La hazaña de “Cantinflas”


 
Espectáculoz lunes, 22 septiembre, 2014 07:00 PM

Los señalamientos anticipados que recibió el actor español Óscar Jaenada, por interpretar a Mario Moreno “Cantinflas” en el largometraje de Kenio Films, comienzan a desvanecerse para ser suplidos por el reconocimiento a su labor. Considerada recientemente por la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas como la candidata del país por la estatuilla dorada, además, podría ser el nuevo parte aguas del cine mexicano si durante este fin de semana logra buena convocatoria y eleva su número de pantallas a un total de 2 mil 500; cifra que solo han alcanzado los estrenos hollywoodenses. Como grato antecedente está su recibimiento en Estados Unidos, donde estrenó el 29 de agosto. “En el fin de semana de estreno fuimos la película, que a pesar de tener un estreno limitado en copias (382), tuvo el mejor porcentaje de asistencia por pantalla en todo Estados Unidos, superando incluso a ‘Guardianes de la Galaxia’ y ‘Las Tortugas Ninja’, que son los blockbuster del año. Llevamos una buena recaudación, le ganamos en recaudación total a películas como ‘Sin City’, que salió con 2 mil 500 copias más que nosotros. Eso la verdad nos llena de ilusión para el estreno en México”, declaró en entrevista con ZETA el director Sebastián del Amo. Pero antes de llegar al contexto que ahora los coloca como las figuras de un posible nuevo récord nacional, “Cantinflas” tuvo que superar varios obstáculos. El primero fue lograr materializarse tras varios intentos fallidos que la mantuvieron en espera. Mientras que el segundo, y más sonado, fue comenzar el rodaje en medio de la polémica de que su protagonista era español. Respecto a ese tema, el cineasta apuntó: “Yo en lo personal, como fui testigo de todo el proceso desde construir el personaje, siempre estuve muy tranquilo con el resultado. Siempre lo dije, los que eran fans de Óscar antes de ver ‘Cantinflas’ se van a volver mucho más fans, y los detractores que tuvo e hicieron controversia, seguramente se van a sorprender de un trabajo que es extraordinario”. Nacido hace 39 años en Barcelona, España, Óscar Jaenada es un actor con 23 películas hechas antes de “Cantinflas”, entre las que destacan “Noviembre” (2003) y “Camarón” (2005). La primera le valió ser candidato al Goya como Mejor Actor Revelación, y la segunda lo distinguió en los mismos premios como Mejor Actor Principal. Sin embargo, el talento demostrado en su país no le ayudó en su llegada a México, cuando colegas y la propia familia del comediante al que interpretaría, pusieron en duda su capacidad para hacer un buen trabajo. Mario Moreno Ivanova, productor asociado de la película e hijo adoptivo del fallecido actor, fue una de esas personas, según recuerda Del Amo: “La verdad fue muy impresionante la primera vez que se paró en el set y le enseñamos una escena, preguntó: ‘¿No entiendo por qué ponen la voz de mi papá en la escena de Óscar?’ Le dijimos, ‘es que es Óscar’, y no lo podía creer. Ese escepticismo inicial que honestamente él tenía y era natural, se le fue por completo y al contrario”. Quien sintió un rechazo inicial por el actor que daría vida a su padre, pronto se convirtió en su aliado: “Ya cuando estaba Óscar en México, Mario nos ayudó mucho a darle pequeñas cositas, pequeños detalles de la vida diaria. Que si al señor le gustaba comer peras, o que si se desayunaba una mantecada en la mañana con café con leche. Cosas que parecen pequeñas tonterías, pero que al actor le dan muchos elementos para humanizar al personaje y darle más carnita”. Adicionalmente, Jaenada dedicó más de la mitad de sus días al perfeccionamiento de su papel, en un proceso de casi cuatro meses en los que Celedonio Núñez, imitador de “Cantinflas” y un asesor de acento, trabajaron con él. Adicionalmente revisitó películas como “El Patrullero 777”, “El Profe”, “El Analfabeto” y por supuesto “La Vuelta al Mundo en Ochenta Días”, con la que en 1957 Mario Moreno obtuvo el Globo de Oro a Mejor Actor de Comedia o Musical; por lo que Del Amo la usó para llegar al clímax del homenaje que le hace en “Cantinflas”. Con los derechos de la historia vendidos a los productores, el guión en su etapa de investigación histórica recayó en Edui Tijerina, siendo supervisado en la fase inicial por el propio Moreno Ivanova, hasta llegar al director que solo hizo algunas modificaciones para secuencias. “Sabíamos de antemano que tanto los productores, como Óscar, como Ivanova, y todos los que estábamos en la película, que podía ser un punto decisivo en nuestras carreras, para bien o para mal. Por eso nos preocupamos mucho de hacer un trabajo serio. Hubo una planeación estupenda, sabíamos que era un gran reto, con muchos retos a varios niveles: técnico, logístico, el hecho de que fuera capital de riesgo. Un poco eso es la vida de un cineasta, en realidad es eso, y sobre todo si se es mexicano. No sabemos cuándo tendremos la oportunidad de volver a filmar una película. Realmente era muy apetecible entrar a un proyecto que se había caído varias veces, para todos los involucrados era muy atractivo, por eso hicimos un trabajo realmente muy dedicado, con mucho cariño, con mucha pasión; y creo que el resultado se reproduce en la pantalla”. Ilse Salas (Valentina Ivanova), Ana Layevska (Miroslava Stern), Bárbara Mori (Elizabeth Taylor), Joaquín Cosío (Emilio “El Indio” Fernández) y Luis Gerardo Méndez (Estanislao Shilinsky), son parte del elenco en el filme que el martes 16 de septiembre tuvo un pre estreno en 600 pantallas de México, y  que en próximas semanas llegará a otros países de Latinoamérica. “Sabíamos que el trabajo iba a ser juzgado en grupo, ya no solo con Óscar a raíz de la controversia que se armó alrededor de su nacionalidad, sino por el trabajo de todos por estar tocando un ícono tan importante ya no solo de la cultura mexicana, sino de todo el mundo de habla hispana. Es una enorme satisfacción ver que está llenando las cosas. A un par de días del estreno, la Academia Mexicana nos nombró como representante de México en la carrera al Óscar. Falta ahora que la Academia americana nos seleccione, pero es un paso importante de los compañeros de la Academia por nosotros. Viene la prueba de fuego que es el estreno comercial, pero definitivamente el hecho de ser reconocidos por los compañeros de profesión… porque finalmente todos los académicos son actores, directores, fotógrafos, editores, masterizadores, etc, es muy significativo, porque es como un premio a un reconocimiento bien hecho. Eso ya en sí es un gran premio, falta la otra parte, la de la Academia americana, eso ya no está en nuestro control, pero ojalá. De hecho me he puesto a ver ya todas las películas de otros países que van en carrera al Óscar y creo que tenemos buenas posibilidades”. “El Fantástico Mundo de Juan Orol” (2012), fue la ópera prima de Sebastián del Amo y su inicio en las biopics, pero asegura que hacer un personaje tan poco conocido, o no conocido masivamente como es “Cantinflas”, le dio una libertad que esta vez no tuvo y la base para hacer con respeto su segunda película: “El gran regalo de Orol fue poder filmar ‘Cantinflas’, entonces sí le tengo un cariño muy especial. Ahora con ‘Cantinflas’ estoy realmente aprendiendo y conociendo toda una gran faceta del negocio del cine que es muy interesante. Sin duda ‘Cantinflas’ está a punto de ser el estreno más grande en la historia del cine mexicano, es una faceta del negocio que apenas estoy conociendo y que me está dejando muchísimas enseñanzas. Seguro va a ser una película que marque toda mi carrera para bien, espero, sin duda. Le estoy eternamente agradecido, sin duda, a ‘Cantinflas’”, finalizó el cineasta.   

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio