Con nueva misión


 
Deportez lunes, 1 septiembre, 2014 07:00 PM

En noviembre de 2012, Adrien Broner noqueó a Antonio De Marco y lo despojó del cinturón ligero del Consejo Mundial de Boxeo (CMB). La derrota también significó el término de su relación laboral con Gary Shaw Productions, un salto de división y, eventualmente, la separación del gimnasio del CREA y Rómulo Quirarte. Desde entonces, De Marco se ha apuntado tres victorias y ahora entrena en el gimnasio Wild Card de Freddie Roach en Los Ángeles, en busca de una oportunidad titular en 140 libras. “Lo que ya pasó, pasó, comienza algo nuevo para mí, nuevas metas, nuevos sueños”, afirmó. “El Mochis”, que llegó a Tijuana sin nada para comer ni un lugar para dormir, ahora es hombre de familia. Más que nunca, su oficio es el de boxeador. “Me siento muy bien, física y mentalmente. En Los Ángeles, Justin Fortuna, el preparador físico, y Freddie Roach, han platicado conmigo, me han aconsejado y sacado lo mejor de mí. Me han dado confianza para volver al ring y demostrar lo que soy”, relató. De Marco sigue portando las iniciales de las personas cercanas a él, que alguna vez fueron su motor principal. A los 28 años de edad, hay otro móvil para seguir soportando los golpes en el encordado. “Antes lo hacía todo por la gente que quería, ahora es por mí, por el bien de mi familia, necesito hacerlo por mí”, remarcó. En Tecate, De Marco fue sorprendido en el primer asalto por el estadounidense Lanardo Tyner y parecía que no iba a descifrar al “Pain Server”, pues con dos combinaciones, Tyner hacía lo que a De Marco le costaba medio round, sin poder lograr mucho contra un rival de una categoría más pesada. Aun con la decisión a favor, fue muy notoria la necesidad de seguir mejorando y evitar el problema de toda la vida, los golpes a corta distancia casi sin guardia. “Es mucho trabajo, son tres rutinas al día. En la mañana correr, luego ir con el preparador físico otra hora y media, ir al entrenamiento con Freddie. Por eso optamos por tomar la pelea con Tyner”, comentó De Marco. De fiesta en Tecate Desde los tiempos de José Luis “Tapitas” Araiza, Tecate no era sede de una función boxística relevante. Fue necesaria la celebración de setenta años del producto que puso al municipio en el mapa para llevar Box por televisión nacional. Es tan raro el Box en Tecate, que la Comisión de Box de Tijuana, se encargó de sancionar la función. Juan Morales Lee fue el único réferi para toda la velada. Lejos de ser un evento exclusivo para los tecatenses, el campo de Softbol de la cervecería se convirtió en un punto de encuentro para otras localidades. De Mexicali hicieron el viaje quienes iban por los gemelos Eduardo y Leonardo Báez, y la porra de Sergio “Checho” Ortega. Ensenada estuvo representada principalmente por Rafael “Furioso” Guzmán. Tijuana contó con Edivaldo “Indio” Ortega y quienes fueron a ver a Antonio De Marco, que se formó en esta ciudad. Solo hubo un púgil tecatense, Joel Mora. Subió al ring hasta la penúltima pelea. Cuando Jimmy Lennon Jr. anunció “en vivo, desde Tecate, Baja California, México”, llegó la explosión de júbilo de los presentes en televisión nacional.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio