Los relevos


 
Reportajez BCS martes, 14 marzo, 1961 06:19 AM

Cambio de estrategia en seguridad con nuevos gobiernos Lo dijo el diputado perredista Roberto Dávalos, el 14 de octubre de 2013, al salir de la reunión del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública (CCSP), donde las corporaciones e instituciones encargadas de seguridad en Federación, Estado y municipios de Baja California, presentaron sus avances y resultados: El narcotráfico y el narcomenudeo, origen de entre el 70 y 80 por ciento de los delitos cometidos en la entidad, siguen gozando “de cabal salud”. Independientemente de la inversión millonaria en equipamiento, capacitación y exámenes de confianza a quienes integran las fuerzas armadas, operativas y de inteligencia en Baja California, los esfuerzos no han sido suficientes para abatir la incidencia de robos en todo el estado, o de homicidios en Tijuana y Mexicali; o Ensenada, que en 2012 tuvo uno de sus peores años en cuanto a asesinatos. La reducción de la violencia que las autoridades esperaban tras la captura de uno de los sicarios más violentos del Cártel Arellano Félix, Teodoro  García Simental  “El Teo”, en enero de 2010, apenas tuvo influencia en las estadísticas de secuestros y robos bancarios como delitos de alto impacto. La instalación del Cártel de Sinaloa como principal grupo del crimen organizado, no resultó en una mejoría en el tema de extorsiones y asesinatos que siguen en alza, aunque Baja California ya no ocupe el tercer lugar en violencia en el país, pero sí esté en los primeros diez. Acaso el mayor logro de las autoridades bajacalifornianas al perseguir y detener a miembros del crimen organizado de manera coordinada entre diciembre de 2010 a enero de 2013, fue obligar a los delincuentes a regresar a la clandestinidad, y evitar que a plana luz del día, los convoyes de homicidas con armas largas circularan impunemente. El exhibicionismo se redujo, aunque sigue sucediendo. Ejemplos recientes, el asesinato del abogado Enrique Harari, el 9 de noviembre de 2013 en un centro comercial de Mexicali, o el hombre guindado del puente Vía Rápida Oriente en el fraccionamiento El Florido de Tijuana, el día 11 del mismo mes. Adicionalmente, la llegada del priista Enrique Peña Nieto al Gobierno Federal generó un cambio de estrategia. Desde diciembre de 2012, el Ejército no fue más la cabeza del Grupo Coordinación, cambiaron a los Generales que encabezaban la batalla contra los cárteles,  y el resto de las corporación redujo el ritmo de trabajo y los resultados. Mientras el estado vive lo que en su momento el ex Comandante de la II Región Militar, General Sergio Aponte Polito, llamó “calma chicha”, una paz ficticia en las calles, que con el relajamiento de las acciones de las policías municipales -particularmente la de Tijuana, que ha sido la más combativa-, se puede perder. En este contexto, llegan a partir del sábado 30 de noviembre los relevos en materia de seguridad en los ayuntamientos del Estado, y el 1 de diciembre, en la II Región Militar, para coordinarse con los recién nombrados Daniel de la Rosa Anaya, secretario de Seguridad, y Perla Ibarra, procuradora general de Justicia de Baja California. Tijuana: Lares, con apoyo de Estados Unidos Empezó a trabajar  a los 18 años en la agencia aduanal de su padre en Tijuana. Ya en 1996, Alejandro Lares Valladares inició labores como paramédico en la Cruz Roja, donde tuvo su primer contacto con el alcalde electo Jorge Astiazarán. En 2005 ingresó a la Policía Municipal, pero continuó colaborando con la Cruz Roja como instructor, labor que también desempeñó en la Academia de Agentes Municipales de Tijuana. Ya como elemento de la Secretaría de Seguridad Pública de Tijuana, cursó la carrera de licenciado en Derecho y la especialidad en Criminalística en la Universidad UNEA (antes Univer); ha recibido cursos en la Academia Nacional del FBI, en Quántico, Virginia, Estados Unidos. Tiene dos diplomados del CETYS, uno de Alta Dirección y otro como formador de instructores; actualmente cursa la carrera de Médico Cirujano General en la Universidad Xochicalco Tijuana. Desde noviembre de 2008, Lares se desempeña como agente de Enlace con Estados Unidos, en la Secretaría de Seguridad Pública Municipal de Tijuana, cargo que le otorgó el entonces secretario, Teniente Coronel, Julián Leyzaola Pérez, después de que fuera detenido  su antecesor, Enrique Javier Cárdenas Salgado, capturado por sus ligas con miembros del Cártel Arellano.   En agosto de 2010, el agente especial del Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés), Mike Eckel, en un texto publicado en la página del Buró, bajo el título “Generando Vínculos con Tijuana”, narra una reunión con Lares y la colaboración para detener criminales, además de señalar que hay menos corrupción en la Policía de Tijuana. Antes de dejar la corporación, en septiembre de 2010, en una ceremonia donde el Teniente Coronel Leyzaola recibió un reconocimiento público de las autoridades de Estados Unidos, hizo lo propio al referir que en la colaboración y confianza que existía era “… resultado de conducirse con honestidad disponibilidad y responsabilidad, creo que en la construcción de estos lazos de amistad y cooperación, ha sido un pilar importante la designación del Oficial de Enlace Alejandro Lares Valladares, cuyo esfuerzo decidido y transparente ha permitido recuperar y fomentar la confianza en nuestra corporación. Gracias Lares…”. Al respecto, el joven agente fue entrevistado en video por el reportero Vicente Caderón de Tijuana Press, a quien le respondió que estaba conmovido hasta las lágrimas, llamó al militar “líder nato” y agradeció el reconocimiento: “…para mí es un honor y un placer servir al lado de él y seguir con la batalla del día a día, seguir con los esfuerzos en la coordinación con las corporaciones americanas, que son casi, casi, nuestros hermanos”. De igual manera, reconoció que elementos del crimen organizado le habían ofrecido dinero, pero informó a sus superiores y tomaron acciones contundentes en contra de los delincuentes. Habló de “…seguir el combate a la delincuencia…hasta el final con mi Teniente Coronel…”. Ese era Lares en 2010, quien fue confirmado en su puesto por los secretarios siguientes, Gustavo Huerta y Alberto Capella. Hubo más reconocimientos públicos. El 4 de mayo de 2012, el alcalde y la Policía Municipal de San Diego, California, agradecieron públicamente a Lares y al agente de la misma unidad, Carlos Betancourt Carrillo, por haber capturado al prófugo de Estados Unidos, Armando Pérez, integrante del CAF -de la célula de Melvin Gutiérrez, ubicado en la lista de los más buscados por el FBI-. La última semana, tras ser anunciado como próximo secretario de Seguridad Pública Municipal, Lares ha intentado desmarcarse de la sombra de sus dos ex jefes, asegurando que no es gente de nadie,  es un policía municipal, se ha sostenido en sus conceptos de disciplina y principios, ha destacado la importancia de mantener el trabajo de coordinación con de los tres niveles de gobierno, con Estados Unidos, y se ha comprometido a trabajar de mano con la ciudadanía, así como a no perder el camino ganado contra la delincuencia. Con apenas ocho años en la corporación, cinco de ellos en el privilegiado puesto de oficial de Enlace, siendo un técnico de la operatividad policiaca y teniendo como director al perito y veterano policía Reyes Montilla, la tropa consultada considera la posibilidad de que en el campo operativo, el secretario pudiera ser superado por  el todavía  subdirector operativo de la Policía Municipal, quien lleva muchos años en la corporación, ocupando puestos importantes incluso en los tiempos de mayor corrupción. Según cifras oficiales, los principales problemas a combatir por Lares, serán el robo a casa- habitación, narcomenudeo, homicidios y extorsiones. Además de la corrupción interna. También, deberá combatir la labor criminal local generada por  los líderes del Cártel de Sinaloa en el municipio, identificados por el Consejo Estatal de Seguridad: los hermanos Alfonso y René Arzate, a través de por lo menos 22 células criminales, cada una con sus respectivos cabecillas. Entre éstos destacan, por su violencia, los nombres de Alfonso Lira,  Los Uriarte, Los Chamulas y los hermanos García Rodríguez, del grupo de Los Litos. En Rosarito,  Montero: “Se siguen cobrando cuotas por proteger el narcomenudeo” Hasta el momento, el Capitán 1º  de Infantería, Eduardo Montero Álvarez (sujeto a ratificación del Cabildo), se proyecta como el único ex militar que encabezará una fuerza policiaca civil en Baja California. También es defeño, tiene 48 años recién cumplidos y ya lideró la corporación rosaritense de diciembre de 2007 a noviembre de 2010. El XX Ayuntamiento, a cargo de  Javier Robles, lo había inhabilitado en base a una denuncia hecha por el actual jefe policiaco, Francisco Castro Trenti, por presuntos cobros a policías comerciales. “No fue más que un teatro manipulado para tratar de entorpecer que yo regresara a la Policía de Rosarito, pero se hizo justicia y me otorgaron la suspensión porque no había fundamento”, aseguró Montero. El alcalde electo, Silvano Abarca, ya lo designó, y Montero ya le presentó su programa, basado en un reordenamiento de mandos y la redistribución del patrullaje para combatir el robo a casa-habitación y a comercio, y el narcomenudeo. De igual manera, detalló que al llegar trabajará en varios análisis de la criminalidad, del personal y del equipo: “Revisaremos la cuestión moral y del acompañamiento real de la Policía a la comunidad. Trabajaremos en la reorganización, porque en la administración saliente, se dieron de alta y se nombraron mandos a gente que no cumple con los requisitos mínimos de carrera policial”. — Usted fue director de esa Policía, ¿están depurados? “No, no, no; hay que llegar a reactivar, hay muchos problemas”. — ¿Y el combate al crimen organizado? Esos grupos ya intentaron asesinarlo en diciembre de 2007. “Esa es otra situación difícil, nuevamente es un secreto a voces, se siguen cobrando cuotas por proteger el narcomenudeo. Tengo que sentarme con la Policía Federal., la PGR y el Ejército, para compartir información y para el trabajo conjunto”. Desde 2007, las autoridades locales admitieron que la incidencia criminal de Rosarito está seriamente afectada por el tráfico de droga que circula por costas y carreteras, y el crecimiento del narcomenudeo; sin embargo, a la fecha poco o nada se ha hecho para combatir esos problemas. Aunque fue poco lo que participó Montero en su primera administración en el combate al crimen organizado, durante sus tres años de gestión, la Policía Municipal no tuvo ninguna captura o decomiso destacado, y a pesar de la ola sangrienta que invadió el municipio, las estadísticas históricas sí lo favorecen. Cuando recibió la administración en 2007, se cometían 3 mil 817 delitos al año en el municipio, y cuando entregó, la incidencia era de 2 mil 894 delitos anuales. En su gestión se redujeron los delitos de robo y lesiones, pero se incrementaron los homicidios, secuestros y extorsiones. Tecate: Lam, por mientras De diciembre de 2010 a la fecha, el paso del licenciado Juan Bartolomé Lam Canto por la Dirección de Seguridad Pública de Tecate, no ha sido destacado, sin embargo, permanecerá en el cargo mientras el alcalde electo, César Moreno, encuentra un candidato aprobado por el Cabildo.  Las estadísticas oficiales no ayudan a Lam,  e indican que en 2013 se han denunciado más delitos que en 2010, año en que llegó. Aunque son números bajos comparados con el resto de los municipios bajacalifornianos, en su gestión se duplicaron los homicidios, las extorsiones y los secuestros. A la par, aumentaron los robos violentos a casa-habitación, a comercio y en vía pública. Mientras tanto, Lam -quien desde 2010 anunció que no perseguiría al crimen organizado-, se dedicó a trabajar en “programas preventivos”,  básicamente a llevar el DARE a los prescolares y Patrulla Juvenil, educación vial a primarias, además de organizar patrullajes en el primer cuadro de la ciudad y en las colonias. En depuración de la corporación,  nada, a pesar de que apenas en junio de 2009, se había concretado la captura de diez policías de Tecate presuntamente relacionados con el Cártel Arellano, y con el asesinato de dos agentes federales. Ante la falta de trabajo, se incrementó la impunidad interna, sin embargo, solo tres policías municipales han sido detenidos: en octubre de 2012, en Ensenada, capturaron a uno en posesión de cocaína; otros dos oficiales uniformados que intentaron rescatar -el 23 de mayo de 2013- a  un sujeto detenido en posesión de implementos de uniformes apócrifos de la Policía Federal, un arma de fuego e hidrocarburo para avión, fueron detenidos por la Policía Estatal Preventiva (PEP). El currículum de Lam Canto indica que laboró como empleado de seguridad del Hipódromo Caliente de Jorge Hank Rhon en 1985; después fue policía municipal, oficial motociclista, perito de accidentes, encargado de varias secciones y subjefe delegacional en Tijuana. A partir de 1999 ingresó a la Procuraduría del Estado de Baja California como agente ministerial, de 2007 a 2010, como comandante de la Policía Ministerial de Tecate, y, desde hace tres años, director de Seguridad Pública de ese municipio. Hoy, la corrupción policiaca, la ausencia total de combate al crimen organizado, la pobreza de la región y la ubicación del municipio como puerto de entrada a Tijuana, tienen a Tecate convertido en albergue de todos los grupos criminales que operan en la región, aquellos que van de paso, como Los Michoacanos, o los locales, como Sinaloa. Además de ser usado como escondite de los  secuestradores que operan en Tijuana. Ensenada: Shields, poco conocido El maestro Gilberto Hirata es el único alcalde que se negó a dar a conocer los nombres de los integrantes de su gabinete antes de tomar posesión el 30 de noviembre de 2013, aunque la mayoría ya están seleccionados. Para Seguridad Pública de Ensenada, el equipo cercano del presidente municipal entrante informó a ZETA que el nombre que se manejaba para someter a la aprobación del Cabildo, era el del licenciado en Derecho, Francisco Javier Shields Galindo. Este hombre anda en sus cuarentas, se tituló en 2008 en el Centro Universitario de Tijuana (CUT), es ciclista, consejero político municipal del PRI en el puerto, e integrante de Asociación Política de Abogados del PRI (APA)  y socio de Fundación Corre Niño Corre. Al interior del PRI se le considera cercano al grupo de Jesús Jaime González Agúndez, quien como Shields, forma parte del equipo de transición de Hirata. Ambos laboraron también  para el  XVI Ayuntamiento de Ensenada que encabezó Daniel Quintero Peña (1998-2001). Hace 15 años, Shields ocupó un puesto de segundo nivel en la Policía Municipal de Ensenada, y también laboró en la corporación con el alcalde saliente, Enrique Pelayo. Este priista, apoyado en las capacidades de 911 agentes, deberá enfrentar la ausencia de depuración de la corporación, y el crecimiento de la incidencia de homicidios, narcomenudeo, así como robos a casa-habitación con y sin violencia, que crecieron en más de un 50 por ciento en los últimos tres años.  Los secuestros y extorsiones van oficialmente a la baja, pero el narcomenudeo como actividad ligada con el narcotráfico, sigue progresando. El Consejo Estatal de Seguridad tiene detectadas por lo menos  14 células de traficantes, entre éstas,  “El Chapito”, “El Cepillo” y “El Ruso”; además de  Los Papitos y Los Pizzeros, a quienes deberá enfrentar de manera preventiva. Igualmente, deberá implementar acciones preventivas para prevenir el consumo y venta de droga en las siguientes zonas ya identificadas: Ejido Chapultepec, Lomas de San Fernando, Pórticos y Valle del Real,  Sauzal, Valle Verde, San Quintín, Popular 89, Fraccionamiento Mar, Zona Centro y El Bajío; Piedras Negras, Fraccionamiento México,  las colonias Hidalgo, Costa Bella y Maestros; Gómez Morín, Valle Verde,  Benito Juárez, Popular 1 y Chapingo. Las comunidades Ojos Negros, Valle de la Trinidad y el corredor Bufadora- El Rosario, le merecerán especial atención por la proliferación en el trasiego de cargamentos de droga y la siembra de marihuana. Mexicali: sin titular Tras la presentación del gabinete del alcalde Jaime Díaz, el 27 de noviembre, la prensa local público que la propuesta para director de Seguridad en Mexicali sería el licenciado Alfredo Arenas Moreno, Enlace Internacional de la PEP, sin embargo, tal versión fue negada desde la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, entidad donde el mencionado labora actualmente, argumentando que se le preguntó de manera personal. Mientras, el equipo de transición de Díaz aseguró al cierre de edición que aún no tomaban la decisión. Quien sea designado como responsable de la seguridad en Mexicali, deberá enfrentar la ausencia de depuración de la corporación, porque aunque el 98 por ciento de los agentes ya fue examinado, el titular saliente no tomó todas las acciones pertinentes respecto a los resultados. De la misma manera, deberá buscar la manera de solventar la falta de capacitación de sus oficiales para enfrentar el resto que representa la implementación del Nuevo Sistema de Justicia Penal, así como los incrementos en la incidencia delictiva que esta situación generó en el tema de robos con violencia que se duplicaron en el trienio, así como los atracos a casa-habitación y a comercios que prácticamente se triplicaron, de 687 entre enero y octubre de 2010, a  mil 728 en el mismo período de 2013. Lo mismo sucedió con los homicidios, mientras 2010 se cometían ocho asesinatos por mes, 2013 cerrará con 13 muertes violentas mensuales. Las mejoras se registraron en los delitos de extorsiones, lesiones y secuestros. Con la llegada de droga procedente de Sinaloa y Guadalajara, las autoridades de seguridad coordinadas tienen identificadas en la capital bajacaliforniana como problema a contratacar,  por lo menos ocho células dedicas a diversos delitos, como narcomenudeo y el tráfico de personas. Y como líderes de cártel a combatir  en Mexicali, la Secretaría de Seguridad Pública del Estado destaca a los sobrinos Garibay, a Gustavo Inzunza y Luis Fernando Castro Villa y/o Cenobio Flores; también a los cabecillas menores “El Chito” “El Bala Jr.”, “El Chente”, “El Raylón”, Los Chapalitas y Los Gilillos.

Comentarios

comentarios

Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio