de mil empleados sin que esto afecte la operatividad del gobierno. Roberto Valero, catedrático universitario, señaló que Mexicali no se ha podido recuperar desde la crisis económica de 2008, y en un estudio en el que participaron diversos economistas, se hizo hincapié desde la pasada administración en la falta de eficiencia en el cobro del pago predial, principalmente en el Valle de Mexicali, además de otros factores como la caída en la industria de la construcción, que tenía un efecto multiplicador. Para el catedrático universitario, la principal tarea de la administración debe ser mejorar las calificaciones de la deuda. Coincide que la única alternativa para el Ayuntamiento de Mexicali, es el recorte de personal. La herencia y la defensa de Pérez Tejada “El gobierno de Jaime Díaz simplemente está tratando de desviar la atención, ante la evidente incompetencia del XXI Ayuntamiento de Mexicali, ante la apatía del actual alcalde para gobernar y ante el completo desinterés de trabajar por Mexicali; la única forma es lavarse las manos y diciendo, ‘Pancho es el culpable de todos los males que aquejan al Ayuntamiento’”, argumentó Francisco Pérez Tejada en rueda de prensa convocada el lunes primero de septiembre. El ex alcalde de Mexicali acusó al actual munícipe de querer desviar la atención, ya que a nueve meses de tomar las riendas de la administración municipal, mantiene deficiencia en todos los rubros. Declaró que por la falta de dinero no pudo pagar las cuotas del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Gobierno y Municipios del Estado de Baja California (ISSSTECALI);  sin embargo, dejó un convenio de pagos a tres años, con lo que se exime de responsabilidad legal. En la visión de Pérez Tejada, el actual alcalde debe renegociar los plazos de pagos que superaron los 450 millones de pesos, pues durante los últimos meses de su gestión, él ya no pudo firmar un acuerdo con mejores condiciones de pago. En lo político: ingobernabilidad en el Cabildo Con los regidores del Cabildo de Mexicali, poco o nada se ha podido avanzar. Distanciados desde que iniciaron los despidos de sus cercanos y recomendados, arremetieron contra el alcalde en el tema de tarifas de transporte, quitándole la facultad de fijarlas. Como represalia, Jaime Díaz continuó con los despidos al grado de correr a una hermana y a la madre del regidor panista David Reynoso. Posteriormente, los regidores citaron a la oficial mayor, Maribel Avilés, pero ésta no asistió; entonces iniciaron un procedimiento para su remoción, pero el tema se paralizó debido a que la Secretaría del Ayuntamiento no volvió a convocar a sesión de Cabildo, incumpliendo así el reglamento que indica sesionar por lo menos dos veces al mes. Cuestión que no ocurrió en agosto, ni en la primera quincena de septiembre. El punto parece atorado, ya que incluso los regidores solicitaron la mediación de los diputados locales. Francisco Javier Fimbres Gallego, el síndico social -priista- dijo preocuparse por la falta de diálogo con el alcalde, y acusó de ingobernabilidad dentro del Cabildo: “Me preocupa que esté fracturado, que esté dividido, que el presidente municipal no pueda establecer una mesa de diálogo con los 14 ediles que estamos hasta ahorita en un común acuerdo de apoyar estos temas”. Fimbres Gallegos criticó a Jaime Díaz, al denunciar que no tiene control sobre sus propios funcionarios públicos. Hasta el momento se han presentado 11 renuncias, pero vienen más. Las renuncias de colaboradores han tocado puestos clave, como el coordinador de Directores, David Maldonado  y Aarón Alonso Aguilera luego de sustituirlo; el director de Seguridad Pública, José Ramírez Cardoso, y el subdirector de la misma dependencia, quien fue nombrado interino; además de  Jesús Alberto Ruiz Terán y el director de Bomberos, David Pérez Romero. También renunció el subdirector de Administración Urbana, Bonifacio Reyes, y entre los cambios se nombró a Cristian Ibarra como director del Comité de Turismo y Convenciones (COTUCO) en sustitución de Ricardo Flores, a su vez, designado director del Fideicomiso para el Desarrollo Urbano de Mexicali. Y Rogelio Pineda, quien fungía como titular del FIDUM, ahora funge como subtesorero. Recolección en el Valle El presidente de la Comisión de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable del Congreso del Estado, José Alberto Martínez Carrillo, denunció la falta de atención por parte del Ayuntamiento de Mexicali en la recolección de basura en la zona del Ejido Paredones, en el Valle. A decir por el diputado, desde hace ocho años, residentes de los ejidos Paredones, Tabasco, Mérida, Ciudad Victoria, Torreón, La Panga, Pachuca y Ciudad Morelos sufren por la apatía de la autoridad municipal en cuanto a la recolección de basura, la cual asciende a 80 toneladas, depositadas en predios irregulares. “El problema es serio, a falta de un lugar autorizado y regulado por la autoridad competente, hace años se creó un basurero clandestino en la zona llamada El Tajo, pero sin haber contado con la anuencia correspondiente”, citó Alberto Martínez. El problema se agravó, ya que ante la ausencia del servicio de recolección de los desperdicios, particulares se han dedicado a recolectar la basura a cambio de un pago. Seguridad Luego de tener que sustituir en febrero al General en retiro José Ramírez Cardoso de la Dirección de Seguridad, por antecedentes penales en el ámbito militar, la corporación municipal perdió la certificación CALEA (Comisión de Acreditación para Agencias de Aplicación de la Ley). Entonces Alejandro Monreal fue nombrado director, principalmente porque tenía la anuencia de los regidores del Partido Revolucionario Institucional, además de que la corporación se mantuvo acéfala durante casi dos meses, periodo en el que fueron asesinados tres agentes municipales. En su arranque, Monreal impuso orden en el tema de seguridad pública, pero desde su llegada, el aumento en la comisión de delitos ha sido sistemático. Desde febrero de 2014 incrementaron los robos con violencia en todas sus modalidades; en julio llegaron a los 500 mensuales, y de igual manera, el secuestro aumentó de 2 a 5 en relación al año pasado, esto según estadísticas oficiales. Para el presidente del Comité Ciudadano de Seguridad Pública de Mexicali, Alejandro Vázquez Valadez, la inseguridad tiene que ver con la capacidad operativa de la Dirección de Seguridad Pública Municipal, al contar con apenas 150 de las 450 patrullas que debería tener. Apuntó que vienen 74 unidades nuevas, aunque una parte de ellas de cuatro cilindros, las cuales tendrán que ser utilizadas en colonias bien pavimentadas. Sin embargo, desconoce las estadísticas a la baja del robo a casa habitación que presenta la Secretaría de Seguridad Pública, debido a que la ciudadanía dejó de denunciar muchos delitos. Por su parte, Alejandro Monreal indicó que en robo con violencia existe un aumento en los últimos cinco meses por diferentes factores y no solo la estrategia de trabajo, la cual se está reforzando: “Yo creo que se debe a muchos factores y no nada más es la falta de presencia de la Policía, se debe a la población flotante, el desempleo, la cultura, migración, la economía… son diferentes tipos de situaciones que también influyen para que la gente esté desesperada”. En obra pública, todo en proceso Luego de nueve meses en los que la obra pública fue prácticamente nula por parte del Ayuntamiento, el alcalde Jaime Díaz presentó su plan de trabajo “100 Obras por Mexicali” donde pretende invertir 460 millones de pesos, aunque solo 60 millones provienen del presupuesto municipal. Del proyecto, ahora en proceso de licitación, se destinarán 285 millones 865 mil pesos para 61 obras de pavimentación; 56 millones 707 mil pesos para la construcción de siete centros de Desarrollo Humano Integral; 52 millones para 400 acciones de vivienda principalmente en Santorales y Valle de Mexicali; 41 millones para ampliar y acondicionar instalaciones deportivas; además de 15 millones para rehabilitar los edificios de Delegación Progreso y Casa de la Cultura en Los Algodones. Alcalde habla poco En palabras de Jaime Díaz, después de nueve meses se ha logrado la confianza financiera principalmente por el trabajo en equipo entre Oficialía Mayor, Servicios Públicos, Obras, Recaudación y Jurídico, para poder tener un buen resultado financiero. En cuanto a la demanda penal interpuesta por Sindicatura a Francisco Pérez Tejada, el alcalde evitó cualquier comentario sobre el tema y, por último, respecto a la crisis política en el Cabildo, consideró existe “un gran avance” para retomar el camino, por lo que será cuestión de días solucionarla.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio