Ex Marine se hospedaba en hotel de Tijuana


 
Noticias del día domingo, 1 junio, 2014 03:33 AM

El mismo día que Andrew Paul Tahmooressi fue detenido al intentar cruzar la frontera hacia Tijuana en posesión de tres armas de fuego y 457 cartuchos de diferentes calibres, el norteamericano se hospedó en el Hotel “Nelson”, ubicado en la Zona Norte de Tijuana.   Traducción: Me llamó y me dijo: “Mamá, ¿De dónde conseguiste a este abogado?” “Porque me hizo mentir, me dijo que dijera “esto, esto y esto”, había una verdad parcial en la declaración, pero la mayor parte de la declaración, era una distorsión de la realidad, dirigida y planeada por ese abogado mexicano”. Documentos en poder de ZETA, registran que el ex Marine, recluido en “El Hongo II”, pagó 309 pesos por ocupar la habitación 310 del hotel, precisamente el 31 de marzo de 2014. El recibo expedido por el hotel, fue llenado a mano por el joven de 25 años con su nombre, dirección en Florida e incluso firma, la cual corresponde a la impresa en otros documentos de identificación del norteamericano. En el registro correspondiente al 31 de marzo de 2014, el Hotel Nelson tiene a Tahmooressi como uno de los ocupantes de sus habitaciones, identificado como “turista”. El Marine pasó ese día en Tijuana. Luego regresó a Estados Unidos por el cruce peatonal para recoger su camioneta, la cual estaba en uno de los estacionamientos públicos ubicados en la parte oeste de la garita de San Ysidro. De ahí, tomó camino para internarse nuevamente a Tijuana. Como lo dijo una fuente a ZETA: “Venía a quedarse en Tijuana; había establecido una relación sentimental aquí”. Después de la publicación del reportaje de ZETA, el 9 de mayo de 2013, Tahmooressi aceptó haber estado antes en Tijuana, después la madre declararía que fue el abogado quién le instruyó a su hijo declarar que había entrado a México por error. Sin embargo, una grabación de la llamada al 911 (número de emergencia de Estados Unidos) que realizó Tahmooressi, 40 minutos después de haber ingresado a “El Chaparral”, demostró que la versión sobre su supuesta equivocación al ingresar a México surgió desde ese momento y no por petición de su representante legal. Traducción: Operadora: Emergencia 911 Tahmooressi: Hola, tengo una especie de emergencia aquí Operadora: ¿Qué está pasando? Tahmooressi: Hola, ¿Está ahí? Operadora: Sí, lo escucho, ¿Dónde es la emergencia? Tahmooressi: Ok, estoy en la frontera con México, ahora mismo. Mi problema es que crucé la frontera por accidente y tengo tres armas en mi camioneta y están intentando quitarme mis armas. Operadora: Entonces, ¿Está en México? Tahmooressi: Sí Operadora: Entonces no hay nada en que lo pueda ayudar, me disculpo, pero ya no está en territorio americano. Realmente, no lo puedo ayudar. Tahmooressi: No sé si realmente estoy aquí. No estoy seguro de que crucé. Operadora: Bueno, ¿Son autoridades mexicanas con las que está hablando? Tahmooressi: Sí, autoridades mexicanas. Operadora: Entonces está en México. Tahmooressi: Entonces, ¿Tienen el derecho de solamente tomar mis armas? Operadora: Hay un enorme letrero que dice que es ilegal ingresar a México con armas cuando están manejando sobre las autopistas 805 y 5. Tahmooressi: Ok, estaba esperando que hubiera un punto de retorno, pero nunca lo hubo. Operadora: Hay un punto de retorno y señalamientos antes de cruzar la frontera. Tahmooressi: Sí, pero no donde yo estaba, ahí no había retorno. Operadora: Bueno, eso significa que estaba ya al fondo. Desafortunadamente, está en territorio mexicano y no hay nada que podamos hacer. Lo siento. Durante la conversación, de poco más de un minuto, la operadora le explica que una vez en territorio mexicano, Estados Unidos no puede intervenir en su detención. Tahmooressi insiste en que sus armas están siendo decomisando. También reitera que cruzó la frontera por error, pero la mujer del otro lado del teléfono, le explica que hay diversos señalamientos que indican tanto la llegada a la garita como la prohibición de ingresar armas y explosivos a México. Al atribuir que declaró haber ingresado por “error” a México por instrucciones de un tercero, la llamada telefónica lo desmiente y las pruebas de su estadía en un hotel de Tijuana, demuestran que Tahmooressi ha cambiado, en más de una ocasión, su versión de los hechos. MÁS INFORMACIÓN EN LA EDICIÓN IMPRESA QUE CIRCULA DESDE EL 30 DE MAYO DE 2014      

Comentarios

comentarios

Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio