No tenía para pagar curación y retuvieron a su hija en Hospital General

Ezenario viernes, 14 febrero, 2014 7:04 PM

Esmeralda Rubí Gómez Sierra de 9 años de edad estuvo retenida en el Hospital General de Tijuana durante casi 48 horas, porque su madre no podía liquidar sus gastos médicos. La menor fue dada de alta el 10 de febrero de 2014, pero no se le permitió salir, luego que se le realizara un injerto de piel en la pierna izquierda debido a quemaduras que sufrió en diciembre de 2013. Aquella vez, la madre asistió a ZETA para denunciar negligencia en la misma institución (edición 2074). Oficialmente ese procedimiento está catalogado como “no cobertura por diagnóstico”, y debe ser cubierto por el paciente, en este caso, 3 mil 500 pesos. De no pagar, se le impide salir del hospital. María Guadalupe Sierra, insistió en Trabajo Social que su situación económica no le permitía pagar tal cantidad y consideró que el tener retenida a su hija se trataba de una privación ilegal de la libertad. Un día después a la mujer le hicieron un estudio socioeconómico con resultado de “Nivel 1”, y su deuda se redujo a 400 pesos. Después de cubrir los “gastos”, pudo sacar a su hija de nueve años. El director del Hospital General, Fernando Peñúñuri Yépiz, evadió responder si tal acción es legal. Refirió: “Hay los mecanismos, quizá (la madre) no los solicitó”. El abogado Carlos Atilano, presidente del Colegio de Abogados Constitucionalistas, consideró que la retención de la niña fue una “medida de presión para que se cubriera el monto del procedimiento”, y que puede ser considerada una “privación de la libertad”, puesto que la institución no siguió el procedimiento en el orden correcto, “se debió realizar el estudio socioeconómico previo a la intervención quirúrgica para evitar la retención de la menor”. Saúl Ramírez      

Comentarios

Tipo de Cambio